Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'vox'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Main forums
    • Current debate
    • The pending Spain
    • Memory of the Spains
    • Controversial issues
    • Spanish coffee
    • Community support
  • Spanish heart
  • Corazón Montañés's Temas nuevos
  • English-speaking community's English-speaking forum
  • Coração Brasileiro e Luso's · Fórum do Brasil e a Lusofonia
  • Corazón Mexicano's · Foro de México
  • Corazón Puertorriqueño's Foro de Puerto Rico
  • Corazón Argentino's · Foro de Argentina
  • Fuero de las Alemanias.'s Foro Hispano-Alemán
  • Corazón Católico's Foro Católico

Categories

  • Opinión
  • España
  • Hispanoamérica
  • Internacional
  • Historia y patrimonio
  • Política
  • Religión e Iglesia
  • Geopolítica y estrategia
  • Pensamiento y filosofía
  • Ciencia y tecnología
  • Naturaleza y medioambiente
  • Artes y cultura
  • Web information

Categories

  • Spanishness and contemporary world
    • News and contemporary world
    • The future of the Spanishness
    • Memory of the Spanishness
  • Talk and entertainment
    • Art and culture
    • Science and Technology
    • Faith and religion
    • Education and formation
    • Thought and philosophy
    • Nature and environment
    • Travel and tourism
    • Music and movies
    • Sports and shows
    • Data and curiosities
  • Fuero de las Alemanias.'s Videos
  • Corazón Católico's Videos

Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Found 7 results

  1. Hispanorromano

    El fenómeno VOX

    Creo que va siendo hora de que abramos un hilo para tratar del fenómeno de VOX. Lo mejor que he leído es lo que publicó elprotegido en otro hilo: Me adhiero por completo a este análisis. Hay otro aspecto que seguramente nos ha llamado la atención a muchos: la conversión de aguerridos revolucionarios en votantes de VOX. En Burbuja hace tiempo que se iniciaron los movimientos en este sentido: Arrekarallo, PROBLANCO y los hikikomoris devenidos nazis de RENACER. Ya mucho antes había movimientos en este sentido. Enrique Moreno Salinas, nacional-revolucionario indómito, uno de los ideólogos del MSR e introductor del nacional-bolchevismo en España, allá por los años 90, desde su Secretaría Nacional en FE-JONS, proponía hacer entrismo en VOX hace ya un tiempo: En la Tribuna de Cartagena, dirigida por el falangista auténtico Josele Sánchez, también beben los vientos por el partido de Abascal: En KATEHON, la web de Duguin y Malofeev, no hablaban del todo mal de VOX y proponían una fusión con RESPETO: Manuel Canduela, de Democracia Nacional, también tendía la mano a VOX, no sea que se le fuesen a adelantar los de Respeto: DN ofrece diálogo al partido VOX | Democracia Nacional No han faltado las apariciones de VOX en medios alternativos, como RT, HispanTV y La Tuerka: Pero dejemos la política de altos vuelos para retornar a lo concreto. En Burbuja, ha sido también sorprendente la última incorporación de Víctor Chanov, ese forero con apellido de resonancias rusas que hasta ahora se había debatido entre el fascismo de izquierdas y el strasserismo de corte bolchevique. Conste que al menos este forero parece mejor persona que otros, pues, por ejemplo, censuró a los que se mofaban de Ignacio Echeverría. Pero ¿qué puede llevar a que un nacional-revolucionario como él opte por VOX? ¿Por qué la izquierda nacional termina en la formación de Abascal? ¿Cuál es la causa de que falangistas de izquierdas, nacional-bolcheviques, strasseristas, problancos, socialpatriotas y en general aguerridos socialistas de la Tercera y de la Cuarta Vía terminen entrando en la órbita de VOX? Quizá cuando se proclamaban revolucionarios indómitos sólo estaban interpretando un papel. Se lo decía hace tiempo a un amigo: "No te fíes de éstos que presumen de revolucionarios y de izquierdistas. Son todos fachas disfrazados. Cuanto más aspavientos revolucionarios hacen, más probabilidades de que nos hallemos ante un vulgar fachilla. El que de verdad es revolucionario no necesita proclamarlo a los cuatro vientos. Todos estos acaban siempre en la órbita del PP y haciendo la ola a los empresarios. La Falange fundacional hablaba muy discretamente de revolución y no hacía aspavientos". Aunque empleo un tono jocoso, la cosa es bastante seria. Deberíamos exigir a esos dirigentes y a su tropa que dejen de tomarnos el pelo y que se busquen otro sector político para montarse sus películas de autofirmación personal. Ya bastante han intoxicado. Puedo entender que alguien vote a VOX como opción última. Yo no lo haría, pero lo entiendo y lo respeto. Por ejemplo, si alguno de los foreros de esta casa me dice que va a votar a VOX, lo entendería perfectamente y no le intentaría disuadir. Lo entendería porque ningún forero de esta casa ha hecho aspavientos revolucionarios. Pero, en cambio, a estos que están todo el día con aspavientos revolucionarios y que se llenan la boca de llamar "fachas" y "derechistas" a los demás cabe exigirles un mínimo de coherencia. Y sobre todo que dejen de tomarnos el pelo, que ya son muy mayorcitos jugar a los disfraces.
