Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'tradicionalismo'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Main forums
    • Current debate
    • The pending Spain
    • Memory of the Spains
    • Controversial issues
    • Spanish coffee
    • Community support
  • Spanish heart
  • Corazón Montañés's Temas nuevos
  • English-speaking community's English-speaking forum
  • Coração Brasileiro e Luso's · Fórum do Brasil e a Lusofonia
  • Corazón Mexicano's · Foro de México
  • Corazón Puertorriqueño's Foro de Puerto Rico
  • Corazón Argentino's · Foro de Argentina
  • Fuero de las Alemanias.'s Foro Hispano-Alemán
  • Corazón Católico's Foro Católico

Categories

  • Opinión
  • España
  • Hispanoamérica
  • Internacional
  • Historia y patrimonio
  • Política
  • Religión e Iglesia
  • Geopolítica y estrategia
  • Pensamiento y filosofía
  • Ciencia y tecnología
  • Naturaleza y medioambiente
  • Artes y cultura
  • Web information

Blogs

There are no results to display.

There are no results to display.

Categories

  • Spanishness and contemporary world
    • News and contemporary world
    • The future of the Spanishness
    • Memory of the Spanishness
  • Talk and entertainment
    • Art and culture
    • Science and Technology
    • Faith and religion
    • Education and formation
    • Thought and philosophy
    • Nature and environment
    • Travel and tourism
    • Music and movies
    • Sports and shows
    • Data and curiosities
  • Fuero de las Alemanias.'s Videos
  • Corazón Católico's Videos

Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Found 5 results

  1. Bueno muchachos, Quienes me conocéis de los foros, creo que en mayor medida sóis casi todos por ahora, sabéis de qué pata cojeo, cuál es mi punto flaco. Efectivamente, vengo aquejado de ciertos síntomas que apuntan al síndrome de Casandra. Soy machacón con algunos temas por ver en ellos indicios de algo grave que se nos viene encima pero al ser una especie de francotirador solitario, salvo admirables excepciones, pues como que puedo dar la imagen de una especie de loco de la colina, abuelo batallitas o simple pesado con tendencias maniáticas. Uno de esos temas es el lento pero insistente intento por parte de los grupos de identitarios de asaltar y usurpar el espacio sociológico que ocupa, o mejor dicho le correspondería ocupar, al tradicionalismo político español. Las razones para creer que esa puede ser una de las vías de infiltración de un movimiento al que hasta ahora se les ha venido resistiendo España son bastante profundas y nos tendríamos que sumergir en un debate bastante denso. Creo que con vosotros esto no va a ser necesario. Abro este hilo para invitaros a monitorizar este proceso en vivo en una de las páginas a las que más admiramos bastantes de los que aquí estamos. No voy a nombrarla directamente, simplemente digo que es la mejor que existe hasta la fecha y existirá durante mucho tiempo. Cada día me llevo un susto nuevo. Ayer fue lo del enlace a Dugin en una televisión hispanófila argentina. Hoy ha sido el enlace a este sitio que apunta claramente al híbrido en fase de conformación y que, de no ser frenado por la vieja guardia, acabará por deglutir el mayor cuerpo doctrinal y de cosmovisión que ha criado la tradición española en dos siglos y ser regurgitado por la loba identitaria para alimentar con ello a su camada en ciernes. Este es el enlace: http://culturalidentitario.blogspot.com.es/2015/12/cultura-identitaria-y-marco-simbolico.html Imaginad mi primera impresión si os digo que otro de los temas recurrentes de mis llantos casándricos es el de la histeria colectiva desatada desde décadas en defensa irracional de ese animal tan de los gustos del neopaganismo identitario, de cuya belleza e inteligencia todos nos quedamos embelesados, pero de una simbolismo tan contrario a nuestro paisanaje más arraigado, ese al que cualquier movimiento patriótico debería aspirar atraer. Y que nada más clicar el enlace se abre una página con un aspa de Borgoña o Cruz de San Andrés como trasfondo a un tótem lobuno, tan del gusto de los referidos. Eso sirve, desde luego, para desatar todas mis alarmas y rápidamente confirmar el rollo de que va este sitio enlazado en mi tan apreciado foro de internet. Efectivamente, con el tema de la bandera como marco simbólico no podía tardar en aparecer una de las disonantes propuestas de este delirante, y no por eso subestimable lugar, la cual viene a ser la idea de que la bandera de España, la rojigualda, esa cuyo restablecimiento pusieron como condición los requetés carlistas para unirse al alzamiento del siglo XX, vendría a ser una bandera más bien ilegítima, de despreciable implantación y como consecuencia de un ya ancestral rechazo popular sería en parte por lo que hoy sería una bandera tan discutida por ese mismo pueblo español.No quiero entrar demasiado en detalle acerca del lenguaje tan claramente tomado del mundillo identitario, paganista, etc., el rollito venerador de simbología pagana, estelas, esvásticas y demás parafernalia que delata la filiación de los creadores de dicho lugar, sin necesidad de saber quiénes son.Lo que me importa es proponeros el seguimiento de ese proceso al que me refiero y, si por el contrario, creéis que de verdad es producto de una paranoia o exageración sin fundamento, pues trataré de reflexionar de otra manera y reformar mis planteamientos.Como resumen de mi proposición, hipótesis, presuposición, presentimiento o como se diga es que viene produciéndose un fenómeno consistente en la usurpación de la etiqueta y el espacio teóricamente correspodiente a lo que otrora fuera el movimiento tradicionalista (carlismo) y desde los rescoldos que quedan de ese sitio o no se están dando cuenta o se están dejando caer en sus brazos con la esperanza de volver a ser aupados. Y es en ese contexto en el que encontraría también una explicación la creciente simpatía hacia el putinismo, Dugin con sus teorías multipolares en la que podría caber una propuesta seductora relativa al mundo hispánico, etc. PD: aunque a algunos pueda parecer una chorrada poco tocante al tema identitario vs. catolicismo, el tema del lobo tiene una gran analogía, un gran simbolismo del proceso que es subvertir los valores de un pueblo, los identitarios no han podido elegir mejor símbolo en su asalto contra el Tradicionalismo, porque detrás de todo esto se huele a leguas el tufo paganista.
  2. Video: El ethos hispánico y las independencias hispanoamericanas (Miguel Ayuso, Patricio Lons) Descripcción: Juan Manuel Soaje Pinto entrevista al Dr. Miguel Ayuso y al periodista Patricio Lons en la cadena de televisión argentina TLV1 acerca de los fundamentos políticos de la Hispanidad. Fecha de publicación: 2019-09-16 Categoría: Pensamiento y filosofía Publicado por: pozinho
  3. Juan Manuel Soaje Pinto entrevista al Dr. Miguel Ayuso y al periodista Patricio Lons en la cadena de televisión argentina TLV1 acerca de los fundamentos políticos de la Hispanidad.
