Saltar al contenido
Conéctese para seguir esto  
Hispanorromano

Eugenesia y racismo: cosas de progres

Publicaciones recomendadas

El otro día terminé el libro Política de la familia, de Ferdinando Loffredo, un intelectual fascista que en la posguerra trabajó desde la Acción Católica. El libro es muy recomendable para toda persona que esté interesada en reactivar la natalidad española, pues aborda todas las cuestiones esenciales, desde la Religión hasta el feminismo. Siempre que leo algún libro anoto referencias que luego investigo en internet, pues generalmente me dan pistas útiles sobre multitud de temas. En esta ocasión la investigación me ha llevado por algunos derroteros que creo interesante compartir con vosotros antes de que se pierdan en mi memoria.

Tenemos la idea de que la eugenesia es una cosa más bien de derechas. Un profesor de demografía recoge así la historia de la eugenesia en España [introduzco algunas notas en rojo]:

Cita

Eugenismo en España

Las ideas eugenésicas llegaron a España, como al resto del mundo desarrollado, a través de intelectuales y profesionales de la medicina o la psiquiatría que estaban al tanto de las corrientes más modernas e innovadoras en sus campos. Más difícil fue que tomase fuerza un eugenismo político que se tradujese en acciones efectivas. Como en todo el ámbito latino, junto a la eugenesia basada en Darwin, convencida de la base genética de los caracteres y las conductas, en España hubo también una eugenesia basada en Lamark, convencida de que el “cultivo”, la educación y las condiciones que rodean a las personas también son capaces de mejorar sus características naturales. El caso más notable de este segundo eugenismo es el del anarquismo ibérico, con su reivindicación de la sexualidad libre, la maternidad consciente y el control de la natalidad.

La Eugenics Education Society organizó en Londres, durante el verano de 1912, el Primer Congreso Internacional de Eugenesia, culminando así su labor de creación de un amplio movimiento internacional (cerca de 750 participantes). Al congreso asistió, como representante español, Ignacio Valentí y Vivó, catedrático de Medicina Legal y Toxicología de la Universidad de Barcelona. Su comunicación, presentada en la sección de eugenesia y medicina, se titulaba “The History of a Healthy, Sane Family Showing Longevity, in Catalonia”.

También durante 1912 aparece en las listas de socios de la “Eugenics” otro médico catalán, Nicolás Amador (Amador publicó, por lo menos, dos importantes trabajos sobre eugenesia: “Eugénica”, en la revista Gaceta Médica Catalana, y “La eugenesia y sus relaciones con la sociología y la economía política”, en la revista Estudio de Barcelona) [Alvarez-Peláez 1985, pg. 624).

No obstante, el congreso sólo fue reseñado por dos periódicos españoles, “El Defensor de Granada”, de corte liberal, y la “Gaceta del Norte”, periódico conservador de Bilbao, que criticó abiertamente las ideas eugenésicas.

Uno de los más famosos entre estos médicos españoles fue Gregorio Marañón:

  • Ferrándiz, A., Lafuente Niño, E. (1999), “El pensamiento eugénico de Marañón” Asclepio 51 (2): 133.
  • Ruíz-Valdepeñas, B. (2008), “Gregorio Marañón y la eugenesia. Consideraciones éticas” en Herreros, B., Gargantilla, P., Bandrés, F. -Eds-, Gregorio Marañón: cumbre y síntesis para el siglo XXI: Fundación Tejerina., pp. 143.

Aunque fueron pocos los pedagogos y docentes que difundiesen el eugenismo, la excepción es Luís Huerta [de orientación progresista]:

1928, El Primer Curso Eugénico Español constituyó la primera plataforma pública de discusión del eugenismo en nuestro país. La represión del régimen de Primo de Rivera, alegando la causa de pornografía y escándalo público, impidió la continuación de las actividades previstas.

