Jump to content

Leaderboard


Popular Content

Showing content with the highest reputation since 12/15/2018 in all areas

  1. 400 points
    Pues si he de ser sincero, yo por mi parte no lo dejo, amigos. No porque, estamos en un foro en cuyas pretensiones fundamentales destaca la de intentar ofrecer una visión católica de la historia y del mundo, en la medida de nuestras limitadas posibilidades, y en ese contexto se ha vertido una crítica feroz contra el catolicismo, que moralmente me veo obligado a responder como católico que soy. Lo hago también por que creo que se puede abordar una discusión lógica y sensata sobre el tema, sin necesidad de que nos tiremos los trastos a la cabeza ni que tengamos que recurrir a los insultos o descalificaciones personales, lo cual no sería católico ni ético. Tratemos pues de ser personas coherentes con lo que profesamos y de dar ejemplo con nuestros actos a los demás, de lo contrario, de nada serviría haber puesto en marcha este foro, que tiene también entre sus objetivos, la vocación de distinguirse de otros sitios donde a menudo se recurre a las malas artes y actitudes ya citadas. Dicho esto, el problema a mi modo de ver, es el siguiente: Gerión plantea que Dios solo es una mera idea humana de perfección, útil en la medida que sirve para ordenar el mundo y darle sentido a la vida, es decir, a la esfera de lo humano. Pero como tal idea puede construirse, destruirse, deconstruirse o volverse reconstruir en función de las necesidades y ambiciones humanas de cada tiempo. Visto así, es lógico pensar que, para él o quienes piensan de forma semejante, Dios solo sea una idea instalada en la mente de cada individuo y por tanto, cada uno alberguemos nuestra particular idea acerca de Dios que, en la medida que coincida con las ideas que tengan otras personas, conforman grupos corpusculares o religiones que serían entendidas así como corpus filosóficos o unidades estructurales de pensamiento humano. Se trataría por tanto, la idea de Dios, de un mero funcionalismo utilitarista al entender que Éste solo sea el mecanismo regulador del orden humano por antonomasia. Un mecanismo tanto más perfecto en la medida que el hombre sea capaz de entender el orden físico implícito en la naturaleza de las cosas y construir sistemas capaces de dominarlo y ponerlo a su servicio, es decir, construir ideas más o menos unificadoras y perfectas de cara a lograr satisfacer sus necesidades y ambiciones comunes. Desde ese punto de vista, defiende la idea de que, en el caso de la religión católica, actualmente se estaría dando un proceso de corrupción motivado por la introducción de la ideología progresista en su corpus doctrinal, con el objetivo de utilizarlo como mecanismo para llevar a cabo un proyecto mundialista diferente al universal que supuestamente habría estado utilizando el catolicismo tradicional. Un proyecto corruptor, que teóricamente estaría promoviendo en todo el mundo la masonería, con la Compañía de Jesús, entre otros actores, y el Papa Francisco, a la cabeza de la Iglesia. Por eso, él entiende que debe destruirse por completo su figura para evitar que dicho proyecto pueda apoderarse de manera absoluta de ese mecanismo regulador que para él son Dios y la religión, y que históricamente habría estado al servicio del imperio español hasta que el modernismo se lo arrebató. Visto todo ello, y por favor que se me corrija si no lo he entendido bien, para quienes piensan así, la fe religiosa solo son meras ideas comunes, más o menos funcionales, unificadas y operativas, a las que se les puede dar la forma que deseemos en virtud de nuestra experiencia, conocimiento, y capacidad para alterar la realidad sobre la que operemos, de forma que a través de ellas podamos mantener el orden y lograr nuestros objetivos materiales de vida y convivencia, que se resumirían en la forma de un imperio terrenal más o menos extendido o universal. Esto significaría que, la fe en las ideas comunes y el imperio surgido de la mayor o menor perfección en la construcción de dichas ideas, serían los dos pilares sobre los que se estructurarían todas las sociedades, y que por tanto, sería deber de todos reconstruir el mecanismo dañado que hasta ahora habría servido al supuesto proyecto humano de la Hispanidad. En resumen, Dios como concepto universal, materialismo como corpus estructural y dominación humana como objetivo a lograr, siendo el utilitarismo del concepto el medio para alcanzarlo y el funcionalismo de las ideas, las herramientas a utilizar. Hasta aquí lo que buenamente he entendido de la idea que Gerión trata de exponer y ya digo, si me equivoco, por favor que se me corrija. Paso ahora a contestar a dicha idea desde mi perspectiva, que no a exponer mi idea pues, una cosa es la perspectiva sobre la realidad que cada uno tenga y otra bien distinta la idea que sobre dicha perspectiva, pueda cada cual elaborar. Creo que ahí está el primer gran error de Gerión cuando nos acusa de tener nuestras propias ideas de Dios pues, confunde las perspectivas con la reflexión sobre las mismas. Como muy acertadamente señaló Vanu anteriormente, los católicos no somos un conjunto de personas con ideas propias más o menos consensuadas respecto a Dios, sino una comunidad de creyentes en un credo común que, desde que nacemos al bautismo, se nos da y va revelando a lo largo de nuestras vidas en función de la gracia y de nuestra voluntad de permanecer en él. Me explico. El catolicismo no es un conjunto unificado y más o menos perfecto, armónico o coherente, de ideas personales respecto de la realidad existencial. Para nosotros, Dios no es un mecanismo funcional construido a lo largo del tiempo mediante la evolución y el perfeccionamiento de las ideas humanas, sino un Ser único y original, necesario y perfecto, omnipotente y eterno, esto es, Supremo. Que ha creado y dado forma necesariamente a los seres y a las cosas, al espíritu y a la materia, a la vida y a la forma. Esto lo demuestra Santo Tomás magistralmente en las "Cinco Vías", sin que hasta el momento nadie, ni científicos ni filósofos, hayan podido rebatir con contundencia definitiva la necesidad de esa primera causa necesaria que es Dios. Por tanto, el ser humano, para nosotros no es "creador" sino "creatura", es decir, no es constructor de ideas o realidades sino reproductor de estructuras previas que le han sido confiadas por su Creador, junto a los dones de su alma y la capacidad para obrar con libertad respecto a ellas. Cosa que le diferencia del resto de seres, por haber sido creado a imagen y semejanza del Creador, y que le hace tendente a lo eterno en virtud de su conocimiento del mismo. Para nosotros, todos los seres proceden de la voluntad divina pues, a su modo, todos tienden al bien universal eterno e infinito, en virtud de un apetito más o menos perfecto. Hay seres que únicamente tienden al bien por una relación natural con éste, aunque sin conocimiento del mismo, es lo que se denomina apetito natural, que sería el que tendrían las plantas y los seres inanimados, tendentes al orden y el equilibrio aún sin tener conocimiento de tal. Otros seres sin embargo, tienen lo que denominamos apetito sensitivo, que les hace tender al bien universal por algún conocimiento particular del mismo pero sin que conozcan en cambio la razón misma del bien, como sería el caso de los sentidos en los animales y seres que carecen de entendimiento, pero son capaces de tender a la existencia a través de lo dulce, lo salado, lo claro, lo oscuro, el placer, el sufrimiento, etc. Pero los seres humanos, además de lo anterior, también tienden al bien por el bien mismo, es decir, por un conocimiento que alcanza la razón misma del bien, de modo perfecto y no a través de bienes intermedios. A esta tendencia es a lo que llamamos Voluntad, y es junto a la memoria de las cosas y al propio entendimiento de las mismas, la potencia fundamental de nuestra alma espiritual. Los hombres tenemos voluntad, esto es, no actuamos motivados por apetitos imperfectos, sino que el movimiento de nuestra alma espiritual, a diferencia de la animal, se origina en nuestra libertad para conocer el bien de forma perfecta, y desde ese conocimiento reproducir las estructuras ideales de vida que observamos en la naturaleza de la Creación. Aspiramos al bien, al Creador, a la Creación, pero por nosotros mismos no somos nada de eso sino que tendemos a ello por ser la causa de nuestra existencia. La mera idea de que debamos tratar de reconstruir a Dios, o de que la fe no sea más que el ingenio puesto en cómo lo hagamos, resulta imposible de imaginar coherentemente para cualquier católico pues, desde lo finito no se puede reconstruir algo cuya esencia es infinita. La Creatura no puede crear al Creador, solo puede creer y confiar en él, o no. A lo sumo el hombre puede aspirar a reconstruir su naturaleza caída, sus ideas, sus estructuras de pensamiento y de obra, convirtiendo así su realidad a la natural que le ha sido dada por Dios originalmente, es decir, convirtiéndose de nuevo a la fe. Concretando, los católicos no tenemos una idea de Dios sino un Credo, es decir, una serie de revelaciones del conocimiento acerca de la naturaleza misma del bien, que subyace bajo todo lo visible e invisible, y que se han ido dando a lo largo de la historia de la religión. Es decir, a o largo del proceso de restauración de la unidad perdida con el Ser Supremo que nos creó, a causa de haber hecho un uso imperfecto de nuestra libertad. Eso es lo que denominamos Voluntad salvífica de Dios frente al pecado del hombre, que encarna universalmente Jesucristo. El plan de Dios. El pan de Dios. Y respecto al Credo que mueve nuestra voluntad hacia Dios, es decir, hacia la unidad con él en Cristo, sí es cierto que existen multitud de perspectivas, es decir, de entendimientos parciales del mismo, relativos al tiempo y la realidad de cada ser humano. Pero eso no son ideas particulares de Dios, sino entendimientos parciales de una verdad absoluta revelada por Él. Lo infinito es Dios y lo finito el hombre. La Iglesia es unidad, de lo visible con lo invisible, de lo finito con lo infinito, de la materia con el espíritu, de nuestras vidas con la vida eterna, de los hombres con Dios. Y no solo eso, la Iglesia es el Creador mismo obrando en nuestras vidas pues, es su Cuerpo Místico, esto es, la prolongación del Hijo de Dios sobre la Tierra, encarnada en la sagrada Comunión que une a cristo con los apostoles y a estos con el Papa, con los obispos, los sacerdotes, los fieles y, de manera imperfecta, también con todos los hombres de buena voluntad, a través de la Tradición y el Magisterio de la fe. Por tanto, agredir a uno de ellos es hacerlo con cualquiera, con Dios, con la "Común-unión" universal, Católica. Y en ese contexto la fe, el credo, es lo que nos mantiene unidos a esa realidad, siendo las ideas, meras herramientas al servicio de la misma y no constructoras de esta. No se entiende por tanto, desde cualquier perspectiva católica, la Comunión sin el Papa pues dicha idea rompe la unidad. Eso hace el protestantismo. Tampoco se entiende la Iglesia sin Dios, pues eso separa la creatura del Creador y quiebra el fundamento de la unidad. Se trata pues de ideología o gnosticismo al servicio del propio hombre. Y finalmente no se entiende la creatura cuyas ideas no se orienten a conocer, servir y adorar al Creador, y venerar su obra, pues como hemos dicho la voluntad humana tiende a Dios. Esa voluntad es la de aquel que dijo "Non serviam", cuya soberbia ambición le llevó a pretender ser Dios mismo, y desde entonces encarnamos los hombres cada vez que obramos el mal u omitimos el bien, que es el verdadero camino de nuestra voluntad. La comunión se ama toda o entonces es que no se ama nada, y quién no ama, simplemente odia.
