Jump to content
Vanu Gómez

La pregunta del millón: ¿Qué es un Estado Católico?¿Queremos uno así para España?

Recommended Posts

El tema es de los que hace saltar chispas pero como estamos entre amigos y aquí estamos asentados en régimen de serenidad estaría bien que nos expresamos al respecto.

Habitualmente hay mucha confusión respecto a este tema. Pues eso, adelante, estas son las preguntas a partir de las cuales desarrollar un hilo.

1- ¿Qué es un Estado Católico?

2- ¿Queremos que España tenga -digo tenga y no sea, conscientemente- un Estado Católico?

PD: Desfagamos entuertos... aunque gente muy sabia se tire de los pelos desesperadamente por nuestra "novatez". Quien se irrite al leer, quizás es mejor que salga del anonimato observador y se arranque a participar.

Share this post


Link to post
Share on other sites

1.- En mi opinión, un Estado católico sería aquel que reconoce la Religión católica como norma superior y procura hacer lo posible por amoldarse a esa norma. Esto implicaría necesariamente el reconocimiento de la Religión católica a nivel oficial, aunque no necesariamente la unidad católica (que es deseable pero no parece posible ni razonable en todos los casos y momentos).

2.- Creo que España debe ser un Estado católico, porque es la Religión verdadera y porque -además- es la que hemos profesado históricamente. Algo así decía uno de mis referentes políticos. Ahora bien, desconfío de los que creen que por incluir una declaración explícita en la Constitución del país ya va ser un Estado católico. Es deseable que exista esta declaración oficial, pero no basta. Quizá es condición necesaria pero no suficiente. Hay mucho fariseo que confiesa el catolicismo pero de puertas adentro se guía por otras normas. En las derechas han abundado siempre estos sujetos. Ahora, además, nos enfrentamos a dos fenómenos nuevos: los que se declaran católicos pero maldicen al Papa y los que usan la Religión católica como herramienta para lograr otros fines nada santos.

No sé si me he desviado en exceso de tu planteamiento.

Share this post


Link to post
Share on other sites

La apertura del hilo me la inspira un texto de un tradicionalista Montañés, don Santiago Corral, escrito en la Revista Tradición. Para quien no la conozca creo que se trata de una publicación muy interesante, además en unos años claves. Pongo aquí el enlace al texto de marras:

http://prensahistorica.mcu.es/es/catalogo_imagenes/grupo.cmd?path=1000208694&interno=S&presentacion=pagina&registrardownload=0&posicion=21

 

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 50 minutos, don Fernandito dijo:

La apertura del hilo me la inspira un texto de un tradicionalista Montañés, don Santiago Corral, escrito en la Revista Tradición. Para quien no la conozca creo que se trata de una publicación muy interesante, además en unos años claves. Pongo aquí el enlace al texto de marras:

http://prensahistorica.mcu.es/es/catalogo_imagenes/grupo.cmd?path=1000208694&interno=S&presentacion=pagina&registrardownload=0&posicion=21

Pues estoy de acuerdo con definición la que Santiago Corral da de Estado católico. Es importante matizar lo de la Iglesia, porque alguno se monta la película de un catolicismo al margen de la Iglesia. En el resto de cosas que dice estoy también bastante de acuerdo; lo único que si tratase de dirigirme a la gran masa atea y agnóstica intentaría rebajar un poco los términos, que no el fondo de la cuestión.

Transcribo el artículo por si queréis leerlo más detenidamente o difundirlo en formato texto:

Cita

Tradicionalismo político

«Se puede ser católico y no ser tradicionalista, pero no se puede ser tradiciona­lista sin ser católico»; en esta frase histórica está magníficamente recogida la ra­zón fundamental del tradicionalismo. El que no sea católico no puede ser tradi­cionalista sincero, porque muchos de los puntos fundamentales tienen que resul­tarle absurdos; en cambio para el católico y sobre todo el católico que conozca bien el catolicismo, gran parte de la doctrina tradicionalista solo es una conse­cuencia; la otra parte pertenece por completo a aquel campo de la política que la Iglesia deja a la libre discusión de los hombres. Esta parte de la doctrina es la que necesita razonarse, la otra se justifica ella sola para el católico, para el que no lo sea la mejor justificación es el estudio del catolicismo.

