Jump to content
Hispanorromano

La Liga para la Reforma Sexual

Recommended Posts

4 de marzo de 1932

-------------------------------------------

UNA REUNIÓN

LA LIGA PARA REFORMA SEXUAL

Ayer tarde, en la sala de juntas de la Academia Nacional de Medicina, secelebró la reunión de la sección española de la Liga mundial para la reforma sexual.

Presidió el acto el profesor Recaséns, y actuó como secretario la señorita Hildegart Rodríguez, que pronunció unas frases de saludo a todos, recordando los tiempos heroicos de la propaganda sexual. Comentó con frases de elogio el curso de eugenesia, estúpidamente suspendido por la Dictadura, en cuyo tiempo hubo de limitarse la propaganda sexual al libro y al folleto.

Ahora, venturosamente, se inicia con la República, con cuya Constitución hay ya mucho hecho en pro de nuestros ideales, una nueva y venturosa era.

A continuación se pusieron a discusión las bases aprobadas en el II Congreso Internacional celebrado en Copenhague en 1928, como fines de esta Liga:

Primero. Igualdad política, económica y sexual de hombres y mujeres.

Es aprobada, con el voto en contra del profesor Nóvoa Santos.

Segundo. Separar el matrimonio (y especialmente el divorcio) de la tiranía de la Iglesia y del Estado.

Saldaña se opone a que quede redactado así, pues sería un error de táctica, este artículo, peligroso para España, aunque no lo sea en otros países que llevan ya muchos años dedicados a esta propaganda. El Estado no tiraniza, interviene y reglamenta las relaciones sociales de tipo sexual; este postulado, sometido a nuestra aprobación, parece preconizar el amor libre.

Marañón y Recaséns creen también en el peligro de que quede así redactado, y tras una bien orientada intervención de Sanchís Banús, se acuerda su redacción en otra forma.

Tercero. Control en la concepción, con el fin de que la procreación sea un acto deliberado y con pleno sentido de la responsabilidad.

Cuarto. Mejora progresiva de la raza mediante la aplicación práctica de las doctrinas eugénicas.

Quinto. Protección para la madre soltera y el hijo ilegítimo.

Quedan aprobados sin discusión.

Sexto. Actitud racional ante las personas sexualmente anormales, y especialmente hacia los homosexuales.

La señorita Hildegart aclara que lo que pretende este artículo no es legitimar esto, sino quitar la crueldad de estas leyes ante estos casos.

Marahón dice que debe suprimirse este artículo, por repetirse en el octavo y el noveno. Saldaña hace atinadas consideraciones en contra, pues dice que social y jurídicamente todo homosexual es un corruptor.

Es desechado el artículo.

Séptimo. Prevención de la prostitución y de las enfermedades venéreas.

La señorita Hildegart cree que el abolicionismo es una aspiración mediata, pero no que hay que abolir absolutamente la prostitución.

Queda aprobado el artículo.

Octavo. Juzgar las actitudes anormales del impulso sexual como fenómenos más o menos patológicos, y no como hasta aquí, como crímenes, vicios o pecados.

Marañón interviene, y, según su criterio, se debe de redactar: "Juzgar las actitudes anormales del impulso sexual con un criterio biológico." Y queda así aprobado.

Noveno. Juzgar simplemente como actos criminales los que infrinjan los derechos sexuales de otra persona. Los actos sexuales entre adultos responsables y realizados con mutuo consentimiento, serán estimados como actos de la vida privada de esos adultos.

Queda aprobado, tras una interesante discusión en la que intervienen los señores Saldaña, Haro, Marañón, Pereira y Recaséns. Y, por último, es aprobado el artículo número 10, relativo a que la enseñanza sexual sea sistemática, y a petición del maestro Sr. Noguera, obligatoria.

Terminada la discusión y aprobación del articulado, se ocuparon los reunidos de la marcha de esta Asociación y de loa actos a realizar.

A la reunión asistieron los doctores Marañón, Sanchís Banús, Recaséns, Sánchez Covisa, Vital Aza, Sáinz de Aja, Juarros, Macáu, Persira, Nóvoa Santos, Pittaluga, y los señores Huerta, Noguera, Tomeliano, Bugallo y Saldaña.

Luz, Madrid, 4 de marzo de 1932, p. 12.

 

Liga_para_la_reforma_sexual.jpg

https://postimg.org/image/5wdkowy0b/

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 29/5/2020 a las 11:14, Vanu Gómez dijo:

Creo que dejamos en su día este hilo un poco colgado cuando puede que las raíces de como está Espanna en este asunto podrían rastrearse ahí, no?

Pues sí, es importante ese texto, porque ahí se puede ver que estas ideas de "revolución sexual" vienen por lo menos de los años 20 y estaban muy ligadas al feminismo y a la eugenesia, con lo que gran parte del estamento médico empujaba en esa dirección. Estas reformas sexuales se planteaban como "eugénicas" y éste es un detalle incómodo que convendría sacar a relucir en la discusiones sobre estos temas con los progresistas de izquierdas y derechas.

Ni Soros, ni Mayo del 68, ni "marxismo cultural" (aunque el marxismo de la URSS sí fue pionero en la implantación de estas medidas), ni Kinsey, ni conspiración judía (aunque quizá sí gnóstica), ni tantas otras cosas que se suelen decir: en los años 20 ya estaba planteada toda esa revolución sexual y la cosa viene de antes, del siglo XIX y la progresiva separación de la sexualidad de su aspecto procreador gracias a las ideas que el malthusianismo y el neomalthusianismo fueron sembrando desde el mundo nórdico-protestante.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Estuve realizando unas pesquisas en las hemerotecas digitales y topé por casualidad con un artículo de El Sol (diario de Ortega y Gasset) del que transcribo una pequeña parte que resulta muy reveladora en relación con el tema de este hilo:

Cita

Podemos, sin embargo, asomarnos a las ventanas de la fantasía, y vislumbrar como espejismo o como posibilidad futura, una Utopía, una imaginarla República platónica, o una lejana Icaria, donde se establezca una ordenación sexual diferente y nueva. No hay que olvidar que la civilización no es sólo la conquista de la Naturaleza, sino también su reforma y su derogación. Ya apunta agudamente el doctor Marañón, en otro de sus ensayos, que acaso futuros adelantos de la cirugía, por medio de extirpaciones o injertos, podrán resolver el angustioso problema del sexo indeciso, origen de las vergüenzas del homosexualismo, reforzando el sexo primario y verdadero y haciendo inofensivas las reliquias del secundario en los seres humanos en que la diferenciación sexual no haya llegado a separar debidamente el andrógino.

El eugenismo está pasando del estado de aspiración o ideal científico al terreno práctico. El Birth control movemcnt de Inglaterra, la vigilancia sobre los nacimientos, no representa sólo un renacimiento de la doctrina de Malthus, sino una tendencia eugenista para evitar las generaciones indeseables. En esa Utopía lejana que cabe en el juego de los posibles, la reproducción, en voz de ser una función común, podría especializarse. Se convertiría en una función aristocrática de eupátridas, de ejemplares selectos indicados para la propagación depuradora de la especie.

Los métodos eugénicos encaminados a impedir las multiplicaciones de anormales y seres defectuosos o tienen que apelar al procedimento brutal e inhumano de la esterilización, o recurrir a las prácticas anticoncepcionistas que en Inglaterra ha propagado en gran escala la doctora María Stopes. El genio de la especie que ha venido engañando a los hombres con su canto do sirena sería a la vez engañado, disociando los juegos del amor de la sacra función generadora, como ya en Grecia se esbozó en otro aspecto al oponer la hetaira a la matrona o esposa llamada a criar la prole en el gineceo. Por mucho que choque con nuestras ideas, con nuestros sentimientos, con nuestras preocupaciones actuales, una utopía eugenista pueda apartarse tanto de las instituciones y costumbres heredadas que en ella el feminismo ganaría la batalla de la igualdad social, sin que [ilegible] de la maternidad.

E. Gómez de Baquero, La fuente de la vida, El Sol, 8 de julio de 1926, p. 1. [Ver en hemeroteca digital]

¿Qué os parece? Ya hablaban de usar el birth control y los anticonceptivos como medio eugenésico, de la importancia de separar el sexo de la función generadora y del avance que supondría todo esto para la causa feminista. Por si fuera poco, también habla de operaciones de cambio de sexo de la mano del doctor Gregorio Marañón, de reformar y derogar la naturaleza, y del andrógino que tan grato resulta a los gnósticos. El libro de Marañón al que se refiere en este punto probablemente es éste:

194766580_tcimg_27A06075.jpg?r=1

¿Sorprendidos? Y eso que Marañón era de los más conservadores en ese movimiento. El mismo autor del artículo parece que era un liberal moderado. ¿Mayo del 68? ¡Ja, ja, ja! Eso como mucho sería la reformulación del movimiento malthusiano y eugenésico en clave hedonista. Pero más importante que ese hedonismo sesentero sería la invención de la píldora, que logra esa "disociación de los juegos del amor de la función generadora". Una vez que se abre esa espita, gracias a la técnica, va a ser casi imposible cerrarla, con lo que el desastre está asegurado.

Al final hay una línea que he marcado como "[ilegible]". ¿Me podéis ayudar a ver qué pone? Puede ser importante para entender el significado de la última reflexión.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Reconozco que lo de Marañón me sorprende un poco porque le tengo leídas varias cosas y no me dio la impresión de tener semejantes ideas respecto a operaciones de cambio, aunque está claro que era un liberal. Sí que tiene varios ensayos dedicados al tema de la gente que no llega a desarrollar físicamente su definición en totalidad. De hecho diagnostica el personaje de don Juan Tenorio como un caso patológico en el que cree ver ese problema.

Siento no poder ayudar en descifrar la parte ilegible.

Por lo demás, el texto, lamentablemente, de plena actualidad. Los tradicionalistas auténticos -los de antes, porque entre los de ahora hay que andarse con cuidado y mirar bien dónde lee uno- tenían toda la razón y no exageraban al advertir de los peligros del pensamiento liberal.

`Quién me iba a decir a mí que iba a ver un diario digital de una agrupación tradicionalista en el que se entrevista a un jovencito que dice ser tradicionalista y homosexual, contando con toda naturalidad que convive con su "lo que sea" y aparece en el listado de colaboradores posando espechugao como si se tratase de un sitio de esos para sodomitas.

PD: no voy a indicar qué agrupación ni dar más detalles, aquí ya no se trata de señalar o acusar a nadie, sino de mencionar el error, que para espanto mío ya se extiende también en las filas del tradicionalismo político español... en qué se diferencia el "producto" de lo que ofrecen los liberales?

Share this post


Link to post
Share on other sites

Hoy estuve en casa de un familiar, puso la tele sin que nadie pidiese, y vi un sujeto, varón, 18 años, amanerado, que decía mientras se apoyaba con los dedos de la otra mano, en tres de sus ¿postizas? uñas largas, pintadas; que quería tener 3. Tres niñas, una negrita, una asiática..

Luego, movió de canal, al telepingo, y entre imágenes dos literalmente, enseñando el culo. Creo que del programa ese de la isla.

