Jump to content

Leaderboard


Popular Content

Showing content with the highest reputation since 10/25/2017 in all areas

  1. 400 points
    En estos tiempos en que muchos católicos cuestionan al Papa y sostienen que la Iglesia, desde el Concilio Vaticano II, no ha hecho otra cosa que transigir con liberalismo, conviene rescatar las instrucciones que San Pío X les dio a los integristas en su día. Ya veréis que tienen plena vigencia y que recuerdan enormemente a algunas situaciones actuales. Además, se podrá ver que las "claudicaciones" de las que acusan a Francisco I ya estaban presentes en aquel Papa al que, sin embargo, los integristas de hoy presentan como contramodelo de Francisco. Expongo unas breves impresiones. El Papa Pío X le pega un buen rapapolvo a los integristas de aquel entonces. La actitud integrista que describe San Pío X me recuerda mucho a la de algunos críticos actuales del Concilio Vaticano II y del Papa Francisco. La novedad es que se ha pasado de una rebeldía estrictamente política a una rebeldía religiosa que llega a cuestionar a la misma Iglesia. Estas instrucciones de San Pío X las han utilizado algunos para argumentar que se puede votar por tal o cual partido. Pero es una interpretación interesada y yo no voy por ahí. Sí me parece acertada la directriz de apoyar las cosas buenas vengan de quien vengan. Llega a decir el entonces Papa que oponerse a priori (es decir, oponerse a algo por sistema, porque lo propone un partido o persona que nos desagrada) está reñido con el amor que le debemos a la Religión y a la Patria. Contrastan estas sensatas y cristianas directrices con el estéril sectarismo en el que están empeñados la mayoría de católicos conservadores. No veo diferencias de fondo entre Pío X y Francisco I. La letra puede que sea diferente, pero el espíritu es muy parecido. Cuando Francisco I intenta llegar a acuerdos constructivos con personas alejadas de la fe católica está haciendo lo mismo que recomendaba hacer San Pío X con los liberales. La desinformación y la falta de formación hacen que a ese Papa lejano en el tiempo se le tome como el súmmum del tradicionalismo mientras que al Papa de ahora se le moteja de "rojo" o de "hereje".
  2. 400 points
    Pues si he de ser sincero, yo por mi parte no lo dejo, amigos. No porque, estamos en un foro en cuyas pretensiones fundamentales destaca la de intentar ofrecer una visión católica de la historia y del mundo, en la medida de nuestras limitadas posibilidades, y en ese contexto se ha vertido una crítica feroz contra el catolicismo, que moralmente me veo obligado a responder como católico que soy. Lo hago también por que creo que se puede abordar una discusión lógica y sensata sobre el tema, sin necesidad de que nos tiremos los trastos a la cabeza ni que tengamos que recurrir a los insultos o descalificaciones personales, lo cual no sería católico ni ético. Tratemos pues de ser personas coherentes con lo que profesamos y de dar ejemplo con nuestros actos a los demás, de lo contrario, de nada serviría haber puesto en marcha este foro, que tiene también entre sus objetivos, la vocación de distinguirse de otros sitios donde a menudo se recurre a las malas artes y actitudes ya citadas. Dicho esto, el problema a mi modo de ver, es el siguiente: Gerión plantea que Dios solo es una mera idea humana de perfección, útil en la medida que sirve para ordenar el mundo y darle sentido a la vida, es decir, a la esfera de lo humano. Pero como tal idea puede construirse, destruirse, deconstruirse o volverse reconstruir en función de las necesidades y ambiciones humanas de cada tiempo. Visto así, es lógico pensar que, para él o quienes piensan de forma semejante, Dios solo sea una idea instalada en la mente de cada individuo y por tanto, cada uno alberguemos nuestra particular idea acerca de Dios que, en la medida que coincida con las ideas que tengan otras personas, conforman grupos corpusculares o religiones que serían entendidas así como corpus filosóficos o unidades estructurales de pensamiento humano. Se trataría por tanto, la idea de Dios, de un mero funcionalismo utilitarista al entender que Éste solo sea el mecanismo regulador del orden humano por antonomasia. Un mecanismo tanto más perfecto en la medida que el hombre sea capaz de entender el orden físico implícito en la naturaleza de las cosas y construir sistemas capaces de dominarlo y ponerlo a su servicio, es decir, construir ideas más o menos unificadoras y perfectas de cara a lograr satisfacer sus necesidades y ambiciones comunes. Desde ese punto de vista, defiende la idea de que, en el caso de la religión católica, actualmente se estaría dando un proceso de corrupción motivado por la introducción de la ideología progresista en su corpus doctrinal, con el objetivo de utilizarlo como mecanismo para llevar a cabo un proyecto mundialista diferente al universal que supuestamente habría estado utilizando el catolicismo tradicional. Un proyecto corruptor, que teóricamente estaría promoviendo en todo el mundo la masonería, con la Compañía de Jesús, entre otros actores, y el Papa Francisco, a la cabeza de la Iglesia. Por eso, él entiende que debe destruirse por completo su figura para evitar que dicho proyecto pueda apoderarse de manera absoluta de ese mecanismo regulador que para él son Dios y la religión, y que históricamente habría estado al servicio del imperio español hasta que el modernismo se lo arrebató. Visto todo ello, y por favor que se me corrija si no lo he entendido bien, para quienes piensan así, la fe religiosa solo son meras ideas comunes, más o menos funcionales, unificadas y operativas, a las que se les puede dar la forma que deseemos en virtud de nuestra experiencia, conocimiento, y capacidad para alterar la realidad sobre la que operemos, de forma que a través de ellas podamos mantener el orden y lograr nuestros objetivos materiales de vida y convivencia, que se resumirían en la forma de un imperio terrenal más o menos extendido o universal. Esto significaría que, la fe en las ideas comunes y el imperio surgido de la mayor o menor perfección en la construcción de dichas ideas, serían los dos pilares sobre los que se estructurarían todas las sociedades, y que por tanto, sería deber de todos reconstruir el mecanismo dañado que hasta ahora habría servido al supuesto proyecto humano de la Hispanidad. En resumen, Dios como concepto universal, materialismo como corpus estructural y dominación humana como objetivo a lograr, siendo el utilitarismo del concepto el medio para alcanzarlo y el funcionalismo de las ideas, las herramientas a utilizar. Hasta aquí lo que buenamente he entendido de la idea que Gerión trata de exponer y ya digo, si me equivoco, por favor que se me corrija. Paso ahora a contestar a dicha idea desde mi perspectiva, que no a exponer mi idea pues, una cosa es la perspectiva sobre la realidad que cada uno tenga y otra bien distinta la idea que sobre