Jump to content

Search the Community

Showing results for tags '4chan'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Main forums
    • Current debate
    • The pending Spain
    • Memory of the Spains
    • Controversial issues
    • Spanish coffee
    • Community support
  • Spanish heart
  • Corazón Montañés's Temas nuevos
  • English-speaking community's English-speaking forum
  • Coração Brasileiro e Luso's · Fórum do Brasil e a Lusofonia
  • Corazón Mexicano's · Foro de México
  • Corazón Puertorriqueño's Foro de Puerto Rico
  • Corazón Argentino's · Foro de Argentina
  • Fuero de las Alemanias.'s Foro Hispano-Alemán
  • Corazón Católico's Foro Católico

Categories

  • Opinión
  • España
  • Hispanoamérica
  • Internacional
  • Historia y patrimonio
  • Política
  • Religión e Iglesia
  • Geopolítica y estrategia
  • Pensamiento y filosofía
  • Ciencia y tecnología
  • Naturaleza y medioambiente
  • Artes y cultura
  • Web information

Blogs

There are no results to display.

There are no results to display.

Categories

  • Spanishness and contemporary world
    • News and contemporary world
    • The future of the Spanishness
    • Memory of the Spanishness
  • Talk and entertainment
    • Art and culture
    • Science and Technology
    • Faith and religion
    • Education and formation
    • Thought and philosophy
    • Nature and environment
    • Travel and tourism
    • Music and movies
    • Sports and shows
    • Data and curiosities
  • Fuero de las Alemanias.'s Videos
  • Corazón Católico's Videos

Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Found 3 results

  1. El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera. El pasado viernes, Brenton Tarrant asesinó a 49 personas en una mezquita de Nueva Zelanda. El terrorista grabó la acción en vídeo y la difundió junto con un manifiesto identitario en el que incidía en las mismas teorías de la conspiración que hace tiempo son moneda común en internet, entre otras razones, por la febril actividad de los medios rusos y de sitios ligados a la cultura de internet, como 4chan. Muchos internautas han aplaudido, justificado o banalizado la acción terrorista en foros y redes sociales. En cierto foro que todos conocéis el que ha condenado el atentado ha sido la excepción. Meme con el que celebraban el atentado de Nueva Zelanda en 4chan Atentados de este tipo no son nuevos en Estados Unidos y en el podrido mundo anglosajón, donde abundan los chalados con inclinaciones racistas. Pero parece que se están acelerando los ciclos y hay tres novedades importantes: 1) hay un importante sector de occidentales que aplaude o justifica estas acciones; 2) los terroristas se radicalizan a través de internet y están abonados a determinadas teorías de la conspiración que causan furor en los ambientes derechistas; 3) las acciones se orientan sobre todo contra los musulmanes y se pretende que sean parte de una guerra a sin cuartel de los cristianos contra el islam en la estela del manifiesto de Breivik, y esto a pesar de que los terroristas profesan creencias paganas en su mayoría. En mi opinión, también hay un factor geopolítico importante. El manifiesto de Tarrant contiene alusiones positivas a Rusia mientras que acusa a la OTAN y a la UE de apoyar a los islamistas. El que mandó las cartas bomba a Soros y demás personas también publicaba mensajes rusófilos en las redes sociales. Por otra parte, las teorías de la conspiración que tienen absorbida la mente de los terroristas son difundidas día y noche por los medios rusos, los oficiales y los extraoficiales. Pero si queréis nos olvidamos de ese factor geopolítico —que entra en el terreno de la conjetura— y nos centramos en lo más tangible: cada vez con más frecuencia, están cometiendo atentados terroristas personas que creen en determinadas teorías de la conspiración y que frecuentan ciertos lugares de la Red. ¿Hasta qué punto los atentados no son provocados por los que crean y difunden estas teorías? Si alguien cree de verdad que se está produciendo una invasión musulmana para acabar con la Cristiandad y con la raza blanca, lo normal sería que tome las armas. Y es un hecho que han tenido que prever los que crearon esas teorías de la conspiración, de la misma manera que quien creó los Protocolos de los Sabios de Sión previó que produciría matanzas de judíos. Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. En 4chan resumían así su propia trayectoria: Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  2. A casi 48 horas del atentado dirigido contra nuestros compatriotas hispanos, la única reacción positiva que he observado ha sido ésta: Pero Falange Auténtica es un grupo muy minoritario (no creo que pase de 50-100 afiliados en toda España) y por lo demás no suele ser muy ortodoxo en sus planteamientos. En el resto de grupos falangistas, carlistas, piñaristas e identitarios no he observado ninguna reacción dentro de sus medios oficiales. Tampoco en VOX. Parece que no hubiera tenido lugar el atentado. Insisto en que se trata de un asunto muy grave: es un atentado terrorista dirigido contra nuestros compatriotas hispanos (el mayor de este tipo en los últimos cien años) y de alguna manera ha sido inspirado por las personas que ocupan el poder en Estados Unidos. Porque decir que que esto no tiene nada que ver con Trump sería como decir que la Noche de los Cristales Rotos no tiene ninguna relación con Adolf Hitler. Este tipo de atentados hay que combatirlos desde nuestras convicciones católicas: sean quienes sean los asesinados, no está bien matar a gente de forma indiscriminada. Pero en este caso a las consideraciones católicas se unen las patrióticas: han ido a por los nuestros (si el hispanismo es algo más que retórica) y no de forma aleatoria, sino siguiendo orientaciones propagandísticas muy precisas. Es un atentado contra España que en otros tiempos más viriles habría sido considerado casus belli por la mayoría de españoles. Por tanto, sorprende poderosamente que no haya habido ninguna reacción ni en Vox ni el resto de partidos que se consideran patriotas. La única explicación que se me ocurre a esta ausencia de reacciones es que de alguna manera simpaticen con el asesino antiespañol, como simpatizaron abiertamente con el asesino antimusulmán de Nueva Zelanda y como simpatizan con el trumpismo identitario de cuño moscovita que viene inspirando estas acciones. Y esto es casi más grave que el propio atentado. Porque algo muy grave ha tenido que suceder en nuestra psique española para que unas personas que se proclaman patriotas apoyen a la basura yanqui que asesina a nuestros compatriotas en Tejas y que niega la españolidad de Tejas. Si Vázquez de Mella o José Antonio viesen este espectáculo, sacarían el látigo y quizá algo más. Una aberración de estas características sólo puede explicarse por una dirección internacional que impone a los patriotas ideologías y estrategias que van contra los intereses españoles. Una cuestión todavía más grave que la ausencia de reacciones es la existencia de reacciones que de algún modo banalizan, justifican o apoyan el atentado contra nuestros compatriotas hispanos. Desde las primeras horas, uno de los que ha jugado a ese juego ha sido el Coronel Pakez sobre el que abrí un hilo crítico hace unas semanas. Pakez además pone en copia a dos políticos anglosajones. Puede parecer un brote aleatorio de conspiranoia, pero lo cierto es que Pakez considera que el pueblo tiene derecho a tomarse la justicia por su mano con los inmigrantes: Y dice que el atentado es una campaña contra Trump o para desarmar al "noble pueblo de los USA": En el artículo que critiqué, Pakez daba a entender que su hondo amor hacia España y sus esencias católicas le llevaba a cierta indiferencia ante la suerte de Cataluña, dado que España, según él, era eterna y por tanto indestructible. ¡Qué bonitos pensamientos! Pero ya se ve que ese hondo amor hacia España no le llega para lamentar la muerte de unos compatriotas hispanos asesinados por un bastardo yanqui; no le llega ni siquiera para respetar a los muertos y a los que son perseguidos por su condición de hispanos. Sí para hacer un canto al "noble pueblo de los USA". Uno de los que retuitea las majaderías de Pakez es un tal American Requeté: En este otro mensaje cita a un agente ruso para afirmar que el atentado es obra de la Red Gladio con la colaboración del Vaticano: No es un cualquiera este American Requeté. Es una cuenta muy citada por cuentas oficiales de la CT, como se puede comprobar en la sección de cuentas sugeridas por Twitter, a la derecha. Verdaderamente, internet está produciendo una demencia generalizada en sectores políticos que antes parecían cuerdos. Javier Villamor, miembro del HSM y de Hazte Oír, también juega a lo mismo: Son unos pocos ejemplos. Me parece extremadamente grave todo esto y confío en que también os lo parecerá a vosotros. Es grave que se produzcan atentados terroristas contra nuestros compatriotas, pero es casi más grave que la reacción de algunos españoles, en particular de los que se consideran patriotas y católicos, sea de apoyo al terrorista a nivel extraoficial y de una indiferencia cómplice a nivel oficial. Algo ha cambiado, para mal, en la derecha y en el patriotismo. Sea cual sea el origen de este comportamiento traidor y anticristiano, debemos poner todo nuestro empeño en combatirlo.
  3. El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera. El pasado viernes, Brenton Tarrant asesinó a 49 personas en una mezquita de Nueva Zelanda. El terrorista grabó la acción en vídeo y la difundió junto con un manifiesto identitario en el que incidía en las mismas teorías de la conspiración que hace tiempo son moneda común en internet, entre otras razones, por la febril actividad de los medios rusos y de sitios ligados a la cultura de internet, como 4chan. Muchos internautas han aplaudido, justificado o banalizado la acción terrorista en foros y redes sociales. En cierto foro que todos conocéis el que ha condenado el atentado ha sido la excepción. Meme con el que celebraban el atentado de Nueva Zelanda en 4chan Atentados de este tipo no son nuevos en Estados Unidos y en el podrido mundo anglosajón, donde abundan los chalados con inclinaciones racistas. Pero parece que se están acelerando los ciclos y hay tres novedades importantes: 1) hay un importante sector de occidentales que aplaude o justifica estas acciones; 2) los terroristas se radicalizan a través de internet y están abonados a determinadas teorías de la conspiración que causan furor en los ambientes derechistas; 3) las acciones se orientan sobre todo contra los musulmanes y se pretende que sean parte de una guerra a sin cuartel de los cristianos contra el islam en la estela del manifiesto de Breivik, y esto a pesar de que los terroristas profesan creencias paganas en su mayoría. En mi opinión, también hay un factor geopolítico importante. El manifiesto de Tarrant contiene alusiones positivas a Rusia mientras que acusa a la OTAN y a la UE de apoyar a los islamistas. El que mandó las cartas bomba a Soros y demás personas también publicaba mensajes rusófilos en las redes sociales. Por otra parte, las teorías de la conspiración que tienen absorbida la mente de los terroristas son difundidas día y noche por los medios rusos, los oficiales y los extraoficiales. Pero si queréis nos olvidamos de ese factor geopolítico —que entra en el terreno de la conjetura— y nos centramos en lo más tangible: cada vez con más frecuencia, están cometiendo atentados terroristas personas que creen en determinadas teorías de la conspiración y que frecuentan ciertos lugares de la Red. ¿Hasta qué punto los atentados no son provocados por los que crean y difunden estas teorías? Si alguien cree de verdad que se está produciendo una invasión musulmana para acabar con la Cristiandad y con la raza blanca, lo normal sería que tome las armas. Y es un hecho que han tenido que prever los que crearon esas teorías de la conspiración, de la misma manera que quien creó los Protocolos de los Sabios de Sión previó que produciría matanzas de judíos. Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. En 4chan resumían así su propia trayectoria:
×