Esa es la causa de que el resurgimiento tradicionalista, para tener una base sólida, necesita ir enlazado a una actuación intensa de Acción Católica que haga la reconquista espiritual de España. La relación entre ambos movimientos es no­table: la descristianización del pueblo ha sido debida principalmente a la sustitu­ción del régimen tradicional católico por el liberal que estamos aún padeciendo. Actualmente para poder restaurar íntegramente aquel régimen y sobre todo para que vuelva a ser nacional, se necesita esa campaña que resucite el espíritu católico; pero si esta resurrección no ha de ser efímera, necesita ir unida a la acción po­lítica que establezca el régimen que será el resultado y el principal sostén de esa vuelta a Cristo.

Aunque se ha dicho infinidad de veces que el nacionalismo español solo puede ser eminentemente católico, no esta sin embargo de más el repetirlo. Al tener por base el nacionalismo el espíritu histórico nacional, tiene que estar inspirado en primer lugar en el espíritu religioso, porque este ha sido siempre el principal im­pulsor de la vida de los pueblos; así el nacionalismo alemán es fundamentalmen­te protestante y en la Acción Francesa, después de más de 200 años resurge aquel regalismo de Luis XIV, con tal fuerza, que ha necesitado la excomunión del Papa. Por eso considerando que España, además de ser el país del mundo que más pueblos ha ganado para Roma, fue también la patria de aquellas dos colum­nas, la Compañía de Jesús y Felipe II, que sostuvieron y salvaron al Papado de la ofensiva de la Reforma; así ahora, rota una de las columnas hace bastante más de 100 años, el tradicionalismo español aspira a que la Monarquía católica de Es­paña vuelva a ser uno de los puntos en que se apoya al Papa, para detener  esta otra ola comunista que quiere aniquilarlo todo.

* * *

Consecuencia de lo expuesto es que el tradicionalismo propugna en primer lu­gar por el Estado Católico, y creemos conviene hacer unas consideraciones sobre lo que es, ya que hay muchos que tienen de él una idea errónea y desde luego no lo era íntegramente, ni con mucho, lo que teníamos en España antes del 14 de Abril de 1931.

Estado Católico es ante todo aquel que oficialmente reconoce que la Iglesia Católica es la única verdadera y que son ciertos todos sus dogmas. En consecuen­cia, las ideas políticas fundamentales en que se basa la organización del Estado, deben de estar conformes con las enseñanzas de la Iglesia; deben ser rechazadas por lo tanto las doctrinas que consideran al pueblo como origen de toda autoridad y derecho y no será admisible el sistema del sufragio universal absoluto y omni­potente, que para juzgar de la bondad de una cosa solo exige el voto afirmativo de la mayoría. La legislación y las normas de gobierno deben responder de una manera perfecta a la doctrina de la Iglesia, principalmente en lo referente a la enseñanza, que debe ser genuinamente católica en los centros del Estado y en los centros que no sean suyos se debe prohibir la enseñanza anticatólico; también es muy importante el no permitir la propaganda y difusión de doctrinas contra el ca­tolicismo o que hayan sido condenadas por la Iglesia.

Uno de los puntos donde principalmente ha de manifestarse la catolicidad del Estado es en el de sus relaciones; con la Iglesia. La fórmula ha sido ya expuesta muchas veces: separación económica y administrativa y unión moral íntima. Lo primero es consecuencia de ser la Iglesia sociedad perfecta, y debe tener, por lo tanto medios propios para subsistir y facultad para organizarse y gobernarse con plena independencia. La unión moral exige al Estado el reconocer todos los derechos de la Iglesia, como el de propiedad mueble e inmueble, el de enseñanza y el de crear y conservar todas las congregaciones religiosas que crea convenientes.

La subordinación económica de la Iglesia, dependiendo del presupuesto del Estado, no es admisible y la equidad exige que sea indemnizada por los bienes que indebidamente se apropió aquél. El patronato, tan debatido, solo se puede aceptar como una muestra de la gratitud de la Iglesia al Estado que la defendió con entusiasmo, pero nunca es aceptable corno una imposición del poder temporal. Sin embargo, la Iglesia en muchos Concordatos y entre ellos el antiguo español, ha aceptado una dependencia económica y un Patronato impuesto por el poder temporal, pero hay que tener en cuenta que son transacciones donde la Iglesia cede algunos de sus derechos y, si se trata de un verdadero Estado Católico, la Iglesia no debe tener necesidad de ceder ninguno.

Finalmente, aunque el campo de ambas potestades es esencialmente distinto y ninguna tiene derecho a intervenir en el de la otra, hay sin embargo algunas cuestiones en que las dos creen tener derecho a legislar, pero el Estado debe entonces tener en cuenta la superioridad de origen, de naturaleza y de fin de la Iglesia y por lo tanto la facultad indiscutible del Papa de dirimir las contiendas que puedan establecerse.