Finalmente en 1933, ya en plena República, tuvo lugar el “I Simposio de Eugenesia Española”, clausurado por el mismo Azaña. Asistieron personajes como Fernández de los Ríos, Novoa Santos, Marañón, Ramón J. Sender, Lafora, Jiménez de Asúa [catedrático socialistas contra el que atentó la Falange; también era favorable al pensamiento pro eutanasia que se estaba desarrollando en Alemania], Hilldegart, García Lorca o Rafael Alberti. El año anterior Hildegart Rodríguez había fundado la Liga Española para la Reforma Sexual [véase hilo en este mismo foro], integrada en la Liga Internacional para la Reforma Sexual, que fue presidida inicialmente por Gregorio Marañón.

Igual que lo es en la actualidad, el eugenésico era uno de los cuatro supuestos de aborto legal que, de forma pionera y avanzada a su tiempo, se aprobaron en Cataluña con un Decreto del 25 de diciembre de 1936 de la Generalitat. La ley  la firmaban Josep Tarradellas, Conseller en Cap del Govern de la Generalitat, Pedro Herrera, conseller de Sanitat i Assistència Social y Rafael Vidiella, conseller de Justicia. Pedro Herrera era un anarcosindicalista que representaba a la CNT en el gobierno catalán.

Aunque algunos historiadores pretenden que el régimen franquista acabó con el eugenismo al eliminar sus iniciativas más innovadoras en materia de planificación familiar, lo cierto es que mantuvo alguna de sus vertientes más inhumanas y discriminatorias, como la que representa César Vallejo Nájera (ver en este sitio la entrada Eugenismo y psiquiatría militar franquista). [Falso]

https://apuntesdedemografia.com/polpob/1043-2/eugenismo-en-espana/ 

El último párrafo no dice la verdad y si lo cito es por no mutilar el escrito. Este profesor de demografía es progresista y, como tiene mala conciencia por la responsabilidad del progresismo en la eugenesia y en los subsiguientes genocidios, se ve obligado a añadir este párrafo final según el cual el franquismo habría continuado con la eugenesia. Primero, se confunde al hablar de César Vallejo Nájera. El tan mentado doctor se llama Antonio, no César,  y a poco que uno lea su obra "Eugenesia de la Hispanidad" se da cuenta de que lo que propone en realidad es una antieugenesia. Esto era muy común en la época: se utilizaba el nombre de eugenesia para cosas que, según la perspectiva actual, no son eugenesia. La Iglesia, por ejemplo, decía que la mejor eugenesia era la moral católica. Pero bueno, este tema se puede tratar aparte si alguien tiene dudas.

El caso es que tenemos varias realidades comprobadas:

  • Las ideas eugenésicas son introducidas en España por sectores progresistas. Las defienden muy especialmente anarquistas, republicanos y socialistas. Las derechas se oponen radicalmente.
  • Los únicos periodos en los que las que el eugenismo es reprimido son la Dictadura de Primo de Rivera y la de Franco, es decir los dos únicos periodos en que la sociedad y la política giran hacia la derecha.
  • La democracia -y esto no lo cuenta el profesor de demografía- rehabilita la eugenesia con el aborto eugenésico y la esterilización de deficientes.

Queda claro que el eugenismo es una idea progresista y no hay ningún estudioso académico serio que discuta el hecho, aunque algunos lo intenten minimizar, como nuestro profesor de demografía, inventando una falsísima eugenesia franquista.

En el caso del racismo, el origen progresista e ilustrado también está claro para muchos estudiosos de prestigio, pero pesa mucho la idea de que el racismo sería una cosa de derechas por las asociación que todos hacemos con el régimen nacionalsocialista. Por ello, es algo más difícil encontrar estudios académicos en español que expongan esta raigambre progresista del racismo. Y sobre todo al público general le choca mucho la idea de que el racismo pueda ser algo de izquierdas. Veamos si puede aportar alguna luz esta reseña de un libro sobre el hispanomericanismo durante la Restauración:

Cita

Se nos presenta aquí un exhaustivo estudio del surgimiento y desarrollo del concepto de raza hispana hasta su institucionalización en la festividad del 12 de octubre por primera vez en 1918, llamada entonces «Día de la Raza», denominación con la que hasta hoy mismo mucha gente de generaciones anteriores a la nuestra identifica aún esa fecha. Pero será cuando nos acerquemos al final del libro que descubriremos cómo esa denominación («Día» o «Fiesta de la Raza») fue oficial incluso en la II República y hasta el año 1958, ya en pleno franquismo, cuando la festividad pasó a denominarse «Día de la Hispanidad»,

[...]