El día de mañana si esa negrita adoptada o comprada, según se mire, le dice que ella ha decidido trabajar en un p...club, pues a ver qué les parece, si coartan su libertad, si la entienden. ¿Por qué iba a ser malo?.

https://www.cristianosgays.com/temas/espiritualidad/espiritualidad-inclusiva/

Por encima visto, que si les hacen mucho daño el clero. Discriminados.🙄

Y hay una cosa que me llama la atención, que esta gente, como los ateos, mucho sacan a Santa Teresa, con su flechazo. Pero menudo lío tienen, porque la Santa, fue perseguida, despreciada.. No todos la amaron en vida. Si te da un infarto por ejemplo, y te duele, no es un éxtasis como con las drogas, mucho se flipan. Se creen que llegar a Santo y padres y madres en el Clero, fue cosa de estar como drogado en hilo directo a Dios, y a disfrutar elevándote del suelo y pariendo prosa celestial.

De verás que la gente no es posible que sea tan parva. No se enteran que Dios elige primero y después llegará el idilio, pero su Ley hay que guardarla.

No sé cómo sería el Rosario de la aurora, pero vamos a acabar muy mal. Vaya cuadra de animales y tarados.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 31/5/2020 a las 1:07, Hispanorromano dijo:

Pues sí, es importante ese texto, porque ahí se puede ver que estas ideas de "revolución sexual" vienen por lo menos de los años 20 y estaban muy ligadas al feminismo y a la eugenesia, con lo que gran parte del estamento médico empujaba en esa dirección. Estas reformas sexuales se planteaban como "eugénicas" y éste es un detalle incómodo que convendría sacar a relucir en la discusiones sobre estos temas con los progresistas de izquierdas y derechas.

Ni Soros, ni Mayo del 68, ni "marxismo cultural" (aunque el marxismo de la URSS sí fue pionero en la implantación de estas medidas), ni Kinsey, ni conspiración judía (aunque quizá sí gnóstica), ni tantas otras cosas que se suelen decir: en los años 20 ya estaba planteada toda esa revolución sexual y la cosa viene de antes, del siglo XIX y la progresiva separación de la sexualidad de su aspecto procreador gracias a las ideas que el malthusianismo y el neomalthusianismo fueron sembrando desde el mundo nórdico-protestante.

También hay vínculos anteriores y posteriores con el anarquismo, que creo que ya has señalado alguna vez. Mateo Morral, Ferrer Guardia y esta gente. 

De hecho, me acabo de topar por casualidad con un texto de 1909 llamado "Huelga de vientres" de un médico también anarquista llamado Luis Bulffi donde se superponen el neomalthusianismo, izquierdismo y los "consejos" para evitar la concepción: http://www.filosofia.org/aut/001/1909huvi.htm. Al parecer tuvo problemas legales por publicar esta clase de cosas, lo cual me parece muy bien. 

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 8 horas, elprotegido dijo:

También hay vínculos anteriores y posteriores con el anarquismo, que creo que ya has señalado alguna vez. Mateo Morral, Ferrer Guardia y esta gente. 

De hecho, me acabo de topar por casualidad con un texto de 1909 llamado "Huelga de vientres" de un médico también anarquista llamado Luis Bulffi donde se superponen el neomalthusianismo, izquierdismo y los "consejos" para evitar la concepción: http://www.filosofia.org/aut/001/1909huvi.htm. Al parecer tuvo problemas legales por publicar esta clase de cosas, lo cual me parece muy bien. 

Sí, el anarquismo es de lejos el sector ideológico más involucrado en esos proyectos de "reforma sexual" por medio del neomalthusianismo, la eugenesia, el feminismo y el "amor libre". Ese anarquismo conectaba muy bien con el liberalismo radical y con el republicanismo (generalmente federalista) que dio lugar a la Segunda República.

Bulffi no formaba parte de esta "Liga para la reforma sexual" pero sí de una "Federación Internacional de la Regeneración Humana" con idénticos fines aunque de orientación más izquierdista que la anterior. Recojo el manifiesto de esa Federación y señalo en negrita algunas cosas interesantes:

Cita

Federación Internacional de la Regeneración Humana

Presidente: Dr. Charles R. Drysdale
Vice-Presidente: Paul Robin
Administrador: E. Humbert
Domicilio social: 27, Rue de la Duée, 27, París

Delegados Representantes
Inglaterra: W. H. Reynolds
Alemania: M. Hausmeister
España: Luis Bulffi
Estados Unidos: Moses Harman
Holanda: Dr. J. Rutgers
Bélgica: Dr. F. Mascaux
Suiza: Dr. Vintch Maléef
Portugal: A. Cardoso da Silva

Periódicos y Revistas

The Malthusian (1879). New Cross. London S. E. Inglaterra.

Het Gelukkig Huisgesin (1885). Jacob v. d. Doestraat. La Haya. Holanda.

Die Sozial Harmonie (1889). Stutgartt. Alemania.

Régénération (1896). Rue de la Duée, 27, París. Francia.

Salud y Fuerza (1904) y El nuevo malthusiano (1905). Plaza Comercial, 8. Barcelona. España. Procréation Consciente (1906). Courcelles. Bélgica.

Lucifer. Fulton Street, 500. Chicago, U. S. A.

Ligas

The Malthusian League. Inglaterra.

De Niew-Malthusiansche Band. Holanda.

Sozial Harmonische Verein. Alemania.

Ligue de la Régenération Humaine. Francia.

Ligue Neo-Malthusienne. Bélgica.

Liga de Regeneración Humana. España.

Section Neo-Malthusienne. Petit Montriond, route d'Ouchy. Lausanne. Suiza.

Secçáo Portuguêsa da Liga internacional de Regeneraçao humana. Miradauro, 23, Porto. Portugal.

Section Neo-Malthusienne. Rampe Magenta, 10. Alger. África.

Secçao de propaganda. Manuel Moscosa, María Domitilla, 88. Sâo Paulo; Antonio Domínguez, Vizconde de Moranguapez, 25. Río de Janeiro. Brasil.

Sección de propaganda. José Guardiola, Peñalver, 21. Habana. República de Cuba.

Neo-Malthusian Section. Fulton Street, 500. Chicago. Ill. Estados Unidos.

Manifiesto

Haciendo caso omiso de toda condición impuesta a las satisfacciones sexuales por las leyes, usos y costumbres de los diversos países, exponemos en principio:

Que la utilidad de la creación de una raza humana nueva es una cuestión muy compleja, comprendiendo las consideraciones de tiempo, de lugar, personas e instituciones públicas. Que tanto como es deseable, bajo los puntos de vista familiar y social, de tener un número suficiente de adultos, sanos de cuerpo, fuertes, inteligentes, hábiles y buenos.

Otro tanto lo es menos de hacer nacer un gran número de hijos degenerados, destinados la mayoría a morir prematuramente, todos a sufrir muchísimo, a imponer sufrimientos en torno suyo al grupo familiar, al social, o agravar pesadamente los recursos siempre insuficientes de la asistencia y solidaridad pública y de la caridad privada, en detrimento de los niños de mejor calidad.

Consideramos como una gran falta familiar y social el dar la vida a seres que la alimentación y educación no esté suficientemente asegurada en el medio ambiente donde nacen actualmente.

(No ponemos en duda de que ciertas reformas y mejoramientos permitirían a la tierra alimentar más adelante un gran número de habitantes; pero si afirmamos que es indispensable, antes de querer aumentar el número de los nacimientos, esperar a que esas reformas hayan sido ejecutadas y producido sus efectos y que además la preocupación de la calidad deberá preceder siempre a la de la cantidad).

Objeto

1.º Difundir las nociones exactas de las ciencias fisiológica y social, para que los padres puedan apreciar los casos en los cuales se deben presentar prudentes en cuanto al número de sus hijos, y asegurando bajo este punto de vista su libertad y sobre todo la de. la mujer.

2.º Defenderse contra toda mala interpretación legal o administrativa de la propaganda de la Federación.

3.º En fin, y en general, hacer todo lo que sea necesario, para que todos los humanos conozcan bien las leyes tendenciales del crecimiento de la población, las consecuencias prácticas y los medios de lucha científica contra aparentes fatalidades a fin de que lleguen a ser más felices y por consiguiente mejores.

Medios de acción

1.ª Distribución, préstamo, venta de folletos, libros y hojas sueltas.

2.ª Conversaciones familiares, conferencias.

3.ª Consultas de médicos y personas competentes, cuyas direcciones se facilitarán a las personas interesadas.

4.ª Grupos locales. La Federación recomienda la creación de grupos locales, autónomos, con los cuales mantendrá relaciones amistosas, y la Liga de cada región proveerá medios de acción, tales como folletos, hojas, informes, &c., &c., pero sin ninguna especie de obligación ni compromisos recíprocos.

Interesar a los amigos que más o menos tengan relación con las diversas publicaciones, diarios y revistas, para que inserten nuestras publicaciones, haciendo la crítica de las mismas, de buena fe, mencionen nuestros esfuerzos, den nuestra dirección. (Se suplica de enviar al periódico de cada región, todo recorte que pueda interesarla ya en bien ya en mal.)

5.ª Son con estas mismas condiciones de perfecta libertad e independencia que la Federación se entenderá con las ligas ya constituidas o por constituir en otros países y que formen parte de la Federación universal creada en la Conferencia internacional celebrada en París los días 4, 5 y 6 del mes de Agosto de 1900.

[Juan de l'Ourthe, Crescite et multiplicamini, Barcelona 1907, páginas 27-31.]

http://www.filosofia.org/ave/001/a190.htm#fed

Aquí no se menciona la palabra "eugenesia", porque a principios de siglo no estaba todavía de moda la palabra, pero se ve claro que su orientación es eugenésica y en unos términos muy crudos, que harían las delicias de cualquier neonazi. Aflora la típica obsesión por la calidad que está en el origen de muchas de estas doctrinas, una obsesión que conduce al suicidio de la propia raza.

Por eso comenté en el foro que había que tener mucho cuidado con la idea de que la calidad debería estar por encima de cualquier otra consideración pues, contra lo que pudiera parecer, no es un principio tradicional y está en el origen de muchas herejías modernas; que en la visión cristiana la cantidad también es importante y que, si bien es bueno buscar la calidad en todas las empresas que nos propongamos, no siempre es aplicable a todos los casos y la preocupación por dicha calidad no debe conducirnos a una renuncia vital. Que yo creo que es un poco lo que le pasa a mucha gente de hoy cuando renuncia a tener descendencia.

Igualmente llama la atención que de esta Federación formaba parte la revista Lucifer. Ahí está clara la conexión con la teosofía y con el gnosticismo, que tenían gran predicamento en ambientes anarquistas. En el fondo casi todas las ideas modernas son antiguas herejías recicladas. Prácticamente no hay nada nuevo bajo el sol. Los gnósticos creían que el mundo lo había creado una entidad maligna, con lo que toda la materia era corrupta y había que evitar a toda la costa la reproducción. Manejaban incluso métodos anticonceptivos muy avanzados, que se olvidaron con el triunfo del cristianismo, y privilegiaban la homosexualidad por no generar descendencia. Una de las obsesiones de los neognósticos es precisamente la de la calidad, que les hace denigrar todo lo relacionado con la cantidad (Guénon escribió un libro titulado "El reino de la cantidad").

Iré recogiendo más textos donde se esboza esta "revolución sexual", en los cuales las izquierdas de la época expresan ideas de una crudeza exterminadora sin igual. Hay varios casos de periódicos izquierdistas que elogiaban las leyes de eugenesia y esterilización que aprobó la Alemania nazi y fustigaban a la Iglesia católica por condenarlas. ¡Está la izquierda para dar lecciones! Ni en España ni en el ámbito latino hubo ninguna formación de derechas que defendiese ese tipo de ideas abominables.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Está bien que a la carne, como carne que somos, la dotemos de argumentación social, sicológica.. Pero, en el sencillo lenguaje, una es gozar con gusto lo que Dios ha dado y otra depender de la misma, negociar con ella.. etc.