  4. Me ha parecido interesante este fragmento de Vázquez de Mella en el que plantea que la autocrítica destructiva a la que solemos entregarnos los españoles no es la mejor manera de levantar una nación. Creo que tiene aplicación también en la España democrática de hoy: aunque no nos guste y queramos cambiarla, tampoco conviene cargar las tintas diciendo que somos más corruptos que otros pueblos o que no valemos nada en el contexto internacional. Lo primero, no es verdad si se hace un análisis objetivo de los demás países; pero además salta a la vista que no es lo más adecuado para salir de nuestra depresión y levantar de nuevo el vuelo. ----------------------------- Injurias a España. — Su grandeza histórica Es necesario que os aprovechéis de este movimiento, que es indígena, que es original ; porque a mí, señores, lo declaro, me hierve la sangre y me duelen los oídos, cuando oigo esa palabra de europeización. Hace algunos años, todavía no había un español que no se indignase contra aquella frase injuriosa de Dumas, que decía que el África empezaba en los Pirineos, y ahora, a cada paso, se habla de aires de Europa, de que hay que asomarse a Europa, de que hay que vivir en Europa. No parece sino que somos una continuación de Frajana, que vivimos en pleno Marruecos. ¿Es que tanta maravilla hay en los demás pueblos de Europa? Yo he viajado por algunos, y he visto algunas cosas que abundan en España, y otras que en España no abundan tanto por fortuna. Es muy fácil alabar una nación cuando no se ve de ella más que el conjunto de los ejércitos y acorazados y los esplendores de las grandes ciudades, y, juzgando por esto, creer que allí el nivel moral está a la misma altura que el nivel de algunos centros materiales. Yo he leído un libro, no hace mucho tiempo, en donde se estudiaba el malestar social del pueblo inglés. En la ciudad de Liverpool hay 22 mil obreros que viven en sótanos que no tienen más salida al mundo exterior que una abertura, por la cual se comunican con la planta baja de las viviendas en donde moran otros, y no mucho mejor. ¿Y no sabéis que ha habido año en que han muerto en Inglaterra alcoholizadas unas seiscientas mil personas? ¿Son ésas grandezas morales? Cuando pongamos en la cuenta las cosas de dentro y las de fuera, hay que ponerlas todas, y hay que tener presentes también las degradaciones morales de otros pueblos. Yo he visto en la ciudad de Venecia, cuando el cañón de San Marcos hacía retemblar los viejos palacios, marchar muchedumbres de obreros a comer aquella borona gelatinosa que se llama polenta, y que en un mostrador sucio se corta con un bramante, y que, junta con unas patatas sin sal, constituye su alimento. Esto ocurre en esos pueblos opulentos. Hay de todo en todas partes ; lo que hay es que nuestros políticos conocen el extranjero por los balnearios (Risas). Y es una fortuna que muchos tengan enfermedades y lacras para que lo vayan conociendo algo. Vais a París, recorréis los grandes boulevares, la Plaza de la Concordia, y os asombra que los mendigos no salgan al paso; vais a la torre Eiffel, a los grandes hoteles, a los grandes restaurants, y, claro es, allí no se ven pordioseros. Yo tengo un amigo que ha estado dos meses en Londres, y creía que allí no había pobres, porque, claro está, como hacía la vida en los clubs, no había encontrado ninguno que se acercara a pedirle una limosna. Pero cuando en esas poblaciones se desciende un poco, entonces se ve que hay todavía muchas virtudes morales en nuestro pueblo, que no sólo resisten el parangón, sino que ganan en la competencia, porque son superiores. Somos así, señores ; aquí hacemos muchos alardes de patriotismo, y, sin embargo, puede decirse que España es una nación que apenas pasa un día sin que se insulte a sí misma. Nosotros estamos afirmando todos los días que somos un pueblo inculto, que somos un pueblo atrasado, que tenemos que europeizarnos; ¿creéis que así se ha civilizado alguna vez un pueblo? Muy malo es aquel exceso de patriotismo que tiene ya un nombre (chauvinisme), y que consiste en creer que las cosas del propio país son siempre las mejores ; pero lo prefiero a esta clase de injurias y afrentas. Algunos de vosotros —aquellos que no os satisfacéis con esa historia incompleta y casi calumniosa de nuestros manuales de los Institutos, y aun de esas historias generales, todas ellas defectuosísimas y sembradas de errores— cuando habéis querido estudiar algunos períodos de nuestra historia, y habéis revuelto los archivos y abierto los viejos pergaminos, habréis observado qué diferencia se nota entre aquella historia y esta otra que se usa para echárnosla en cara unos partidos a otros, sin saber que era la historia común de nuestra Patria la que hemos maldecido y hemos manchado (Muy bien). ¿No es verdad que, cuando se trata de combatirnos unos a otros, decimos que esa historia no es más que una historia de tiranos y de esclavos, en que no hay más que hogueras inquisitoriales, opresión del pensamiento, mutilación de la voluntad, barbarie ? Y, sin embargo, esa Historia de España se confunde durante más de un siglo con la Historia universal. Nosotros tuvimos un Imperio al lado del cual eran provincias el de Ciro y el de Alejandro, porque fué 23 veces más grande que el de Roma; nuestros personajes formaban como una selva en el siglo XVI; de tal manera se unían, que no era fácil distinguir el cielo que ellos eclipsaban con su grandeza. Nosotros fuimos grandes, con una grandeza tal, que quisiera recordar las palabras de un gran español lusitano, Oliveira Martins, que, a pesar de ser positivista y ateo, cuando escribió uno de sus libros cantaba las glorias de España con un entusiasmo que contrasta con aquel otro lenguaje, impropio al hablar de una madre, que suelen usar nuestros historiadores de los partidos democráticos; él, positivista entonces, aunque su sinceridad y su buena fe lo lleva ron a morir abrazado a la Cruz ; él, positivista y ateo, decía: No se puede afirmar en España que la Monarquía y el Catolicismo fueran contra natura; habría que averiguar de dónde sacaron ellos su fuerza, y habría que quemar todos los documentos históricos, unánimes en reconocer el entusiasmo del pueblo por los reyes y