  2. 310 points
    Publico un interesante artículo de Raivis Zeltits, Secretario General de la Alianza Nacional de Letonia, partido conservador que forma parte del grupo europeo ECR, capitaneado por los polacos de Ley y Justicia, donde también está Vox. Le pondría algunas pegas al artículo, pero tiene pasajes de gran provecho que abordan distintos temas: el posmodernismo, la pérdida de significado y de propósito tras la "muerte de Dios", el relativismo, los medios de comunicación de masas y las redes sociales, la desconexión de la realidad, el ISIS como fenómeno nihilista, la propaganda rusa, etc. Lo que dice sobre Rusia es del máximo interés, pero el resto de temas no le van a la zaga. La traducción la ha realizado Álvaro Peñas, antiguo dirigente de DN, pero he introducido algunos retoques. Álvaro tuvo la gentileza de realizar esta traducción y publicarla en su perfil de Facebook, pero apenas obtuvo unos pocos "me gusta" y en gran parte eran de ciudadanos extranjeros. No recibió ni una puñetera respuesta, porque las redes sociales sólo sirven para emitir consignas simples, casi al nivel del berrido. Este interesante texto se perdería en el limbo de Facebook si no lo trajésemos a este foro y desde luego es contenido cien por cien original para Google. El artículo, como decía, aborda aspectos muy poco tratados en el ámbito patriótico y con un nivel que es raro en los líderes derechistas. Tiene interés en sí mismo. Pero también puede servir para conocer un poco más a esos partidos europeos de los que sabemos tan poco. Podéis ver información breve sobre este partido en la Wikipedia española o bastante más ampliada en la Wikipedia inglesa. La impresión que me da es que este partido tiene ramalazos identitarios y de las nuevas derechas que afloran en Europa, pero que va más allá y tiene cierto sentido cristiano que hoy por hoy es un lujo en esos ambientes. Es una impresión preliminar en función del artículo. Pero juzgad vosotros mismos: Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  3. 300 points
    Creo que sería bueno elaborar un listado de las xenofilias que circulan en España al objeto de catalogarlas y estudiarlas, quizá por separado en hilos específicos. Estas xenofilias pueden ser ligeramente inocuas o pueden dar lugar a la constitución de una especie de quinta columna que trabaje, consciente o inconscientemente, para los intereses de una nación extranjera. Esas naciones extranjeras conocen la utilidad de esos sentimientos y por ello dedican recursos para promoverlos y para capitalizarlos en su provecho. FRANCOFILIA Es quizá la más antigua de todas las xenofilias. Desde la Ilustración y la Revolución Francesa, gran parte de la opinión española gira en torno al país vecino. Tiene gran incidencia en los partidos liberales, especialmente en los de cuño más radical, que hacen gala de republicanismo, laicismo, anticlericalismo, etc. El posmodernismo ha influido mucho en la extrema izquierda. Pero, a mi juicio, Francia ha tenido también gran influencia sobre la extrema derecha. En algunos sectores del tradicionalismo se advierte una importante influencia de los legitimistas franceses y de otros sectores contrarrevolucionarios menos santos. De Francia viene la Revolución, pero también la reacción contra esa revolución, con lo que hasta cierto punto es normal esa influencia. Durante la Segunda República, los tradicionalistas no carlistas se agruparon en Acción Española, que era un calco, hasta en el nombre, de la Acción Francesa. En el ámbito religioso, quizá se ha prestado demasiada atención a la espiritualidad católica que venía de Francia y a fenómenos como el de la FSSPX, mientras que se desdeñaron fenómenos más genuinamente españoles como la Hermandad Sacerdotal Española, también tradicionalista pero que no cuestionaba tanto la autoridad papal. Otras dos influencias, éstas claramente perniciosas, se extienden desde Francia a la extrema derecha española: por un lado, la derecha que juega con el gnosticismo y el ocultismo, cuyo exponente más conocido sería Guénon; por otro, la famosa Nueva Derecha y algunos precedentes como Gobineau, aunque yo diría que estos últimos en realidad constituyen el Partido Alemán en Francia. ANGLOFILIA La distingo de la americanofilia aunque con frecuencia se dan juntas. La anglofilia afecta también al liberalismo español, pero más bien a los sectores conservadores, a diferencia de la francofilia, que afectaba a los sectores más progresistas. De siempre ha habido en España un sector conservador que simpatiza con la flema y con el clasismo típicamente británicos. También hay anglofilia en la extrema derecha: unos, por racismo, admiran el tratamiento que los británicos dieron a los habitantes de sus colonias, lo mismo que admiran fenómenos británicos como el de las tribus urbanas, especialmente el de los cabezas rapadas y los ultras futboleros. Otros, desde un punto de vista católico, le prestan una excesiva atención a Chesterton y al Movimiento de Oxford. De repente, parece que dentro del pensamiento católico no existan más que Chesterton, Belloc, Evelyn Waugh, C. S. Lewis y el Cardenal Newman. Algunos llegan a cabrearse si la Iglesia no beatifica a Chesterton y lo tienen todo el día en los labios. Soy un apasionado lector de Chesterton, y de hecho tengo previsto traer al foro algunos de sus artículos menos conocidos, pero me parece un poco desmedido ese culto a Chesterton y a los intelectuales ingleses que se da en el catolicismo español. Sobra decir que hay una anglofilia transversal que se manifiesta en el uso constante del inglés y en su defensa como lengua vehicular en la escuela. AMERICANOFILIA Se puede dar en conjunción con la anterior filia o por separado. Inicialmente era la izquierda la que sentía mayor admiración por los Estados Unidos, la más importante república moderna y también fuente de toda clase de movimientos utópicos que a veces se plasmaban en comunas, con una libertad de costumbres sin igual. No en vano, Estados Unidos se constituyó inicialmente con toda suerte de herejes que no tenían hueco en Europa. Aunque ha decaído esta admiración por Yanquilandia, por su enfrentamiento con Rusia, la izquierda sigue importando buena parte de su ideario de los Estados Unidos. La derecha era radicalmente antiyanqui: veía en Estados Unidos el gran enemigo de Hispanoamérica y el que nos usurpó los últimos restos del Imperio, pero también veía en este país el gran coloso de la modernidad inhumana, junto a Rusia. A partir de 1953, y quizá desde unos años antes, la derecha va abandonando esta animadversión contra Estados Unidos. Influye el giro de Franco, pero también la inundación de películas americanas y el hecho de que este país se promocione como el gran bastión contra el comunismo. La americanofilia también alcanza a la extrema derecha: en Estados Unidos hay toda suerte de chiflados racistas en los que encuentran inspiración. Admiran a Reagan; admiran a los vaqueros que lo solucionan todo a tiros (Hollywood marca la pauta); admiran la Segunda Enmienda y el ideal libertario; admiran el Sur racista y esclavista; y admiran a la masonería sana del KKK. Lo mismo que en la extrema izquierda, esta americanofilia no es incompatible con encendidas declaraciones verbales contra el imperialismo yanqui; en cuanto se despistan, empiezan a mascullar chulerías sacadas de la película de El Sargento de Hierro, te sueltan frases completas en inglés o se cuadran ante la bandera sudista. El subconsciente les delata. Es quizá la más fuerte de todas las filias. De alguna manera, la política española gira en torno a la política americana. También el imaginario popular. Y la hegemonía de la cultura anglosajona viene de EEUU más que de Inglaterra. GERMANOFILIA Para la izquierda, Alemania siempre fue el país prometido del progresismo. Es verdad que en Alemania se gobernaba a base de taconazos, pero de ahí también venían el ecologismo, el nudismo, el vegetarianismo, el neopaganismo, la admiración por la India y tantas otras cosas que hoy son seña de identidad de la izquierda más lunática. También viene de Alemania la rebelión contra la Iglesia romana y una filosofía que se utiliza como ariete contra el cristianismo. Marx y Nietzsche son los grandes heraldos de la modernidad sin Cristo. Esta admiración progresista por Alemania se nubla un poco con la Segunda Guerra Mundial, sobre todo después de la ruptura del pacto Molotov-Ribbentrop, pero a día de hoy sigue fuerte. Porque gran parte de los libros de cabecera de la izquierda se escribieron originalmente en alemán. La izquierda sería impensable sin Alemania. Hay también una germanofilia de derechas y otra de extrema derecha. La de la derecha se manifiesta en una admiración por la destreza técnica, la laboriosidad, la supuesta moralidad superior y la capacidad de progreso del pueblo alemán, frente a una supuesta incapacidad de los pueblos latinos. La admiración llega al punto de que basta anunciar un producto como alemán para que tenga éxito. La germanofilia de extrema derecha añade a lo anterior una admiración rendida por la raza aria, de la que los alemanes serían sus más genuinos representantes, por el militarismo prusiano, por el materialismo biológico, por el darwinismo social y por la eugenesia. Estos últimos tres aspectos también eran compartidos abiertamente por la extrema izquierda. Y en el fondo los siguen compartiendo, aunque más soterradamente porque ahora se asocian en el imaginario colectivo con el nazismo. La cultura pop está llena de guiños a Alemania y al nazismo. Muchos grupos de rock, desde los Rolling Stones a los Led Zeppelin, han usado símbolos nazis como provocación estudiada. Hay multitud de foros y asociaciones que están dedicados al estudio de la Segunda Guerra Mundial, con especial énfasis en Alemania. Teóricamente estudian toda la guerra, pero se centran obsesivamente en Alemania y se saben hasta el más pequeño detalle de los uniformes. Aunque este estudio se haga desde presupuestos izquierdistas o neutros, hay en esta corriente una secreta admiración hacia Alemania, hacia sus valores estéticos y hacia sus supuestas virtudes guerreras. Considero esta filia de las más preocupantes, sobre todo porque no se ha estudiado y ni siquiera se llega a reconocer su existencia. RUSOFILIA Inicialmente es la izquierda la que rinde culto a este país a raíz de la Revolución de 1917. Rusia se convierte en la patria de la izquierda, aunque sin abandonar del todo su admiración por Francia y por Alemania. Cerca de la Segunda Guerra Mundial y, en contraste con el comunismo soviético, cierta derecha manifiesta destellos de admiración por la antigua Rusia zarista. Pero estos destellos son relativamente raros y siempre hay una derecha que recuerda que los zares eran también bastante bárbaros. Caída la URSS y llegado al poder Putin, la izquierda sigue manteniendo la admiración por Rusia. Aunque Putin se presente a veces como un conservador y su régimen sea capitalista, la izquierda sigue viendo en Rusia un país que se contrapone al imperialismo yanqui y a todo lo que detestan. Sin que la izquierda haya abandonando esta antigua simpatía, desde la llegada al poder de Putin se produce un fenómeno inesperado: la extrema derecha se hace rusófila, tanto o más que la izquierda. El fenómeno es mucho más visible a partir de 2010. De repente, en la derecha se habla mucho de de los zares, de Dostoyevski, de Bizancio, de la Tercera Roma, de Eurasia, de los rusos blancos que apoyaron al bando nacional en la Guerra Civil (aunque la mitad se pasó al bando rojo), de las bondades de la iglesia ortodoxa, del hondo conservadurismo cristiano que viene del Este y que será la salvación de Occidente. No faltan quienes dentro de la derecha revisan su concepción historiográfica de la URSS y le adjudican un papel muy positivo. Lo esquizofrénico de este cambio indica hasta qué punto la rusofilia es una corriente irracional que ha arraigado con fuerza en la derecha. Al final quienes más se destacan en la rusofilia son los sectores más extremos del arco político, aunque no faltan rusófilos en los sectores intermedios. Considero esta filia bastante preocupante en la medida que no es reconocida ni abordada. FILIAS CULTURALES En este apartado no hablo de países concretos sino de culturas dispersas que tienen legiones de admiradores. Por un lado, existe un orientalismo que se puede manifestar en una admiración o querencia por la cultura musulmana, por la cultura judía o por las culturas y religiones del Oriente Lejano, con especial hincapié en el hinduismo y el budismo. Considero mucho más grave este último tipo de orientalismo, pues gran parte del pensamiento débil del actual Occidente se inspira en él y nadie lo combate. Por otro lado, se da una eslavofilia de corte conservador que se manifiesta en admiración por los países eslavos que, como Polonia, se resisten a los embates de la modernidad (supuestamente). Cursa generalmente con rusofilia asociada, aunque lo más habitual es que, en caso de conflicto entre la eslavofilia y la rusofilia, se opte por esta última. Para una parte de la derecha los eslavos serían como los nuevos arios. Y finalmente un nordicismo, que conjuga muy bien con la germanofilia y que se manifiesta en una admiración por todos los países del norte de Europa, por sus progresos técnicos y morales, y por sus virtudes raciales, en contraposición con el supuesto atraso de los países del sur, latinos o mediterráneos. FILIAS PINTORESCAS O MENORES Derechistas de corte libertario, al estilo Anxo Quintana, que ven en Suiza el país ideal. Jóvenes adictos a internet que están obsesionado con la cultura japonesa. Fanáticos desmelenados de Hungría a causa de Víktor Orbán. Cierta admiración por el Imperio austrohúngaro que, en lo que tenga de compatible con el Imperio español, no me parece mal. Admiración por Irán o por China derivada de la rusofilia geopolítica. Admiración por Israel como vanguardia antimusulmana y, como contrapunto en la izquierda, cierta obsesión por la causa palestina. Periódicamente surgen corrientes de admiración hacia países a los que se presenta como modélicos en algún aspecto (Islandia, etc.) CARÁCTER NO EXCLUSIVO DE LAS FILIAS Se da el caso de personas que cultivan una única filia. Pero lo más habitual es que se den varias filias en el mismo sujeto. Un caso corriente podría ser el de un militante ultraderechista que lleva imaginería del Tercer Reich al tiempo que ondea una bandera rusa y porta una pancarta con algún lema en inglés. Un caso más concreto sería el de César Vidal: ha hecho de su vida una defensa de Alemania y de la aberración protestante; pero lo mismo se fotografía con el sombrero de cowboy y la bandera sudista que con el típico gorro ruso, como muestra de su admiración por estas dos naciones y de su profundo desprecio por España. Los que antecede es un resumen de las xenofilias que vengo captando en las últimas décadas. Puede que la enumeración no sea exhaustiva y puede que las descripciones de las filias no sean las más adecuadas. He dedicado tiempo a meditar sobre el tema, pero quizá no el suficiente, y por otra parte no he encontrado libros que aborden esta cuestión de forma monográfica, con lo que voy un poco a tientas. Por ello, no dudéis en rectificar los puntos que consideréis desacertados o en añadir los que falten. Abramos el debate. Una vez que delimitemos las filias, se pueden estudiar concienzudamente por separado, en hilos monográficos. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  4. 230 points