Sabemos, como el autor nos recuerda, que el concepto de raza hispana, como los de las demás variantes raciales europeas coetáneas, alberga una indudable raigambre biologicista, puesto que de las ciencias naturales y de la taxonomización antropológica deriva. En principio significaría que las supuestas condiciones biológicas humanas diversas producirían caracteres y aptitudes diferenciados, con su consiguiente repercusión en los países respectivos, en forma de ciclos de expansión, sostenimiento y decadencia. Quienes más insistieron en estas características de la raza fueron los sectores intelectuales más progresistas, fiados más que los conservadores de las virtudes liberadoras de la ciencia. Y en España el krausismo, como es sabido, basó en elementos biológicos y organicistas su concepto de sociedad y autores de esa escuela, como Manuel Sales y Ferré, el primer titular de una cátedra de sociología en la universidad española, estableció un nexo directo entre la decadencia española y su decaimiento físico como raza (ver las clásicas monografías sobre este autor de Jerez Mir y Núñez Encabo). En cambio, desde el conservadurismo, Cánovas siempre sostuvo que el de raza era sólo uno de los ingredientes, y no el más decisivo, para entender el concepto de nación española (nos remitimos a su famoso «Discurso sobre la nación» en el Ateneo de Madrid, de 1882). No obstante, quien primero saca partido de la decadencia de la raza española es Sabino Arana Goiri, que descarta toda relación entre la raza vasca y la raza ibérica (tal como sostenía hasta entonces el mito del vasco-iberismo) para fundar el nacionalismo vasco. Su propuesta llevaba directamente de la raza vasca, supuestamente aislada de todas las demás, a la reivindicación de la independencia política: «Bizkaya ha sido los pasados siglos legítimamente independiente, por serlo innata y originariamente» [Pliegos histórico-políticos (I), 1886-1888, en Obras Completas de Sabino Arana Goiri, Donostia, Sendoa, 1980, 3 vols., I, 75]. Hoy también sabemos que el nacionalismo catalán, el que se inicia con Valentí Almirall casi al mismo tiempo que el sabiniano, tiene un componente esencial racista que quiere desvincular la raza catalana de la española (ver Francisco Caja: La raza catalana: el núcleo doctrinal del catalanismo, Madrid, Encuentro, 2009).

[...]

Por lo que se refiere a ciertos autores que aquí aparecen, la trayectoria de Marcelino Menéndez Pelayo, dentro de su ubicación en el sector conservador de la intelectualidad española del momento, no deja de ser sugerente por muchos motivos. El santanderino defendía la latinidad de la raza española, en particular frente a la raza germana a la que detestaba en todas sus manifestaciones: lo mismo le daban los godos que los krausistas. Sin embargo, y en vista de que lo latino fue postergado frente a lo ibérico en la construcción de una raza hispana común a ambos lados del Atlántico, podríamos pensar que el latinismo de Menéndez Pelayo también fue sacrificado a esa empresa patriótica y por ende americanista. No obstante, sabemos que Menéndez Pelayo secretamente abogaba por lo ibérico dentro de lo latino, pero no lo manifestaba públicamente porque no quería que le confundieran por eso con los republicanos (lo cuenta Javier Varela en su La novela de España, Madrid, Taurus, 1999, pág. 54).