  2. En primicia para este foro, voy a ir recogiendo algunos pasajes que me llaman la atención del libro Santiago Abascal: España vertebrada que acaba de publicar Fernando Sánchez Dragó. El libro es básicamente es una entrevista de Dragó a Abascal en la que a veces interviene Kiko Méndez Monasterio. Dragó somete a Abascal a un intenso acoso y derribo para que apoye a Rusia, pero Abascal se resiste: También Dragó presiona a Abascal para que adopte políticas ultraliberales en economía. Pero Abascal se revuelve contra estas dos cosas: Mi juicio sobre estos dos fragmentos (y otros similares que hay repartidos por el libro) es favorable a Abascal. Pero hay otros asuntos que me parecen negativos. Ya los iré recogiendo. He pensado que sería mejor publicarlo en un hilo separado, ahora que es de máxima actualidad este tema.
  3. Pues sin duda puede decirse que VOX ha salido ganando, y mucho, de las negociaciones en Andalucía: - Ha conseguido aparecer como un partido sosegado y dispuesto a hablar, frente a las demonizaciones y "cordones sanitarios". Ha logrado finalmente un acuerdo, o al menos simularlo (lo cual es lo de menos). - Si bien es cierto que el acuerdo alcanzado con el PP ignora muchos puntos clave para VOX, a mi juicio eso no es un fracaso diplomático como algunos pretenden ver. A VOX no le interesa que el PP acceda (en este momento) a sus exigencias, ni que gobierne de manera parecida a como lo harían ellos, pues eso podría frustrar su ascenso y disminuir el trasvase de votos de PP a VOX. Ya negociarán en escenarios más importantes y con un equilibrio de fuerzas más ventajoso para VOX. Si VOX no va a estar en el gobierno es preferible (para ellos) que no se adopten sus medidas estrella con intensidad. - VOX tiene justificación segura ante sus votantes. Han permitido que no haya gobierno rojo (algo bien visto por sus votantes) y a la vez pueden vetar todas las iniciativas gubernamentales que no convengan. Pueden protestar si el gobierno mantiene intacto el legado socialista. - Han retratado a Cs como partido de izquierdas, con complejos severos e inconfesables, lo que previsiblemente influirá en la percepción del votante de derechas. Más allá de los intereses de VOX, creo que conviene que se intensifique hasta cierto punto la deriva izquierdista de Cs, lo que puede servir para influír en el PSOE y que así, al menos, la izquierda menos radical tenga cierta idea de España. Idea tibia y fundamentada esencialmente en una lectura lábil de la Constitución del 78, como si España hubiera nacido -Dios nos libre- en ese momento. Pero algo es algo. Por lo demás, por hacer crítica negativa, no me está gustando demasiado el discurso de VOX con respecto al feminismo y la ideología de género. Pareciera que el único problema es gastar dinero público en organizaciones públicas feministas y similares. Aunque bien es cierto que cortando esas subvenciones se avanzaría en la solución del problema y se golpearía al enemigo (a la vez que se aliviaría el bolsillo del currante español), no se ataja el mal de raíz si se rehúye el debate real. Aún así, reitero que cerrar estos chiringuitos ya sería un gran avance, aunque no habría que parar allí la confrontación ideológica. También reconozco que los dogmas del feminismo son muy difíciles de criticar, y que el que los ataque va a ser violentamente embestido por los medios. Es lo que le ha pasado a VOX por desplazarse tangencialmente sobre el asunto. Tampoco veo muy claro lo de la "ley de violencia intrafamiliar". Hay miedo a derogar leyes de la izquierda (siendo supuestamente preferible "mejorarlas" o "ampliarlas") a pesar que se hayan demostrado perniciosas y/o netamente inútiles para su supuesto propósito. De todos modos, entiendo que la propuesta de VOX sería una mejora con respecto a la situación actual si esta ley que proponen garantiza la presunción de inocencia, ayuda suturar la fractura social entre hombres y mujeres creada por el feminismo y no es excesivamente intrusiva. También parece asomar la tentación de presentarse como la opción de los "gays de derecha", de moda entre la derecha alternativa europea y estadounidense. Huelga decir que no me gustan nada esos movimientos, y que desgraciadamente no cabe esperar que esta tendencia en VOX se revierta.