Para un seguidor de Cristo, y conforme a los tiempos que tenemos, que igual habría sido en otros pues ninguno fue otra cosa que valle de lágrimas; pues contención, enmienda y lustre, mucho lustre para el Señor. 
 

Las reformas son otras cosas. Totalmente contrarias.

Saludos

Share this post


Link to post
Share on other sites

Un artículo de la conocida Hildegart Rodríguez, que fue asesinada por su madre. Este texto no es de los más duros que se puede encontrar en la obra de Hildegart y en el movimiento de la reforma sexual y de la eugenesia, pero merece citarse y destacarse algunos pasajes en negrita:

Cita
 
Renovación. Órgano de la Federación de Juventudes Socialistas de España. Madrid, 10 de noviembre de 1930, Cuarta época, número 1, página 2.

[ Hildegart Rodríguez Carballeira ]

Eugenesia

La labor de divulgación eugénica y anticoncepcionista no ha hallado en España, hasta aquí, decididos propagadores. Está abandonada, y no es extraño, por tanto, que las primeras ideas que sobre ello se lancen suenen a vacío, a un vacío que no es de público ni de opinión, sino de incomprensión.

Sin embargo, por el olvido en que hasta aquí hemos tenido estas cuestiones, no hemos de renunciar a exponerlas ahora, aun ante ese gesto de extrañeza no exento de avidez con que se acogieron, por ejemplo, las dos primeras lecciones de aquel curso que sobre tan importante tema se planeó durante la primera dictadura y fue suspendido arbitrariamente por ésta.

La eugenesia es una concepción médica, como el anticoncepcionismo es una idea económica. Pero aunque ambas tendencias parecen estar reducidas a una sola ciencia, acaso porque las ciencias, como todos los medios sociales, tienden a socializarse, hoy la eugenesia, aunque se refiere a Medicina, abarca los campos jurídico-económicomorales, al igual que el propio anticoncepcionismo. La eugenesia es, simplemente, ante la moralidad individual, que debe estar por encima de esa falsa moralidad social, el deber de tener hijos sanos, conscientemente, cumpliendo un primer deber para con nosotros y para con la sociedad, el de no traer a ella, voluntariamente, «lacras» que luego nos harán enrojecer de vergüenza, y a la sociedad apartarse de su contacto. Posiblemente, así enunciada, si acompañamos esta tesis de unos minutos de reflexión, no podemos menos de pensar que es innegable que los hechos afirmados son una realidad torturante en nuestro tiempo, y que el remedio propuesto es, por encima de todo, justo.

El anticoncepcionismo dice que no hay que traer al mundo más seres que aquellos que se puedan mantener, porque de lo contrario empeoramos la situación social, cargando la tierra de brazos inútiles y que no encuentran trabajo remunerador, y empeoramos la situación individual, sin capacidad para sostenerlos, obligándolos, o a enfermar por carencia de alimentación, vivienda sana, o a incapacitarse de salir para siempre de su triste condición de proletarios por su carencia de cultura o de preparación.

Los padres, que habrán de desear, por su instinto primero, y por su naturaleza después, todas las mejoras para sus hijos, ¿cómo se atreven, conociendo la realidad con que ellos luchan, a agravar su situación, la de esos hijos y la de todos sus compañeros, y lo hacen con esa absoluta impunidad? «Los hijos son un lujo –decía Malthus– que no todos podemos mantener.» Es una frase dura, cruel, pero verdad. Tened en cuenta que esto es una de tantas barbaries del régimen capitalista, y que para acabar con ella, como con todas, tendríamos que acabar con él. Pero fijaos también en que si agraváis la situación haciendo que cada vez haya mayor número de proletarios, sea más reducido y concentrado el de los grandes capitalistas, y al propio tiempo por los progresos de la ciencia se llegue a una mayor racionalización de la industria o del trabajo, no lograréis nunca acabar con ese régimen. La revolución no se hace cuando se tiene hambre y miseria. Entonces se llega al caos de la anarquía y de la incertidumbre, y se vuelve a caer en los mismos extremos, bajo el mismo régimen, con otras personas a su cargo. La revolución de la Commune parisiense debe servirnos a todos de ejemplo. Veamos, por el contrario, en la revolución rusa cómo en la mente de todos los campesinos, eje y clave de todas las revoluciones futuras, existía, a la par que en la realidad, una honda institución comunal, aquel «mir» o tierra colectiva que les hizo ver las ventajas de la acción común y les impelió a la revolución política, seguida casi inmediatamente de la revolución social. Ello no hace más que probar nuestra tesis. La revolución se hace cuando el pueblo es consciente y está preparado, no cuando el hambre y el dolor y la ira le han conducido a un estado relativo de irresponsabilidad.

Llenar el mundo de proletarios es complicar vuestra situación, la suya en un futuro y la de todos los obreros del mañana. Y aunque hoy, viviendo nuestro presente, luchéis por una mejora de jornal o una rebaja en la jornada, no debéis olvidar nunca que todo ello son tantos efímeros, si se tiene en cuenta la necesidad imperiosa, aunque mediata, de llegar a la definitiva revolución social.

Vuestro presente, hoy, y vuestro ideal para el mañana os reclaman que prestéis un mayor interés a estas cuestiones.

Hildegart

http://www.filosofia.org/hem/dep/ren/9301110.htm

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

El identitario Ernesto Milá ha escrito varios artículos sobre la revolución sexual en Alemania. El que quiera leer el texto completo pueden encontrar aquí las tres partes: parte 1, parte 2, y parte 3.

El artículo de Milá guarda bastante relación con los que tratamos aquí y por eso creo interesante mencionarlo. El artículo está bien orientado y aporta información de máximo interés, aunque a mi juicio tiene algunas lagunas que menciono al final. Como sería muy largo traer la serie de tres artículos, cito los pasajes que me parecen más relevantes (a modo de resumen) y marco en negrita algunas frases para facilitar la lectura, aunque siempre se puede acudir al original íntegro.

Cita

Cuatro años de guerra habían modificado profundamente la forma de ver la vida, el mundo y la sexualidad por parte de los jóvenes. Muchos de ellos habían caído en los frentes sin conocer los placeres del sexo. La guerra demostró a todos la impermanencia de lo humano, su fragilidad y la necesidad de vivir intensamente y sin tiempos muertos o de lo contrario, en cualquier momento un fragmento de metralla, una ráfaga certera o un disparo perdido podrían interrumpir banalmente la existencia. En los cerebros de toda una generación se habían producido inevitablemente estos pensamientos durante su tiempo de permanencia en las trincheras, en los hospitales del frente o durante los breves permisos en la retaguardia. Si la vida es breve, y todo es “vanidad de vanidades”, pasajero y puntual ¿por qué no disfrutar de los placeres de la vida “sin trabas y sin tiempos muertos”?

El problema era que el “antiguo régimen” se caracterizaba por un recato y unas actitudes pacatas que no dejaban mucho margen para vivir intensamente la sexualidad. Gozar no estaba bien visto. Así pues, hubo que esperar hasta noviembre de 1918 para que el shock de la derrota descompusiera los fundamentos de la sociedad y fuera posible vivir la sexualidad de otra manera. Una de las primeras consecuencias de la caída del Káiser fue la abolición de la censura. Entonces irrumpió la modernidad y esto implicaba, fundamentalmente dos cosas, apreciar la “libertad individual” (aceptar la democracia formal como la mejor forma de organizar una sociedad) y “vivir intensamente y sin inhibiciones el sexo” (rechazar cualquier cortapisa al principio del placer).

Algunos “reformadores sexuales” que aparecieron en los primeros años de la República introdujeron otro elemento en la ecuación: la sexualidad se vivía individualmente pero también dentro del marco de la sociedad, por tanto, había en ese impulso algo que trascendía lo privado y que, por tanto debía tener una dimensión social. Y, por curioso que pueda parecer, esta opinión apareció en la derecha, en el centro y en la izquierda, como veremos.

En la izquierda esta idea se extendió de la mano de socialdemócratas con Hirschfeld (fundador del Instituto de Investigaciones Sexuales) como entre los comunistas con Wilhelm Reich. A pesar de la tradicional austeridad en materia sexual del Partido Comunista (KDP) que consideraba oficialmente que determinadas formas de sexualidad eran “residuos pequeño-burgueses”, en ese entorno apareció el Movimiento para la Reforma Sexual cuyo lema era “Tu cuerpo te pertenece”. Mientras la derecha (Theodor Hendrich van Welde, autor de tres gruesos volúmenes dedicados a una vida sexual placentera y ordenada el primero de los cuales se titulada El matrimonio ideal) se limitaba, en su habitual conservadurismo, a procurar extraer el máximo placer dentro del matrimonio, la izquierda solía aludir a la “miseria marital”, a la “crisis de la familia” y a la “miseria sexual”.

La guerra había provocado un desequilibrio sociológico en la sociedad alemana: en 1925 existían 1075 mujeres por cada 1000 hombres. Para colmo, la crisis de la superinflación que apareció a principios de los años 20 y que se reavivaría con la crisis mundial de 1929, generó el que las tasas de natalidad fueran extremadamente bajas, las más bajas de toda Europa en 1933, apenas 14,7 nacimientos por cada 1.000 habitantes. El 25% de los berlineses, ni tenía hijos ni quería tenerlos voluntariamente y para ello utilizaban entre 80 y 90 millones de preservativos al año. Por si esto fuera poco, el número de abortos ilegales pasó a ser de 1.000.000 anual sobre 32.000.000 de mujeres. El hecho de que buena parte de estos abortos se realizaran en condiciones higiénicas lamentables que provocaban la muerte de entre 4.000 y 12.000 mujeres al año, mientras otras 50.000 sufrían problemas de salud relacionados con la intervención.

La homosexualidad que hasta ese momento había estado contenida y era prácticamente invisible aumentó aunque no se dispongan hoy de cifras seguras. Hirschfeld, uno de los gurús socialdemócratas de la sexualidad de Weimar recomendaba prácticas sexuales imaginativas incluidas la homosexualidad. Incluso los “reformadores sexuales” de derechas, decían creer en el matrimonio, pero no en la monogamia. Para estos, las relaciones sexuales prematrimoniales debían mostrar si la pareja se “acoplaba” bien y, cuando lo habían comprobado, se trataba de obtener el máximo placer en el interior de la pareja. La izquierda, por supuesto, iba mucho más allá. Wilhelm Reich, que en aquel momento compartía las doctrinas psicoanalíticas de Freud, sostenía que la “represión” sexual había destrozado la estabilidad mental de los trabajadores y que la única terapia consistía en adoptar una vida sexual gratificante pues, según él, la “represión” era el recurso del capitalismo para paralizar y contener a la clase obrera. Si ésta quería ser dueña de su destino debía proceder, no solamente a una “liberación de clase” mediante la revolución proletaria, sino también a la terapia psicoanalítica. La primera aboliría la represión de clase que la burguesía ejercía sobre el proletariado, la segunda llevaba a la “liberación sexual”.