Pedro José Chacón Delgado, Raza hispana: hispanoamericanismo e imaginario nacional en la España de la Restauración, Revista de estudios políticos,  N.º 153, 2011 [PDF]

Tres conclusiones que se pueden extraer de aquí:

  1. El "Día de la Raza" lo instituyó el liberalismo de la Restauración y lo mantuvo sin problemas la Segunda República. Es Franco el que lo cambia al "Día de la Hispanidad" con el aplauso de la Falange y de las derechas, que veían ese término mucho más adecuado. Los derechoides que se aferran a la primera denominación quedan retratados en su ignorancia.
  2. Quienes empiezan con los discursos raciales son los progresistas, entre ellos los krausistas, pues parten de la misma concepción naturalista y biologicista del hombre que da lugar a la eugenesia. El progresismo está en el origen de todas estas ideologías que reducen al hombre a la animalidad. Los conservadores y los reaccionarios de la época se oponen a esa interpretación racial.
  3. Los reaccionarios, como Menéndez Pelayo, exaltan la latinidad española frente a la raza germana, que asocian -con razón- al progresismo y a la barbarie.

Habría mucho que hablar sobre estos temas. Y se podrían poner muchos más ejemplos. Pero de momento expongo estos breves apuntes para explicar la raigambre progresista de algunas ideas que hoy han asumido las derechas.


Esta publicación ha sido promocionada como artículo

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

El raciocentrismo (centrar el discurso en la raza) de alguna manera tiene un punto siempre de disidente y de minoritario. Hace uno o dos siglos con hegemonía tradicionalista y cristiana, las izquierdas (la revolución) eran racistas porque reivindicaban el hecho material de unos pocos «pioneros» (los nacionales revolucionarios) frente a la multitud «ciega» (el universo cristiano).

Cuando la revolución se extiende al mundo acaba perdiendo su carácter raciocéntrico, y entonces lo que a veces se llama derecha (realmente gnosticismo de derecha) es lo que se vuelve disidente y reivindica lo sanguíneo. Pero es que el ciclo no acaba aquí, por raro que parezca la «derracialización» le empezaba a ocurrir a los nazis, con inventos como lo de los arios honorarios, su colegueo con lo árabe o meter a los indios de la India en el pack ario. Incluso los identitarios actuales al empezar a triunfar fuera de sus fronteras empiezan a reinventar la rueda y hablar del etnodiferencialismo en vez del supremacismo, o sea valorar todas las estirpes (algo que ya hacía el catolicismo clásico).

En definitiva, mutan porque se convierten en proyectos imperiales, transnacionales, y ya no se sostienen con el elemento nuclear que puede contener lo racial porque esto sólo tiene mercado en el lugar de origen del movimiento.

De cualquier manera comentar que el mesticismo forzoso es también una forma de racismo (racismo mesticista) y que el pretendido humanismo de los primeros revolucionarios no era tan universalista como se piensa, más bien el concepto de Humanidad era limitado y los primeros en estar excluidos eran los mismos nobles y el mismo Rey. Cosas que hay que tener en cuenta para no perderse.

Editado por Gerión

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 15 horas, Gerión dijo:

El raciocentrismo (centrar el discurso en la raza) de alguna manera tiene un punto siempre de disidente y de minoritario. Hace uno o dos siglos con hegemonía tradicionalista y cristiana, las izquierdas (la revolución) eran racistas porque reivindicaban el hecho material de unos pocos «pioneros» (los nacionales revolucionarios) frente a la multitud «ciega» (el universo cristiano).

Cuando la revolución se extiende al mundo acaba perdiendo su carácter raciocéntrico, y entonces lo que a veces se llama derecha (realmente gnosticismo de derecha) es lo que se vuelve disidente y reivindica lo sanguíneo. Pero es que el ciclo no acaba aquí, por raro que parezca la «derracialización» le empezaba a ocurrir a los nazis, con inventos como lo de los arios honorarios, su colegueo con lo árabe o meter a los indios de la India en el pack ario. Incluso los identitarios actuales al empezar a triunfar fuera de sus fronteras empiezan a reinventar la rueda y hablar del etnodiferencialismo en vez del supremacismo, o sea valorar todas las estirpes (algo que ya hacía el catolicismo clásico).

En definitiva, mutan porque se convierten en proyectos imperiales, transnacionales, y ya no se sostienen con el elemento nuclear que puede contener lo racial porque esto sólo tiene mercado en el lugar de origen del movimiento.