dicha perspectiva, pueda cada cual elaborar. Creo que ahí está el primer gran error de Gerión cuando nos acusa de tener nuestras propias ideas de Dios pues, confunde las perspectivas con la reflexión sobre las mismas. Como muy acertadamente señaló Vanu anteriormente, los católicos no somos un conjunto de personas con ideas propias más o menos consensuadas respecto a Dios, sino una comunidad de creyentes en un credo común que, desde que nacemos al bautismo, se nos da y va revelando a lo largo de nuestras vidas en función de la gracia y de nuestra voluntad de permanecer en él. Me explico. El catolicismo no es un conjunto unificado y más o menos perfecto, armónico o coherente, de ideas personales respecto de la realidad existencial. Para nosotros, Dios no es un mecanismo funcional construido a lo largo del tiempo mediante la evolución y el perfeccionamiento de las ideas humanas, sino un Ser único y original, necesario y perfecto, omnipotente y eterno, esto es, Supremo. Que ha creado y dado forma necesariamente a los seres y a las cosas, al espíritu y a la materia, a la vida y a la forma. Esto lo demuestra Santo Tomás magistralmente en las "Cinco Vías", sin que hasta el momento nadie, ni científicos ni filósofos, hayan podido rebatir con contundencia definitiva la necesidad de esa primera causa necesaria que es Dios. Por tanto, el ser humano, para nosotros no es "creador" sino "creatura", es decir, no es constructor de ideas o realidades sino reproductor de estructuras previas que le han sido confiadas por su Creador, junto a los dones de su alma y la capacidad para obrar con libertad respecto a ellas. Cosa que le diferencia del resto de seres, por haber sido creado a imagen y semejanza del Creador, y que le hace tendente a lo eterno en virtud de su conocimiento del mismo. Para nosotros, todos los seres proceden de la voluntad divina pues, a su modo, todos tienden al bien universal eterno e infinito, en virtud de un apetito más o menos perfecto. Hay seres que únicamente tienden al bien por una relación natural con éste, aunque sin conocimiento del mismo, es lo que se denomina apetito natural, que sería el que tendrían las plantas y los seres inanimados, tendentes al orden y el equilibrio aún sin tener conocimiento de tal. Otros seres sin embargo, tienen lo que denominamos apetito sensitivo, que les hace tender al bien universal por algún conocimiento particular del mismo pero sin que conozcan en cambio la razón misma del bien, como sería el caso de los sentidos en los animales y seres que carecen de entendimiento, pero son capaces de tender a la existencia a través de lo dulce, lo salado, lo claro, lo oscuro, el placer, el sufrimiento, etc. Pero los seres humanos, además de lo anterior, también tienden al bien por el bien mismo, es decir, por un conocimiento que alcanza la razón misma del bien, de modo perfecto y no a través de bienes intermedios. A esta tendencia es a lo que llamamos Voluntad, y es junto a la memoria de las cosas y al propio entendimiento de las mismas, la potencia fundamental de nuestra alma espiritual. Los hombres tenemos voluntad, esto es, no actuamos motivados por apetitos imperfectos, sino que el movimiento de nuestra alma espiritual, a diferencia de la animal, se origina en nuestra libertad para conocer el bien de forma perfecta, y desde ese conocimiento reproducir las estructuras ideales de vida que observamos en la naturaleza de la Creación. Aspiramos al bien, al Creador, a la Creación, pero por nosotros mismos no somos nada de eso sino que tendemos a ello por ser la causa de nuestra existencia. La mera idea de que debamos tratar de reconstruir a Dios, o de que la fe no sea más que el ingenio puesto en cómo lo hagamos, resulta imposible de imaginar coherentemente para cualquier católico pues, desde lo finito no se puede reconstruir algo cuya esencia es infinita. La Creatura no puede crear al Creador, solo puede creer y confiar en él, o no. A lo sumo el hombre puede aspirar a reconstruir su naturaleza caída, sus ideas, sus estructuras de pensamiento y de obra, convirtiendo así su realidad a la natural que le ha sido dada por Dios originalmente, es decir, convirtiéndose de nuevo a la fe. Concretando, los católicos no tenemos una idea de Dios sino un Credo, es decir, una serie de revelaciones del conocimiento acerca de la naturaleza misma del bien, que subyace bajo todo lo visible e invisible, y que se han ido dando a lo largo de la historia de la religión. Es decir, a o largo del proceso de restauración de la unidad perdida con el Ser Supremo que nos creó, a causa de haber hecho un uso imperfecto de nuestra libertad. Eso es lo que denominamos Voluntad salvífica de Dios frente al pecado del hombre, que encarna universalmente Jesucristo. El plan de Dios. El pan de Dios. Y respecto al Credo que mueve nuestra voluntad hacia Dios, es decir, hacia la unidad con él en Cristo, sí es cierto que existen multitud de perspectivas, es decir, de entendimientos parciales del mismo, relativos al tiempo y la realidad de cada ser humano. Pero eso no son ideas particulares de Dios, sino entendimientos parciales de una verdad absoluta revelada por Él. Lo infinito es Dios y lo finito el hombre. La Iglesia es unidad, de lo visible con lo invisible, de lo finito con lo infinito, de la materia con el espíritu, de nuestras vidas con la vida eterna, de los hombres con Dios. Y no solo eso, la Iglesia es el Creador mismo obrando en nuestras vidas pues, es su Cuerpo Místico, esto es, la prolongación del Hijo de Dios sobre la Tierra, encarnada en la sagrada Comunión que une a cristo con los apostoles y a estos con el Papa, con los obispos, los sacerdotes, los fieles y, de manera imperfecta, también con todos los hombres de buena voluntad, a través de la Tradición y el Magisterio de la fe. Por tanto, agredir a uno de ellos es hacerlo con cualquiera, con Dios, con la "Común-unión" universal, Católica. Y en ese contexto la fe, el credo, es lo que nos mantiene unidos a esa realidad, siendo las ideas, meras herramientas al servicio de la misma y no constructoras de esta. No se entiende por tanto, desde cualquier perspectiva católica, la Comunión sin el Papa pues dicha idea rompe la unidad. Eso hace el protestantismo. Tampoco se entiende la Iglesia sin Dios, pues eso separa la creatura del Creador y quiebra el fundamento de la unidad. Se trata pues de ideología o gnosticismo al servicio del propio hombre. Y finalmente no se entiende la creatura cuyas ideas no se orienten a conocer, servir y adorar al Creador, y venerar su obra, pues como hemos dicho la voluntad humana tiende a Dios. Esa voluntad es la de aquel que dijo "Non serviam", cuya soberbia ambición le llevó a pretender ser Dios mismo, y desde entonces encarnamos los hombres cada vez que obramos el mal u omitimos el bien, que es el verdadero camino de nuestra voluntad. La comunión se ama toda o entonces es que no se ama nada, y quién no ama, simplemente odia.