  4. Video: DIOS, PATRIA, FUEROS, REY Descipcción: "Excepcional entrevista a D. Javier Barraycoa, politólogo y sociólogo español que nos introduce magistralmente en la esencia y realidad del CARLISMO tan propio de ESPAÑA y de los ESPAÑOLES que aman y defienden a DIOS y a su PATRIA por encima de cualquier otro bien. La juventud española de nuestros dias ha de ver en el CARLISMO el movimiento español por antonomasia, movimiento que reune el ser de nuestra patria y su misión, y ha de apoyarlo y amarlo como algo propio. El CARLISMO resolvería, actualmente, los problemas que hacen sangrar a nuestra amada ESPAÑA. " Con esta entradilla describe Javier Navascués la entrevista que con el título " Dios, Patria, Fueros, Rey", le hace a Javier Barraycoa al objeto de dar a conocer y definir la esencia e historia del Carlismo en España. Aparte del valor divulgativo que sin duda tiene todo el contenido de la entrevista, quiero traerla al foro como punto de partida para contrastar el tradicionalismo español con el auge del populismo representado en opciones como Vox, que con indiscutible acento liberal y jacobino, y por tanto antitético de los principios tradicionales que defiende el carlismo, sin embargo está aunando en torno a sí el voto y el favor de muchas personas que se consideran tradicionalistas católicos. La frase "Vox es un partido de extrema necesidad", en respuesta a la acusación que se la hace de ser un partido de extrema derecha, se ha hecho viral gracias a la propaganda de la formación en las redes pero ¿Realmente el programa de Vox es de extrema necesidad para España o se trata de un lema propagandístico para ocultar otros viejos vicios enemigos de la tradición? ¿Tiene actualmente el carlismo, y por extensión el tradicionalismo, algo que responder a propuestas como las que se plantean desde Vox u otros partidos similares en Europa? ¿Puede ser compatible el tradicionalismo español con opciones políticas como las que representan esos partidos? ¿Es el partido de Abascal un intento de retorno político hacia posiciones más tradicionales o se trata en cambio de una nueva vuelta de tuerca del liberalismo burgués, al que secularmente se ha enfrentado el tradicionalismo, al objeto de confundir y aglutinar en torno a sí el favor de su ancestral enemiga, la ideología liberal? Dejo ahí esas preguntas u otras que se nos puedan ocurrir y os invito a participar en este interesante debate que me parece de suma importancia en un momento como el actual donde, de cara a las próximas elecciones y en medio de la corriente internacional de supuesto auge de posiciones conservadoras, Vox aparece como el último bastión que le queda a la defensa de la España tradicional. Fecha de publicación: 2019-01-05 Categoría: Actualidad y mundo contemporáneo Publicado por: El Español
  5. Aunque el tema que a continuación paso a exponer, bien podría haberlo integrado en otros abiertos al efecto del seguimiento de conocidos grupos políticos, he preferido dedicarle un tema aparte por la relación que tiene con el estado actual de cosas en nuestra sociedad, cada vez más dividida, polarizada y en suma destruida de sus principios y valores fundamentales. También podría haberlo titulado haciendo alguna referencia a las técnicas del populismo para extender su mensaje en la sociedad, pero pienso que es más adecuado generalizarlo en el orden de la propaganda política ya que creo que la dinámica que a continuación se retrata, no es exclusiva del populismo, sino que ya es ampliamente utilizada por todas las formaciones políticas que aspiran a alguna forma de gobierno o presencia en la sociedad. Para exponerlo voy a utilizar un artículo que publica hoy el digital "El Confidencial.es", acerca de los métodos que utiliza Vox para propagarse en la redes, aunque me gustaría que lo tratásemos de manera general, referida a todos los partidos y movimientos que aspiran a mejorar la sociedad -resalto en negritas lo que me parece interesante para apoyar el tema-: De todos es conocida la extendida costumbre que tienen los partidos de izquierdas, de dividir y polarizar la sociedad para alcanzar el poder. No basan su existencia en ningún esfuerzo conjunto por un alcanzar un ideal superior sino en la ruptura de los ideales que dan sentido y unidad a las cosas del