La sociedad alemana –siguiendo la tesis de Freud- había experimentado durante la guerra el principio del Thanatos (de la muerte) y solamente podía liberarse absorbiendo hasta las heces el principio del Eros (del placer). Theodor Hendrick, el teórico de la sexualidad marital de derechas, reconocía que la familia era la célula básica de la sociedad, pero, al mismo tiempo que el matrimonio podía llegar a ser para algunos un infierno. La clave de la vida feliz –u él estaba convencido de que la felicidad en el matrimonio existía- consistía en reconducir la sexualidad hacia el paraíso. En sus investigaciones había observado que muchas mujeres casadas no experimentaban ningún placer en las relaciones con sus maridos y que estos también habían caído en el aburrimiento y la rutina recurriendo a prostitutas, amantes o simplemente a la masturbación y se decía que la clave para una relación duradera era que ambas partes, marido y mujer, obtuvieran placer.

[….]

No solamente la mujer debía de aprender determinadas técnicas para dar más placer al varón, sino que éste debía hacer otro tanto, modificando sus hábitos y considerando que el placer no era cosa de uno, sino de dos, puntos en los que coincidían todos los “reformadores sexuales” de Weimar era en creer que el Estado debía de tomar cartas en el asunto.

Fue durante la República de Weimar cuando se introdujo la idea de que era necesario que existiera una educación sexual en las escuelas. A través de la educación sexual el Estado debía recomendar prácticas sexuales que llevaran a la felicidad individual y conyugal.

[…]

La sífilis estaba extraordinariamente extendida y era solamente una de las muchas enfermedades sexuales que transmitían las prostitutas (y de ahí se extendía a toda la sociedad); la impotencia también era el pan de cada día. La pauperización de la clase obrera contribuía a aumentar su miseria sexual. Viviendo en barrios hacinados, dentro de pisos minúsculos en los que era imposible disfrutar de una sexualidad plena unido a la falta de intimidad, con las mujeres constantemente embarazadas o trabajando fuera del hogar, la clase obrera parecía vivir una situación dramática que le impedía el acceso al placer. Por eso los “reformadores sexuales” de izquierda consideraban que la revolución sexual y la revolución social iban de la mano y que no podía darse una sin la otra.

[…]

El ideal femenino weimariano: la “mujer moderna”

La “mujer moderna” tenía unos rasgos taxonómicos inequívocos: era atractiva, esbelta, la práctica del deporte (especialmente del tenis y la natación) le proporcionaban un cuerpo atlético y atractivo; ya no lucía melena recogida, sino un pelo corto casi varonil. Carecía por completo de instinto maternal (o al menos las publicaciones de los Ullstein no se lo atribuían). El arquetipo, abundantemente fotografiado en los magazines ilustrados, mostraba inevitablemente a una mujer de clase media o acomodada, que trabajaba fuera del hogar en el mundo de la cultura o en oficinas y que no tenía inconveniente –importante novedad en la época– en salir sola o bien en grupo de mujeres. Tenía independencia económica y recurría a hombres solamente cuando experimentaba la necesidad del contacto.

[...]

Naturalmente, el arquetipo era una falacia que correspondía solamente a unos pocos miles de mujeres. En su mayoría la mujer weimariana distaba mucho de este ideal y del arquetipo pintado en las publicaciones de la cadena Ullstein que correspondía al ideal de la “mujer moderna” de derechas.

[…]

Esto permitió que los comunistas construyeran otro arquetipo de su “mujer ideal” de izquierdas.

Ésta era una mujer que no se cuidaba tanto de su apariencia externa. Solía vestir mono de trabajo y se la representaba manejando la cuba de un alto horno o cuidando de una máquina industrial. Si la mujer burguesa se peinaba “a lo garçon” y utilizaba prendas masculinas (pantalones y americanas estilizadas), la mujer de izquierda también incorporaba a su imagen el mono propio de los trabajadores y el pelo recogido. La mujer de izquierdas se presentaba en las publicaciones comunistas como comprometida con la causa del proletariado, a diferencia de la mujer de derechas que apenas lo estaba con la de Weimar y la democracia republicana.

En Weimar no se inventó lo “bisex”, pero si apareció una tendencia a asimilar mujer a varón en su imagen externa.

El ideal de belleza masculina

¿Y cómo era el arquetipo del varón weimariano? También aquí se produjo otra novedad. Mientras que hasta ese momento nadie se había atrevido a hablar de la belleza masculina” y cualquier cosa que supusiera el que el varón se cuidaba de su aspecto físico, era considerado como sospechoso de homosexualidad o, lo que era lo mismo en la óptica de la época, de debilidad, lo cierto es que distintas publicaciones del período weimariano no dudaron en difundir un ideal de belleza masculina que interesó algo más a la derecha que a la izquierda. Y es que los ideales de la belleza masculina eran tipos habitualmente identificados con la óptica de derecha.

[…]

Los dolores de la guerra y el trauma de la derrota habían exorcizado todo lo que el Antiguo Régimen parecía representar. Además, habían aparecido medios de comunicación nuevos e incluso los ya existentes como la prensa se beneficiaban de la incorporación de ilustraciones cada vez más perfectas que exhibían arquetipos de la belleza femenina y también masculina. La fotografía y el cine (que en Weimar adquirieron un desarrollo extraordinario) contribuyeron a esta renovación de la estética masculina y femenina. Pero también el auge de los deportes (que siempre había estado presente en Alemania desde el último tercio del siglo XIX) y entre ellos del boxeo que mostraba cuerpos desnudos y rostros sudorosos de varones agresivos. Además, habían llegado de los EEUU en los furgones de los vencedores, nuevos ritmos (el jazz, el fox, el charlestón…) que obligaban a los cuerpos a moverse y adoptar posturas y gestos que encerraban contenidos eróticos.

Las bailarinas de revista, tan habituales en los miles de cabarés berlineses –a imitación de las hileras de coristas del Cotton Club neoyorkino– parecían responder muy bien al espíritu de la época, pero también a las tradiciones prusianas de disciplina. Tal como observó el filósofo Sigfried Kracauer, aquellas coristas no eran sino una deformación del arquetipo prusiano: iban de uniforme (quizás no con galones y guerra, sino con corpiños y mallas), evolucionaban en el escenario como una tropa en formación y, para colmo, tenían tendencia a levantar sus piernas uniforme y rítmicamente como si estuvieran desfilando al paso de la oca. Militarismo prusiano y sexualidad norteamericana confluyeron en los escenarios weimarianos y explican quizás porqué aquella época marcó el paraíso de la revista, los espectáculos de cabarets y la aparición de los primeros locales similares a nuestras actuales discotecas.

[…]

El movimiento nudista

Hubo un hombre llamado Hans Surén. Era hijo de un capitan del Estado Mayor y él mismo ingresó en el ejército. En 1905 había alcanzado el grado de teniente y fue uno de los primeros aviadores militares del ejército del Káiser. Antes de la I Guerra Mundial había sido destacado al Camerún en donde fue capturado por los ingleses pasando un cautiverio de tres años. Tras acabar la guerra siguió en el ejército y en 1919 tomó parte en los combates que tuvieron lugar en el sur de la URSS alcanzando el rango de mayor. Aprendió durante su período de prisionero de guerra la importancia del deporte para mantenerse en forma. Practicó remo, boxeo, lucha libre, esgrima, levantamientos de pesas y gimnasia sueca. Era un individuo austero que por las noches gustaba realizar atletismo desnudo en los campos. Cuando se casó en 1920 ya había asumido el nudismo como ideal.

Hacia 1924 ya tenía claro su programa de actividades para llevar a cabo una vida sana, natural y sexualmente plena y lo expresó en su obra Der Mensch und die Sonne, literalmente El hombre y el Sol. Hay en ese trabajo algo de mística de los Wandervogel (literalmente, “pájaros errantes” que habían aparecido antes de la guerra en Alemania como movimiento de la protesta de la juventud algunas de cuyas ramas se orientaron hacia el paganismo y el nudismo), pero también materiales inspirados en los “reformistas sexuales” que aparecieron en Weimar. El libro obtuvo un gran reconocimiento en Alemania y en todo el mundo.

 

120956943.jpg
Hans Suren: el autor y su obra. Portada de la primera edición

La obra trataba sobre el arte de vivir al aire libre, acompañado del sol (de quien se recibía la vitalidad) y del deporte (que proporcionaba la fortaleza); ambos elementos daban proporcionaban belleza al cuerpo. Para Surén los cuerpos humanos, masculinos y femeninos, deben ser fuertes, bronceados y fibrados. El nudismo y la gimnasia son elementos esenciales para alcanzar la perfección corporal que, tal como se creía en el mundo clásico, era el mejor reflejo de una mente sana. El Sol (con mayúsculas) era el aliado de los humanos para perseguir este objetivo y el nudismo la mejor forma de absorber su energía.

Desnudez, belleza, ejercicio, salud, era las claves de la alegría de vivir para Surén. Su libro empezaba así: 

“¡Salve a todos los que amáis la naturaleza y la luz del sol! Bienaventurados vosotros que marcháis por campos y praderas, por valles y colinas (…) Una maravillosa sensación de libertad fluye en vuestro interior y exultáis con el ejercicio! (…) Nuestra desnudez natural encierra algo puro y sagrado. Sentimos la maravillosa revelación de la belleza y la fuerza de nuestro cuerpo desnudo, transfigurado por la divina pureza que resplandece en la mirada abierta y límpida que revela toda la profundidad de un alma noble en busca de algo (…) Salve a todos los que aman el sol desde su desnudez natural y saludable”.

La segunda obra de Surén apareció en pleno régimen nacionalsocialista. En él abundan las citas al Mi Lucha de Hitler. Hacía tiempo que se había sumado al NSDAP y asumido sus tesis especialmente en lo que se refiere a la raza y a las técnicas eugenésicas de mejora de los arquetipos raciales.  A pesar de que sectores del NSDAP se mostraban contrarios a las prácticas nudistas de Surén (Goering, por ejemplo, era uno de sus críticos más demoledores), lo cierto es que en las publicaciones de propaganda del III Reich (en la edición española de la revista Signal, por ejemplo), la publicación de fotos de mujeres desnudas era habitual (y sorprende que en los años 40, en un momento en que la influencia del nacional–catolicismo en España estaba en su cenit, se difundieran estas publicaciones, las primeras que mostraron cuerpos desnudos de mujeres durante el período franquista).

A pesar de que Surén se declaraba heterosexual es cierto que sus trabajos excitaron la homofilia y que, en sus obras, las fotos de varones desnudos son extraordinariamente significativas y decían mucho sobre sus fantasmas ocultos.

A decir verdad, había algo enfermizo no tanto en la obra de Surén como en él mismo. En 1942 fue detenido por la policía por masturbarse en público, excluido del NSDAP y multado, pasando los últimos años del III Reich en la cárcel de Brandeburg…

El caso de Hans Surén no era único y demostraba que en la Alemania Weimariana el movimiento por la “reforma sexual” y el movimiento nudista iban de la mano. Si bien algunos sectores de la república eran admiradores de la vida ciudadana, del vértigo de las grandes ciudades y de la frialdad de las construcciones de acero, vidrio y cemento, otros seguían la tradición de los Wandervogel y apostaban por las excursiones al campo, el paseo por los bosques y las caminatas de uno a otro monumento ancestral como formas para reponer energías. La extrema izquierda, la socialdemocracia, los partidos del centro, la derecha y, por supuesto, el NSDAP compartían estas tendencias y todos ellos albergaban en su interior asociaciones deportivas y gimnásticas que estimulaban la práctica del deporte.