  3. 310 points
    Publico un interesante artículo de Raivis Zeltits, Secretario General de la Alianza Nacional de Letonia, partido conservador que forma parte del grupo europeo ECR, capitaneado por los polacos de Ley y Justicia, donde también está Vox. Le pondría algunas pegas al artículo, pero tiene pasajes de gran provecho que abordan distintos temas: el posmodernismo, la pérdida de significado y de propósito tras la "muerte de Dios", el relativismo, los medios de comunicación de masas y las redes sociales, la desconexión de la realidad, el ISIS como fenómeno nihilista, la propaganda rusa, etc. Lo que dice sobre Rusia es del máximo interés, pero el resto de temas no le van a la zaga. La traducción la ha realizado Álvaro Peñas, antiguo dirigente de DN, pero he introducido algunos retoques. Álvaro tuvo la gentileza de realizar esta traducción y publicarla en su perfil de Facebook, pero apenas obtuvo unos pocos "me gusta" y en gran parte eran de ciudadanos extranjeros. No recibió ni una puñetera respuesta, porque las redes sociales sólo sirven para emitir consignas simples, casi al nivel del berrido. Este interesante texto se perdería en el limbo de Facebook si no lo trajésemos a este foro y desde luego es contenido cien por cien original para Google. El artículo, como decía, aborda aspectos muy poco tratados en el ámbito patriótico y con un nivel que es raro en los líderes derechistas. Tiene interés en sí mismo. Pero también puede servir para conocer un poco más a esos partidos europeos de los que sabemos tan poco. Podéis ver información breve sobre este partido en la Wikipedia española o bastante más ampliada en la Wikipedia inglesa. La impresión que me da es que este partido tiene ramalazos identitarios y de las nuevas derechas que afloran en Europa, pero que va más allá y tiene cierto sentido cristiano que hoy por hoy es un lujo en esos ambientes. Es una impresión preliminar en función del artículo. Pero juzgad vosotros mismos: Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  4. 300 points
    Arthur de Gobineau, quien inventó el racismo moderno y es el padre intelectual de los identitarios (lo sepan o no), basa su famosa obra "Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas" sobre una tesis principal: El auge y la decadencia de las civilizaciones se explica solamente por la composición racial de la nación y, en particular, de su élite. Mientras ésta se mantenga blanca, afirma Gobineau, y sólo entonces, la nación sobrevivirá. El declive de las civilizaciones se explicaría, por tanto, solamente por la "bastardización" racial de la élite blanca. Éste podría ser un resumen bastante tosco y rápido de lo esencial de la obra de este pensador. A partir de ahí, Gobineau se dedica a recorrer todas las civilizaciones humanas una por una y tratando de ligar la caída de cada una de ellas con su tesis central. Tras exponer esta tesis, Gobineau, que no es estúpido, afirma explícitamente su consecuencia directa, que contradice lo que había enseñado siempre la recta filosofía cristiana: La irreligión, la impiedad, las malas costumbres, etc, no son la causa del declive de las civilizaciones. En todo caso, una simple consecuencia de haber mezclado la raza. La tesis de Gobineau, que sienta las bases de todo el pensamiento racista posterior (sin ir más lejos, Hitler la sostiene en el Mein Kampf), se revela, pues, de naturaleza tremendamente subversiva y progresista: Observar las buenas costumbres -como siempre ha enseñado la Iglesia- tiene una importancia a lo sumo secundaria, pues lo que cuenta de verdad es mantener la pureza de la raza. No necesito demostrar que semejante tesis habría sido calificada de delirante e inconcebible por cualquier filósofo escolástico. Todo lo anterior es plenamente asumido por los identitarios actuales -como he dicho, herederos directos de Gobineau- aunque en la mayoría de los casos no han leído a Gobineau. Por ejemplo, considero "progre" todo lo que no sea denigrar a los negros, pero no me hables de la castidad, de la que me burlo en cualquier ocasión. Occidente puede ser todo lo degenerado que quiera si se mantiene blanco. Por concluír, a título de curiosidad, sólo veo dos ideas de Gobineau no asumidas por el identitarismo actual: En primer lugar, Gobineau pone a las razas negra y amarilla al mismo nivel (el del betún) por lo que respecta a sus capacidades. La raza amarilla es retratada con la misma crueldad que la raza negra. Eso contrasta fuertemente con el identitarismo actual, que considera a la raza amarilla como igualmente capacitada que la blanca y a la negra como muy inferior. El motivo se debe probablemente a cuestiones de índole "geopolítica" que interfieren en el asunto. En segundo lugar, Gobineau es un erudito amante de cierto rigor. Y, más importante, es hombre de su tiempo. Por lo tanto, en su obra no vemos aparecer en ningún momento al George Soros o al judío de turno tratando por todos los medios de bastardear a la raza blanca. Nada de "Plan Kalergi": Todos los fenómenos de mestizaje son descritos por Gobineau como procesos espontáneos y en gran parte inevitables, no como llevados a cabo por la acción premeditada de una minoría de poderosos. Esta segunda apreciación enlaza con el hilo sobre las conspiraciones, pues se confirma una vez más que el pensamiento de tipo conspiracionista es de origen recentísimo y que antes nadie pensaba en estos términos. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  5. 300 points
    Iba a poner esto en el hilo sobre actualidad internacional, pero creo que merece un hilo propio. Traigo dos noticias relacionadas con la tecnología pero con profundas implicaciones geopolíticas. Estas noticias son algo largas y puede que no tengáis tiempo. Pero no es necesario que las leáis enteras; basta con que leáis los titulares o el resumen que yo hago. El primer artículo nos habla de los esfuerzos de Rusia para crear una internet nacional, desconectada de la red global. Aviso de que el artículo es algo tendencioso contra Rusia, pues entiendo que este país está en su derecho de organizar sus comunicaciones como mejor le parezca. Por descontado, la desconexión de internet que busca Rusia no es simétrica. Quiere limitar la posibilidad de que les llegue a sus ciudadanos información o propaganda del exterior, pero no quiere ver mermada su capacidad de difundir esta propaganda a través de internet. Dicho de otra manera, quiere seguir "escribiendo" en internet, pero no quiere que sus ciudadanos "lean" lo que se escribe desde el exterior. Seguramente, al valorar el peligro de que sus ciudadanos tengan acceso a la internet global, Rusia se basa en su propia experiencia utilizando esta red para socavar los Estados occidentales. La otra noticia se refiere a los esfuerzos de la UE, especialmente de Alemania y de Francia, por alcanzar también cierta soberanía tecnológica, aunque con pretensiones más modestas que Rusia: en ningún caso se cortaría la conexión con internet. El debate me parece de lo más interesante. Por mi parte, he meditado bastante este asunto y soy partidario de esta tendencia a limitar la conexión con la internet global. Creo que es preferible una Hispanet, quizá con algunos puentes con el resto de la internet que se puedan abrir o cerrar en función de las circunstancias. Mucha gente habla de la soberanía nacional, pero pocos consideran que ésta es imposible si no se ha logrado previamente la soberanía tecnológica. No puedes ser independiente de EEUU si dependes de ellos para todo lo relacionado con los ordenadores, las redes y el software que las gobierna. Para todo el tema militar estás vendido si te comunicas a través de plataformas radicadas en EEUU, con lo que desaparece cualquier posibilidad de independencia. Acabarás siendo una colonia económica de EEUU si cada vez desplazas más actividades económicas a plataformas de este país que no pagan impuestos en España, con lo que tus ciudadanos serán cada vez más pobres. Peor que eso, no puedes tener una nación estable y virtuosa si permites que las grandes potencias —y todos los grupos subversivos que se lo puedan permitir— tengan libre acceso a la mente de tus compatriotas, para educarlas en el sentido que les interesa a ellos o para conocer sus debilidades y aprovecharlas en su contra. Suena mal, lo sé. Suena al Gran Leviatán metiéndose en las vidas de los ciudadanos. Pero es precisamente eso lo que se trataría de evitar, aunque nos resulte contraintuitivo a los que hemos crecido con el dogma de que internet es un inmenso bien que no se debe limitar bajo ningún concepto, o con la idea blasfema, popularizada hace algunos años, de que "Google es Dios". Respeto las opiniones contrarias a la mía. Pero creo que el debate es necesario y, lo mismo que se puede abordar desde una perspectiva patriótica, se puede abordar desde el plano religioso, como hizo el Papa hace poco.