De cualquier manera comentar que el mesticismo forzoso es también una forma de racismo (racismo mesticista) y que el pretendido humanismo de los primeros revolucionarios no era tan universalista como se piensa, más bien el concepto de Humanidad era limitado y los primeros en estar excluidos eran los mismos nobles y el mismo Rey. Cosas que hay que tener en cuenta para no perderse.

Por descontado, el mesticismo a machamartillo es tan racista o más que el exclusivista. Incluso más peligroso para la santa diversidad regalada por quien así lo dispuso.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
Conéctese para seguir esto  

  • Contenido similar

    • Por Hispanorromano
      El otro día terminé el libro Política de la familia, de Ferdinando Loffredo, un intelectual fascista que en la posguerra trabajó desde la Acción Católica. El libro es muy recomendable para toda persona que esté interesada en reactivar la natalidad española, pues aborda todas las cuestiones esenciales, desde la Religión hasta el feminismo. Siempre que leo algún libro anoto referencias que luego investigo en internet, pues generalmente me dan pistas útiles sobre multitud de temas. En esta ocasión la investigación me ha llevado por algunos derroteros que creo interesante compartir con vosotros antes de que se pierdan en mi memoria.
       
      Tenemos la idea de que la eugenesia es una cosa más bien de derechas. Un profesor de demografía recoge así la historia de la eugenesia en España [introduzco algunas notas en rojo]:
       
       
      El último párrafo no dice la verdad y si lo cito es por no mutilar el escrito. Este profesor de demografía es progresista y, como tiene mala conciencia por la responsabilidad del progresismo en la eugenesia y en los subsiguientes genocidios, se ve obligado a añadir este párrafo final según el cual el franquismo habría continuado con la eugenesia. Primero, se confunde al hablar de César Vallejo Nájera. El tan mentado doctor se llama Antonio, no César,  y a poco que uno lea su obra "Eugenesia de la Hispanidad" se da cuenta de que lo que propone en realidad es una antieugenesia. Esto era muy común en la época: se utilizaba el nombre de eugenesia para cosas que, según la perspectiva actual, no son eugenesia. La Iglesia, por ejemplo, decía que la mejor eugenesia era la moral católica. Pero bueno, este tema se puede tratar aparte si alguien tiene dudas.
       
      El caso es que tenemos varias realidades comprobadas:
       
      Las ideas eugenésicas son introducidas en España por sectores progresistas. Las defienden muy especialmente anarquistas, republicanos y socialistas. Las derechas se oponen radicalmente. Los únicos periodos en los que las que el eugenismo es reprimido son la Dictadura de Primo de Rivera y la de Franco, es decir los dos únicos periodos en que la sociedad y la política giran hacia la derecha. La democracia -y esto no lo cuenta el profesor de demografía- rehabilita la eugenesia con el aborto eugenésico y la esterilización de deficientes.  
      Queda claro que el eugenismo es una idea progresista y no hay ningún estudioso académico serio que discuta el hecho, aunque algunos lo intenten minimizar, como nuestro profesor de demografía, inventando una falsísima eugenesia franquista.
       
      En el caso del racismo, el origen progresista e ilustrado también está claro para muchos estudiosos de prestigio, pero pesa mucho la idea de que el racismo sería una cosa de derechas por las asociación que todos hacemos con el régimen nacionalsocialista. Por ello, es algo más difícil encontrar estudios académicos en español que expongan esta raigambre progresista del racismo. Y sobre todo al público general le choca mucho la idea de que el racismo pueda ser algo de izquierdas. Veamos si puede aportar alguna luz esta reseña de un libro sobre el hispanomericanismo durante la Restauración:
       
       
      Tres conclusiones que se pueden extraer de aquí:
       