Es significativo que en la propaganda política de todos los partidos weimarianos, se tendiera a representar al adversario –fuera cual fuese– con los rasgos depravados y deformes, mientras que se atribuía a los propios militantes características de belleza y perfección física. Había un trasfondo sexual en todo ello. El enemigo, además de ser depravado, malvado, feo… tiene los rasgos de un acosador sexual que intenta lacerar la belleza. Así fueron presentados los judíos en la propaganda de Streicher y, por supuesto, los partidos de la derecha en las hojas del KDP o del SPD. La derecha y especialmente el NSDAP cargaron las tintas cuando se produjo la ocupación del Ruhr. Buena parte de las tropas que penetraron en aquel momento en Alemania eran fuerzas coloniales francesas procedentes de países africanos. Era inevitable que la propaganda nacionalsocialista los presentase como gorilas primitivos capaces de cualquier brutalidad.

 

 unnamed%2B%25281%2529.jpgpropaganda%2Bnazi%2Bfamilia%2Baria.jpgcartel-de-propaganda-nazi.jpg
 
Carteles del NSDAP, asumiendo la belleza propia de la raza y del ideal, , "bellexa", "armonía" y "virtud" frente a un enemigo descrito y definido como "fealdad", "deformidad" y "vicio"
 
38-0.jpg999.jpg8888.jpg
 

Así mismo, la propaganda de reclutamiento de los Freikorps insistía en la virilidad y la belleza de sus combatientes. Los grabados de Sluyterman von Langeveyde muestran una singular tendencia a exaltar la belleza natural de los combatientes y no digamos los carteles de reclutamiento que suelen mostrar a soldados tocados con el casco de acero en actitudes marciales que emanan cierto erotismo. Quizás era esta la forma para olvidar la tristeza de la derrota, la miseria de los cuerpos mutilados que deambulaban por las calles de Alemania y la frustración generada por la doctrina de la “puñalada por la espalda”.

[…]

Las iglesias católica y protestante se situaron también en la oposición a la nueva sexualidad pero desde el punto de vista conservador. No negaban la necesidad de una vida sexual sana, pero si temían que desembocara en un hedonismo que olvidara que en su concepción el papel sagrado de la familia era la procreación. Además, estas confesiones se alarmaron al conocerse, a mediados de los años 20, las dimensiones del número de divorcios y de abortos que estaban proliferando y que para ellos era sinónimo de inmoralidad y decadencia.

Los “reformadores” les contestaban que la novedad de la nueva sexualidad que recorría Alemania consistía en haber desvinculado la “propagación de la vida” de la “alegría de vivir”lo que implicaba reconocer que la sexualidad era importante no solamente por lo que contribuía a la procreación, sino también porque proporcionaba placer y uno era independiente del otro. Por extraño que parezca esa idea que hoy es unánimemente aceptada, se teorizó por primera vez en Weimar.

[…]

La sexualidad tal como la conocemos hoy empezó en Weimar. Pero también puede formularse una crítica a estas posiciones. El “principio del placer” quedó situado en la cúspide de todos los valores y esto llevó a una oleada de hedonismo y de subordinación de cualquier otro valor a la tiranía del eros. Weimar, contribuyó a dar el primer paso para absolutizar el principio del placer y convertirlo en el eje de las búsquedas personales para muchos. Era algo que ya se intuía en los EEUU desde antes de la I Guerra Mundial, pero es rigurosamente cierto que en Weimar esta tendencia a liberar el sexo de cualquier atadura y absolutizarlo encontró a sus primeros teóricos e intelectuales. De hecho, en Weimar encontramos una mezcla de espíritu de renovación viciado por la importación de usos y costumbres procedentes de los EEUU que nada tenían que ver con la tradición europea. Quizás por esto, las concepciones weimarianas sobre la sexualidad escaparon pronto a todo control.

Y entonces llegó el nacionalsocialismo.

El NSDAP era una mezcla de distintas tendencias políticas reunidas todas bajo la jefatura indiscutible y la personalidad carismática de Hitler. También en materia sexual el NSDAP era un amasijo de tendencias contrapuestas, con la diferencia de que Hitler nunca pareció tener una opinión concreta sobre la sexualidad (y si la tuvo no la divulgó). Hitler era uno de esos tipos históricos para los cuales la sexualidad parece no existir y que canalizan todas las energías que el hombre común encauza hacia la sexualidad, en dirección a otros fines. Esto creaba un vacío que hizo que la política sexual en el III Reich adquiriera rasgos relativamente contradictorios.

De un lado se reforzó el concepto de familia tradicional, se estimuló la natalidad y se tendió a que las familias fueran estables. El número de divorcios y abortos disminuyeron. También las distintas organizaciones del partido tendieron a favorecer las políticas eugenésicas e incluso, se favorecieron los matrimonios entre hombres y mujeres que respondían al arquetipo del ideal “germánico” tal como se concebía (el famoso proyecto Lebensborn), es decir, piel blanca, alta estatura y ojos y cabellos rubios o claros.

En general, las autoridades nacionalsocialistas solamente restringieron la actividad de los “reformadores sexuales” en la medida en que estaban vinculados a proyectos de izquierda y extrema–izquierda. En absoluto se favoreció una moral sexual restrictiva, ni se prohibieron lo que algunos hubieran podido considerar como muestras pornográficas: los espectáculos de cabaret y revista prosiguieron, se restringieron eso sí las publicaciones consideradas inmorales y que difundían mensajes contrarios a la integridad del Reich pero ni siquiera se restringieron las películas pornográficas que siguieron filmándose incluso tras el inicio de la guerra y en el Bundesfilarchiv de la República Federal Alemana han quedado muestras suficientes para atestiguarlo. El nudismo estuvo presente bajo el III Reich sin más restricciones que las derivadas de la “higiene racial”. Otro tanto ocurrió con la difusión de desnudos masculinos y femeninos en revistas gráficas, incluso de propaganda, que como hemos apuntado anteriormente, se difundieron con naturalidad.

Entre 1918 y 1933, en los apenas quince años que duró la república de Weimar, la problemática sexual estuvo muy presente y frecuentemente atrajo la atención de los medios y de las gentes. Lo mejor, como hemos visto, se juntó con lo peor y lo mismo ocurrió en otras ramas de la sociedad weimariana en diferentes artes y manifestaciones culturales e incluso en la política. Cuando se produjo el advenimiento del III Reich todo esto quedó tamizado por las conveniencias de la política nacionalsocialista: aquello que contribuía a reforzar su concepción de la vida, del mundo, de la estética y de la sexualidad, sobrevivió, aquello que estaba ligado a movimientos de izquierda y de extrema–izquierda desapareció. Reformadores sexuales como Wilhelm Reich debieron abandonar Alemania y siguieron defendiendo sus principios -hasta la locura- desde los EEUU.

 

20069477103.jpg e1704d25-a93f-458e-866d-d41614a46785.jpg
 
Publicaciones eróticas realizadas, distribuidas y vendidas durante el Tercer Reich

La sexualidad en los doce años que duró el nacionalsocialismo en el poder no fue muy diferente de la tendencia iniciada en Weimar: en el fondo, el Reich, con sus políticas sociales y de natalidad, con sus centros Lebensborn, con su exaltación de la belleza masculina y femenina y sus arquetipos de perfección racial, con sus tendencias neopaganas y su culto a la naturaleza, no podía sino seguir una tendencia muy desinhibida en lo sexual.

¿Cuál era la diferencia con la sexualidad que vino tras la guerra y que se impuso desde 1945 y mucho más desde la falsa “revolución sexual” de los 60? Es muy simple: en el Tercer Reich se enseñaba el uso de la sexualidad y el autocontrol en materia sexual. El sexo en el Reich era muy diferente al “pansexualismo” que vino después. Existieron la pornografía y la homosexualidad, y también el travestismo (incluso en el interior de la Wehrmacht), el nudismo no fue perseguido e incluso el régimen practicó cierto culto al cuerpo humano y a la belleza del cuerpo desnudo (que entraba dentro del “neopaganismo atenuado” del régimen). Pero el Reich era perfectamente consciente de que había que crear “muros de contención”: quiso impedir siempre que existieran grupos sexuales de presión, que las opciones personales se alardeasen y se propagaran. Y lo hizo porque tenía claro cuál era el objetivo: una sociedad fuerte, una sociedad estable, una sociedad en la que se crearan familias sólidas que contribuyeran a la construcción del futuro y a su solidez. Cualquier cosa que iba en contra de este principio, podía vivirse en el ámbito privado, pero no ser objeto de escrutinio público, ni de promoción.

[…]

La sexualidad en el Reich, en definitiva, no fue sino la sexualidad de Weimar depurada de sus componentes anárquicas, libertarias y de las interpretaciones psicoanalíticas que se les antojaban producto de la “teorización judía” sobre el psicoanálisis.

E. Milá acierta al situar el origen de la revolución sexual en Alemania y en Estados Unidos. Sin embargo, a mi juicio no es correcto que sitúe el origen en Weimar, pues ya en la Alemania guillermina funcionaban movimientos de este tipo donde el paganismo y la liberación sexual solían ir a la par. A finales del siglo XIX ya hay intelectuales en Alemania que reivindican abiertamente la homosexualidad y la pederastia y que promueven su legalización. De hecho, se acuña en Alemnia la palabra "homosexual" con ánimo de normalizar esa conducta. Cito una simple cronología sacada de la Wikipedia (por fuerza incompleta) en la que se puede ver que revolución sexual es anterior a Weimar:

Cita

Eighteenth Century

19th century

  • 1852Johann Ludwig Casper writes an article about homosexuality known under the title, Über Nothzucht und Päderastie und deren Ermittlung Seitens des Gerichtsarztes.[9]
  • 1854Wilhelm Gollmann writes about homosexuality in the Homeopathic Guide to all Diseases Urinary and Sexual Organs.[10]
  • 1859Arthur Schopenhauer briefly writes about homosexuality in the chapter on the Metaphysics of Love in his third edition of The World as Will and Representation.[11]
  • 1864Karl Heinrich Ulrichs, a lawyer, confesses under the pseudonym, Numa Numantius, his secret homosexual inclinations in his first two books in the 12 book series entitled, Forschungen über das Räthsel der mannmännlichen Liebe (Researches on the Riddle of Male-Male Love). He proposes a concept of third gender identity through the term, urning.[12]
  • 1864Johann Ludwig Casper dedicated his third chapter on homosexuality in the first part of the Special Divisions section in the third edition (third volume) of A Handbook of the Practice of Forensic Medicine.[13]
  • 1867 – On August 29, 1867, Karl Heinrich Ulrichs became the first self-proclaimed homosexual to speak out publicly for homosexual rights when he pleaded at the Congress of German Jurists in Munich for a resolution urging the repeal of anti-homosexual laws.
  • 1869The term "homosexuality" appears in print for the first time in a German-Hungarian pamphlet written by Karl-Maria Kertbeny (1824–1882).
  • 1870Friedrich Christian Oppenhoff mentions Paragraph 175 in Das Strafgesetzbuch für den Norddeutschen Bund.[14]
  • 1871 – Homosexuality is criminalized throughout the German Empire by Paragraph 175 of the Reich Criminal Code.[15]

20th century

1901–1930

  • 1906 – Brazilian countess Dina Alma de Paradeda poisons herself in Breslau, and a doctor reveals that her body was male, causing a media sensation. De Paradeda becomes one of the first known by name transgender women in the entire central Europe. Her history is later often recalled by dr. Hirschfeld in his research and works.[16]
  • 1907Adolf Brand, the activist leader of the Gemeinschaft der Eigenen, working to overturn Paragraph 175, publishes a piece "outing" the imperial chancellor of Germany, Prince Bernhard von Bülow. The Prince sues Brand for libel; Brand is sentenced to 18 months in prison.[17]
  • 1907–1909Harden-Eulenburg Affair in Germany[18]
  • 1919 – In Berlin, Germany, Doctor Magnus Hirschfeld co-founds the Institut für Sexualwissenschaft (Institute for Sex Research), a pioneering private research institute and counseling office. Its library of thousands of books was destroyed by Nazis in May, 1933.[19][20][21]
  • 1919Different from the Others, one of the first explicitly gay films, is released. Magnus Hirschfeld has a cameo in the film and partially funded its production.
  • 1929 – On October 16, a Reichstag Committee votes to repeal Paragraph 175. The Social Democrats and other leftist parties backed the repeal, while the Catholic Center party and other right-wing parties opposed the repeal. The Nazis' rise to power prevents the implementation of the vote.