    Voy a tomar está reflexión de Don Gustavo como punto de partida a una serie de mensajes, en los que trataré de ofrecer una visión, nacida del contacto directo, conocimiento de la lengua y la cultura e propio interés personal, sobre la realidad de China, su pasado, su presente y su futuro. Una realidad sobre la que se ha opinado y se opina a menudo con poco fundamento, como evidencia con este comentario el Señor Bueno. Pues no solo los chinos si utilizan el cero (como clase vacía) sino que además fueron los primeros (que se sepa) en manejar los números negativos con objeto de hacer posibles operaciones donde el minuendo sea mayor que el sustraendo (por hablar como un catedrático). Lo llevan haciendo desde hace 19 siglos, el primer ejemplo de ello data del siglo II d.C, en “Los 9 capítulos sobre el arte de las matemáticas” se ofrece la manera de operar semejantes casos. Por tanto, el cero, no está ligado a la escritura alfabética, y estos padres de la cultura occidental, los griegos, al enfrentarse a la posibilidad de un numero negativo la rechazaron como un absurdo, mientras que los chinos aceptaron que conceptualmente podían existir números menores a 0, demostrando una notable capacidad de abstracción cuando les era necesario. No es detalle menor, ni estoy aquí cogiéndomela con papel de fumar al indicar este comentario de G. Bueno, que me parece ejemplar de un tipo de idea sobre China como cultura absolutamente ajena desde una perspectiva de índole genético-determinista, lo que provoca errores de bulto en las apreciaciones. Una conceptualización, nacida del fenómeno conocido como Orientalismo, que también englobó y aun engloba a España. Me parece imperativo hacer hincapié en dicha coincidencia, tanto como existe la Leyenda Negra, existe el Peligro Amarillo. Ambas naciones han sufrido una historiografía manipulada por nuestros enemigos (a veces comunes) que ha sedimentado una serie de conceptos absolutamente discutibles, sino directamente falsos. Pasemos a repasar algunos errores de base: En principio, el chino no es una escritura ideográfica, sino silábica en gran medida. Tomemos como ejemplo el carácter 萬 (simplificado como 万) cuyo significado es 10.000. ¿Podemos ver la representación gráfica de 10.000 en él? No. Ni tampoco los chinos, pues este carácter aparece en el sistema adivinatorio sobre el que se desarrolló la escritura china como representación del bicho que llamamos escorpión. Se da la casualidad que la pronunciación de este carácter era idéntica a la de la palabra 10.000, con lo que lo que un principio significaba escorpión paso a significar 10.000, 万 se convirtió en un carácter no ideográfico sino fonético, idéntico en base a "b", ¨r" o "i", la única diferencia es que nuestro alfabeto representa letras, el suyo silabas. Por si alguien se lo pregunta, el bicho que fue en origen representado como 萬 paso a representarse como 蝎子, palabra donde se evidencia de nuevo el componente fonético desarrollado por el silabario chino. Dicho nombre, Xiezi, se representa con dos caracteres, pues cada carácter indefectiblemente solo expresa una silaba. Si los caracteres chinos fueran meramente ideogramas, nada les impediría, en buena lógica, contener dos, cinco o veinte silabas. Lejos de ser la excepción, la norma en el chino es la palabra bisilábica, representadas por dos caracteres. De acuerdo con los símbolos oraculares ya mencionados, ojo es 目 (mu) pero ni este carácter ni este sonido se utilizan ya para referirnos a los ojos, a los que llamamos 眼睛 (yanjing), quedando 目 reservado para expresiones como 目前 (muqian, literalmente, delante ojo(s), en la práctica, en el momento presente). El sol, que en origen se representó como 日, se convirtió en 太阳, luna de 月 pasó a 月亮, cara de 面 a 脸蛋,perro de 犬 a 狗子, etc. Por contraste, tenemos algunos simbolos como 人 (persona), 女 (mujer), 大 (grande) donde se apreciar su carácter meramente ideográfico, pero son absoluta minoría frente a los caracteres de base fonética. Por supuesto, dentro de esta evolución lingüística hacen su aparición signos que no representan gráficamente ningún concepto tangible, haciendo posible una formulación gramatical y que son prueba de un trabajo de abstracción lingüística: 之 (de), 也 (ser), 非 (no ser), 为 (equivaler/hacer), 无 (carecer), 在 (estar), 于 (en/a), 以 (por), 了 (partícula perfectiva), 着 (partícula imperfectiva), 将 (posibilidad/dirección), etc. Esto difiere bastante de la verdad asumida de que los chinos se comunican con dibujitos, el chino es a grandes rasgos una lengua como otra cualquiera, expresada con un silabario singular por su extensión. Ha habido intentos de introducción de sistemas alfabéticos como el pinyin en China continental o el bopomofo en la isla de Taiwan, pero ni uno ni otro se han popularizado. En cualquier caso, por mucho que lean por ahí, de primera mano puedo asegurar que para los chinos su sistema de escritura es perfectamente apropiado, no necesitando de otro en ningún momento de su vida adulta. Seré claro, el afamado sinólogo Victor Mair (de languagelog.com) afirma sin sonrojo que los chinos prefieren del inglés en sus comunicaciones personales, tan fácil es desbaratar esta afirmación como dirigir a cualquiera a la red social Weibo, donde millones de usuarios se comunican por escrito sin la necesidad de una sola palabra en dicha lengua. El chino no ha desarrollado una gramática tan sistemática como la del español pero ha desarrollado una gramática, que en algunos sentidos es más compleja que la de nuestra lengua, por ejemplo 非,无,未,不,没, 否,隔, todos representan diferentes variaciones de no. ¿Para que necesita una cultura sin interés por la abstracción y la concreción desarrollar tantas maneras de expresar no? Esto nos lleva a la siguiente presuposición, la dialéctica no se desarrolla en China. Yo he llegado a leer que la dialéctica no aparece en China porque como todos servían al emperador no hacía falta discutir… ignorando que la filosofía china nace durante el periodo que se conoce como Reinos en Guerra, donde cada señor feudal contrata como consejero a alguno de los representantes de las muchas escuelas filosóficas que se ganaban la vida con tal menester. Por supuesto esta rama del saber se desarrolla en China, como no podía ser de otra manera en tales condiciones. 辩, que significa precisamente dialéctica, es la base del sistema lógico de Mozi. Pasemos a ver la más famosa de sus aplicaciones prácticas, la discusión sobre si un caballo blanco es o no es un caballo. Entiendo qué para el poco versado en la cultura china, su aparente concepto de la lógica resulta chocante, acostumbrados a “A es A” encontrar pasajes como 为无为 (hacer es no hacer) o 白马非马 (un caballo blanco no es un caballo) pueden tomarse como prueba de una absoluta diferencia conceptual. Todo lo contrario, 白马非马 y su posterior refutación por Mozi, prueban que el interés por la sistematización del conocimiento existió en China tanto como existió en Grecia. Por explicarlo con pocas palabras, un caballo blanco no es un caballo, máxima formulada por la Escuela del Nombre (名派), hace referencia a la no equivalencia de un caballo blanco y un caballo, obviamente esto es cierto, si buscamos un caballo blanco y se nos presenta un caballo (marrón, por ejemplo) no podemos decir que esto es lo que buscamos. La Escuela del Nombre separa ambos conceptos, blanco (color) y caballo (forma), para concluir que un caballo blanco no es equivalente a un caballo, donde el significado de ser es “equivaler a”. Mozi, por su parte introduce un concepto de difícil traducción “或” (la dificultad de su traducción se debe a su polisemia: puede significar tanto "o" como "parte" como "otro") dentro de un sistema filosófico basado en la categorización. Por lo que siendo un caballo blanco 或blanco或caballo se debe concluir que un caballo blanco es un caballo y es blanco, estableciendo que el significado de ser es “formar parte del grupo de”. No hace falta mucha imaginación para encontrar un equivalente a A es A en la línea “白马,马也”. Una verdad de perogrullo formulada en el contexto de una discusión sobre cual es el significado de “ser”. Dudo que el señor Gustavo Bueno haya leído nunca sobre este episodio en particular, dado que Mozi no ha sido traducido salvo en contadas ocasiones a lengua occidental, en mi opinión porque carece de la posibilidad a la grandilocuencia orientalista del Daodejing o las Analectas de Confucio. No lo encontraran traducido al español y su única traducción a una lengua que puedo suponer maneje el señor Bueno es al alemán, una traducción marxistoide que no se tomó la molestia de traducir correctamente los capítulos dedicados a la dialéctica, ya que no le resultaba de ningún provecho hacerlo para vender a puerta fría sus delirios revolucionarios excusándose en la traducción de uno de los clásicos de la filosofía china. Y cuidado, porque el hecho de haberse traducido profusamente no significa en absoluto que el Daodejing o las Analectas se hayan traducido bien, se pueden leer bastantes traducciones de cualquiera de estas dos obras y no haber leído nada ni por asomo similar al contenido original. Esto creo que es importantísimo para hacerse una idea cabal de China, empezar por presuponer que todo lo que le han contado es una irrisoria imitación de la realidad. Lo que es obvio (los hechos lo demuestran) es que el desarrollo del pensamiento científico viene siendo mayor en occidente que en China, yo interpreto que es el confucianismo el causante de ello, pero la explicación de por qué esto es así y otros temas de interés como la relación histórica entre España y China, si China es o no una cultura expansiva y las perspectivas de futuro las dejó para otro momento, si es que esto que ya he escrito les resulta de algún interés.
  5. 220 points
    Todos los días Telecinco abre sus telediarios con noticias de asesinatos conyugales y de violaciones grupales. Casi todo el telediario está ocupado por sucesos que antes estaban reservados a publicaciones subversivas o de baja estofa como El Caso. Y ocurre casi lo mismo con el resto de la prensa. Poco a poco las informaciones se han convertido en una crónica de sucesos escabrosos. Lo de bombardear todos los días con noticias de asesinatos conyugales y de violencia de género no es nuevo. Fue la táctica que se siguió hace unas décadas para aprobar una legislación que criminalizaba al varón por el hecho de serlo. Los telediarios abrían siempre con estas noticias truculentas y elaboraban listados periódicos: 5 mujeres asesinadas en lo que va de mes, 25 mujeres asesinadas en lo que va de año... Parecía que estaba teniendo lugar un holocausto de mujeres a manos de sus maridos. La prensa sigue con esta música pero últimamente ha incorporado una nueva melodía. Ahora también bombardea con noticias de violaciones grupales y de menas. Hubo una época en que eran los manteros, que un poco más y podrían ser los responsables de la muerte de Manolete, y ahora son más bien los menas que, cuando no roban, matan o violan. Lo de las violaciones grupales empezó con la famosa Manada de sevillanos aficionados a recibir por la retambufa. No se les puso ese mote sino que ellos, algunos miembros de las cuerpos de seguridad del Estado, se denominaban así en sus chats. La prensa estaba hablando a todas horas de aquella Manada, dando así un mal ejemplo a admiradores e imitadores. Se entabló una lucha entre feministas y jueces y desde entonces la prensa tiene a bien informar en primera plana de todas las manadas, con particular atención al origen nacional de sus integrantes. Vox y ADÑ han encontrado un gran filón en esta nueva melodía que tocan los medios. O quizá sea al revés y Vox haya subido porque los medios tocan esa melodía. El caso es que desde hace bastante tiempo las cuentas en Twitter de Vox y ADÑ son básicamente recopilaciones de sucesos protagonizados por inmigrantes, algunos reales, otros falseados y otros inventados. Si hace falta, también nos informan de sucesos en Oklahoma y en Kuala Lumpur. De repente el mundo es un pañuelo. Y de repente, a raíz de la condena a la Manada sevillana, los inmigrantes moronegrohispanos no paran de violar en grupo. Se confirma, pues, que estos moronegrohispanos son malos por naturaleza y que llevan en sus genes lo de violar y matar, incluso cuando son niños. Pero estas relaciones de sucesos que suben a la red Vox y ADÑ tienen excepciones. Por ejemplo, ayer los medios informaron de una manada de franceses que había violado en grupo a dos noruegas. En BBJ, Alerta Digital, Caso Aislado y otros medios del ramo enseguida empezaron con las bromitas de siempre: ¡ya, ya, "franceses" como los de la selección de fútbol! Porque, claro, un blanco es incapaz de violar. En esos medios abonados a la mentira llegaron a publicar que eran moros los violadores, pero que lo ocultaba la prensa como parte la conspiración de Kalergi. Pero en las cuentas oficiales de Vox, ADÑ y otros partidos patrióticos no informaron de esta violación grupal. ¡Que raro —pensé— , se les habrá pasado! ¡Con lo metódicos que son! Al abrir esta noche las noticias he descubierto la verdadera razón por la que no informaron ni van a informar de esta violación grupal: Los violadores no dan el aspecto de moronegrohispanos. Son franceses de raza blanca, son verdaderos franceses según el ADN. Por lo tanto, no sirven a nuestro fin de demostrar que la maldad está codificada en los genes. No sirven a nuestro fin de hostigar y expulsar a los moronegrohispanos. Porque no estamos contra los extranjeros que delinquen. Solamente estamos contra los no blancos (los que delinquen y los que no delinquen). No es una lucha nacional: es una lucha racial. En otras ocasiones, como los violadores eran españoles y no eran tan rubitos, funcionó aquello de decir que en realidad eran moros. Por ejemplo, en aquel caso de unos autóctonos viciosos que manosearon a una mujer en una playa nudista. En esta ocasión, como los franceses de Benidorm son demasiado rubitos, el truco no podía funcionar. Así que mejor no informar del suceso. ¡Sólo informamos de delitos que se puedan asociar a moronegrohispanos! ¡Pero luego vamos llorando por las esquinas porque nos llaman racistas! Manual de instrucciones identitario Ante cualquier suceso, los identitarios siguen más o menos este manual de instrucciones: ¿El delincuente es moronegrohispano o marrón? a. SI ==> utilizar en la propaganda y repetirlo dentro de unos meses. b. NO ==> Estrategias alternativas: 1. Si no consta la nacionalidad, diremos que se debe a que es extranjero y marrón pero lo quieren ocultar. 2. Si consta la nacionalidad, diremos que la nacionalidad es sólo un papel que no representa la raza, que es lo único que importa. 3. Por tanto, mientras no exista un análisis de ADN que certifique la raza, se ha de interpretar que todo delincuente es moronegrohispano o marrón, salvo que haya una foto que nos deje con el culo al aire, en cuyo caso prescindiremos de incorporarlo a nuestras listas de delincuentes marrones. Si no existiesen sucesos suficientes: a) siempre se pueden inventar; b) se pueden reciclar de fechas anteriores; c) podemos informar de sucesos de todo el mundo. El caso es demostrar que esos delitos están asociados a la raza y no a otras variables. Vox antes no seguía este manual de instrucciones. Su cuenta de Twitter no era una recopilación de sucesos en clave racial. Algo ha pasado para que esto sea así. Quizá sólo han copiado a ADÑ o quizá hay algo más. O quizá sea verdad, como me dijo un amigo, que España está sucumbiendo por la delincuencia inmigrante (mejor no salir a la calle porque te violan o te matan) y que estamos en una guerra racial de la que sólo nos puede salvar Putin. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  6. 220 points
    Acabo de ver el vídeo de aquella entrevista que le hizo un provocador inglés a Borrell -en la que el Ministro de Exteriores español amagó con largarse- y eso me ha llevado a varios planteamientos sobre el Ministerio de Exterior como institución que quisiera someter a debate en el Foro. En primer lugar, considero que el Ministro de Exteriores no debería recibir, por parte de la oposición (sea política, mediática o intelectual), el mismo trato que el resto de ministros. Siendo esta figura ministerial la encargada de representar a España en el exterior, lo que correspondería es que todos los partidos en bloque (exceptuando Podemos y separatistas, que naturalmente no accederían) respaldaran al Ministro en sus acciones exteriores. En los tiempos que corren, y con lo que ha sucedido en Cataluña, el Ministro de Exteriores debería sentir el aliento de la Nación cuando se dirige al extranjero. El Ministerio de Exteriores es quien debe coordinar toda la acción exterior de España, algo que no puede hacer correctamente si su acción está condicionada por reproches internos. Esta última oración resumiría mi visión del asunto. Hablando claro, no creo que haciendo una crítica corrosiva a Borrell (aunque no guste y con razón) se derive nada bueno para España. En segundo lugar, para que la medida anterior tenga más sentido, quizá habría que introducir algunas modificaciones de más calado para que el Ministerio de Exteriores lo fuera menos del Gobierno en cuestión y más de España. Estas modificaciones podrían ir desde un pacto tácito entre los partidos que asegure una tendencia a elegir ministros de carácter más independiente y menos significados políticamente, a cambios de más calado como la obligación nombrar al Ministro de entre los diplomáticos de carrera, por poner un ejemplo. El Ministro de Exteriores podría plantearse como un "primus inter pares" con respecto a los embajadores. Como digo son sólo algunas ideas no muy meditadas y quizá algunas absurdas. En cualquier caso, abro el debate.