bien común existente. De hecho, el propio movimiento de los indignados del 15M, que supuso el renacer del comunismo renovado en España, aparte de encontrar su justificación material en las corruptelas políticas de PP y PSOE, la crisis económica o los recortes de prestaciones sociales, debe también sin duda su existencia ideológica a dicha polarización, astutamente utilizada por lo que después pasó a denominarse "Podemos", cuya denominación refleja como ninguna la verdadera aspiración de ese movimiento, que no es otra que la del poder pretendido para destruir lo creado y organizar desde sus ruinas una nueva sociedad a imagen y semejanza de sus líderes, como bien ha demostrado ya la historia en cada ocasión donde han alcanzado el poder absoluto, y con ello la propia ruina o destrucción del ser humano integrado en esa unidad que es la comunidad social donde vive y se identifica. No vamos a descubrir nada si decimos que la generación de tensiones y divisiones es lo que tradicionalmente ha alimentado y mantenido viva a la izquierda, desde la más antigua revolucionaria lucha de clases, pasando por la división entre bandos, hasta llegar a la más moderna guerra de sexos donde, el hombre y la mujer han dejado de ser potencialmente la unidad humana para dividirse y convertirse así en dos potencias enfrentadas. Se trata en suma del lema "Divide et impera", tan antiguo como el mundo y aplicado en su más perversa expresión para dominar al propio ser humano que pretende liberar. Desde la persona humana, pasando por la familia, el clan, el gremio, el municipio, la nación o la patria y así hasta llegar a la metafísica de la Comunión, todas las estructuras que mantienen vivas y unidas nuestras sociedades se sustentan sobre unidades fundamentales formadas por elementos complementarios, que se multiplican generando nuevas unidades: cuerpo y alma, hombre y mujer, amigos, vecinos, paisanos, fieles, etc. El propio ser nacional y en nuestro caso, la democracia, se sustenta sobre esa realidad. La propia ley natural tiene esa forma de estructura. La raíz cristiana de nuestras sociedades se fundamenta también en buena medida, en aquel milagro de la multiplicación de los panes y los peces donde, lo milagroso no fue hacer aparecer el alimento de la nada sino convertir el corazón egoísta de los que allí estaban invitándoles a compartir sus propios bienes para que de esta forma se multiplicase el bien de todos. Ese milagro de la multiplicación ha sido el que los españoles han sabido reproducir mejor por el mundo, dando origen a aquella comunión de pueblos y naciones que fuera nuestro imperio, y sentando las bases de la actual hegemonía occidental. De otro lado, la existencia de las derechas en nuestro marco político, desde su origen en la revolución francesa representando la defensa del orden tradicional frente al veto real de los revolucionarios, hasta llegar a la más moderna "ultraderecha" reclamando la supuesta vuelta a los valores tradicionales, no se entiende sino como una fuerza de contraposición necesaria para conservar la unidad social sobre la que constantemente atenta la división del progreso de la izquierda, y que configura el bien común. Así, izquierdas y derechas vendrían a ser la manifestación social de las expresiones matemáticas de la división y la multiplicación respectivamente pues, de alguna forma la izquierda representa siempre ese proyecto privativo de "lo nuestro" que trata de dividir y repartir el "bien de todos", y que pretendidamente trataría de conservar y multiplicar la derecha. Digo pretendidamente porque por supuesto, el factor humano es clave en ese análisis de izquierdas y derechas ya que, no se puede afirmar que todos los afectos a las izquierdas y derechas operen en sentido estricto al que orienta su ideología: ni todos los afines de la izquierda pretenden dividir la sociedad, ni todos los de la derecha pretenden conservar y multiplicar el bien común. Es más, por mi propia experiencia casi que me atrevería a afirmar que, por lo general, existe una gran masa invertida en ambos bandos, unos creyendo ingenuamente que mediante la división van a lograr la igualdad deseada y otros actuando astutamente a sabiendas que de la multiplicación van a obtener un beneficio que les sitúe por encima de los demás, pero