A Milá se le ha olvidado mencionar a reformadores sexuales muy importantes, como los sodomitas Adolf Brand y Hans Bluher, este último ligado al nacionalsocialismo. Pero he creído interesante ofrecer este resumen del texto de Milá, ya que aporta claves valiosas para entender la reforma sexual de la que hablábamos aquí.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Transcribo un artículo sobre el «desnudismo» publicado en 1932 que resulta bastante interesante aunque está escrito en tono irónico. Cuenta que el movimiento desnudista surge en Alemania, donde sus adeptos forman una importante secta, y de ahí pasa a España por Cataluña. Explica que hay una creciente industria pornográfica en torno a ese desnudismo, a pesar de que se quiere vender como una práctica moralizadora. Da a entender que el movimiento guarda relación con las doctrinas de Schopenhauer, muy influidas por la India, según las cuales el mundo es puro dolor y no tiene sentido, con lo que mejor evitar la procreación, para que así el mundo acabe cuanto antes (planteamiento típicamente gnóstico, añado yo).

El artículo cuenta que muchos de estos desnudistas son también vegetarianos. No es algo que hayan inventado los progres de ahora. Aunque no lo dice el artículo, el movimiento desnudista (hoy llamado «nudista») también estuvo relacionado con la homeopatía, la «medicina alternativa» y el ecologismo animalista. A nivel religioso estuvo muy relacionado con la Teosofía, el espiritismo y otras pseudorreligiones de raíz gnóstica, así como con el neopaganismo germánico. A nivel político, con el movimiento völkisch de Alemania y con el anarquismo español. En filosofía, adoraban a Nietzsche y a Schopenhauer. Los desnudistas con frecuencia eran fervientes partidarios de la eugenesia, de la higiene racial, del darwinismo, del neomalthusiaismo y de una «revolución sexual» que separase el placer sexual de la procreación y liberase definitivamente a la mujer del «patriarcado semítico» que trajo el odiado cristianismo.

Cita

EL DESNUDISMO

LOS SIN ROPA

El desnudismo en Barcelona ha ido tornando tales vuelos y osadías, que el gobernador de la provincia se ha visto en la necesidad imperativa de tomar cartas en el asunto.

Pondremos en antecedentes a lector por si, ocupado en su trabajo, los desconoce.

El desnudismo nos viene de la Alemania de la postguerra. Los que lo practican a título de una nueva moral y de un nuevo sistema higiénico forman ya una secta numerosa. En todas las épocas y en todos los países ha habido sectas. Los puritanos y los anabaptistas de IngIaterra del siglo XVII, ¿qué fueron sino una secta? Secta bien definida fórrnanla los mormones de Norteamérica. Las doctrinas de Schopenhauer, según las cuales el mundo y la vida no tienen razón de ser; que todo en la tierra es dolor y fastidio; que se nace, se vive y se muere sin motivo y sin objeto; que la vida es lucha y la lucha sufrimiento, por todo lo cual lo mejor es negarse a la vida, negarse al esfuerzo, negarse al amor que perpetúa la especie y el dolor, por lo tanto, y acercarse en lo posible a la nirvana de los indios, término definitivo y catastrófico de cuanto en el planeta existe, creó en Alemania una secta de hombres y mujeres que se juramentaron para no procrear, animados de la absurda esperanza de que el ejemplo se universalizaría, hundiendo el mundo en la nada. Rusia, sumida en la ignorancia ha sido fecunda en sectas. La última fue la creada por el famoso Rasputín, consistente en la purificación en la mujer, de los pecados de la carne, bañándose juntos en un mismo y estrecho baño Rasputín y la pecadora.

El desnudismo es, como quien dice, de ayer. Si no estoy mal informado, apareció en Alemania hace unos diez años. En la actualidad forman la secta desnudista más de sesenta mil alemanes de ambos sexos: jóvenes, viejos y niños. Los viejos son pocos. En Berlín y en alguna otra ciudad teutónica se publican «magazines» para desnudistas... y amigos de ver desnudeces en todo su esplendor. A la vista tengo una de estas publicaciones. Abunda en grabados de mujeres y hombres desnudos sin velo alguno, sin la menor concesión a la decencia, sin el menor respeto al pudor. Unos se entregan a ejercicios atléticos, otros a juegos que hemos de suponer inocentes y otros toman el sol en actitud hierática o contemplativa. También publica foto de interiores desnudistas. En uno aparece una familia compuesta de padre, madre, dos hijos de ambos, varón y hembra, de diez y ocho y diez y seis años respectivamente dándose un concierto. Todos van en paño menores. El padre toca el piano, la madre el violoncelo y los jóvenes sendos violines. Encantados. Otro lleva este título «Familia desnudista», y el subtítulo: «Novios desnudistas pelando la pava». La foto representa un pequeño salón de familia burguesa En un sofá están sentados un hombre y una mujer de mediana edad, y en otro sofá, más al fondo, dos jóvenes, hombre y mujer, que deben ser los que pelan la pava. En la alfombra, jugando con un perrito, se ve a una niña de unos ocho o diez años, completamente desnuda. Los demás personajes van desnudos también. Por lo visto, el novio, al entrar, había dejado la ropa en el recibimiento o en alguna otra dependencia. No se puede exigir más ingenuidad y simplicidad de costumbres.

A esos «detsaqués» alemanes les han salido émulos en Barcelona. Parece que son unos trescientos. Los días festivos se reúnen en grupos de veinte o treinta personas, y cada grupo parte de por sí a una playa o bosque poco frecuentado. En estos grupos suelen ir familias enteras: hombres y y mujeres, jóvenes y niños. Alguna chica va acompañada de su novio.

Aunque ni él es Dafnis ni ella Cloe, estamos en plena pastoral. Según confesión de un desnudista a un reportero, libres del estorbo de la ropa y en plena naturaleza, se entregan a los más inocentes juegos: a la comba, a las cuatro esquinas y al de prendas, También entre ellos suele haber alguna rapsoda que recita versos bucólicos. Como al mismo tiempo que cultivadores del desnudismo son vegetarianos, comen granos de arroz, de trigo y maíz; castañas, si las hay; algarrobas, legumbres crudas, zanahorias y hierbas frescas de la estación. Al oscurecer, como «vivimos en estado de barbarie», se ven en el doloroso trance de tener que vestirse para regresar ala ciudad.

Hasta hace unos días las autoridades no se habían metido con los desnudistas; pero empezaron en el Gobierno civil a llover las quejas de pueblos que los desnudistas habían elegido para entregarse a sus exhibiciones. En cierta villa no repararon en presentarse en sus calles más céntricas corno Adán y Eva. Y en otra población intentaron bailar la sardana en la plaza cuando la bailaba la gente moza de la localidad. El jaleo que se armó fue épico y por poco los atrevidos no lo cuentan.

El gobernador civil de la provincia, «cavernícola» a juicio de nuestros Adanes, desentendiéndose de «novísimas prácticas moralizadoras», ha anunciado que va a perseguir y a meter en la cárcel a los que osen exhibirse donde sea, no ya desnudos como en el Paraíso, sino con un poco menos de ropa que los cultivadores del «cross country», las señoritas nadadoras, las tiples de revista y las señoras en bailes y comidas de etiqueta.

Se lo agradecerán el buen gusto, la moral, sastres y modistas y fabricantes de géneros de punto.

Adolfo MARSILLACH
(De la Agencia internacional ARCO)

El Defensor de Granada: diario político independiente. Año LIII, N.º 28017, 10 de marzo de 1932, p. 2 [ver en hemeroteca digital de Andalucía]

Share this post


Link to post
Share on other sites

El viejo sistema de las sectas, acercarse a gente tocada del ala y envolverla en sus camelos. Pero a la cabeza casi siempre hay una dirección con proyectos de corte gnóstico.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Cito partes de un artículo titulado La verdadera educación sexual, dentro la publicación anarquista La revista blanca (1930):

Cita

La verdadera educación sexual

A importancia de una educación sexual, es de una necesidad de primer orden; su influencia, tanto desde el punto de vista físico, como del intelectual y moral no puede ser negada, y si llegase a aplicarse, no dejaría de mejorar el estado mental general de los individuos.

¡Ay! Quedamos petrificados de extrañeza al constatar la falta absoluta de enseñanza en este sentido, tanto en la escuela como en la familia. En nombre de una moral estúpida, la más nefasta y que se apoya en el obscurantismo, hijo de la más vergonzosa hipocresía, se ha impedido hasta ahora que la educación sexual se desarrollase, y, más particularmente aun, que se extendiese a iniciación sexual de la juventud.

[...]

Este autor se ha aplicado en el capítulo primero de su libro a tratar sobre los detractores de Venus y de Eros, enfrentándose contra el ascetismo de San Pablo, contra los Padres de la Iglesia, contra las religiones y muy particularmente contra el cristianismo que sistemáticamente intentó deshonrar y ensuciar el acto de amor que consideró siempre como cosa vergonzosa, repugnante y culpable.

[...]

Luego, en el «Elogio del Celibato, Apología del sufrimiento y de la Mortificación», como también en «Los Eunucos Voluntarios» o «La Ola de Pudor», A. Lorulot se indigna vehementemente ante toda esta hipocresía jesuítica y en páginas llenas de pensamientos justos y hermosos, clama en favor de la legitimidad del placer sexual, expone los beneficios del Erotismo, pues está íntimamente persuadido de que «todo lo que el hombre ha hecho de grande, de bueno, de generoso, ha sido como consecuencia directa o indirecta de su constitución sexual, de los sentimientos, de los deseos y de las voluptuosidades que ésta le ha permitido imaginar, conquistar y saborear», y rehabilita el desnudo, la carne y el amor cuyo culto no puede más que favorecer el desarrollo de los cuerpos, la cultura física, el equilibrio y la salud individuales y, al terminar su primer capítulo dice, hablando sobre la nobleza y utilidad del placer: «¡Jóvenes de ambos sexos! Vosotros que estáis en la edad maravillosa de los nobles impulsos y de las aspiraciones generosas, en la edad de las rebeliones sagradas, de la virilidad y de las amplias esperanzas luminosas, no escuchéis los consejos de la morbosa cobardía, no sigáis el sendero servil que la gente os indica.

[...]

Pero A. Lorulot no sólo se ocupa del lado material de la continencia, que es anormal porque el amor no es un pecado, ni una falta, sino una necesidad de selección, o  la busca de sensaciones agradables, y añade entonces una amplia cosecha de argumentos contra la castidad, demostrando Igualmente el gran número de enfermedades causadas por la continencia.

[...]

Hablando del duelo de los sexos y del Problema de la población, examina la tiranía del hogar, el casamiento a prueba, la unión libre, los hijos «ilegítimos», el divorcio, la monogamia y la poligamia, etc., etc. Denuncia a la Iglesia como causante de la reproducción en gran escala.