  7. 216 points
    El sector del taxi siempre ha sido muy proclive a la derecha. Con el tema de Uber, VOX podría haber aprovechado para ganarse a los taxistas, pero inexplicablemente se ha situado a favor de Uber, muy posiblemente por influencia de Espinosa de los Monteros. Resultado: le he regalado miles de votos a la izquierda: El sector del taxi se vende a Podemos y celebra eufórico "la derrota de la derecha" - Libre Mercado El resultado de VOX no es malo: ha entrado en el Congreso con 24 diputados. El problema es que han bajado con respecto a las elecciones andaluzas y eso supone, como mínimo, un estancamiento que preludia un descenso. UPyD se quemó en pocos años. Podemos va camino de quemarse. Y con VOX puede que se acelere el ciclo si no toman medidas a tiempo. Yo voté a VOX el domingo y logré convencer a dos personas (un abstencionista y un antiguo votante del PP) para que los votase. Creo que esas dos personas no volverán a votar a VOX en las elecciones que tenemos dentro de tres semanas. Y aquí puede venir el bajón y la desesperanza. Mucha gente que abandonó el "voto útil" para votar a VOX, volverá al PP en las próximas elecciones. Y los desencantados del sistema que votaron a VOX quizá vuelvan a la abstención por haberse alimentado expectativas desmesuradas. VOX se ha equivocado en muchas cosas y creo que conviene decírselo para que las subsanen. Un error claro es su ausencia deliberada de los medios y su encastillamiento en la repugnante Intereconomía. Según mis informaciones, han rechazado intervenciones en 13TV, El País, Canal Sur, Cuatro y La Sexta. Vamos, que ha sido una decisión estratégica la de no acudir a los medios tradicionales. Abascal se vanagloriaba de que no necesitaban "intermediarios", pues se dirigían directamente a sus seguidores a través de las redes sociales. Grave error. Además, a mí, que también sigo las redes sociales, me da muy mala impresión que VOX rechace entrevistas o que prefiera no participar en el debate oficial. Me indica cobardía y posible falta de honradez. Es muy fácil participar sólo en los foros donde sabes que vas a ser aclamado. En 13TV, Abascal podría habernos explicado a los católicos que en realidad no odia al Papa Francisco (como se trasluce del libró de Dragó y de otros detalles) y que su postura sobre la inmigración no desecha los principios de la caridad cristiana. En El País o en La Sexta, Abascal le podría haber explicado a los progres que en realidad no es la amenaza contra las libertades que ellos le suponen o que su patriotismo no pretende excluir a una parte de la nación. Pero Abascal ha preferido ausentarse de esos foros y fiarlo todo a una campaña de internet, con memes y con gilipolleces para retrasados. En los que han votado al PSOE o en los que se han abstenido no hay que suponer enemigos de España. Yo he votado a VOX a pesar de que me repugnan algunas partes de su programa y de su actuación pública. Me da asco su liberalismo económico y moral. No me gusta su enfoque de la inmigración y detesto especialmente la parte en la que plantean una guerra contra el islam en nombre de valores que en el fondo son masónicos aunque adopten una retórica cruzada. Me repugna su sionismo descarado, con Iván Espinosa haciéndose eco de una felicitación del Likud en las horas previas a la contienda electoral, y me preocupa su poca claridad con el tema ruso y estadounidense. Me disgustó profundamente que apoyasen a Uber frente a los taxistas. Me dio arcadas que varios líderes de VOX dijesen que el incendio de Notre Dame había sido un atentado y que semanas antes mostrasen simpatía por la matanza identitaria de Nueva Zelanda. Sólo eso me parece motivo suficiente para no votarlos, lo mismo que sus insultos al Papa. Me repugnan muchas cosas de VOX, pero pese a todo hice de tripas corazón y decidí votarlos en la creencia de que serían la opción menos mala para España. ¿Por qué no concebimos que algunas personas habrán votado al PSOE, no por sus pactos con los separatistas catalanes o por su feminismo, sino porque veían amenazadas las conquistas sociales o por otras muchas razones? Desde el principio VOX ha adoptado un enfoque divisivo. Esto le ha permitido crecer muy rápido a costa de buscar un enfrentamiento sistemático con la gente que no es de derechas. Pero este enfoque se revela insuficiente a largo plazo. Si se dedican a publicar memes como aquel según el cual Abascal se alimentaba de las lágrimas de los progres, era de esperar que los progres —y mucha gente que no es progre pero que no es de derechas o que teme una guerra civil— se movilizase en contra de VOX. ¿Acaso se podía esperar otra cosa con ese tipo de mensajes? Lo que ha valido para conquistar un hueco en el parlamento andaluz no te vale ahora para expandirte en el resto de España. Es posible que no nos lea nadie de VOX. Pero yo creo que es nuestro deber proponer soluciones para rectificar este pequeño fracaso que supone afianzar a Pedro Sánchez y conseguir sólo 24 diputados cuando se había alimentado la expectativa de ser el partido de derechas más votado. Las elecciones que tendrán lugar dentro de tres semanas van a resultar fundamentales. Si VOX baja en esas elecciones —cosa bastante posible— puede iniciar una línea descendente que termine con todas las esperanzas de un cambio real. Así que yo creo que es bueno que, desde el respeto a VOX que hemos acreditado y que incluso nos ha llevado a votarlo, propongamos remedios para superar este bache.
  8. 210 points
    A casi 48 horas del atentado dirigido contra nuestros compatriotas hispanos, la única reacción positiva que he observado ha sido ésta: Pero Falange Auténtica es un grupo muy minoritario (no creo que pase de 50-100 afiliados en toda España) y por lo demás no suele ser muy ortodoxo en sus planteamientos. En el resto de grupos falangistas, carlistas, piñaristas e identitarios no he observado ninguna reacción dentro de sus medios oficiales. Tampoco en VOX. Parece que no hubiera tenido lugar el atentado. Insisto en que se trata de un asunto muy grave: es un atentado terrorista dirigido contra nuestros compatriotas hispanos (el mayor de este tipo en los últimos cien años) y de alguna manera ha sido inspirado por las personas que ocupan el poder en Estados Unidos. Porque decir que que esto no tiene nada que ver con Trump sería como decir que la Noche de los Cristales Rotos no tiene ninguna relación con Adolf Hitler. Este tipo de atentados hay que combatirlos desde nuestras convicciones católicas: sean quienes sean los asesinados, no está bien matar a gente de forma indiscriminada. Pero en este caso a las consideraciones católicas se unen las patrióticas: han ido a por los nuestros (si el hispanismo es algo más que retórica) y no de forma aleatoria, sino siguiendo orientaciones propagandísticas muy precisas. Es un atentado contra España que en otros tiempos más viriles habría sido considerado casus belli por la mayoría de españoles. Por tanto, sorprende poderosamente que no haya habido ninguna reacción ni en Vox ni el resto de partidos que se consideran patriotas. La única explicación que se me ocurre a esta ausencia de reacciones es que de alguna manera simpaticen con el asesino antiespañol, como simpatizaron abiertamente con el asesino antimusulmán de Nueva Zelanda y como simpatizan con el trumpismo identitario de cuño moscovita que viene inspirando estas acciones. Y esto es casi más grave que el propio atentado. Porque algo muy grave ha tenido que suceder en nuestra psique española para que unas personas que se proclaman patriotas apoyen a la basura yanqui que asesina a nuestros compatriotas en Tejas y que niega la españolidad de Tejas. Si Vázquez de Mella o José Antonio viesen este espectáculo, sacarían el látigo y quizá algo más. Una aberración de estas características sólo puede explicarse por una dirección internacional que impone a los patriotas ideologías y estrategias que van contra los intereses españoles. Una cuestión todavía más grave que la ausencia de reacciones es la existencia de reacciones que de algún modo banalizan, justifican o apoyan el atentado contra nuestros compatriotas hispanos. Desde las primeras horas, uno de los que ha jugado a ese juego ha sido el Coronel Pakez sobre el que abrí un hilo crítico hace unas semanas. Pakez además pone en copia a dos políticos anglosajones. Puede parecer un brote aleatorio de conspiranoia, pero lo cierto es que Pakez considera que el pueblo tiene derecho a tomarse la justicia por su mano con los inmigrantes: Y dice que el atentado es una campaña contra Trump o para desarmar al "noble pueblo de los USA": En el artículo que critiqué, Pakez daba a entender que su hondo amor hacia España y sus esencias católicas le llevaba a cierta indiferencia ante la suerte de Cataluña, dado que España, según él, era eterna y por tanto indestructible. ¡Qué bonitos pensamientos! Pero ya se ve que ese hondo amor hacia España no le llega para lamentar la muerte de unos compatriotas hispanos asesinados por un bastardo yanqui; no le llega ni siquiera para respetar a los muertos y a los que son perseguidos por su condición de hispanos. Sí para hacer un canto al "noble pueblo de los USA". Uno de los que retuitea las majaderías de Pakez es un tal American Requeté: En este otro mensaje cita a un agente ruso para afirmar que el atentado es obra de la Red Gladio con la colaboración del Vaticano: No es un cualquiera este American Requeté. Es una cuenta muy citada por cuentas oficiales de la CT, como se puede comprobar en la sección de cuentas sugeridas por Twitter, a la derecha. Verdaderamente, internet está produciendo una demencia generalizada en sectores políticos que antes parecían cuerdos. Javier Villamor, miembro del HSM y de Hazte Oír, también juega a lo mismo: Son unos pocos ejemplos. Me parece extremadamente grave todo esto y confío en que también os lo parecerá a vosotros. Es grave que se produzcan atentados terroristas contra nuestros compatriotas, pero es casi más grave que la reacción de algunos españoles, en particular de los que se consideran patriotas y católicos, sea de apoyo al terrorista a nivel extraoficial y de una indiferencia cómplice a nivel oficial. Algo ha cambiado, para mal, en la derecha y en el patriotismo. Sea cual sea el origen de este comportamiento traidor y anticristiano, debemos poner todo nuestro empeño en combatirlo.