  6. 300 points
    Realizo una crítica del optimismo que reina con respecto a internet en la mayoría de ámbitos contrarrevolucionarios; pero lo hago desde el terreno de las hipótesis y adoptando por comodidad el papel imaginario de fiscal, por lo que ruego que no se corte nadie si quiere ejercer de abogado defensor en este caso: el contraste de ideas puede ser bueno. El ciberoptimismo del que hablo suele tener ribetes utópicos. En realidad, la ciberutopía está muy presente en toda la sociedad desde hace un par de décadas, pero me extraña la facilidad con la que también ha penetrado en ambientes católicos, generalmente más dados a la mesura. Pongo como ejemplo un reciente comentario del periodista católico Eulogio López: Eulogio tiene razón en una cosa: ya no se leen periódicos, se leen noticias (filtradas por las redes sociales en función de nuestros afinidades). Esto en mi opinión es malo, y no entiendo que Eulogio acoja esa novedad con neutralidad o indiferencia. Pero me llama sobre todo la atención la parte que he resaltado en negrita: esa idea de que el más humilde bloguero puede hacer temblar a un imperio. Para empezar, no conozco a ningún bloguero de Almería que haya hecho temblar al imperio. El imperio sigue vivo y coleando. Y no será ningún bloguero de Almería el que lo derribe. ¿De qué manera podría hacer temblar al imperio ese bloguero? Podría dar una noticia que muestre la hipocresía del imperio, pero un bloguero no tiene la capacidad de acceder a esa clase de noticias desde su doritocueva almeriense. Entonces sólo nos queda la opinión del bloguero. Pero con una simple opinión, lanzada al inmenso océano de internet, no se puede derribar un imperio. Esa opinión tendrá que competir con millones de opiniones y de distracciones -entre ellas, el porno- que pugnan por la atención del internauta. Y aun en caso de que en bloguero consiga una gran repercusión, una mera opinión no es capaz de hacer temblar a un imperio. Opiniones las hay para todos los gustos y téngase también en cuenta que, mientras ese bloguero almeriense da su opinión, hay otros blogueros que lanzan una opinión contraria desde Oklahoma o desde Michigan. ¿Ha reflexionado Eulogio sobre el hecho de que ese bloguero almeriense publique su opinión en una plataforma que es propiedad del imperio? Las plataformas condicionan los contenidos y, en caso de que un contenido desafíe de verdad a la plataforma -y al imperio que la sustenta- estas dos entidades pueden optar por desalojar al bloguero. Un bloguero no tiene fuerza para hacer temblar un imperio, y casi mejor que sea así, en mi opinión. Porque si de verdad un bloguero cualquiera fuese capaz de derribar un imperio viviríamos en un caos permanente. Eulogio supone que ese bloguero almeriense quiere derribar el imperio por buenas y católicas razones. ¿Pero por qué no tiene en cuenta que a lo mejor otros blogueros -quizá la mayoría- usan ese supuesto poder para promover otro imperio todavía más opresor o simplemente para destruir los cimientos cristianos de la sociedad? Si un bloguero almeriense tiene tan grande poder, lo tendrá para el bien y para el mal. Tampoco tiene en cuenta Eulogio que a lo mejor el imperio moviliza a sus propios ejércitos de blogueros contra los que resulta imposible luchar desde un dormitorio almeriense. Pero quizá puede ocurrir algo peor, y es que mafias o entidades privadas oscuras usen ese infinito poder que otorga internet para moldear la sociedad a su gusto, en un sentido nada cristiano. Esa idea de que un bloguero aislado puede hacer temblar al imperio o al sistema me parece ilusoria pero, de ser cierta en alguna medida, representaría un peligro más que una oportunidad. Creo que así lo vería un católico contrarrevolucionario del siglo pasado. Un católico de esos tiempos no vería bien que cualquiera pueda opinar y que todas las opiniones valgan lo mismo; como tampoco vería bien que cualquier persona, desde su doritocueva almeriense, pudiese darle la vuelta a la sociedad como un calcetín a base de opiniones y memes. Contemplaría con verdadero pavor que ese poder tan grande pudiera estar en manos de personas malvadas y vería que la evolución natural de esto es que dicho poder lo terminen acumulando las mafias, grupos de presión y Estados que tengan más fuerza y menos escrúpulos a la hora de actuar en internet. Por supuesto, un contrarrevolucionario del siglo pasado tampoco vería bien que en internet circulen las informaciones, las ideas y las imágenes sin ninguna censura o límite. Los contrarrevolucionarios siempre fueron partidarios de la censura a pesar de que indirectamente les pudiese perjudicar. En la concepción católica, las ideas nocivas no deben fluir alegremente y sin censura; la pornografía tampoco. De poco me sirve que un bloguero almeriense pueda hacer temblar al imperio si la contrapartida es que dicho imperio puede meter en mi mente y en la de mis hijos gigas y gigas de imágenes pornográficas e ideas disolventes. Y se engaña quien crea que el flujo de información es simétrico. El bloguero almeriense tiene muy poca capacidad de contaminar la mente del imperio, pero el imperio tiene una inmensa capacidad de contaminar la mente del bloguero. Por no hablar de los imperios paralelos o alternativos que también suministran aberraciones a la mente del internauta para captar su atención. En suma, me parece exagerado ese optimismo con respecto a internet que reina en los círculos contrarrevolucionarios; en poco se diferencia del típico utopismo izquierdista. Creo que harían mejor en tomarse lo de internet con más calma y con un espíritu más crítico, sin dejar de utilizarlo pero al mismo tiempo denunciando sus peligros. Creo que conviene hacerse a la idea de que ningún bloguero católico va a derribar el imperio anticristiano desde su dormitorio almeriense. Internet no es la panacea. De igual forma, me parece una traición a la filosofía católica esa idea que se ha extendido de que las ideas deben fluir sin cortapisas y de que la censura es algo negativo. Me parece una idea verdaderamente revolucionaria, en el peor sentido de esta palabra. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  7. 300 points
    Creo que sería bueno elaborar un listado de las xenofilias que circulan en España al objeto de catalogarlas y estudiarlas, quizá por separado en hilos específicos. Estas xenofilias pueden ser ligeramente inocuas o pueden dar lugar a la constitución de una especie de quinta columna que trabaje, consciente o inconscientemente, para los intereses de una nación extranjera. Esas naciones extranjeras conocen la utilidad de esos sentimientos y por ello dedican recursos para promoverlos y para capitalizarlos en su provecho. FRANCOFILIA Es quizá la más antigua de todas las xenofilias. Desde la Ilustración y la Revolución Francesa, gran parte de la opinión española gira en torno al país vecino. Tiene gran incidencia en los partidos liberales, especialmente en los de cuño más radical, que hacen gala de republicanismo, laicismo, anticlericalismo, etc. El posmodernismo ha influido mucho en la extrema izquierda. Pero, a mi juicio, Francia ha tenido también gran influencia sobre la extrema derecha. En algunos sectores del tradicionalismo se advierte una importante influencia de los legitimistas franceses y de otros sectores contrarrevolucionarios menos santos. De Francia viene la Revolución, pero también la reacción contra esa revolución, con lo que hasta cierto punto es normal esa influencia. Durante la Segunda República, los tradicionalistas no carlistas se agruparon en Acción Española, que era un calco, hasta en el nombre, de la Acción Francesa. En el