«La Iglesia quiere familias numerosas. ¿Por qué?

»Porque estas familias sufren miseria y es mucho más fácil predicarles la resignación, tomarles los hijos y llevarlos a los Patronatos católicos. Es la «carne de trabajo» innumerable que permite bajar el salario y organizar el paro forzoso

Andrés Lorulot dedica el final de su último capítulo a tratar de la Eugénica, es decir, de la ciencia del buen nacer, el estudio de los agentes de la naturaleza que influyen en las cualidades físicas o mentales de los individuos, y abunda igualmente en el problema de la procreación consciente; donde dice para terminar:

«Basta ya de causar víctimas por nuestra inconsciencia. Basta ya de repoblar ciegamente, causando males sin número y arrojando en el sufrimiento inmerecido a multitud de débiles y anormales», y con él quiero yo cerrar este capítulo citando las palabras del doctor Toulouse:

«En definitiva, el problema urgente de la natalidad se nos presenta como una cuestión simétrica e inversa a la del desarme.

«Por medio de un acuerdo internacional se llegará algún día, en beneficio de la humanidad, a limitar a cada nación a la vez que los armamentos, los nacimientos.

La revista blanca, Madrid, 1 de febrero de 1930, pp. 14-17 [ver en hemeroteca digital BNE]

Es muy notable el odio hacia el cristianismo y la acusación contra la Iglesia de ser la "causante de la reproducción en gran escala" y de causar el sufrimiento de "débiles y anormales" por no tolerar que se les dé muerte.

Si os fijáis, los argumentos que utiliza contra las familias numerosas son los mismos que se emplean actualmente contra la inmigración ("carne de cañón que baja los salarios y aumenta el paro"). Y es que la Nueva Derecha sacó su argumento estrella contra la inmigración de esas viejas publicaciones anarquistas. En verdad, a poco que uno lo piense, si se afirma eso de la bajada de salarios y del paro con respecto a los inmigrantes, se ha de predicar necesariamente lo mismo de las familias numerosas de españoles autóctonos. Es un argumento-trampa.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 35 minutos, Hispanorromano dijo:

Si os fijáis, los argumentos que utiliza contra las familias numerosas son los mismos que se emplean actualmente contra la inmigración ("carne de cañón que baja los salarios y aumenta el paro").

Es más, ese argumento ha dejado de tener validez alguna en la medida que el descenso de la natalidad es un hecho desde hace mucho, y la sociedad está practicamente descristianizada. Sin embargo los salarios han ido devaluándose constantemente al tiempo que aumenta la tasa de paro, sin que pueda conseguirse que de aquello venga ahora esto.

La teoría actual de la Nueva Derecha que achaca a la inmigración el mismo problema, es otro argumento igual de falaz que aquel pues, lo que ha ido devaluando el empleo no es otra cosa que el avance tecnológico encaminado a la mecanización del trabajo y la supresión de la mano de obra humana.

En el fondo la teoría sigue siendo la misma, ayer defendida por los anarquistas de izquierda y hoy por los anarco liberales de la derecha. De lo que se trata a fin de cuentas es de "suprimir al que me molesta", bien para ser más poderoso o para ser más rico. Poder y riqueza son las dos galgas con las que se mide el afán de la izquierda y la derecha. Y la depravación sexual sigue siendo tan importante para su logro, ayer como hoy. No hay más que darse una vuelta por internet, el reino de las libertades, sin Dios, ni Patria, ni Rey.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Similar Content

    • By Hispanorromano
      La historia secreta de la píldora anticonceptiva
      Aceprensa, 20 de octubre de 1993
      Es poco conocido que la píldora anticonceptiva se elaboró originalmente con fines eugenésicos y se experimentó sin apenas garantías en mujeres pobres portorriqueñas. Linda Grant cuenta esta historia en su obra Sexing the Millennium (Harper Collins), aparecida el mes pasado. The Independent (Londres, 19-IX-93) publicó un anticipo del libro. Traducimos algunos párrafos.
      En 1954, [el biólogo Gregory] Pincus tenía todo a punto para hacer ensayos clínicos en mujeres. Pero en Massachusetts, como en otros muchos Estados norteamericanos, la investigación sobre anticonceptivos era ilegal. (…)
      Para los norteamericanos, obsesionados con la higiene, los portorriqueños eran sucios, ignorantes y vagos, “víctimas de una cultura que no da importancia al tiempo”, en palabras de un observador. Eran tísicos, carecían de saneamientos, bebían agua contaminada y eran analfabetos en sus cuatro quintas partes. Pero, desde la ley Jones de 1917, eran ciudadanos norteamericanos.
      En 1928, Puerto Rico fue azotado por un huracán que causó graves perjuicios a la economía de la isla, eminentemente agraria, y agravó aún más la pobreza de la población. Un estudio del American Brookings Institute concluyó que el incremento demográfico era el principal obstáculo para el crecimiento económico. La perspectiva de una inmigración masiva de portorriqueños aterrorizaba a los norteamericanos. (…)
      La xenofobia hizo que Puerto Rico se convirtiera en el laboratorio norteamericano para experimentar el control de la natalidad. (…) Consiguieron la cooperación de las compañías azucareras y abrieron clínicas dentro de las mismas plantaciones. Las azucareras, que entonces estaban adoptando tecnología para ahorrar mano de obra reemplazándola por máquinas, eran defensoras entusiastas de la contracepción.
      En 1937 cayeron los últimos obstáculos legales al desarrollo del laboratorio demográfico, gracias a la aprobación de dos leyes. Por la Ley 116 se creó una Comisión de Eugenesia para estudiar las peticiones de esterilización forzosa por razones morales o médicas. La Ley 133 anuló el artículo del Código Penal que calificaba de delito difundir los métodos anticonceptivos y la información sobre los mismos. De esta forma, Puerto Rico tenía la legislación sobre contracepción más avanzada de Estados Unidos.
      (…) En 1956, la Dra. Edris Rice-Wray, directora médica de la Asociación para la Planificación Familiar de Puerto Rico, escribió a Clarence Gamble [dueño de Procter & Gamble, compañía que estaba financiando la experimentación de métodos anticonceptivos en Puerto Rico] para informarle de que Pincus había perfeccionado una píldora anticonceptiva, y propuso que se invitara a la Fundación Worcester [para la que trabajaba Pincus] a probarla con las míseras mujeres portorriqueñas. Sin duda, éstas estaban pidiendo a gritos algo que aliviase su pobreza. Pero, como muestra la correspondencia entre Pincus y los colaboradores suyos que hacían el trabajo de campo, no fue fácil encontrar los sujetos necesarios para los ensayos clínicos de la píldora.
      Primero intentaron reclutar estudiantes de Medicina, pero sin mucho éxito. El Dr. David Tyler, profesor de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Puerto Rico, escribió a Pincus, que estaba en Massachusetts, el 8 de julio de 1955. En tono desesperado, amenazaba castigar a las estudiantes de Medicina que se mostraban remisas a colaborar en la investigación: “También he dicho a García que si cualquier estudiante de medicina se muestra irresponsable… lo utilizaré contra ella a la hora de darle el título”.
      A principios del año siguiente, Pincus recibió otra carta desalentadora, esta vez del director del Centro de Citología, que no había encontrado ninguna candidata para sus experimentos. “Primero, la idea de usar estudiantes de Enfermería del Hospital de San Juan fue un completo fracaso… Los resultados fueron prácticamente los mismos con mis pacientes particulares -decía-. En cuanto a las estudiantes de Medicina, la única que se ofreció voluntaria abandonó el estudio poco después… La única fuente de sujetos que quedaba eran las presas de las cárceles… Parece que hay ciertos recelos hacia el proyecto por parte de algunas presas, incluso entre las que se han ofrecido voluntarias, que están rompiendo la disciplina de la prisión”.
      La tarea de reclutar cobayas portorriqueñas recayó finalmente en la Dra. Edris Rice-Wray y en una misionera que trabajaba en uno de los hospitales protestantes del país, Adeline Pendleton Satterthwaite. Finalmente, la Dra. Rice-Wray eligió un local en un barrio de chabolas y reclutó a cien mujeres. Pero los resultados no fueron prometedores. El 11 de junio de 1956 escribió a Pincus: “Hemos tenido problemas con algunas pacientes que han dejado de tomar la pastilla. En unos pocos casos han tenido náuseas, vértigo, dolores de cabeza y vómitos. Estas pocas han rehusado continuar con el programa. Dos han sido esterilizadas. Un marido se ahorcó, desesperado por su pobreza”. Abandonaron treinta de las cien que iniciaron el experimento. Nueve meses después del comienzo de los ensayos, Edris Rice-Wray entregó su informe, en el que resumía los resultados obtenidos hasta el 31 de diciembre de 1956: habían tomado la píldora 221 mujeres; la tasa de abandono sobrepasaba el 50%; el 17% habían sufrido efectos secundarios negativos. Los síntomas más frecuentes eran vértigo, náuseas y dolores de cabeza. (…)
      Seis meses después, en junio de 1957, Searle, una compañía farmacéutica de Chicago (…), puso la píldora en el mercado con el nombre comercial de Enovid. (…) Desde que se puso a la venta Enovid y aparecieron los primeros artículos en la prensa, Pincus empezó a recibir cientos de cartas de todas las partes del mundo. Muchas de las cartas contaban historias conmovedoras de pobreza y hambre, de niños que morían y partos angustiosos, de matrimonios marchitados por la frustración sexual a consecuencia del terror a que llegaran más bocas que no podrían alimentar. Las cartas provenían de analfabetos y de personas instruidas. Le saludaban como a un dios; creían que la ciencia iba por fin a liberarles de las cadenas que habían forjado sus deseos. Sabían poco o nada de la amplitud de los ensayos clínicos de Puerto Rico. Querían la píldora con desesperación y rogaban a sus médicos, a menudo con éxito, que se la prescribiesen. (…)
      En abril de 1957, en uno de los barrios atestados de chabolas de Puerto Rico, sólo aceptaron hacer de cobayas 56 de un total de 175 mujeres a las que se había propuesto participar, e incluso las que lo hicieron tuvieron dificultades para seguir las instrucciones. Poco después, en virtud de un nuevo proyecto urbanístico, se derribaron las chabolas, y las mujeres se dispersaron antes de que se pudiese comprobar los efectos a largo plazo de la píldora.
      (…) En 1960, después de las pruebas peor llevadas y menos rigurosas que se hayan hecho nunca con un fármaco aprobado por la Food and Drug Administration [organismo norteamericano encargado del control de los medicamentos], se autorizó el uso de Enovid como anticonceptivo en Estados Unidos [hasta entonces estaba permitido sólo para el tratamiento de trastornos de la menstruación]. Dos años más tarde se aprobó en Gran Bretaña. Se había probado en millares de mujeres portorriqueñas, pero sólo 123 la habían tomado durante doce meses o más. El 65% de ellas se habían quejado de náuseas, trastornos estomacales, dolores de cabeza, vértigos u otros síntomas. En el 23,8% de los casos, los síntomas fueron tan graves, que las afectadas decidieron abandonar las pruebas. Entre las que habían tomado la píldora durante más de seis meses se habían observado notables cambios del cuello uterino. La Dra. Satterthwaite intentó conseguir para el archivo fotografías tomadas de esos cuellos uterinos “inflamados”, como ella les llamó, pero el equipo de Massachusetts no dio importancia a este síntoma. Murieron tres mujeres, y los fallecimientos se atribuyeron a accidentes cardiovasculares, pero no se les hizo la autopsia.
      (…) Durante los años 60, Puerto Rico siguió siendo el laboratorio de pruebas de todos los nuevos anticonceptivos que se experimentaban. Allí se probó Depo Provera. La Ortho Pharmaceutical Company (…) se vio envuelta en querellas presentadas por empleados de su fábrica de anticonceptivos orales, que sufrieron trastornos sexuales a causa de la inhalación de estrógeno mezclado con el polvo en suspensión. Nada de esto ha tenido grandes consecuencias en la natalidad de Puerto Rico, lo que ha supuesto una cruda decepción para los activistas del control demográfico. La ciencia no les salvó ni de la superpoblación ni de la hispanización de sus ciudades. En la actualidad, la esterilización es el método anticonceptivo más difundido en Puerto Rico.
      Original source: https://www.aceprensa.com/familia/la-historia-secreta-de-la-p-ldora-anticonceptiva/
    • By Hispanorromano
      Propongo un pequeño juego:
      ¿Quién crees que escribió estas palabras? ¿Que orientación política crees que tiene?
      Más adelante soluciono la incógnita y añado alguna información más.
      En la URSS estas ideas eugenistas y socialdarwinistas se descartaron parcialmente con Stalin, por una cuestión de estrategia, pero antes de eso estuvieron en vigor. De hecho, en otros textos que traeré más adelante se verá que los eugenistas ponían como ejemplo de algunas de estas políticas a Rusia, sobre todo en lo relativo al aborto y la liberación sexual. Por lo que tiene razón elprotegido en que no se debería descartar a priori el origen comunista o socialista del texto.
      Por el espíritu exterminador que demuestra, el texto lo podría firmar perfectamente un ideólogo nazi o algún científico alemán. Lo que pasa es que en ese caso tendría que ser una traducción del alemán, porque a España nunca llegaron ese tipo de aberraciones.
      Formulo dos matizaciones al respecto:
      1) Los nazis no sólo esterilizaban a los discapacitados. Eso fue en una primera fase. Cuando empezó la guerra, activaron de forma secreta el programa de eutanasia Aktion-T4, que básicamente hacía lo que dice ese texto. Es la única vez que se ha llevado a la práctica algo así (eutanasia involuntaria contra discapacitados y tarados). Finalmente, ante las reiteradas protestas del obispo de Münster, Clemens von Galen, parece que detuvieron el programa de eutanasia, pero sólo temporalmente y en tanto no cambiase el signo de la guerra.
      2) Estas ideas eugenistas sólo estaban más o menos generalizadas en el mundo protestante (Alemania, Holanda, países escandinavos, Suiza, Reino Unido y EEUU). En los países católicos y latinos nunca se adoptaron estas políticas y sólo las defendía la extrema izquierda (anarquistas, comunistas, socialistas, liberales radicales), pues la Iglesia católica siempre se opuso con tenacidad a estas ideas criminales. Es un mérito que el mundo tendrá que reconocer a la Iglesia.
      Nos queda la opción de que fueran anarquistas, grandes defensores de la eugenesia, del darwinismo, del determinismo biológico, del neomalthusianismo, y de la revolución sexual; aunque hay que reconocer que en esto seguían a buena parte del estamento médico y científico de la época. En particular, señalaba elprotegido que el texto podría provenir del anarquismo catalán, siempre más abierto que el resto a las corrientes innovadoras de Europa.
      Y, efectivamente, es así. El texto procede de la revista feminista y anarquista Mujeres libres, editada en Barcelona, que habitualmente exhiben con orgullo los nostálgicos de la Segunda República. La referencia completa es:
      Nuevas conquistas para Asistencia Social, Mujeres libres, Barcelona, n.º 10, julio de 1937, p. 10. [Ver documento en hemeroteca de Barcelona]