  9. 210 points
    La frase es para enmarcarla: Al margen de que no nos gusten algunos aspectos de este Papa, no hay duda de que es el Papa y de que no hay un "papa alternativo". Laminar la autoridad del Papa en función de sentimientos personales con escasa relación con la realidad, sin ofrecer además ninguna alternativa, como hacen los conservadores, es trabajar para la destrucción de la Iglesia. A la hora de juzgar a un papa, sería un un grave error guiarse por lo que publican trapisondistas como Ariza, Fernández de la Cigoña y Bustamante*, a los que la democrática internet ha concedido la posibilidad de presentar sus detritos de perros rabiosos como si fueran juicios fundamentados. Sería un error guiarse por estos opinadores maliciosos que, además, tienen una dirección internacional cada vez más clara. Una dirección que no es nada favorable a los intereses españoles ni en general a la Iglesia católica. En Francisco veo a un Papa cuyas formas no me gustan exceso y que ha cometido algunas equivocaciones, pero no más que sus predecesores. Veo a un Papa que está animado de una buena voluntad que, en algunos aspectos, me parece más limpia que la de algunos predecesores. Veo a un Papa bueno que trata de sacar la Iglesia adelante en medio de enormes dificultades, pero al que desde el principio la derecha amoral y apátrida ha tratado de boicotear de forma salvaje, negándole el más elemental respeto que se le debe a un padre, a un papa, sólo por el hecho de serlo. Al principio de su papado yo era crítico, como lo he sido con papas anteriores, pero cuando he comprendido el juego sucio que se traen entre manos sus detractores, no me ha quedado más remedio que tomar partido por este Papa, por un deber elemental de justicia y por el deber católico de defender a la Iglesia amenazada. ----- *Por cierto, la CTC ha decidido premiar la febril actividad cismática de Luis Fernando Pérez Bustamante concediéndole una columna en su publicación oficial, Ahora Desinformación, desde la que seguir vomitando su odio antipapista de criptoprotestante: Luis Fernando Pérez – Ahora Información
  10. 210 points
    Un episodio con tintes parusíacos, muy espeluznante. Aunque considero siempre que el culpable de los crímenes cometidos no es otro que el criminal, las redes sociales y, en general, la sociedad de la información contemporánea tienen su parte responsabilidad sobre estos actos. El enorme mal que supone la libertad de prensa, siempre certeramente condenada por la Iglesia, ha llegado a su paroxismo en un mundo en el que Internet es un lugar en el que la información se distribuye de manera inmediata... sin control real ninguno. Sin negar que Internet ha supuesto un gran avance en la transmisión de conocimiento, su difusión de hábitos insalubres e ideas perniciosas ha transformado a las sociedades hasta un punto en el que algunos hacemos balance negativo, o muy negativo, del mismo. En este caso, como en muchos otros, tenemos a una persona seriamente perturbada que en Internet ha encontrado un pozo sin fondo en el que inspirar a su cerebro retorcido. Los detalles de esta vil masacre dejan claro que semejante acto atroz no se explica sin entender los usos y costumbres de la sociedad de la información. La inspiración del acto terrorista nace con inquietante precisión de la naturaleza de Internet y de la forma en la que lo utilizanos. Como solemos decir, habría que exigir un sometimiento del contenido de las redes al control estatal, pues aún estamos a tiempo de revertir parte de los daños causados. Y no sólo por el ya poderoso motivo de la necesidad de control del terrorismo: muchos otros podemos dar. El problema es que tal medida supondría una cierta restricción de libertades y comodidades proporcionadas por la estructura actual de Internet, por lo que soy pesimista a que una propuesta de esta índole tenga buena acogida en una sociedad democrática. Por otro lado, tampoco vinculo el atentado al ascenso de los movimientos identitarios, del mismo modo que -hasta donde llegan mis conocimientos- no considero que el yihadismo sea una consecuencia necesaria del Islam. Lo digo aún siendo crítico con el identitarismo y rechazando la postura de confrontación total con el Islam que defienden esos grupos políticos. Simplemente creo que el factor de Internet y las redes sociales son, con mucho, la principal causa "externa" o "exógena" de parte de los actos terroristas actuales de los que, reitero, sólo considero culpable al terrorista.
  11. 130 points
    Os doy la razón palabra por palabra a todo lo que comentáis. Los ingenieros (yo lo soy) son muy muy soberbios, y desprecian todos los demás conocimientos. Lo más sangrante del desprecio por las letras es la cantidad de compañeros que tenía (algunos de matrícula de honor) que escribían con faltas de ortografía, o sin poner las tildes. Nulo o bajo sentido crítico. Cuando más industrial es la carrera más se acentúan estás características. Apenas tenían apego por la política, la filosofía o los grandes escritores. Quizás las carreras de informática y teleco (las famosas tic) son un poco más humildes, y por eso mismo los industriales o camineros las tienen como ingenieros de segunda (informática no es una ingeniería, son unos frikazos todos). Si acaso medio respetan a los médicos, y aún así con reticencias. Médicos que en mi opinión son lo que mejor están de los titulados universitarios, pues hay unos números Clausus mínimamente razonables y una formación más holística. Suelen tener interés por otras ramas del saber, incluso alguno peca de pedante. Pero ya a un enfermero lo ven como a un pardillo. También es cierto que este país tiene la industria que tiene, y que la malísima planificación de las universidades ha creado una horda de ingenieros y arquitectos que nunca van a ejercer de lo suyo y te los encuentras de camareros, en cualquier tienda u opositando, como se comenta día a día en burbuja.
  12. 130 points
    Creo que finalmente el último punto es la clave de todo. Viene a ser un poco el mecanismo que utilizaron en su día los nazis y siguen utilizando hoy los nacionalistas de otorgar u arrogarse una superioridad sobre el resto, utilizando un prestigio preexistente. Ensoberbecimiento y vanidad. Al final con esas alabanzas lo que haces es crear falsas expectativas o incluso atontar a dicho colectivo. En el caso de los nazis sí es verdad que consiguieron imantar a toda una nación tras la creencia arrogante de superioridad. Algo así posibilita logros que en "estado normal" no son posibles por las resistencias internas naturales inherentes a cualquier colectivo. Pero, si lo miramos con un poco de perspectiva, lo que logró el nazismo fue agilipollar a toda una nación. Con los ingenieritos, a otra escala, pasa algo similar. El prestigio previo procede de épocas pasadas en que escaseaban los titulados, los pocos que había solían pertenecer a familias bien posicionadas, etc, y automáticamente alcanzaban un estatus. Cuando Felipe González "democratizó" las universidades y abrió puertas a amplios sectores que antes no habían accedido pues... como que esa idea influyó mucho a la hora de encauzar a la chavalería por el título de ingenierito. Pero lo que no se democratizó fue un poco fue la mentalidad elitista, que parece siguió impregnando a cada título expendido y firmado por el Rey. La realidad del mercado laboral español no permitió llevar a la realidad estas expectativas y, más que favorecer un salto espectacular en la aplicación ingenieril de las empresas, prácticamente lo que se dió fue el clásico reequilibrio oferta/demanda... dando lugar a sueldos bastante más modestos de los que se suponía el recién licenciado. Automáticamente vienen las frustraciones, con estas las búsquedas de culpables, etc., pero como que no queremos readaptar la actitud elitista originaria. Creo que el desprecio por las letras entre los ingenieritos viene por ahí. Además de la necesidad del frustrado de encontrar otro que sea más pringado que ellos... en esto me recuerda a los identitarios encantados de tener razas supuestamente de menos capacidad que ellos. No es original lo que estoy escribiendo pero viene un poco a ser mi percepción. En cualquier caso, a día de hoy, pongo jerárquicamente por encima a las letras o humanidades que a las técnicas, ya ni siquiera al mismo nivel. Al final, diría que el buen ingeniero lo que hace es aplicar esquemas lingüísticos a la hora de acometer los problemas. Una cosa que llama la atención de los ingenieros alemanes, por ejemplo, es su gran nivel retórico -en el buen sentido, no en el de charlatanería- su capacidad de expresión verbal, de comunicación y estructuración en las reuniones de trabajo. No solo de los ingenieros, sino de cualquier persona de un mínimo de estudios.
  13. 130 points
    Buen hilo y excelentes participaciones. Confieso que yo he tenido esa tendencia conspiranoica que desarrollé en los primeros años de BBJ coincidiendo con la crisis que fue mi propia crisis de manera extraordinaria. Poco leído -me maravilla en muchos de vosotros el manejo de libros que tenéis- y a la vez curioso, el tiempo libre y la avalancha de "información", fueron los ingredientes de abrir mis ojos como platos ante tantos datos y secretos pregonados como si efectivamente "algo" distinto estuviera pasando. Distinto y extraordinario pues venía en auxilio de aquellas dudas, fracasos y frustraciones para cuya explicación en mi fuero interno, no encontraba nada que no fuera: qué mundo más hi de pu nos toca vivir. Pero esa conclusión te dejaba postrado, incapaz, sin esperanza. Estocnsn todas esas teorías venían a explicar la razón de ser de las cosas. Precisamente, nuestra mente estructurada (alienada, controlada, aborregada.... que tanto se decía y se dice) era la responsable de no detenerse en el efecto caótico en que se había convertido la realidad como es... Tenía que haber una explicación, si no para todo, si para lo más acuciante. Y además, tenía que haber un voluntad expresa detrás de todo, pues era yo incapaz de desprenderme de la idea de que había una inteligencia finísima detrás de todo. Finísima y tenaz, de "larga data", en la que "algo", movido por "algo" había sido capaz de pergeñar "algo" a lo largo de siglos y que por fin había empezado a dar señales claras de éxito y premio a esa voluntad pétrea, al mismo tiempo que "otros" conseguían traernos la explicación adecuada. Desde la antigüedad (muy variable según el caso), pasando por sucesos históricos a los largo de siglos, se habían ido gestando lo mismo grandes venganzas que grandes resistencias. Un mundo "mítico" de sociedades, dragones de diferente color, que siguiendo la largura de sus raíces nos llevan a las edades védicas, a las deidades paganas tansmutadas en seres de otras galaxias, a Yavé, a los judíos y a Egipto pasando por Babilonia... Todo apuntaba a que había, efectivamente, una explicación "racional" a los eventos nuevos para los dormido, pero que los despiertos habían estado predicando milenios como quien grita en el desierto. En cierto modo estábamos adorando a nuestros ídolos de oro haciendo caso omiso a la "inteligencia", a la consciencia cósmica, a los "hermanos ascendidos".... Moisés había bajado del monte y comprobando cuán fácil es para las masas caer en la idolatría del dinero, de la vida sin más que el horizonte pequeño y personal, rompió furioso de nuestra flojera las tablas de la Ley que debían orientar nuestras vidas más acá de que las comprendiéramos. Pero bajó -descendió- con otras palabras que Yavé le había dicho y que nos parece razonable fueran secretas, pues si tan fácil fuera dejarnos llevar por la materialización inmediata en aquellos ídolos dando respuesta a nuestra inclinación transcendente en su modo tanrústico, no hubiéramos sido capaces de comprender los códigos tras la exigencia de cumplirlos sin hacer preguntas. Y aquí encuentro el meollo de todo ésto: "no quiere que comáis de este árbol porque sabe que seréis como Él". Destripar esta frase tiene su aquel: ¿Puede una criatura ser igual a su creador?. ¿Podría Dios ser capaz de crear a otros dioses idénticos -clónicos- a Él sin tener en cuenta ninguna consideración al margen de querer hacerlo?. ¿Podría la Causa incausada dar origen a entidades clónicas que no serían sino causas "causadas"?. ¿Cómo podrían "Ser" lo mismo si no hay en ellos "la primera voluntad"?. Preguntas -ejemplos- que ponen de manifiesto la necesidad humana de ir al fondo de las cosas pero inspirados por una voluntad que no se detendrá en respuestas "insatisfactorias" que acoten la libertad de llegar al fondo de las cosas... De hecho, cuanto más complejas las respuestas, y más contradictorias, más estimulantes nos resultan como modo de eludir una realidad que nos aplasta como bota indiferente pisando un hormiguero. Estoy convencido de que la "intención" de todo es "romper" la estructura de la civilización cristiana identificada ya en la "Matrix" (matriz, estructura, filas y columnas, planos "acotados"). Tal vez tenga que ver con las "meditaciones" de un "pueblo" que tampoco quiso aceptar la realidad de aquel Mesías que no cumplía con su interpretación de lo que habría de ser el Mesías, y como niño frustrado por no ver entre los regalos aquel de su máxima preferencia, elucubra que los reyes magos le estaban gastando una broma y busca, revuelve en lugares raros, aquello que de ninguna manera habría de serle negado... Ingenuidades infantiles (y no tanto) que en tantos casos duran toda la vida resistiéndose a la realidad buscando explicaciones "alternativas" que dejan a Dios fuera del centro ahora ocupado por nosotros y nuestras "necesidades", convirtiéndolo en un "bromista" que juega al escondite o a los dados... Antes que todo ésto había tenido "contactos" con el Mal. Nunca se trató de temas complejos ni elaborados sino de cosas sencillas y de "miradas". Mis casos "diabólicos", en lo que atañe al caso concreto, son cosas muy ordinarias. Lo extraordinario era "la sensación" de estar frente a algo súbitamente negro y desconcertante por sí mismo y por el hecho de que escapaba completamente del ámbito del hecho. Por eso digo "sensación" y no reacción más o menos iracunda ante un hecho vulgar y predecible. Cinco años "interno" en colegios de curas de los que renegué en cierto modo sin llegar a ningún drama hasta la "crisis", pasando por el Zen y la vida sana y natural, me libraron de caer en la red anti-matrix... Si había experimentado el mal de manera tan viva -y subjetiva siendo sinceros- debía por fuerza existir el Bien. Y si existe el Bien -o el mal personificado, no como mera tragedia o dolor- , éste debía ser "racionalmente" también personal. Una vaga idea de Dios sostenida "a mi manera" en mis años de Zen pero que venía de mi adolescencia, volvía así a tomar un protagonismo primero en mi mente con hecho racional, y luego permeando poco a poco mi corazón... Inescrutables son los caminos de Señor. Al caso que nos ocupa El Español ha vuelto a dar con las claves adecuadas. El mal y sus efectos "domésticos" ha estado y siempre estará en la Ciudad del Mundo por mucho que insistamos en convertirlo en la Ciudad de Dios. La buena noticia es que la Ciudad de Dios triunfará cuando Cristo regrese y la otra buena noticia en que la Ciudad de Dios "ya está" en nuestros corazones. Todas las teorías conspirativas, ciertas o no, son un reflejo de los afanes por lograr el poder a costa de todo y de todos; de sembrar cizaña y desorientación; de romper la relación entre causas y efectos proponiendo idealidad misteriosas que están más allá, intocables, de las causas y sus efectos. Así como tuve aquellas experiencias "malignas" en circunstancias del todo ordinarias, hoy veo que se ponen de manifiesto en las circunstancias extraordinarias. Si era necesario un "sexto sentido" -o locura- para apreciar a la entidad perversa en medio de lo cotidiano, no es apenas necesario para justificar los sucesos extraordinarios. Confundir o procurar confundir la naturaleza real de los "entes implicados" en este mundo tan confuso, forma parte de lo mismo: la mentira es muy poderosa porque consigue destruirlo todo, y la verdad que nos aproxima a Dios, tomada como simple hecho racional, dejando al margen la Revelación, es un camino tortuoso lleno de incertidumbres y de fracasos. Destruir es más fácil que construir y la "cama" de subjetividad y al final siempre de sospecha, se abre camino entre las murallas frágiles del sentido común y de la reflexión orientada por la Fe, la cual no es obra nuestra y por ello es tan repudiada por quienes sin saberlo han interiorizado que los "dioses" creados por Dios, son igual de poderosos y además comprensivos con nuestra naturaleza imperfecta frente a un Dios justiciero y celoso...