ámbito religioso, quizá se ha prestado demasiada atención a la espiritualidad católica que venía de Francia y a fenómenos como el de la FSSPX, mientras que se desdeñaron fenómenos más genuinamente españoles como la Hermandad Sacerdotal Española, también tradicionalista pero que no cuestionaba tanto la autoridad papal. Otras dos influencias, éstas claramente perniciosas, se extienden desde Francia a la extrema derecha española: por un lado, la derecha que juega con el gnosticismo y el ocultismo, cuyo exponente más conocido sería Guénon; por otro, la famosa Nueva Derecha y algunos precedentes como Gobineau, aunque yo diría que estos últimos en realidad constituyen el Partido Alemán en Francia. ANGLOFILIA La distingo de la americanofilia aunque con frecuencia se dan juntas. La anglofilia afecta también al liberalismo español, pero más bien a los sectores conservadores, a diferencia de la francofilia, que afectaba a los sectores más progresistas. De siempre ha habido en España un sector conservador que simpatiza con la flema y con el clasismo típicamente británicos. También hay anglofilia en la extrema derecha: unos, por racismo, admiran el tratamiento que los británicos dieron a los habitantes de sus colonias, lo mismo que admiran fenómenos británicos como el de las tribus urbanas, especialmente el de los cabezas rapadas y los ultras futboleros. Otros, desde un punto de vista católico, le prestan una excesiva atención a Chesterton y al Movimiento de Oxford. De repente, parece que dentro del pensamiento católico no existan más que Chesterton, Belloc, Evelyn Waugh, C. S. Lewis y el Cardenal Newman. Algunos llegan a cabrearse si la Iglesia no beatifica a Chesterton y lo tienen todo el día en los labios. Soy un apasionado lector de Chesterton, y de hecho tengo previsto traer al foro algunos de sus artículos menos conocidos, pero me parece un poco desmedido ese culto a Chesterton y a los intelectuales ingleses que se da en el catolicismo español. Sobra decir que hay una anglofilia transversal que se manifiesta en el uso constante del inglés y en su defensa como lengua vehicular en la escuela. AMERICANOFILIA Se puede dar en conjunción con la anterior filia o por separado. Inicialmente era la izquierda la que sentía mayor admiración por los Estados Unidos, la más importante república moderna y también fuente de toda clase de movimientos utópicos que a veces se plasmaban en comunas, con una libertad de costumbres sin igual. No en vano, Estados Unidos se constituyó inicialmente con toda suerte de herejes que no tenían hueco en Europa. Aunque ha decaído esta admiración por Yanquilandia, por su enfrentamiento con Rusia, la izquierda sigue importando buena parte de su ideario de los Estados Unidos. La derecha era radicalmente antiyanqui: veía en Estados Unidos el gran enemigo de Hispanoamérica y el que nos usurpó los últimos restos del Imperio, pero también veía en este país el gran coloso de la modernidad inhumana, junto a Rusia. A partir de 1953, y quizá desde unos años antes, la derecha va abandonando esta animadversión contra Estados Unidos. Influye el giro de Franco, pero también la inundación de películas americanas y el hecho de que este país se promocione como el gran bastión contra el comunismo. La americanofilia también alcanza a la extrema derecha: en Estados Unidos hay toda suerte de chiflados racistas en los que encuentran inspiración. Admiran a Reagan; admiran a los vaqueros que lo solucionan todo a tiros (Hollywood marca la pauta); admiran la Segunda Enmienda y el ideal libertario; admiran el Sur racista y esclavista; y admiran a la masonería sana del KKK. Lo mismo que en la extrema izquierda, esta americanofilia no es incompatible con encendidas declaraciones verbales contra el imperialismo yanqui; en cuanto se despistan, empiezan a mascullar chulerías sacadas de la película de El Sargento de Hierro, te sueltan frases completas en inglés o se cuadran ante la bandera sudista. El subconsciente les delata. Es quizá la más fuerte de todas las filias. De alguna manera, la política española gira en torno a la política americana. También el imaginario popular. Y la hegemonía de la cultura anglosajona viene de EEUU más que de Inglaterra. GERMANOFILIA Para la izquierda, Alemania siempre fue el país prometido del progresismo. Es verdad que en Alemania se gobernaba a base de taconazos, pero de ahí también venían el ecologismo, el nudismo, el vegetarianismo, el neopaganismo, la admiración por la India y tantas otras cosas que hoy son seña de identidad de la izquierda más lunática. También viene de Alemania la rebelión contra la Iglesia romana y una filosofía que se utiliza como ariete contra el cristianismo. Marx y Nietzsche son los grandes heraldos de la modernidad sin Cristo. Esta admiración progresista por Alemania se nubla un poco con la Segunda Guerra Mundial, sobre todo después de la ruptura del pacto Molotov-Ribbentrop, pero a día de hoy sigue fuerte. Porque gran parte de los libros de cabecera de la izquierda se escribieron originalmente en alemán. La izquierda sería impensable sin Alemania. Hay también una germanofilia de derechas y otra de extrema derecha. La de la derecha se manifiesta en una admiración por la destreza técnica, la laboriosidad, la supuesta moralidad superior y la capacidad de progreso del pueblo alemán, frente a una supuesta incapacidad de los pueblos latinos. La admiración llega al punto de que basta anunciar un producto como alemán para que tenga éxito. La germanofilia de extrema derecha añade a lo anterior una admiración rendida por la raza aria, de la que los alemanes serían sus más genuinos representantes, por el militarismo prusiano, por el materialismo biológico, por el darwinismo social y por la eugenesia. Estos últimos tres aspectos también eran compartidos abiertamente por la extrema izquierda. Y en el fondo los siguen compartiendo, aunque más soterradamente porque ahora se asocian en el imaginario colectivo con el nazismo. La cultura pop está llena de guiños a Alemania y al nazismo. Muchos grupos de rock, desde los Rolling Stones a los Led Zeppelin, han usado símbolos nazis como provocación estudiada. Hay multitud de foros y asociaciones que están dedicados al estudio de la Segunda Guerra Mundial, con especial énfasis en Alemania. Teóricamente estudian toda la guerra, pero se centran obsesivamente en Alemania y se saben hasta el más pequeño detalle de los uniformes. Aunque este estudio se haga desde presupuestos izquierdistas o neutros, hay en esta corriente una secreta admiración hacia Alemania, hacia sus valores estéticos y hacia sus supuestas virtudes guerreras. Considero esta filia de las más preocupantes, sobre todo porque no se ha estudiado y ni siquiera se llega a reconocer su existencia. RUSOFILIA Inicialmente es la izquierda la que rinde culto a este país a raíz de la Revolución de 1917. Rusia se convierte en la patria de la izquierda, aunque sin abandonar del todo su admiración por Francia y por Alemania. Cerca de la Segunda Guerra Mundial y, en contraste con el comunismo soviético, cierta derecha manifiesta destellos de admiración por la antigua Rusia zarista. Pero estos destellos son relativamente raros y siempre hay una derecha que recuerda que los zares eran también bastante bárbaros. Caída la URSS y llegado al poder Putin, la izquierda sigue manteniendo la admiración por Rusia. Aunque Putin se presente a veces como un conservador y su régimen sea capitalista, la izquierda sigue viendo en Rusia un país que se contrapone al imperialismo yanqui y a todo lo que detestan. Sin que la izquierda haya abandonando esta antigua simpatía, desde la llegada al