Toda esta doctrina puede resumirse en esta fórmula del gran Mella: «Estado distinto y en su órbita soberano, pero unido moral y religiosamente y subordinado a la Iglesia; razón diferente, pero unida y subordinada a la fe; orden natural diferente, pero unido y subordinado al orden sobrenatural."

SANTIAGO CORRAL

Tradición, N.º 5, 1 de marzo de 1933, p. 20-21.

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

La combinación de la ley de castigo a las "ofensas al sentimiento religioso" con la ausencia de un estado católico es letal.

Será una de las palancas que se utilicen, con los progres donjulianes del siglo XXI echando una mano, para blindar la expansión del Islam en España, al bloquear todo discurso contrario a la expansión de esa religión en España con las mezquitas como bases.

Aquí, enlazando ahora con el tema del hilo dedicado a la estructuración administrativa de España, sería de gran ayuda el municipalismo que promueve el tradicionalismo español  El municipalismo sería una herramienta muy eficaz al levantamiento de mezquitas en nuestros pueblos y barriadas de las ciudades.

Share this post


Link to post
Share on other sites

¿Religión de Estado?


¿Que papel tendría que jugar el Estado para proteger o promover la religión Católica? Cualquier Católico que sabe que el Catolicismo es la única verdadera religión del único verdadero Dios puede contestar únicamente que el Estado, siendo también una criatura de ese Dios, está obligado a servir lo mejor que pueda a Su única verdadera religión. Por otro lado cualquier liberal que cree que no le incumbe al Estado decir cual es la verdadera religión porque, por ejemplo, la religión es en todo caso asunto de cada individuo, contestará que el Estado debe proteger el derecho de todos sus ciudadanos a practicar la religión de su elección, o ninguna. Veamos los argumentos Católicos.

El hombre viene de Dios. Su naturaleza viene de Dios. El hombre es por naturaleza un ser social, por eso su carácter sociable viene de Dios. Pero el hombre en su totalidad, y no solamente una parte de él (Primer Mandamiento), debe rendir culto a Dios. La sociabilidad del hombre, pues, debe rendir culto a Dios. Pero el Estado no es otra cosa que la sociedad formada por la sociabilidad de todos sus ciudadanos que se reúnen juntos en su cuerpo político. Por consiguiente, el Estado debe rendir culto a Dios. Pero entre todos los diferentes cultos que necesariamente se contradicen el uno al otro (de otra manera no serían diferentes), todos pueden ser mas omenos falsos, perono puede haber mas que uno que sea totalmente verdadero. De tal manera que si existe tal culto, totalmente verdadero y reconocible como tal, entonces ese es el culto que cada Estado, como Estado, le debe a Dios. Ahora bien, el Catolicismo es tal culto. Por consiguiente todo Estado, como Estado, debe rendir el culto Católico a Dios, ¡incluyendo aún la Inglaterra de hoy, o Israel o Arabia Saudita!

Pero una parte esencial del culto es rendirle a Dios el servicio del cual uno es capaz. ¿De qué servicio es capaz el Estado? ¡De un gran servicio! El hombre siendo social por naturaleza, su sociedad tiene una gran influencia sobre la manera como él siente, piensa y cree. Y las leyes de un Estado tienen una influencia decisiva para moldear la sociedad de sus ciudadanos. Por ejemplo, si el aborto o la pornografía están legalizados, muchos ciudadanos terminarán por pensar que tienen poco o nada de malo. Por consiguiente cada Estado tiene en principio el deber de proteger y promover por sus leyes la fe y la moral Católicas.

Así de claro está el principio. Pero, ¿será que ese principio significa que todos los no-Católicos deberían ser arriados por la policía y quemados en la hoguera? Claro que no, porque el objetivo del culto y del servicio a Dios es darle gloria y salvar las almas. Ahora bien, una acción desconsiderada por parte del Estado tendrá el efecto contrario, expresamente de desacreditar al Catolicismo y de alejar a las almas. Por ello la Iglesia enseña que incluso un Estado Católico tiene el derecho de abstenerse en la práctica de actuar contra una falsa religión cuando tal acción pueda causar un mal mayor o impedir un bien mayor. Pero el principio del deber de cada Estado de proteger la fe y la moral Católicas permanece intacto.

¿Significa eso imponer el Catolicismo alos ciudadanos ? No, en absoluto, porque la creencia Católica no es algo que pueda ser forzado –“Nadie cree contra su voluntad” (San Agustín). Lo que sí significa es que en un Estado Católico la práctica pública de todas las religiones que no sean el Catolicismo puede o tendría que ser prohibida ahí donde tal acción puede o tendría que no ser contra-producente. Esta conclusión lógica fue denegada por el Vaticano II, porque aquel Concilio fue liberal. Sin embargo ha sido una práctica común en los Estados Católicos antes del Concilio, y habrá ayudado a salvar muchisimas almas.