  14. 130 points
    Están engañando a las mujeres como hace 100 años engañaban a los obreros: conociendo sus puntos débiles y explotándolos. No tiene más misterio, desde los tiempos de los sofistas griegos, "la izquierda", en el plano intelectual, es un entramado de farsantes que no creen en nada. Después de que el marxismo se haya demostrado como una paparrucha ridícula que no describió nada y predijo todavía menos, toca cambiar el discurso sin despeinarse. Así, ahora hablan de feminismo y cambio climático hasta que se carguen la sociedad como pretenden o hasta que deje de servirles el engaño y encuentren algo nuevo. El propósito es simplemente el de "cuanto peor, mejor". En el caso del feminismo, dinamitar las relaciones entre hombres y mujeres hasta que la vida en sociedad sea insoportable y salte todo por los aires. Así es como, a mi juicio, hay que entender el asunto.
  15. 130 points
    Pego aquí una traducción del catalán, hecha por mí, de un texto que me dio a conocer el amigo Hispanorromano. El artículo original en catalán puede encontrarse en el siguiente enlace del blog llamado "el jardí de Klingsor": https://jardideklingsor.wordpress.com/2019/06/29/russia-la-roma-bolxevic/. El texto trata ciertos aspectos del carácter ruso, y de la relación entre el mismo y el carácter que podríamos llamar occidental o europeo. Me parece un artículo bastante meritorio y razonado, alejado de la mayoría de simplismos y lugares comunes que abundan en el debate político actual. Como tesis principal del mismo, si se me permite el resumen, se sostiene que existe una suerte de trasfondo esencial en el carácter ruso, que marca una diferencia esencial con el mundo occidental, que trasciende el intervalo bolchevique, esto es, ya estaba presente durante el zarismo y sigue estándolo actualmente. Así, por ejemplo, la Revolución Rusa no podría entenderse solamente como una calamidad aislada en la historia de Rusia, sino que ésta toma ciertos elementos del carácter nacional ruso que ya existían durante el zarismo. Sin ser la tesis novedosa en su totalidad, pues ya la hemos discutido algunos aspectos de la misma anteriormente en este foro*, sí lo son, hasta donde mi conocimiento alcanza, varios de los argumentos en los que se sostiene. *véase, por ejemplo: Las tesis son avaladas con una envidiable erudición de la que muchos carecemos, lo que, junto con la señalada indudable originalidad que inspira el texto, hacen que se trate de una lectura, a mi juicio, de enorme interés. Habiendo dicho esto, debo añadir también que no comparto necesariamente todos los puntos de vista que ahí se exponen. En particular, el autor parece sostener una especie de europeísmo en el que yo desde luego no creo y que, por tanto, sólo aceptaría muy a regañadientes como mal menor y no con convencimiento ideológico. Tampoco me sumo a las alabanzas deslizadas al Imperio austrohúngaro y al mundo germánico en general. En cualquier caso, estos aspectos no afectarían el núcleo de la tesis del autor. Tras este preámbulo, he aquí el texto: Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  16. 130 points
    El ejemplo del dilema del prisionero muestra una ley inexorable: Ninguna persona podrá llegar muy lejos si no vive inserto en una comunidad con la que coopera y en la que existe confianza mutua. Si ambos prisioneros confían el uno en el otro -si, por ejemplo, son hermanos- ambos van a confesar el delito y cumplirán menor pena. Si, en cambio, no se fían el uno del otro, ambos inculparán a su colega y cumplirán una pena más alta. Nuestro intelecto busca una lectura elevada de esta situación hipotética y nos conduce a la idea de que los lazos comunitarios y las relaciones personales profundas son, pues, parte intrínseca de la Creación. Uno de los conceptos básicos de la teoría de juegos (de la que advierto que no soy especialista) es el llamado "equilibrio de Nash" (en referencia al matemático estadounidense que fue premio Nobel de Economía), que es el que en este caso da lugar al escenario aparentemente desconcertante y paradójico. Un equilibrio de Nash es una situación en la que si un jugador decide desviarse de su estrategia cambiándola por otra distinta es imposible que aumente su beneficio. Es decir, una situación en la que si todos los jugadores están aislados e incomunicados entre sí, lo mejor que pueden hacer es no cambiar de estrategia. En el caso del dilema del prisionero, la situación cooperativa en la que ambos jugadores confiesan no es un equilibrio de Nash: En efecto, si un jugador decide desviarse de la estrategia cooperativa e inculpar al otro jugador, que confiesa, su beneficio se verá aumentado. Un equilibrio de Nash existe, en cambio, en la situación en la que ambos prisioneros se inculpan mutuamente: Efectivamente, si el otro prisionero va a inculparme, para reducir mi pena no debo dejar de inculparle a él. Ahora bien (y aquí ya me desvío de la exposición de los dos párrafos anteriores para entrar en mi interpretación personal), el equilibrio de Nash es un escenario -el más simple desde el punto de vista de los escenarios generales en juegos que pueden tener algún interés tanto matemático como de la interpretación de la realidad que pretende hacer el modelo matemático en cuestión- propuesto en los momentos en los que la teoría de juegos era una área naciente. Sin embargo, a mi juicio es (gracias a Dios) dudoso que en la vida real las personas suelan (ni que sea inconscientemente) conducirse siguiendo equilibrios de Nash. Por los siguientes motivos: - La teoría de juegos en general siempre supone que los jugadores saben utilizar de manera óptima la información de la que disponen. Huelga decir que eso es nada realista. - La teoría de juegos supone que el interés de los jugadores es maximizar su beneficio personal. Sin embargo, a veces las personas (nobles) sacrifican sus intereses por un amor, una pasión, una fe o una lealtad. Otras personas (más bien innobles) sin embargo, sacrificarían su beneficio para regodearse en haber provocado la desgracia ajena. Inculparían al otro prisionero sin más contemplaciones y sin importarles lo que va a hacer, para verlo pudrirse en prisión el mayor tiempo posible. - Más en concreto, el equilibrio de Nash lo es en referencia a las desviaciones individuales, mientras que es completamente insensible a las coaliciones y las estrategias cooperativas. El caso del dilema del prisionero es un ejemplo: Si ambos reclusos se tienen gran aprecio y confianza mutua, ambos van a confesar. Es decir que, en este caso, conocer cuál es el equilibrio de Nash no habría servido en absoluto para predecir el comportamiento de los jugadores. Todo esto muestra que los modelos matemáticos que intentan explicar las relaciones humanas no dejan de ser un intento que está lejos de poder explicar nuestra manera de relacionarnos, a pesar de que tengan su indudable interés. El positivismo cree que un progresivo refinamiento de los modelos matemáticos llegará a explicar con bastante precisión el comportamiento humano (lo que sin duda nos lleva a relacionarlo con la quimera transhumanista). Sin embargo, debemos proclamar que los positivistas se equivocan: El hombre ha sido creado por Dios y, por lo tanto, su alma no podrá nunca ser diseccionada por el intelecto humano, quedando siempre una parte de la misma completamente ininteligible.
  17. 121 points
    BGA y Gerión, comprendo vuestras reservas, pero creo que no hay ningún motivo para pensar que el Papa sienta animadversión hacia España. Hay 194 países en el mundo. Es una locura que cada Papa tenga que visitar esos 194 países durante su pontificado. Personalmente, no tengo ningún interés especial en que el Papa venga a España. Creo que el lugar del Papa está en Roma, gobernando la Iglesia, que falta hace, no viajando constantemente para protagonizar actos multitudinarios que se asemejan a conciertos de rock. Además, con la agresividad que hay en un importante sector de la Iglesia española hacia este Papa, casi es preferible que no venga, porque de todo van a sacar faltas y son capaces de organizar un cisma. ¿Hay algún otro motivo para pensar que el Papa no aprecia a España? No. En lo de Cataluña se ha portado bien, mejor que papas anteriores. El problema de la iglesia catalana viene de lejanos tiempos preconciliares. Es un problema exclusivo de Cataluña y no es un tema que se aliente desde Roma, aunque algunos papas anteriores no se han portado precisamente bien en este aspecto. No es el caso de este Papa, que por ser hispano se ha mostrado mucho más cercano a los intereses de España. Lo que dijo este Papa sobre las injusticias cometidas en la Conquista de América es bastante suave en comparación con lo que, por ejemplo, dijo Juan Pablo II. No estoy contento con lo que dijo Francisco, pero fue la típica petición de disculpas que precede a cualquier alabanza que se quiera hacer de la Evangelización de América. Creo que deberíamos hacer un sano ejercicio de hemeroteca, por ejemplo abriendo un hilo para recordar algunas de las cosas que hizo y dijo Juan Pablo II, al que generalmente idolatran los detractores de Francisco I. Entonces veríamos que no hay lugar para sentirse descontentos o agraviados con este Papa. Es todo lo contrario. Por fin tenemos un Papa hispano y jesuita que nos podría venir de perlas a los españoles, pero la estupidez de las derechas españolas, siempre atentas a consignas extranjeras, está estropeando esa gran oportunidad. Comentaba Gerión que cuando le acusan de "peronista" se refieren al "indigenismo". Yo creo que no es así. Para empezar, no tengo constancia de que el peronismo, incluso el de la última etapa, tuviese querencias indigenistas. Cuando lanzan lo de "peronista" con ánimo despectivo, estos sedicentes conservadores tienen en mente dos cosas: 1) el carácter antiliberal y cuasifascista del peronismo (siempre se ha considerado que el peronismo era una especie de fascismo); 2) el hecho de que Perón encabezase el único proyecto contra el imperialismo anglosajón de signo hispánico y, por tanto, no ligado a otros imperialismos como el ruso. A lo mejor algunos derechistas españoles no tienen en mente esto cuando hablan así del Papa Francisco, pero te puedo asegurar que los derechistas yanquis en los que se inspiran sí tienen en mente esas dos características del peronismo. Desde el principio ha habido mucha intoxicación con este Papa. Nos lo presentan como un izquierdista redomado cuando está haciendo nombramientos favorables a la FSSPX, el último el de Mons. Descourtieux como jefe de la Congregación para la Doctrina de la Fe: Mira cuáles son las primeras reacciones de los conservadores infocatólicos, los mismos que acusan al Papa de peronista: Esta es la verdadera faz de los conservadores que acusan al Papa de "peronista" y "rojo". No caigamos en las maniobras de confusión de los conservadores que trabajan por turnos para el imperialismo yanqui y para el imperialismo ruso. Este Papa no es de derechas pero tampoco es de izquierdas. ¡Como debe ser!