poder de Putin se produce un fenómeno inesperado: la extrema derecha se hace rusófila, tanto o más que la izquierda. El fenómeno es mucho más visible a partir de 2010. De repente, en la derecha se habla mucho de de los zares, de Dostoyevski, de Bizancio, de la Tercera Roma, de Eurasia, de los rusos blancos que apoyaron al bando nacional en la Guerra Civil (aunque la mitad se pasó al bando rojo), de las bondades de la iglesia ortodoxa, del hondo conservadurismo cristiano que viene del Este y que será la salvación de Occidente. No faltan quienes dentro de la derecha revisan su concepción historiográfica de la URSS y le adjudican un papel muy positivo. Lo esquizofrénico de este cambio indica hasta qué punto la rusofilia es una corriente irracional que ha arraigado con fuerza en la derecha. Al final quienes más se destacan en la rusofilia son los sectores más extremos del arco político, aunque no faltan rusófilos en los sectores intermedios. Considero esta filia bastante preocupante en la medida que no es reconocida ni abordada. FILIAS CULTURALES En este apartado no hablo de países concretos sino de culturas dispersas que tienen legiones de admiradores. Por un lado, existe un orientalismo que se puede manifestar en una admiración o querencia por la cultura musulmana, por la cultura judía o por las culturas y religiones del Oriente Lejano, con especial hincapié en el hinduismo y el budismo. Considero mucho más grave este último tipo de orientalismo, pues gran parte del pensamiento débil del actual Occidente se inspira en él y nadie lo combate. Por otro lado, se da una eslavofilia de corte conservador que se manifiesta en admiración por los países eslavos que, como Polonia, se resisten a los embates de la modernidad (supuestamente). Cursa generalmente con rusofilia asociada, aunque lo más habitual es que, en caso de conflicto entre la eslavofilia y la rusofilia, se opte por esta última. Para una parte de la derecha los eslavos serían como los nuevos arios. Y finalmente un nordicismo, que conjuga muy bien con la germanofilia y que se manifiesta en una admiración por todos los países del norte de Europa, por sus progresos técnicos y morales, y por sus virtudes raciales, en contraposición con el supuesto atraso de los países del sur, latinos o mediterráneos. FILIAS PINTORESCAS O MENORES Derechistas de corte libertario, al estilo Anxo Quintana, que ven en Suiza el país ideal. Jóvenes adictos a internet que están obsesionado con la cultura japonesa. Fanáticos desmelenados de Hungría a causa de Víktor Orbán. Cierta admiración por el Imperio austrohúngaro que, en lo que tenga de compatible con el Imperio español, no me parece mal. Admiración por Irán o por China derivada de la rusofilia geopolítica. Admiración por Israel como vanguardia antimusulmana y, como contrapunto en la izquierda, cierta obsesión por la causa palestina. Periódicamente surgen corrientes de admiración hacia países a los que se presenta como modélicos en algún aspecto (Islandia, etc.) CARÁCTER NO EXCLUSIVO DE LAS FILIAS Se da el caso de personas que cultivan una única filia. Pero lo más habitual es que se den varias filias en el mismo sujeto. Un caso corriente podría ser el de un militante ultraderechista que lleva imaginería del Tercer Reich al tiempo que ondea una bandera rusa y porta una pancarta con algún lema en inglés. Un caso más concreto sería el de César Vidal: ha hecho de su vida una defensa de Alemania y de la aberración protestante; pero lo mismo se fotografía con el sombrero de cowboy y la bandera sudista que con el típico gorro ruso, como muestra de su admiración por estas dos naciones y de su profundo desprecio por España. Los que antecede es un resumen de las xenofilias que vengo captando en las últimas décadas. Puede que la enumeración no sea exhaustiva y puede que las descripciones de las filias no sean las más adecuadas. He dedicado tiempo a meditar sobre el tema, pero quizá no el suficiente, y por otra parte no he encontrado libros que aborden esta cuestión de forma monográfica, con lo que voy un poco a tientas. Por ello, no dudéis en rectificar los puntos que consideréis desacertados o en añadir los que falten. Abramos el debate. Una vez que delimitemos las filias, se pueden estudiar concienzudamente por separado, en hilos monográficos. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  8. 230 points
    Voy a tomar está reflexión de Don Gustavo como punto de partida a una serie de mensajes, en los que trataré de ofrecer una visión, nacida del contacto directo, conocimiento de la lengua y la cultura e propio interés personal, sobre la realidad de China, su pasado, su presente y su futuro. Una realidad sobre la que se ha opinado y se opina a menudo con poco fundamento, como evidencia con este comentario el Señor Bueno. Pues no solo los chinos si utilizan el cero (como clase vacía) sino que además fueron los primeros (que se sepa) en manejar los números negativos con objeto de hacer posibles operaciones donde el minuendo sea mayor que el sustraendo (por hablar como un catedrático). Lo llevan haciendo desde hace 19 siglos, el primer ejemplo de ello data del siglo II d.C, en “Los 9 capítulos sobre el arte de las matemáticas” se ofrece la manera de operar semejantes casos. Por tanto, el cero, no está ligado a la escritura alfabética, y estos padres de la cultura occidental, los griegos, al enfrentarse a la posibilidad de un numero negativo la rechazaron como un absurdo, mientras que los chinos aceptaron que conceptualmente podían existir números menores a 0, demostrando una notable capacidad de abstracción cuando les era necesario. No es detalle menor, ni estoy aquí cogiéndomela con papel de fumar al indicar este comentario de G. Bueno, que me parece ejemplar de un tipo de idea sobre China como cultura absolutamente ajena desde una perspectiva de índole genético-determinista, lo que provoca errores de bulto en las apreciaciones. Una conceptualización, nacida del fenómeno conocido como Orientalismo, que también englobó y aun engloba a España. Me parece imperativo hacer hincapié en dicha coincidencia, tanto como existe la Leyenda Negra, existe el Peligro Amarillo. Ambas naciones han sufrido una historiografía manipulada por nuestros enemigos (a veces comunes) que ha sedimentado una serie de conceptos absolutamente discutibles, sino directamente falsos. Pasemos a repasar algunos errores de base: En principio, el chino no es una escritura ideográfica, sino silábica en gran medida. Tomemos como ejemplo el carácter 萬 (simplificado como 万) cuyo significado es 10.000. ¿Podemos ver la representación gráfica de 10.000 en él? No. Ni tampoco los chinos, pues este carácter aparece en el sistema adivinatorio sobre el que se desarrolló la escritura china como representación del bicho que llamamos escorpión. Se da la casualidad que la pronunciación de este carácter era idéntica a la de la palabra 10.000, con lo que lo que un principio significaba escorpión paso a significar 10.000, 万 se convirtió en un carácter no ideográfico sino fonético, idéntico en base a "b", ¨r" o "i", la única diferencia es que nuestro alfabeto representa letras, el suyo silabas. Por si alguien se lo pregunta, el bicho que fue en origen representado como 萬 paso a representarse como 蝎子, palabra donde se evidencia de nuevo el componente fonético desarrollado por el silabario chino. Dicho nombre, Xiezi, se representa con dos caracteres, pues cada carácter indefectiblemente solo expresa una silaba. Si los caracteres chinos fueran meramente ideogramas, nada les impediría, en buena lógica, contener dos, cinco o veinte silabas. Lejos de ser la excepción, la norma