así de torpe es la condición humana. Lo importante y curioso en ambos casos es que, tanto las izquierdas como las derechas, aunque operen a conciencia y honestamente, tratan en teoría de lograr una unidad que podríamos definir como bien común, sin embargo, el camino que hoy emprenden ambos extremos dominados por el populismo, es el de la generación de tensiones y la división constante que imposibilitan la construcción y conservación de un bien común y con ello la de la propia identidad nacional y dignidad humana. ¿Por qué partidos de izquierdas, como Podemos que, pretendidamente apuestan por la igualdad o la solidaridad, emplean para sus fines la división constante entre bandos, sexos o regionalismos, o buscando el favor de grupos separatistas que procuran en definitiva la ruptura del bien común, generando así mayor insolidaridad y desigualdad entre todos? ¿Por qué partidos de derechas como Vox, que pretendidamente claman por preservar la unidad y libertad nacional atacadas por la izquierda, emplean esa misma técnica incendiaria de la división social, generando de esta manera una mayor desunión y tiranía entre los sujetos que componen la nación, y en definitiva con ello procurando también la ruptura del actual bien común? Sé que no vivimos en la sociedad perfecta y que a día de hoy estamos muy lejos de alcanzar ese ideal pero ¿Se trata en ambos casos de proyectos y actuaciones legítimas, surgidas desde la sociedad y para el bien de todos, en función dicho esto de los deseos y promesas expresados por todas esas formaciones en sus respectivos mítines y programas, o en cambio responden a otros intereses superiores que, por encima de ellos mismos y valiéndose del populismo que mueve hoy toda la política, buscan dividir, tensionar y destruir el bien social para hacerse así con el dominio de nuestras vidas? ¿Todo lo que hay es en realidad lo que se ve, o lo que se ve en cambio está ahí para ocultar la realidad? Porque, tan contradictorio e hipócrita me parece clamar por la justicia social, empobreciendo y privando aún más al pobre de sus propios bienes humanos y materiales, como pretender la unidad y la concordia nacional al mismo tiempo que se paga a unos pirómanos para incendiar la sociedad. Por ejemplo, me he leído varias veces las cien propuestas de Vox para el gobierno y pese a estar conforme con la inmensa mayoría, no tolero de ninguna manera el uso que se hace del tema de la inmigración pues, de igual forma que la izquierda no puede abrir de par en par las puertas de las fronteras si se quiere mantener la paz y el orden en la sociedad, la derecha tampoco puede abrir la puerta de la xenofobia por el mismo motivo pues, en ambos casos de cosifica y deshumaniza a la persona hasta convertirla en simple materia de voto y presupuesto, sin tener en cuenta la dignidad humana y necesidades básicas de los que vienen y de quienes los reciben. Es decir, al igual que lo que comentaba anteriormente, la vía del orden no puede ser generar un mayor desorden. La tolerancia, solidaridad y acogida que caracterizan a los españoles, es una virtud conquistada durante siglos que no podemos permitirnos perder por seguirle el juego a un puñado de intereses políticos y económicos, sean de izquierda o de derecha. Seamos rebaño pero no borregos. Por todo esto y otras cosas me declaro a menudo objetor de conciencia en materia de voto, cada día más consciente, porque no entiendo como todos esos grupos que supuestamente pretenden mejorar esta sociedad, son incapaces de entender que, sus dinámicas de funcionamiento se orientan a empeorarla. El fin no puede justificar los medios y si se carece de un proyecto ilusionante, capaz de movilizar el voto y aunar voluntades en pos de un futuro mejor para todos, antes de unirse al bando de los incendiarios, es preferible seguir defendiéndo honradamente la casa y quedarse esperando a ver como pasa por delante el cadaver de tu enemigo pues, sin duda en esta vida, todo pasa. Yo de momento me seguiré absteniendo, y ojalá fueran millones los que lo hiciesen pues así entenderían nuestros políticos que, para construir una sociedad mejor, es más efectivo y humano sacrificarse uno mismo que andar promoviendo el sacrificio de los demás. El origen cristiano de nuestra civilización así nos lo demuestra.