  18. 120 points
    Arthur de Gobineau, quien inventó el racismo moderno y es el padre intelectual de los identitarios (lo sepan o no), basa su famosa obra "Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas" sobre una tesis principal: El auge y la decadencia de las civilizaciones se explica solamente por la composición racial de la nación y, en particular, de su élite. Mientras ésta se mantenga blanca, afirma Gobineau, y sólo entonces, la nación sobrevivirá. El declive de las civilizaciones se explicaría, por tanto, solamente por la "bastardización" racial de la élite blanca. Éste podría ser un resumen bastante tosco y rápido de lo esencial de la obra de este pensador. A partir de ahí, Gobineau se dedica a recorrer todas las civilizaciones humanas una por una y tratando de ligar la caída de cada una de ellas con su tesis central. Tras exponer esta tesis, Gobineau, que no es estúpido, afirma explícitamente su consecuencia directa, que contradice lo que había enseñado siempre la recta filosofía cristiana: La irreligión, la impiedad, las malas costumbres, etc, no son la causa del declive de las civilizaciones. En todo caso, una simple consecuencia de haber mezclado la raza. La tesis de Gobineau, que sienta las bases de todo el pensamiento racista posterior (sin ir más lejos, Hitler la sostiene en el Mein Kampf), se revela, pues, de naturaleza tremendamente subversiva y progresista: Observar las buenas costumbres -como siempre ha enseñado la Iglesia- tiene una importancia a lo sumo secundaria, pues lo que cuenta de verdad es mantener la pureza de la raza. No necesito demostrar que semejante tesis habría sido calificada de delirante e inconcebible por cualquier filósofo escolástico. Todo lo anterior es plenamente asumido por los identitarios actuales -como he dicho, herederos directos de Gobineau- aunque en la mayoría de los casos no han leído a Gobineau. Por ejemplo, considero "progre" todo lo que no sea denigrar a los negros, pero no me hables de la castidad, de la que me burlo en cualquier ocasión. Occidente puede ser todo lo degenerado que quiera si se mantiene blanco. Por concluír, a título de curiosidad, sólo veo dos ideas de Gobineau no asumidas por el identitarismo actual: En primer lugar, Gobineau pone a las razas negra y amarilla al mismo nivel (el del betún) por lo que respecta a sus capacidades. La raza amarilla es retratada con la misma crueldad que la raza negra. Eso contrasta fuertemente con el identitarismo actual, que considera a la raza amarilla como igualmente capacitada que la blanca y a la negra como muy inferior. El motivo se debe probablemente a cuestiones de índole "geopolítica" que interfieren en el asunto. En segundo lugar, Gobineau es un erudito amante de cierto rigor. Y, más importante, es hombre de su tiempo. Por lo tanto, en su obra no vemos aparecer en ningún momento al George Soros o al judío de turno tratando por todos los medios de bastardear a la raza blanca. Nada de "Plan Kalergi": Todos los fenómenos de mestizaje son descritos por Gobineau como procesos espontáneos y en gran parte inevitables, no como llevados a cabo por la acción premeditada de una minoría de poderosos. Esta segunda apreciación enlaza con el hilo sobre las conspiraciones, pues se confirma una vez más que el pensamiento de tipo conspiracionista es de origen recentísimo y que antes nadie pensaba en estos términos.
  19. 120 points
    Todo eso suena muy intelectual pero no dice nada acerca de "tu idea" de Dios. Solo hablas de lo que te parecen las ideas y creencias de los demás. Por ello te lo preguntaré directamente, bajo la esperanza de que puedas ofrecer una explicación sencilla, válida tanto para un teólogo erudito del S.XXI como para un pastor analfabeto del S.I ¿Qué o quién es Dios? Defínelo, por favor, y de paso y si no te molesta, por aquello de estar en igualdad de condiciones, te rogaría que me dijeses ¿En qué Dios crees tú? A partir de ahí podemos seguir dialogando sobre el tema porque la crítica ya está comprobado que sabemos hacerla todos. En cuanto a las alusiones personales pues te diré que estás bastante equivocado. Confundes totalitarismo con tiranía, dictadura, militarismo o qué sé yo, pero "totalitarismo" no significa eso sino subordinar "todo" a un objetivo común que, en el caso católico implicaría subordinar todos los dones, bienes y actos de la persona a cumplir con el mandamiento único del amor. El Dios católico, Jesucristo, sería el mayor ejemplo de totalitarismo puro que se pueda encontrar, en la medida que subordinó "toda" su persona, hasta dar la vida por ello, a realizar la voluntad del Padre. Y la propia Iglesia podría considerarse una institución totalitaria en la medida que igualmente supedita "todo" su ser a cumplir la voluntad de Jesucristo. "Que todos sean uno, como tú, Padre, en mí, y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado·. San Pio X portaba un lema en su pontificado que resumía esta realidad de la que hablo, que el modernismo y el materialismo se han encargado de masacrar: "Restaurar Todo en Cristo". Es decir, trabajar para que finalmente nada haya fuera de Cristo, para que nada se erija contra él, para que todo se subordine a su voluntad, que no se limita a un mero reino espiritual, sino que debe imperar también sobre la memoria, la inteligencia y la voluntad de los hombres, las sociedades y sus instituciones. Esa es la misión católica que en su momento abanderó nuestra nación, esto es, el ideal del imperio universal, y no el errado sincretismo filosófico de pensar que Dios es una idea de consenso establecida entre contertulios y estudiosos más o menos eruditos sobre el tema. Lo que tú calificas como una "Ilusión de control", en mi no es otra cosa que aquella misma ilusión que movía la voluntad de San Pablo: "Todo lo puedo en aquel que me conforta." El espejismo en cambio es pensar que no hay más aquel que nosotros mismos.
  20. 120 points
    Sí, lo de Vox con Salvini es muy preocupante. Primero de todo, no deberían aplaudir a un tipo que apoya a los separatistas en España, por mucho que se empeñen en decir lo contrario algunos mentecatos. Pero si este argumento no hace mella (y parece que no la hace en los últimos tiempos) y si les preocupa tanto la inmigración, no deberían tampoco aplaudir a un tipo que lo único que quiere es mandarnos los barcos a España. Es sencillamente ridículo que, ante mensajes como éste, en los que Salvini se jacta de mandarnos el barco a España, la única respuesta de Abascal sea hacerle la pelota y envidiar su "dignidad": En definitiva, Abascal esta aplaudiendo al político que nos manda el barco a España. Y ya es la segunda vez. Está aplaudiendo a un demagogo que lo único que quiere es mandarnos a España los barcos que le llegan por cercanía con Libia (en gran parte por sus malas decisiones), mientras que a nosotros no nos quieren ayudar con los que nos llegan por el Estrecho. Pero además a Salvini le da igual todo. Algunos países ya acordaron que repartirían a los inmigrantes de este barco, una de las peticiones de Salvini. Pero ahora no lo quiere dejar desembarcar. Quiere mandarlo a España. Quiere incendiar los ánimos en España, como hizo con el Aquarius. Y quiere dinamitar Europa a toda costa. Por un puñado de rublos y quizá también de dólares. No me gusta hablar de este tema, porque al hablar de los barcos se corre el peligro de deshumanizar a los pasajeros, que en su mayoría son pobres personas, muchas de ellas cristianas. Pero en mi opinión la primera decisión que tomó Pedro Sánchez de no aceptar el barco fue la correcta. España no puede hacerse cargo de los barcos que salgan de las costas libias, lo mismo que los demás no se hacen cargo de los que salen de las costas marroquíes. Y no entiendo por qué desde Vox y desde la derecha mediática no se ha apoyado esta decisión e incluso, desde esta última, se ha jugado a demonizar a Sánchez por racista. Parece que en el fondo estén interesados en que el Open Arms desembarque en España porque les sirve para agitar el avispero. No quieren solucionar el problema; quieren exacerbarlo. Se sabe desde hace tiempo que están llegando embarcaciones a Italia pese a la propaganda oficial. Salvini tampoco ha expulsado a nadie pese a sus proclamas racistas. Pero con toda la propaganda que hay en las redes sociales una gran parte de Europa lo ve como un salvador. Ya no es sólo cosa del peloteo rastrero de Abascal en Twitter. En la calle, muchas personas que votaban a PP/Cs sostienen que Salvini es el único político que merece la pena y lo ven casi como un mesías que nos librará de la marea "marrón" de "delincuentes", "violadores", "terroristas" y "parásitos". Tantos años de propaganda han tenido su efecto. Entonces la solución pasa por ponerse a las órdenes de Salvini y de su jefe directo, Putin. Ellos son la solución de Europa y fuera de eso no interesa ninguna otra cosa. Además de esta manipulación geopolítica, que yo creo que no tiene solución en tanto no se tome conciencia del problema, se ha conseguido generar un fenómeno de histeria colectiva que llega a cotas inhumanas. En la Red y en la calle mucha gente dice, de forma implícita o explícita, que hay que hundir como sea el barco con sus ocupantes dentro. Es decir, quieren matar a las personas que viajan en el barco como quien mata a una plaga de insectos ("parásitos"). Algunos, en su cinismo, llegan a decir que hay que "torpedear el buque negrero" para evitar el "tráfico de esclavos": Ya se ve a donde conduce toda esta retórica que se ha instalado en la derecha sobre los "negreros" y los "esclavos": para evitar la "esclavitud" hay que matar a los "esclavos". Lo mismo que la izquierda evita la pobreza matando a los pobres, la derecha de cuño moscovita acabará con los buques negreros matando a los negros. Señal de que en realidad no los consideran esclavos; si de verdad los considerasen esclavos, lejos de preocuparse, estarían muy complacidos. Pero el llamarlos "esclavos" y referirse a los que los ayuden como "negreros" les resulta muy útil para demonizarlos y al mismo tiempo alejar las sospechas de racismo. ¡Si yo sólo quiero acabar con la esclavitud, hombre! No sé en dónde acabará todo esto, pero en principio le veo muy difícil solución. España y Europa están a punto de caramelo. Y nadie está haciendo nada para evitar la amenaza geopolítica ni para darle una solución definitiva a estos movimientos masivos de población que instrumentalizan potencias antieuropeas. La UE también nos ha dejado tirados con las marrullerías de Salvini, así que por mi parte también se pueden ir a la mierda.
  21. 120 points
    Es muy sibilino: Al decir "terrorismo machista", lo que se está queriendo implantar, mediante la manipulación emocional y sabiendo que mucha gente no distingue los matices, es que el "machismo" es terrorismo. Y a los terroristas, naturalmente, se los elimina. ¿Y que es el "machismo"? Naturalmente, el "machismo" será siempre un categoría imprecisa, como lo eran los "enemigos de clase", los "burgueses", los "reaccionarios", etc, para todo revolucionario comunista de principios del XX digno del nombre. La cuestión es que el revolucionario necesita un cajón de sastre en el que poder sacar y meter gente a conveniencia, y dicho cajón de sastre contiene a personas enemigas del ideal redentor y de emancipación, etc, que es un bien supremo en el nombre del cual todo está permitido. Es curioso como la mentalidad de la izquierda es siempre la misma aunque su discurso parezca haber cambiado a lo largo del tiempo. Por eso cuando veo a tipos más fachas que Franco diciendo añorar a la "verdadera izquierda" de antes del Mayo del 68 me quedo a cuadros.
  22. 120 points
    En realidad, se va demostrando como la lógica del identitarismo va sí o sí contra los intereses de España. Como el identitarismo consiste en exaltar las particularidades étnicas y regionales, considerándolas como la esencia que define a la nación, aplicado a España no puede suponer más que la disgregación y el separatismo, debido a que la Nación Española se desarrolla conjugando y armonizando gran cantidad pueblos por un ideal superior asumible por todos. Por esa rica multiplicidad regional, y aún dejando de lado el marco superior de la Hispanidad y restringiéndonos solamente a la España actual, es por lo que un "identitarismo español" es una contradicción de términos, y en realidad sólo puede formularse, en una huida hacia adelante, como un apéndice del "identitarismo blanquista". Incluso a algunas otras de las naciones históricas europeas (Francia, Italia, Alemania, etc) se aplica el mismo criterio. No es raro, pues, que ciertas potencias foráneas hayan buscado crear una red de movimientos de este estilo por toda Europa.