Kyrie eleison.

http://www.dinoscopus.org/index.html

Share this post


Link to post
Share on other sites

¿Religión de Estado? II parte.

Según la religión del liberalismo – no se puede repetir lo suficiente que el liberalismo sirve de un sucedáneo de religión-- es una absoluta herejía declarar que cada Estado sobre la tierra tendría que apoyar y proteger la religión Católica. Sin embargo, si Dios existe, si Jesucristo es Dios, si cualquier sociedad natural de seres humanos, como el Estado, es una criatura de Dios, y si Jesucristo fundó la Iglesia Católica como su único y sólo instrumento para salvar a los hombres de los fuegos eternos del Infierno, entonces a menos que un Estado quiera ser un enemigo de la especie humana, está obligado a favorecer y proteger la Iglesia Católica. Pero existen objeciones a esta conclusión. Consideremos tres entrelas mas habituales:--
Primera objeción: Nuestro Señor El mismo dijo a Poncio Pilato (Jn. XVIII,36) que su Reino no era de este mundo. Pero el Estado es de este mundo. Por consiguiente el Estado no tendría nada que hacer con su Reino o con su Iglesia.


Solución: Nuestro Señor le estaba diciendo a Pilato que su Reino y el Estado son distintos pero no estaba diciendo que tendrían que estar separados. El alma de un hombre es distinta de su cuerpo, pero separarlos es la muerte del hombre. Los padres son distintos de sus niños, pero separarlos (como las Agencias de la Niñez están hoy alentadas a hacerlo) es la muerte de la familia. La Iglesia y el Estado son tan distintos uno de otro como la vida sobre la tierra es distinta de la vida eterna, pero separarlos es poner un abismo entre la primera y la segunda, y es aumentar mucho el número de los ciudadanos que caerán en el Infierno.


Segunda objeción: La religión Católica es verdadera. Pero la Verdad es lo bastante fuertecomo para hacer su propio camino. Por consiguiente la religión Católica no necesita de un poder coercitivo del Estado para ayudarla, tal como la supresión de la practica publicade las otras religiones.


Solución: En sí misma, en verdad “La verdad es poderosa y prevalecerá”, como decían los Latinos, pero entre nosotros los hombres no prevalecerá fácilmente, a causa del pecado original. Si todos los seres humanos (con la excepción de Nuestro Señor y de Nuestra Señora) no hubieren sufrido jamás, desde la Caída, de las cuatro heridas de Ignorancia, Malicia, Debilidad e Concupiscencia , entonces le hubiera costado mucho menos a la Verdad prevalecer, y Thomas Jefferson hubiera tenido razón al proclamar que la verdad necesita únicamente ser expuesta en la plaza del mercado para prevalecer. Pero los Católicos saben lo que la Iglesia enseña, a saber que el hombre permanece sujeto, aún despues del bautismo, a ser arrastrado hacia abajo por el pecado original, de tal manera que para encontrar esta verdad, sin la cual él no puede salvar su alma, necesita toda la ayuda razonable de su Estado. Esta ayuda razonable excluye todo esfuerzo del Estado paraobligar a cualquiera a ser Católico, pero incluye que el Estado mantenga las peligrosas anti-verdades afuera de la plaza del mercado de Jefferson.


Tercera objeción: Un gran poder puede ser grandemente mal usado. Ahora la unión de la Iglesia y del Estado es muy poderosa para los dos. Por consiguiente puede provocar un gran daño –véase a que punto la Iglesia Conciliar y el Nuevo Orden Mundia secular se están potencializando mutuamente!


Solución: “El mal uso no puede parar el uso”, decían los Latinos. ¿Acaso Nuestro Señor no hubiera tenido que darnos la Santa Eucaristía por el hecho de que puede ser gravemente mal usada? La Iglesia Conciliar reuniéndose con el Estado liberal es un poderoso mal uso de la unión de la Iglesia y del Estado, pero prueba el error del liberalismo, no el error de la unión del Estado Católico con la Iglesia Católica.

Kyrie eleison. 

Share this post


Link to post
Share on other sites


¿Religión de Estado? III parte.