  6. A veces el enemigo nos proporciona en su propaganda y sin quererlo las claves de su pensamiento íntimo. Este artículo de Rafael Bardají (Vox) en La Gaceta de Ariza nos revela algunas claves de la movida identitaria que está funcionando en Europa y que probablemente empezará a ganar peso en España. Marco en negrita lo que me parece llamativo e Intento leer entre líneas al final: Más allá de que pudiera tener razón en algún aspecto, por ejemplo en la reivindicación de la soberanía de las naciones, me parecen interesantes algunas claves que revela: — Promueve el nacionalismo, cosa hasta ahora inédita en estas formaciones. Hace una crítica de los "valores" instaurados tras la Segunda Guerra Mundial. Quiere salir de la UE a toda costa. — Elogia el orden de Westfalia porque puso fin a las guerras de religión. Ya se sabe, las religiones son la causa de las guerras, mejor nos iría sin ellas. — Dice que Hitler, lejos de ser nacionalista, era un imperialista y que Stalin era un universalista antinacionalista. Quiere asociar todo lo negativo con la concepción imperial. — Habla despectivamente de la "supuesta comunidad hispánica" entre España y "América Latina" (nótese la elección del término). Está claro que niega esa comunidad. A renglón seguido se refiere despectivamente a la "retórica imperial" del franquismo y a la "visión universalista" de la Iglesia católica. Es claro su desprecio por las concepciones patrióticas que el franquismo toma de la Falange y el carlismo. No quiere la UE, pero tampoco quiere ningún acercamiento a Hispanoamérica. — Le molesta que se celebre el Día de la Hispanidad y preferiría que se celebrase la "victoria militar sobre los moros" en consonancia con los nuevos aires que vienen de Europa. Ésta es una reivindicación identitaria clásica. Es un devoto de Santiago pero sólo en lo que respecta a su aparición en la batalla de Clavijo. Lo que tenga que ver con la Religión le interesa menos o directamente lo desprecia. — Detesta a los inmigrantes musulmanes porque son "incompatibles con nuestros valores, instituciones y formas de vida". Prefiero no saber qué valores y formas de vida son ésas. — Tampoco le caen nada bien los hispanos. Los intenta equiparar con los musulmanes mencionándolos en el mismo contexto, aprovechando el en parte justificado recelo que hay hacia los musulmanes para ampliar el rechazo popular a todos los inmigrantes. Los únicos inmigrantes que le caen bien son los chinos.
  7. Lo encierro entre interrogaciones por ser cauto. Ayer publicaba Santiago Abascal este tuit: El mensaje de Abascal no tiene nada de malo: lo suscribo y lo suscribe el propio Papa. Hay que acabar con los pederastas de raíz. El problema es que ya desde la primera respuesta (publicada por una tal Chus, que en su perfil aparece como militante de VOX) la cosa se mezcla con el islam y con el bulo que acusa al Papa de pedir a las europeas que se casen con musulmanes, orientándose en ese sentido anticlerical los mensajes sucesivos, sin que Abascal ni sus lugartenientes intervengan para poner un poco de cordura o para reconducir la conversación. Con lo que podemos suponer que VOX de alguna manera tolera y hasta fomenta ese tipo de pensamientos. Luego voy al estercolero burbujil y veo que un sodomita que milita en VOX está utilizando ese mensaje de Abascal para atacar a la Iglesia. De alguna manera parece que se trata de utilizar las recientes investigaciones sobre casos de pederastia eclesial en EEUU contra el Papa actual, cuando todos sabemos que esos repugnantes hechos ocurrieron durante el pontificado de Juan Pablo II, un papa al que, por cierto, veneran los críticos con Francisco. Todo celo contra los pederastas y los que les amparan es poco, pero parece que en este caso se está utilizando el tema interesadamente para golpear al papa actual, cuando es el que menos responsabilidad tiene. Entonces, más que celo contra los pederastas, parece una vil utilización del tema por parte de personas que siempre se han dedicado a encubrirlos. Me da la impresión de que VOX empieza a tocar registros anticlericales sin ningún pudor. Tal como están las cosas, cualquier día salen diciendo que a Francisco lo puso Soros para llevar a cabo el plan Kalergi o alguna cosa parecida. ¿Qué opináis vosotros? ¿Hay para mosquearse?
×