  23. 120 points
    En mi opinión, a veces no se incide lo suficiente en el vínculo que existe entre el conspiracionismo y el izquierdismo o el revolucionarismo en general. A pesar de que la derecha tiene tendencia a créerse las conspiraciones, sostengo que su gestación es casi siempre de naturaleza izquierdista. Así, por ejemplo, tenemos el caso de Léo Taxil. Este izquierdista inventó a finales del XIX una gran teoría de la conspiración sobre la masonería y mantuvo el engaño durante años. Su objetivo era tomarle el pelo a católicos de buena fe (hasta el Papa León XIII le dio crédito), explotando su justificado temor hacia la masonería, con el objetivo de reírse de ellos y dejarles en ridículo. A pesar de que el engaño quedó totalmente al descubierto, esto no quita que prácticamente en todos los análisis derechistas sobre la masonería pueden encontrarse trazas de los embustes urdidos por Léo Taxil. Luego está el ejemplo del asesinato del Almirante Carrero. El entorno de la inteligencia/propaganda soviética se inventó en el 82 (8 años después del magnicidio) que la CIA lo había asesinado y esta teoría de la conspiración fue, en sus inicios, difundida en nuestro país solamente por la izquierda más despreciable y extrema del panorama nacional, pues ésta era, como ha sido siempre, un mero tentáculo de intereses extranjeros desestabilizadores. La derecha de entonces, en su mayoría, no le dio crédito al embuste y algunos (Fuerza Nueva, pongamos por caso) lo identificaron certeramente como una maniobra de desinformación perpetrada por los hombres del Kremlin. Sin embargo, algo muy importante ha pasado entre los años ochenta y los principios de los 2000, pues hoy en día dicha teoría de la conspiración es la teoría "de gala" en bastantes ambientes de la "derecha dura", donde negarla resulta sospechoso o algo peor. Y así podríamos seguir, con muchos otros ejemplos. Concluyo copiando lo que he escrito en burbuja (https://www.burbuja.info/inmobiliaria/threads/la-teoria-de-ominae-sobre-vinculos-psicopatia-izquierda.1188487/page-49#) en una línea relacionada: Uno de los rasgos más comunes de los agitadores y revolucionarios es, desde luego, su desprecio por la verdad y su predisposición a la propaganda. Ya pueden sus soflamas ser desmontadas, ellos no sufren ningún ataque de vergüenza como sufrirían el resto de personas, simplemente buscan un nuevo lugar en el que lanzar su mensaje, como si nada. Saben perfectamente que repetir lo mismo una y otra vez es mucho menos costoso que hacer un esfuerzo para construír un refutación. Por ejemplo, acaba de abrirse en este subforo [Temas Calientes en burbuja.info] el hilo de rigor que atribuye el asesinato del Almirante Carrero a la CIA. Entrar en una discusión para desmontar esta rocambolesca teoría de la conspiración es algo que cuesta gran cantidad de tiempo y esfuerzo, pero eso no impide que posteriormente las mismas personas abran más hilos con el tema, algo que les lleva pocos minutos. Desde luego, Internet y las redes sociales han ayudado mucho a satisfacer los objetivos de esta clase de personas y grupos. No sólo su propaganda puede ser difundida de manera más rápida y eficaz, sino que la misma naturaleza del medio privilegia sus mensajes por encima de las eventuales refutaciones. Es, desde luego, inquietante el hecho que este patrón se repita continuamente a lo largo de la historia. Desde los sofistas que eran refutados por Sócrates y Platón hasta la propaganda a la que se dedican hoy en día ciertos países, nada ha cambiado realmente.
  24. 120 points
    Comento ideas clave que he encontrado interesantísimas, aunque creo que la presentación se alarga en demasía por querer argumentarlo y pincelarlo todo con numerosas citas de las obras más importantes del Padre Mariana, lo cual de todas formas es una intención expresa de Tomás García, para que "haya Mariana" en el ambiente. 1. Es una mentira y una deformación inadmisible la que el liberalismo y neoliberalismo anglófilo está haciendo con la obra del Padre Mariana, como si fuera un fundamentalista liberal. En ese sentido hay una cita demoledora al final del primer vídeo donde básicamente dice que hay que gravar con fortísimos tributos todos los productos extranjeros (proteccionismo frente a lo no hispano), mientras defiende el libre comercio pero en el seno del imperio español (liberalismo dentro de lo hispano) y la atracción de industria y capital a los reinos hispánicos. 2. Mariana habla de la necesidad de la guerra continua (lo cual me recuerda a la tesis de Hispanorromano de la necesidad de proyectarnos para no autodestruirnos) y de la idea de las Armas junto a las Letras, dedicándoselo a un excesivamente pacifista Felipe III, al que veía de forma casi clarividente, débil y eso podía producir una debilidad del Imperio. Interpreto así que el buenismo y el belicismo son los dos extremos degenerados de este dipolo hispánico, la Cruz y la Espada, el monje y el soldado, el Conquistador y el Misionero. 3. Mariana distingue perfectamente entre la figura e institución del Rey y el hecho del Tirano (o Rey Cero). Justifica el tiranicidio pero precisamente en defensa de la Monarquía, para limpiarla de tiranos. En todos sus textos habla de la monarquía como el sistema político más adecuado. Es por tanto otra deformación la que se quiere hacer del Padre Mariana como precursor de los teóricos y de los hechos salvajes de la Revolución francesa. 4. Como curiosidad, establece una teoría de la Patria como lo relacionado con los antepasados, y la Nación por los que están por nacer, por lo que Patria y Nación serían dos aspectos temporales de la misma continuidad. Mariana también sugiere como proyecto de España el Imperio de la Tierra (textualmente, con estas palabras). 5. También de forma demoledora, Mariana pone a España como un imperio por encima del de Nino (fundador de Nínive, es decir el Imperio Asirio), del de Ciro (Imperio Persa), del de Alejandro y del de los Césares (Roma), a los que incluso se degrada. Lo cual demuestra que nuestros clásicos no tenían ningún complejo (ni siquiera se envolvían en la necesidad de continuidad/ equiparación con Roma).
  25. 120 points
    Me parece un texto interesante con el que coincido en gran medida. De hecho, siempre he destacado en mi grupo de amigos por ser el único al que no le ha interesado apenas viajar, siendo en cambio todos mis amigos unos grandes viajeros y turistas otros. Siempre he considerado que alrededor de uno se extiende de continuo un impresionante espectáculo de acontecimientos, formas, costumbres, sensaciones y realidades diversas, que bastan para llenar el alma con todo aquello que se necesita para vivir e incluso extasiarse abundantemente, y que a menudo son las prisas, afanes y rutinas las que hacen que todo eso nos pase desapercibido, moviéndonos a buscar fuera lo que ya tenemos en nuestra propia casa. Para mi, los grandes viajes son visitar otros lugares de España, tierra que considero mi patria y por tanto esencia de quiénes somos, y por eso casi todos mis viajes han sido en territorio nacional, excepto una vez que viajamos al Pirineo francés con ocasión de una visita al Santuario de Lourdes. Es decir, siempre en casa porque ¿cómo podría yo valorar la creación entera si no conozco siquiera mi propia casa? ¿Cómo podría yo saborear la sustancia de otros lugares si no conozco ni entiendo la sustancia misma de la que estoy hecho? No me interesa viajar al lejano oriente, ni a los grandes territorios del norte o al África salvaje, por citar destinos habituales entre viajeros, y no porque considere que no tienen valor, belleza o que carezcan de interés alguno sino porque siempre he sabido de alguna forma, que todo lo que puedo encontrar en esos lugares, en el ámbito del ser y las emociones, que es lo que me interesa saborear cuando viajo, puedo encontrarlo también en mis alrededores. Hubo una época que nos dio por viajar a las sierras de Cazorla y la Villas, en Jaén, y mi mujer y yo estuvimos viajando ocho años consecutivos allí, hasta que nos llenamos de todo lo que aquel impresionante entorno podía ofrecernos, saboreando intensamente cada pueblo, historia, conversación, recodo, riachuelo, senda o rincón que pudiéramos encontrar. Viviendo en definitiva muy íntimas y exquisitas experiencias, incluso alguna de carácter místico, que en parte han ayudado a forjar nuestras vidas, sin necesidad de trasladarnos a Noruega a visitar sus fiordos. Lo mismo me ha ocurrido con el Pirineo, Castilla, Asturias, Cantabria, toda la costa mediterránea y sus islas, o con la abandonada y preciosa tierra aragonesa. Soy de los que se pueden pasar horas contemplando y saboreando un mismo paisaje, sin moverme del sitio, hasta extraer de él su esencia más profunda, su historia, su ser, pues pienso que el verdadero viaje está en el interior y en la forma en como acogemos y desentrañamos nuestra realidad más inmediata, estemos donde estemos. Recuerdo una anécdota cuando se celebró la Expo de Sevilla en el 92. Fuimos con unos amigos a pasar allí una semana, y recuerdo que en el tiempo que éstos visitaron todos los pabellones, nosotros apenas visitamos una docena, entre ellos por supuesto el español. Esa lentitud nuestra nos llevó a tener una amarga discusión con ellos, pues nos acusaban de ralentizar al grupo e impedirles ver la riqueza de todo lo que había allí, con la consecuencia de que terminamos yendo nosotros por nuestro lado y ellos por el suyo, hasta el punto de que alguno incluso dejó de hablarnos. Era un poco como si tuvieran la necesidad imperiosa de entrar en todos los sitios, de dejar su marca en todas partes como si eso fuera una prueba tangible de su propia universalidad. A mi modo de ver se trataba de lo contrario, era yo el que podía enriquecerse con todo lo que había allí, y por tanto debía saborearlo despacio para extraer la esencia que se encontraba en lo que cada país quería mostrar. Por supuesto es una anécdota y en una exposición así, tampoco iba yo a conocer la verdadera esencia de los países expositores, pero es una imagen válida para entender cómo viajamos actualmente por el mundo, buscando dejar nuestra huella, como el perro que marca su esquina, en lugar de procurar alimentarnos de las esencias, historias y señales que hay en el mundo. para mí el turismo es eso, gente corriendo de aquí para allá en la búsqueda casi enloquecida de emociones rápidas que nos alejen de nuestra realidad, y que tan pronto pasan como se cambia mentalmente de destino, más por el objeto de presumir sobre dónde hemos estado y lo grandes que somos por ello, que por enriquecernos con lo que hayamos encontrado. Es un poco el reflejo de una vida alegre pero sin sustancia, consumista, que apenas tiene otra utilidad final que la económica. La finca donde vivimos tiene apenas una hectárea, emplazada en una tranquila zona de pinares y cultivos, donde el tiempo se detiene a cada instante para dar paso a esos pequeños acontecimientos que son toda una historia y verdaderamente enriquecen la propia vida. Una conversación con el vecino acerca de la cosecha de olivas de este año; el zorro que viene a comer de lo que le ponemos a los gatos; las tórtolas y pajarillos que a diario vienen a hurtar el grano de las gallinas; un pequeño árbol que trata de hacerse sitio en un roquedal junto a la casa; el águila que se lanza a la caza de una culebra que luego ves colgar de sus garras en las alturas; el caminante que pasa junto a la casa y te cuenta sus historias; el panadero que viene los sábados a traer el pan de toda la semana y te narra sus últimas conquistas de caza o el problema de salud que tiene su hijo; el pastor que pasa con su rebaño bajo la lluvia por la cresta de la sierra desafiando el temporal para poner a salvo sus ovejas; el camino hasta el pueblo donde te cruzas con algún conejo asustadizo o con una familia de codornices atareada en buscar comida; la conversación amable en la parroquia sobre cómo organizar la próxima recogida de alimentos; el ratillo en la tienda de piensos animales conversando con Carlos de los últimos chismes del pueblo; el campanario del pueblo y las historias que te cuenta al pensar en las horas y acontecimientos que ha marcado su reloj; la señora que pasa ya encorvada tirando de su carrito recordando seguramente los tiempos que ha vivido; el viaje semanal a la ciudad para saborear la riqueza del beso y el encuentro con la familia... La vida está llena de preciosas historias cercanas que acontecen a cada momento, llenas de mensajes de esperanza, sentimientos, pasión y fuerza, y que ocurren en el día a día sin que para la mayoría pasan advertidas. A veces pienso que el olvido de la religión, de esa religión profunda que mueve al hombre a buscar en cada cosa el vínculo o señal que le comunique con lo eterno, ha traído la consecuencia de que hemos olvidado vivir, entender y saborear la vida. Dejándonos ciegos ante todas esas historias profundas y maravillosas que marcan el ritmo de los días. Incapaces de entender las señales que el Eterno nos regala en cada instante. Mancos para abrazar la cercanía de los nuestros y cojos para recorrer el verdadero camino de la vida, que sin embargo buscamos ansiosamente en un avión, en tierras lejanas que visitamos no más que para dejar allí nuestra orina, como gatos en celo que marcan sus territorios para decirle al mundo ¡Aquí estoy y mando yo! Pero no se trata de estar sino de ser. Ese es el verdadero viaje. Ignoro la afinidad ideológica del autor de ese texto, pero por lo que yo siento y percibo, intuyo que se trata de alguien que se cuestiona las inercias y dogmas de este mundo y por tanto deduzco que es alguien cercano al tradicionalismo o perteneciente en cambio a esas izquierdas que yo denomino "semiconversas" al estilo de Elvira Roca, Gustavo Bueno, etc, que se plantean si los dogmas modernos en los que han creído, merecen realmente la pena.
This leaderboard is set to Madrid/GMT+01:00
×