Proclamar que los Estados no necesitan profesar o proteger la religión Católica es un error liberal clásico y uno de los mayores errores del Vaticano II. El liberalismo ha dicho, por así decir, “No ataquemos al Catolicismo frontalmente, pero dividamos para reinar. Dividamos al hombre individual de la sociedad aduciendo que el hombre no es un animal social, y entonces podremos pretender que la religión es un asunto puramente individual. Esto nos permitirá adueñarnos de la sociedad y una vez que la hayamos vuelto liberal, haremos de ella un arma poderosa contra el individuo para volverle a él también liberal, porque claro, ¡el hombre es un animal social! Y entonces si algún individuo no quiere ser liberal, tendrá grandes dificultades para resistir a su sociedad que nosotros habremos vuelto liberal”. ¿No es así*? ¡Miren a su alrededor ! Contestemos entonces a tres nuevas objeciones a la doctrina según la cual, para la salvación de las almas, cada Estado tendrá que ser Católico.


Excelencia, Nuestro Señor El mismo ha dicho “Dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (Mt.XXII, 21). Aquí Nuestro Señor separa claramente la Iglesia del Estado. Así* que ningún Estado deberá involucrarse en el Catolicismo o en cualquier otra religión.


Respuesta: No, ¡Nuestro Señor aquí* no está separando la Iglesia del Estado! Hace la distinción de sentido común entre lo que el individuo debe al Estado (impuestos, etc.) y lo que debe a Dios (culto). De ninguna manera Nuestro Señor dice que el Estado temporal no le debe nada al Dios eterno. De hecho, el Estado, siendo la autoridad colectiva temporal de un conjunto de seres humanos, le debe a Dios en sus actos de autoridad lo que estos seres humanos deben a Dios por ser seres sociales, es decir la observancia de su ley natural y, en lo que se refiere a la Iglesia que la razón natural por si misma puede dar por verdadera, el Estado le debe reconocimiento social y promoción, en la medida que actuando así* no enajene las almas en lugar de ajudar a salvarlas.


Pero discernir cual es la verdadera religión es algo que le toca hacer al individuo, ¿cómo entonces el Estado como Estado puede estar obligado por principio a ser Católico?
Respuesta: El Estado no es más que la asociación moral (es decir inmaterial) en cuerpo político de un mayor o menor número de seres humanos fí*sicos (es decir materiales). Pero cada uno de estos seres humanos, con el solo uso correcto de su razón natural, tenga o no tenga la virtud sobrenatural de la Fe, es capaz de discernir que Dios existe, que Jesucristo es Dios y que la Iglesia Católica es la única Iglesia fundada por Jesucristo. Si entonces un Estado dado no discierne que ella es la verdadera religión, no es porque sus ciudadanos no puedendiscernirla, sino porque por diversas razones no lo hacen o no lo quieren hacer, negándose así* a hacer buen uso de la razón natural que Dios les ha dado. En realidad ellos si que podrán discernirla, y delante de Dios todos tendrán una mayor o menor responsabilidad, perfectamente medida por El según las condiciones que les son propias, por no haberlo hecho.


Pero, Excelencia, si usted insiste en la obligación de cada Estado de ser Católico, usted solamente generará una reacción de muchas almas contra la buena doctrina.
Respuesta: Es por la gloria de Dios y la salvación de las almas por lo que cada Estado tendrá que ser Católico. Así*, a los hombres demasiado ignorantes o corrompidos a quienes esta verdad no hará más que alienarlos, uno puede, sin menoscabo del principio, dudar de proclamarlo, pero esto no lo hace menos verdadero. Los verdaderos principios no son menos verdaderos cuando a veces en la práctica se requiere una cierta medida de prudencia en la manera con la cual deben ser afirmados. ¡Seguro que a los lectores de este “Comentario” se les puede decir toda la verdad!


Kyrie eleison.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Subo este hilo porque un comentario el otro día de @Isaac Peral me lo recordó.

independientemente de que ahora se nos echarían encima por sostener algo así y que hay mucho que es solo católico en cuestión identitaria y de conveniencia... creo que nunca está de más volver sobre el asunto.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Estado católico es en el que la fe católica es la oficial del Estado y la legislación se fundamenta en la misma. España fue un Estado católico durante el franquismo, también durante la restauración de Alfonso XII, durante el gobierno de Narváez, etcétera. Ciertamente no lo es ahora.

Edited by Isaac Peral

Share this post


Link to post
Share on other sites

Tema interesante. En cuanto pueda expongo mi punto de vista. Si levantasen la cabeza para mirar (descontando los que ya están con ÉL que fueron directamente), no hubiesen imaginado ni por asomo esto respecto de la Fe. Si que podríamos haber sido aniquilados, convertidos al islam o al protestantismo, pero lo que somos no.

No se puede obligar a nadie, ha dado muy mal resultado. Ya seguimos, un saludo. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 17 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 67 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

×