en el chino es la palabra bisilábica, representadas por dos caracteres. De acuerdo con los símbolos oraculares ya mencionados, ojo es 目 (mu) pero ni este carácter ni este sonido se utilizan ya para referirnos a los ojos, a los que llamamos 眼睛 (yanjing), quedando 目 reservado para expresiones como 目前 (muqian, literalmente, delante ojo(s), en la práctica, en el momento presente). El sol, que en origen se representó como 日, se convirtió en 太阳, luna de 月 pasó a 月亮, cara de 面 a 脸蛋,perro de 犬 a 狗子, etc. Por contraste, tenemos algunos simbolos como 人 (persona), 女 (mujer), 大 (grande) donde se apreciar su carácter meramente ideográfico, pero son absoluta minoría frente a los caracteres de base fonética. Por supuesto, dentro de esta evolución lingüística hacen su aparición signos que no representan gráficamente ningún concepto tangible, haciendo posible una formulación gramatical y que son prueba de un trabajo de abstracción lingüística: 之 (de), 也 (ser), 非 (no ser), 为 (equivaler/hacer), 无 (carecer), 在 (estar), 于 (en/a), 以 (por), 了 (partícula perfectiva), 着 (partícula imperfectiva), 将 (posibilidad/dirección), etc. Esto difiere bastante de la verdad asumida de que los chinos se comunican con dibujitos, el chino es a grandes rasgos una lengua como otra cualquiera, expresada con un silabario singular por su extensión. Ha habido intentos de introducción de sistemas alfabéticos como el pinyin en China continental o el bopomofo en la isla de Taiwan, pero ni uno ni otro se han popularizado. En cualquier caso, por mucho que lean por ahí, de primera mano puedo asegurar que para los chinos su sistema de escritura es perfectamente apropiado, no necesitando de otro en ningún momento de su vida adulta. Seré claro, el afamado sinólogo Victor Mair (de languagelog.com) afirma sin sonrojo que los chinos prefieren del inglés en sus comunicaciones personales, tan fácil es desbaratar esta afirmación como dirigir a cualquiera a la red social Weibo, donde millones de usuarios se comunican por escrito sin la necesidad de una sola palabra en dicha lengua. El chino no ha desarrollado una gramática tan sistemática como la del español pero ha desarrollado una gramática, que en algunos sentidos es más compleja que la de nuestra lengua, por ejemplo 非,无,未,不,没, 否,隔, todos representan diferentes variaciones de no. ¿Para que necesita una cultura sin interés por la abstracción y la concreción desarrollar tantas maneras de expresar no? Esto nos lleva a la siguiente presuposición, la dialéctica no se desarrolla en China. Yo he llegado a leer que la dialéctica no aparece en China porque como todos servían al emperador no hacía falta discutir… ignorando que la filosofía china nace durante el periodo que se conoce como Reinos en Guerra, donde cada señor feudal contrata como consejero a alguno de los representantes de las muchas escuelas filosóficas que se ganaban la vida con tal menester. Por supuesto esta rama del saber se desarrolla en China, como no podía ser de otra manera en tales condiciones. 辩, que significa precisamente dialéctica, es la base del sistema lógico de Mozi. Pasemos a ver la más famosa de sus aplicaciones prácticas, la discusión sobre si un caballo blanco es o no es un caballo. Entiendo qué para el poco versado en la cultura china, su aparente concepto de la lógica resulta chocante, acostumbrados a “A es A” encontrar pasajes como 为无为 (hacer es no hacer) o 白马非马 (un caballo blanco no es un caballo) pueden tomarse como prueba de una absoluta diferencia conceptual. Todo lo contrario, 白马非马 y su posterior refutación por Mozi, prueban que el interés por la sistematización del conocimiento existió en China tanto como existió en Grecia. Por explicarlo con pocas palabras, un caballo blanco no es un caballo, máxima formulada por la Escuela del Nombre (名派), hace referencia a la no equivalencia de un caballo blanco y un caballo, obviamente esto es cierto, si buscamos un caballo blanco y se nos presenta un caballo (marrón, por ejemplo) no podemos decir que esto es lo que buscamos. La Escuela del Nombre separa ambos conceptos, blanco (color) y caballo (forma), para concluir que un caballo blanco no es equivalente a un caballo, donde el significado de ser es “equivaler a”. Mozi, por su parte introduce un concepto de difícil traducción “或” (la dificultad de su traducción se debe a su polisemia: puede significar tanto "o" como "parte" como "otro") dentro de un sistema filosófico basado en la categorización. Por lo que siendo un caballo blanco 或blanco或caballo se debe concluir que un caballo blanco es un caballo y es blanco, estableciendo que el significado de ser es “formar parte del grupo de”. No hace falta mucha imaginación para encontrar un equivalente a A es A en la línea “白马,马也”. Una verdad de perogrullo formulada en el contexto de una discusión sobre cual es el significado de “ser”. Dudo que el señor Gustavo Bueno haya leído nunca sobre este episodio en particular, dado que Mozi no ha sido traducido salvo en contadas ocasiones a lengua occidental, en mi opinión porque carece de la posibilidad a la grandilocuencia orientalista del Daodejing o las Analectas de Confucio. No lo encontraran traducido al español y su única traducción a una lengua que puedo suponer maneje el señor Bueno es al alemán, una traducción marxistoide que no se tomó la molestia de traducir correctamente los capítulos dedicados a la dialéctica, ya que no le resultaba de ningún provecho hacerlo para vender a puerta fría sus delirios revolucionarios excusándose en la traducción de uno de los clásicos de la filosofía china. Y cuidado, porque el hecho de haberse traducido profusamente no significa en absoluto que el Daodejing o las Analectas se hayan traducido bien, se pueden leer bastantes traducciones de cualquiera de estas dos obras y no haber leído nada ni por asomo similar al contenido original. Esto creo que es importantísimo para hacerse una idea cabal de China, empezar por presuponer que todo lo que le han contado es una irrisoria imitación de la realidad. Lo que es obvio (los hechos lo demuestran) es que el desarrollo del pensamiento científico viene siendo mayor en occidente que en China, yo interpreto que es el confucianismo el causante de ello, pero la explicación de por qué esto es así y otros temas de interés como la relación histórica entre España y China, si China es o no una cultura expansiva y las perspectivas de futuro las dejó para otro momento, si es que esto que ya he escrito les resulta de algún interés.
  9. 225 points
    De otro lado y a riesgo de abusar de las citas, recojo otro artículo publicado hace un par de años en la versión italiana de Civiltà Cattolica, donde en esta ocasión se ofrece un análisis muy interesante acerca de la influencia de teologías protestantes como la de la prosperidad, en la política actual de EEUU, y la extraña confluencia ecuménica orientada hacia la política, entre esas sectas cristianas y el sector más integrista del orbe católico norteamericano. Y de igual forma se ofrece un análisis de la respuesta que a este tipo de corrientes y ecumenismos, está tratando de dar el Papa Francisco, lo cual está como hemos visto anteriormente, en la base de la guerra contra él. Ya me disculparéis por publicar tantas citas pero, su contenido me parece necesario para entender el meollo del asunto que tratamos en este hilo. Si se analiza todo lo que se expone en el artículo anterior y lo insertamos en el marco de nuestra política nacional, podemos entender mejor la deriva actual de buena parte del sector tradicionalista, y el papel que partidos como Vox y sus aliados internacionales, podrían estar teniendo en todo ese entramado.