      El "Día de la Raza" lo instituyó el liberalismo de la Restauración y lo mantuvo sin problemas la Segunda República. Es Franco el que lo cambia al "Día de la Hispanidad" con el aplauso de la Falange y de las derechas, que veían ese término mucho más adecuado. Los derechoides que se aferran a la primera denominación quedan retratados en su ignorancia. Quienes empiezan con los discursos raciales son los progresistas, entre ellos los krausistas, pues parten de la misma concepción naturalista y biologicista del hombre que da lugar a la eugenesia. El progresismo está en el origen de todas estas ideologías que reducen al hombre a la animalidad. Los conservadores y los reaccionarios de la época se oponen a esa interpretación racial. Los reaccionarios, como Menéndez Pelayo, exaltan la latinidad española frente a la raza germana, que asocian -con razón- al progresismo y a la barbarie.  
      Habría mucho que hablar sobre estos temas. Y se podrían poner muchos más ejemplos. Pero de momento expongo estos breves apuntes para explicar la raigambre progresista de algunas ideas que hoy han asumido las derechas.
    • Por Hispanorromano
      Recojo un artículo del fundador de las JONS Onésimo Redondo que es muy desconocido y que desde luego no está publicado en ningún sitio de internet:
      *Nota: Lo he sacado de un antiguo foro falangista que desapareció hace muchos años. No he podido verificar la cita. Las Obras Completas de Onésimo Redondo constan de dos volúmenes que sólo llegan hasta el año 1934, y esto porque el tercer volumen que estaba proyectado nunca se llegó a publicar. Pero la cita tiene toda la pinta de ser cierta y cuadra perfectamente con el espíritu de Onésimo y de la Falange. Hay que señalar, no obstante, una irregularidad en la cita: que no es completa. Al iniciarse con la conjunción adversativa pero, es evidente que venía precedida de un párrafo en el que probablemente Onésimo haría una alabanza del nacionalsocialismo en clave anticomunista y patriótica, cosa que, por otra parte era frecuente en las derechas de aquella época. Sin embargo, en todos los artículos lo importante es lo que viene después del pero, o sea, lo que se ha citado aquí. Intentaré hacerme con el artículo completo, pero es bastante difícil, ya que sólo podría ser a través de alguna hemeroteca de Valladolid.
      Por qué son importantes estas reflexiones de Onésimo Redondo
      De los fundadores de la Falange, Onésimo Redondo es el que más simpatía muestra por el nacionalsocialismo y es el único que tiene una clara tendencia antisemita, que le llevó a publicar los Protocolos de los Sabios de Sion. Esto ha hecho que su figura quede un poco olvidada en Falange, lo que ha facilitado que se lo apropien los neonazis que infestan las fuerzas nacionales. Es un caso parecido al de Ramiro Ledesma. Sin embargo, ya podemos ver que, a pesar de esta simpatía por el nacionalsocialismo y de su marcada antipatía por los judíos, su condena del racismo era rotunda, como cabe esperar en un patriota español, en un católico, en un falangista.
      Al margen de estas cuestiones historiográficas que generalmente sólo les interesan a los falangistas, el artículo ilustra dos cuestiones:
      El patriotismo español siempre estuvo al margen de consideraciones racistas. Esto incluye al fascismo español. Las posiciones antijudías de algunos no impedían que al mismo tiempo asumiesen una postura antirracista. De hecho, generalmente se les echaba en cara a los judíos que eran racistas y se establecía un paralelismo entre los nazis y los  judíos. Creo recordar que algún historiador extranjero explicaba esto como como la vía antirracista al antsemitismo. Creo que es un fenómeno digno de análisis y si resulta de vuestro interés, procuraré ilustrarlo en futuros hilos. Queda claro en cualquier caso que el problema con los judíos era por su religión y quizá por sus costumbres, no por su raza. 
    • Por Hispanorromano
      Ahora que se habla de legalizar la eutanasia, rescato un artículo de Juan Aparicio, político y periodista muy importante en la Falange, jonsista de primera de hora que acuñó el yugo y la flechas. Destaco en negrita algunas frases y enlazo algunos nombres propios que pueden suscitar las dudas del lector.
       