los sacerdotes en que se veía a sí mismo representado. Él era el que, cantando la España del siglo XVI, exclamaba: No era un monstruo, era un gigante ; en su seno latía la vida ; su brazo era tan titánico y potente, que, cuando se levantó, pareció que con un esfuerzo sobrehumano alteraba las leyes de la Naturaleza y de la Historia ; cada personaje era un gigante ; y los enumera, desde Lope a Camoens, desde Felipe II a Juan III, y, aunque a algunos alcanzan epítetos inexactos, a todos los reconoce como grandes, porque la imparcialidad histórica obliga a confesar que, cuando nos levan tamos formando aquella unidad poderosa de una fe ardiente que nos puso en movimiento, Europa dobló la cabeza para dejarnos pasar. Entonces las leyes históricas parece que se suspendieron; fué necesario que el gigante se desangrara y sucumbiera en una lucha de más de un siglo para que las leyes históricas volvieran a regir los intereses humanos como en la vida ordinaria. Señores, una historia de tal magnitud y de tal grandeza no puede ser denigrada, no puede ser escarnecida ; y esa historia es aquella que coincidió, a pesar de los vientos adversos que en toda Europa reinaban, que coincidió con la idea regionalista al mismo tiempo que con la idea nacional fundada sobre la unidad religiosa. Yo me he imaginado muchas veces que esta España gloriosísima se había formado como si hubiera juntado raíces dispersas de los elementos indígenas, celtíberos, de los elementos semitas, helénicos, romanos, que todos eran corno raíces que no podían dar de sí, al romper el suelo, más que pequeños arbustos; pero un día la Iglesia los juntó con la abrazadera de oro de una misma fe, les comunicó su savia, hizo que formasen un tronco común, y ese tronco se levantó y tuvo una fronda gigantesca que casi cubrió el sol. Pues bien, señores : ese tronco existe, la savia no ha muerto todavía, todavía cabe pedir que no se convierta en uno de esos palos secos y largos que se levantan en la llanura como demandando una centella o el hacha del leñador, sino que con savia nueva, que ahora va circulando en todas las regiones, se levante otra vez y rejuvenezca el tronco para que florezca, para que extienda su copa protectora, y el altar del sacerdote, la lira del poeta, la espada del guerrero, la herramienta del obrero, la esteva del labrador, todo se cobije a su sombra el día que la tormenta sacuda los cimientos de Europa, y, cuando las aves del cielo vengan a posarse en esa fronda del gran árbol nacional, pueda salir la tribu peregrina otra vez a emprender nuevas cruzadas por la Historia, y a llevar caliente sobre su corazón y como en un relicario la semilla que él produce y plantarla en nuevas tierras donde otra vez se bendiga este pabellón español que un día cubrió con su sombra el planeta, y que no tienen derecho a escarnecer los hijos de la generación presente (Muy bien, muy bien. Muchos diputados de todos los partidos políticos se levantan a felicitar al orador). Obras completas de Juan Vázquez de Mella, Volumen IX, pp. 189-197.
  5. Video: DIOS, PATRIA, FUEROS, REY Descipcción: "Excepcional entrevista a D. Javier Barraycoa, politólogo y sociólogo español que nos introduce magistralmente en la esencia y realidad del CARLISMO tan propio de ESPAÑA y de los ESPAÑOLES que aman y defienden a DIOS y a su PATRIA por encima de cualquier otro bien. La juventud española de nuestros dias ha de ver en el CARLISMO el movimiento español por antonomasia, movimiento que reune el ser de nuestra patria y su misión, y ha de apoyarlo y amarlo como algo propio. El CARLISMO resolvería, actualmente, los problemas que hacen sangrar a nuestra amada ESPAÑA. " Con esta entradilla describe Javier Navascués la entrevista que con el título " Dios, Patria, Fueros, Rey", le hace a Javier Barraycoa al objeto de dar a conocer y definir la esencia e historia del Carlismo en España. Aparte del valor divulgativo que sin duda tiene todo el contenido de la entrevista, quiero traerla al foro como punto de partida para contrastar el tradicionalismo español con el auge del populismo representado en opciones como Vox, que con indiscutible acento liberal y jacobino, y por tanto antitético de los principios tradicionales que defiende el carlismo, sin embargo está aunando en torno a sí el voto y el favor de muchas personas que se consideran tradicionalistas católicos. La frase "Vox es un partido de extrema necesidad", en respuesta a la acusación que se la hace de ser un partido de extrema derecha, se ha hecho viral gracias a la propaganda de la formación en las redes pero ¿Realmente el programa de Vox es de extrema necesidad para España o se trata de un lema propagandístico para ocultar otros viejos vicios enemigos de la tradición? ¿Tiene actualmente el carlismo, y por extensión el tradicionalismo, algo que responder a propuestas como las que se plantean desde Vox u otros partidos similares en Europa? ¿Puede ser compatible el tradicionalismo español con opciones políticas como las que representan esos partidos? ¿Es el partido de Abascal un intento de retorno político hacia posiciones más tradicionales o se trata en cambio de una nueva vuelta de tuerca del liberalismo burgués, al que secularmente se ha enfrentado el tradicionalismo, al objeto de confundir y aglutinar en torno a sí el favor de su ancestral enemiga, la ideología liberal? Dejo ahí esas preguntas u otras que se nos puedan ocurrir y os invito a participar en este interesante debate que me parece de suma importancia en un momento como el actual donde, de cara a las próximas elecciones y en medio de la corriente internacional de supuesto auge de posiciones conservadoras, Vox aparece como el último bastión que le queda a la defensa de la España tradicional. Fecha de publicación: 2019-01-05 Categoría: Actualidad y mundo contemporáneo Publicado por: El Español
×