      https://postimg.cc/YhYxH1hd
      El artículo, con ese título tan siniestro de Nuevas conquistas para Asistencia Social, no va firmado por nadie, por lo que hay que interpretar que lo firma o respalda el comité editorial de la revista, formado por las anarcofeministas  Amparo Poch y Lucía Sánchez. En concreto, parece que el texto sería obra de la citada Amparo Poch, médico de profesión que ya había manifestado antes ideas exterminadoras de este tipo en relación con el aborto.
      Aunque no he podido acceder a la revista original (Orto. Revista de Documentación Social. Año II. 1932; 20:58-9), en una tesis doctoral sobre Amparo Poch se citan fragmentos de otro artículo suyo, titulado La cuestión del derecho a la vida, en el que manifiesta ideas similares:
      He visto que, en algún libro anarquista que glorifica a esta feminista, la intentan disculpar por estas crueles palabras argumentando que era "lo normal en la época" tanto en la izquierda como en la derecha. ¡Mentira! ¡Nadie en la derecha española formuló ningún pensamiento remotamente similar a ése! ¡Nadie en la derecha defendió la eutanasia o la esterilización de los discapacitados! ¡Al contrario, criticaron esas ideas por criminales!
      La realidad es que este icono anarcofeminista proponía ni más ni menos que lo que llevó a cabo secretamente Adolf Hitler con el programa Aktion-T4. Lo que a hurtadillas llevaba a cabo Hitler con la oposición radical de la Iglesia católica, Amparo Poch lo proponía a la luz del día con el aplauso de sus compañeros anarquistas y republicanos. Y sin embargo, esta médico anarquista que quería asesinar discapacitados en nombre de la raza tiene dedicadas en España calles, placas y centros de salud:



      Si algún anarquista de buena fe nos lee, simplemente le pìdo que reflexione sobre estas cuestiones y vea que ni ellos eran tan buenos ni la Iglesia era tan mala como ellos decían. Una ideología, como la anarquista, que ha defendido una idea tan monstruosa y que a día de hoy no ha abjurado de ella, tiene un mal muy profundo en su interior. Ténganlo muy en cuenta cuando se saque a relucir en el parlamento la legalización de la eutanasia. ¡La eutanasia era esto, amigos!
      Editado hoy a las 00:21:13 por Hispanorromano. Motivo: (ver el historial de edición)
      Aviso: Solo el equipo de moderadores puede ver este mensaje
    • By Hispanorromano
      Propongo un pequeño juego:
      ¿Quién crees que escribió estas palabras? ¿Que orientación política crees que tiene?
      Más adelante solucionaré la incógnita y añadiré alguna información más.
      Enigma solucionado: ver referencia bibliográfica más arriba e información adicional en el siguiente mensaje.


      Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
    • By Hispanorromano
      El psiquiatra Pablo Malo publica en Twitter una reseña de un antiguo libro de J. D. Unwin titulado Sex and Culture que creo interesante dar a conocer en este foro. El libro, de 1934, trata de cómo afecta la moral sexual al florecimiento o la caída de las civilizaciones. Aunque es un enfoque exclusivamente racional y quizá un tanto naturalista, coincide en las conclusiones con lo que siempre ha enseñado la moral católica.
      Alejando Ortiz M., usuario venezolano, formula el siguiente apunte:
      No se trata de ser catastrofistas, pues eso bloquearía la solución. Pero sí conviene tomar nota de estos estudios que, ya en los años treinta del siglo pasado, avisaban de los peligros que se cernían sobre la civilización occidental por haberse alejado de la moral católica. La fe católica, como siempre, tiene solución a muchos de los problemas de los que nos quejamos desconsoladamente.
    • By Hispanorromano
      El otro día terminé el libro Política de la familia, de Ferdinando Loffredo, un intelectual fascista que en la posguerra trabajó desde la Acción Católica. El libro es muy recomendable para toda persona que esté interesada en reactivar la natalidad española, pues aborda todas las cuestiones esenciales, desde la Religión hasta el feminismo. Siempre que leo algún libro anoto referencias que luego investigo en internet, pues generalmente me dan pistas útiles sobre multitud de temas. En esta ocasión la investigación me ha llevado por algunos derroteros que creo interesante compartir con vosotros antes de que se pierdan en mi memoria.
      Tenemos la idea de que la eugenesia es una cosa más bien de derechas. Un profesor de demografía recoge así la historia de la eugenesia en España [introduzco algunas notas en rojo]:
      El último párrafo no dice la verdad y si lo cito es por no mutilar el escrito. Este profesor de demografía es progresista y, como tiene mala conciencia por la responsabilidad del progresismo en la eugenesia y en los subsiguientes genocidios, se ve obligado a añadir este párrafo final según el cual el franquismo habría continuado con la eugenesia. Primero, se confunde al hablar de César Vallejo Nájera. El tan mentado doctor se llama Antonio, no César,  y a poco que uno lea su obra "Eugenesia de la Hispanidad" se da cuenta de que lo que propone en realidad es una antieugenesia. Esto era muy común en la época: se utilizaba el nombre de eugenesia para cosas que, según la perspectiva actual, no son eugenesia. La Iglesia, por ejemplo, decía que la mejor eugenesia era la moral católica. Pero bueno, este tema se puede tratar aparte si alguien tiene dudas.
      El caso es que tenemos varias realidades comprobadas:
      Las ideas eugenésicas son introducidas en España por sectores progresistas. Las defienden muy especialmente anarquistas, republicanos y socialistas. Las derechas se oponen radicalmente. Los únicos periodos en los que las que el eugenismo es reprimido son la Dictadura de Primo de Rivera y la de Franco, es decir los dos únicos periodos en que la sociedad y la política giran hacia la derecha. La democracia -y esto no lo cuenta el profesor de demografía- rehabilita la eugenesia con el aborto eugenésico y la esterilización de deficientes. Queda claro que el eugenismo es una idea progresista y no hay ningún estudioso académico serio que discuta el hecho, aunque algunos lo intenten minimizar, como nuestro profesor de demografía, inventando una falsísima eugenesia franquista.
      En el caso del racismo, el origen progresista e ilustrado también está claro para muchos estudiosos de prestigio, pero pesa mucho la idea de que el racismo sería una cosa de derechas por las asociación que todos hacemos con el régimen nacionalsocialista. Por ello, es algo más difícil encontrar estudios académicos en español que expongan esta raigambre progresista del racismo. Y sobre todo al público general le choca mucho la idea de que el racismo pueda ser algo de izquierdas. Veamos si puede aportar alguna luz esta reseña de un libro sobre el hispanomericanismo durante la Restauración:
      Tres conclusiones que se pueden extraer de aquí:
      El "Día de la Raza" lo instituyó el liberalismo de la Restauración y lo mantuvo sin problemas la Segunda República. Es Franco el que lo cambia al "Día de la Hispanidad" con el aplauso de la Falange y de las derechas, que veían ese término mucho más adecuado. Los derechoides que se aferran a la primera denominación quedan retratados en su ignorancia. Quienes empiezan con los discursos raciales son los progresistas, entre ellos los krausistas, pues parten de la misma concepción naturalista y biologicista del hombre que da lugar a la eugenesia. El progresismo está en el origen de todas estas ideologías que reducen al hombre a la animalidad. Los conservadores y los reaccionarios de la época se oponen a esa interpretación racial. Los reaccionarios, como Menéndez Pelayo, exaltan la latinidad española frente a la raza germana, que asocian -con razón- al progresismo y a la barbarie. Habría mucho que hablar sobre estos temas. Y se podrían poner muchos más ejemplos. Pero de momento expongo estos breves apuntes para explicar la raigambre progresista de algunas ideas que hoy han asumido las derechas.

      Esta publicación ha sido promocionada como artículo
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 77 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Bingbot(11)
    • Chrome(11)
    • Googlebot(2)
×