      Remarco algunas ideas del texto que me parecen interesantes y hago un pequeño desarrollo:
      ‒    La eugenesia y la eutanasia son aberraciones racionalistas. La ilustración y la guillotina suelen funcionar juntas.
      ‒   La eugenesia se propone acabar con las proles «defectuosas» pero al final acaba también con las proles sanas. Es un poco lo que está ocurriendo en nuestra época.
      ‒   Lo mejor es enemigo de lo bueno. En el fondo de la eugenesia, la eutanasia y el malthusianismo late una obsesión por la perfección, por la calidad, que acaba provocando la muerte cuando no se alcanza el listón. Dentro del ámbito contrarrevolucionario se ha convertido en un lugar común decir que preferimos la calidad a la cantidad. Como norma general puede ser correcta, pero no es aplicable a todos los casos y lo cristiano es buscar un equilibrio entre calidad y cantidad. Antes de preocuparse por la calidad, hay que preocuparse por la cantidad, pues es condición necesaria de la existencia. Esto es muy aplicable a las políticas de población y al drama que estamos viviendo con la ausencia de reemplazos generacionales desde hace varias décadas. La eugenesia es una obsesión por la calidad de la estirpe que, paradójicamente, acaba produciendo la muerte de la estirpe. Esto suele ocurrir cuando se le concede a la calidad un valor absoluto frente a la cantidad, o cuando se desprecia por completo lo material en nombre de lo espiritual. El cristianismo quiere que lo espiritual tenga amplia primacía sobre lo material, pero no desprecia las cuestiones materiales; antes bien, procura resolverlas para que podamos dedicarnos a lo espiritual. El desprecio absoluto por la materia y por la cantidad es típicamente gnóstico. En el fondo, el antinatalismo es una reformulación de aquella vieja idea gnóstica de que el mundo material fue creado por el Demonio, con lo que sería mejor no traer descendientes al mundo. Es sabido que los gnósticos evitaban tener descendencia y practicaban métodos anticonceptivos, en especial aquellos que hoy se denominan eufemísticamente «planificación familiar natural» en ciertos ambientes católicos. Hemos metido el enemigo en casa.
      ‒   La eutanasia es una extensión del mismo razonamiento que concede un valor absoluto a la calidad: si una vida no cumple determinados requisitos de calidad, es indigna de ser vivida, con lo que conviene acelerar la muerte.
  • Corazón Español es una comunidad de foros fundada en octubre de 2017, orientada a promover la concordia y el bien común desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica. El registro de una cuenta personal es público y gratuito, y permite participar en los foros generales, crear comunidades de foros, y disfrutar de diferentes servicios de acuerdo con las normas de participación. Regístrese ahora si aún no tiene su cuenta de usuario.

    Corazón Español

  • Popular ahora

  • Temas seleccionados

    • Repoblación de los pueblos de la España vacía e inmigracion americana.
      Mi familia es de uno de esos pueblos abandonados y el tema siempre me ha tenido por diversas razones lo tengo presente y acabo sacándolo en cualqueir conversación con gente que por una u otra razón tocan el tema más o menos de refilón.

      Tengo tratado a un tipo excepcional que hizo su tesis doctoral en gran parte en dicha zona, un trabajo espectacular de buceo en la historia más trabajo de campo. Y al llegar al punto del futuro y tal... pues sale una cosa que me duele bastante. Sale siempre la idea de que estos pueblos de nuestra España despoblada, de recuperarse algo, lo harían con gente inmigrante, él incide en la idea de gente de países andinos y anexos.

      Claro, a mí se me genera un tremendo conflicto, mezcla de sentimientos. La pulsión tradicionalista y de afecto a la cadena familiar de los siglos frente a la inminente desaparición de vida en nuestros lugares.

      Reconozco que aún no tengo resuelta esta contradicción. Como ya hemos comentado con Gerión, no es una cuestión racial sino de linaje, de una cadena secular, de terrenos regados con sudor de los ancestros.

      En cualquier caso, quería ilustrar la cuestión con un vídeo que encontré y viene muy al caso. De lo que no me cabe duda es que si una gente es adecuada para este objeto no puede ser otra que gente americana, por muchísimas razones. Como bien dice el ex-alcalde que habla, el termómetro de la vitalidad de un pueblo es la escuela (y añadiría yo, la iglesia los domingos).

      A ver qué os parece y si lo véis tan agridulce como yo. Don Quijote y Sancho, de nuevo en marcha... Desde luego que los identitarios con algo así rabiarán pero, ya sabemos que de ellos no va a venir ninguna solución, son un fenómeno urbano, de la parte negativa del mundo urbano (mundo que por supuesto tiene su parte positiva, faltaría más, pero no lo son los dichos falsos indigenistas)

       
        • Me gusta (5 positivos y 3 puntos de mejora)
      • 25 respuestas
    • Puerto Rico como vanguardia de la América española
      Rescato un artículo del escritor portorriqueño Luis Llorens Torres en la Revista de las Españas. No se si puede incluir en la categoría de hispanistas que no tienen ninguna reserva hacia España, pero desde luego sí en la de hispanomericanistas. En el artículo lamenta olvido al que se ha sometido a Puerto Rico, pero también plantea que este país es o puede ser la vanguardia de la América hispana frente a la América anglosajona. Me parece que esta idea es muy válida.
        • Gracias (1 positivo)
        • Me gusta (5 positivos y 3 puntos de mejora)
      • 1 respuesta
    • El enigma de Steve Bannon
      El exasesor de Trump, Steve Bannon, que le llevó hasta la presidencia de Estados Unidos, ultimamente está muy activo en Europa, tratando de tejer alianzas con los grupos y partidos mas euroexcepticos y extremistas, en torno a un pryecto político que está organizando en Italia.

      Allí apareció en la reunión anual de Fratelli d'Italia, la formación heredera del MSI-AN. También se reunió con Salvini. Anteriormente fue aclamado en la reunión del FN de Francia. Hace tiempo no le daba mucha importancia a Bannon. Pensaba que sólo era un charlatán con un elevado concepto de sí mismo; no creí que desempeñase un papel importante en la victoria de Trump. Pero las recientes informaciones y el hecho de que esté también intentando meter mano en la Iglesia me hacen reconsiderar mi valoración inicial.

      ¿Para quién creéis que trabaja Bannon? Abro el hilo para informar de algunas cosas pero sobre todo para conocer vuestra opinión, pues en este asunto me confieso desconcertado. Creo que conviene seguirle la pista a este tipo.
        • Me gusta (5 positivos y 3 puntos de mejora)
      • 18 respuestas
    • Israel chantajea a España con la independencia de Cataluña desde el diario ABC
      Desde hace algunas semanas, el diario ABC viene publicando una serie de artículos e informaciones, que podrían estar sirviendo de plataforma de difusión para determinados intereses proisraelíes, que por su parte estarían tratando de presionar a España con la amenza de reconocer a Cataluña como nación independiente, si España reconoce de su lado al Estado Palestino.

      ¿Estamos ante algún tipo de chantaje internacional del gobieno del Tel Aviv al Gobierno que preside Pedro Sánchez? ¿Por qué una de las principales cabeceras nacionales, está prestando apoyo al supuesto chantaje a través de sus páginas? ¿Quienes son los protagonistas de esta historia?
        • Me gusta (5 positivos y 3 puntos de mejora)
        • Un aplauso (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 8 respuestas
    • Recopilación de datos contra la Leyenda Negra
      Algunos lectores puede que no sepan qué es la Leyenda Negra: es la propaganda machacona y destructiva que mantiene a todas las naciones hispanas, del río Bravo a la Antártida, de Menorca a Manila, bajo la bota de potencias extranjeras, renegando de su pasado y de su identidad, de lo que les da unidad. Son así fragmentadas y sometidas. Recomiendo escuchar a la investigadora Elvira Roca para entenderlo. En este hilo sólo vamos a poner números. Intentemos que sean lo más contundentes posibles.
        • Gracias (1 positivo)
        • Un aplauso (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 2 respuestas
  • Archivo Autor del mes

    • Por el momento no hay seleccionado aún ningún autor del mes. Si aún no ha votado por uno puede hacerlo ahora.

    • Comunidad Corazón Español

  • Navegando aquí recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Quién está conectado (Ver lista completa)

    • Bingbot(4)
    • Chrome(4)
×