  10. 220 points
    Una colaboradora complutense de Infovaticana ha traducido la reseña completa en inglés del libro de J. D. Unwin que enlazaba en mi primer mensaje:
  11. 220 points
    Como ya os habréis dado cuenta, llevo algún tiempo callado con este tema pues cada vez se presta más a la controversia y la división de partes allá donde se discute. Lo he visto en este y otros foros, y lo he vivido también en la vida real fuera de las redes, asistiendo a discusiones bastante agrías a causa de la guerra contra el Papa. El nivel de intoxicación es enorme y a mi no me quedan dudas de que estamos ante el penúltimo gran ataque de destrucción de la Iglesia Católica, y lo que es peor, del ser católico, con el agravante de que además, en esta ocasión, los mayores esfuerzos vienen desde dentro, causando más bajas si cabe el fuego amigo que el enemigo. Muchos parece que han olvidado la historia de la Iglesia, yo no sé si inocentemente o por algún motivo oculto pero por ejemplo, en todo este tema del Sínodo de la Amazonía encuentro una hipocresía muy grande, tanto entre quienes lo utilizan para ideologizar el magisterio de la Iglesia como entre quienes lo denuncian por alterar supuestamente la tradición de la misma. Se está diciendo, entre muchas otras cosas, que se pretende cambiar el culto sagrado a Jesucristo por el culto pagano a madre tierra; que se están venerando símbolos paganos; o que se está defendiendo herejías, por el hecho por ejemplo de poner en cuestión el celibato sacerdotal, pero veamos. Para empezar, la "Madre tierra", lejos de ser una concepción pagana del indigenismo, es tradicionalmente una expresión original de la propia Iglesia desde el S. XIII, que aparece por primera vez en la obra del propio San Francisco de Asís, en su conocidísimo "Cántico del Hermano Sol" o "Alabanzas de las creaturas": "Loado seas, mi Señor, por nuestra hermana la madre tierra, la cual nos sustenta y gobierna, y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba." Posteriormente la liturgia castellana adaptó los versos de San Francisco para integrarlos en los textos litúrgicos donde hasta hoy permanecen y se celebran, pese al "escándalo" de quienes hoy se hacen pasar por tradicionalistas aunque ignoren el tesoro de nuestra tradición: "Y por la hermana tierra, que es toda bendición, la hermana madre tierra, que da en toda ocasión las hierbas y los frutos y flores de color, y nos sustenta y rige: ¡loado, mi Señor! " Es decir, cuando la Iglesia o el Papa Francisco hablan de la Madre Tierra, en realidad se está tratando de proclamar la misma alabanza a Dios que en su día hizo San Francisco, en ese mismo Espíritu de Gracia que caracterizó al Poverello de Asís. La encíclica "Laudato Si" del papa recoge su mismo título de aquellos versos, que no por casualidad son los más antiguos que se conocen de la lengua italiana: "Laudato si’, mi’ Signore, per sora nostra matre terra, la quale ne sustenta et governa, et produce diversi fructi con coloriti flori et herba." Nada más lejos pues, de las intenciones de Francisco, que paganizar el Magisterio o contaminar la Tradición. Al contrario, lo que se pretende es santificar lo pagano para hacer de la vida algo sagrado, como siempre ha ocurrido en la historia de la Iglesia y es también su misión. Al respecto de la adopción de elementos paganos por parte de la Iglesia, bastaría con citar también un párrafo del recientemente elevado a los altares Cardenal Newman, que a finales del S. XIX, en su "Ensayo sobre el desarrollo de la doctrina cristiana", dejó escrito lo siguiente: “El uso de templos y de los dedicados a santos particulares, y a veces decorados con ramas de árboles, incienso, lámparas y velas; las ofrendas ex voto en caso de curación de enfermedades; el agua bendita, el asilo; las fiestas y los tiempos litúrgicos, el uso de calendarios, las procesiones, las bendiciones en los campos, los ornamentos sacerdotales, la tonsura, el anillo utilizado en el matrimonio, el dirigirse hacia el oriente, y en una fecha posterior también las imágenes, tal vez incluso el canto eclesiástico y el Kyrie Eleison: todos son de origen pagano, y han sido santificados por su adopción en la Iglesia”. La iglesia, en comunión con aquella oración que nos enseñó el propio Jesucristo: "Padre nuestro, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino..." siempre ha tratado de santificar a Dios sacralizando la Creación, es decir, convirtiendo lo pagano en sagrado y volviendo así el corazón del hombre hacia el Corazón de Dios. Mienten pues y desde luego pecan de hipocresía, y quizás me atrevo a decir que incluso también de gnosticismo ya que parecen adorar una pureza espiritual despreciativa de la materia, quienes hoy pretenden desechar todo elemento pagano del diálogo que la Iglesia mantiene con todos esos pueblos indígenas del Amazonas, pues la propia historia de la Iglesia se ha construido mediante la santificación de aquellos símbolos y conceptos paganos de la antigüedad, que imperfectamente acercaban al hombre a Dios hasta convertir su alma. Lo que han hecho esos tarados iconoclastas que han tirado las estatuillas indígenas al Tiber, no está muy lejos de lo que decían en su día algunos europeos que no querían ver en los indianos de América, seres humanos dotados de alma. Ignoro si incluso no habrá cierta dosis de racismo inconfeso en sus motivaciones, porque en definitiva se trata de un desprecio del otro y sus cosas por considerarlo inferior, lo cual no es otra cosa que un desprecio de la Creación y de los medios que Dios ha dispuesto para acercar todas esas almas a su santidad. Que unos indígenas acudan a Roma y adoren allí una estatuilla de su Pachamama, no debería escandalizar a nadie. Lo que si debería escandalizar es que unos católicos desprecien a esa gente y tiren al río sus estatuillas porque se consideren más puros y mejores que otros católicos que tratan en cambio de santificarlas para con ello llevar hasta Dios y convertir las almas de esos mismos indígenas. En algunos debates he visto los enconados desprecios que se hacían de los indígenas y sus estatuillas, y la ingenua defensa que se ha hecho de ello tratando de hacer pasar por la Virgen a la Pachamama. Seamos sinceros, muchos de esos indígenas adoran a la Pachamama y esas estatuillas son la forma en que la representan, lo cual no debería ser venerado por la Iglesia, pero ¿Acaso la infinidad de advocaciones marianas que hoy existen en el mundo, no fueron originalmente cultos iniciáticos a la diosa madre (Isis, Isthar, Astarté, Afrodita, Venus, Maya, Gea, Rea, Cibeles, Artemisa, Hera, Minerva, Mari, Freyja, Coatlicue o Chimalma, solo por citar algunas que en la antigüedad recibieron culto igual que lo recibe hoy la Pachamama), y que fue la Iglesia la que convirtió, que no destruyó, todos esos cultos paganos al culto de hiperdulia a la Santísima Madre de Dios, y mediante ella conocer a Cristo? ¿Desde cuando ha sido misión de la Iglesia señalar y maldecir, y no enseñar y bendecir; destruir en lugar de construir; condenar en lugar de salvar? ¿Quién se equivoca, el indígena que trata de conocer y venerar a Dios desde su humilde e imperfecto entendimiento pagano de la vida o el ultracatólico perfecto que condena al indígena y al Papa a los infiernos por haber tratado de santificar una imagen en origen pagana? Más preguntas a los críticos ¿Desde cuando la Iglesia considera un dogma el celibato sacerdotal? ¿Dónde está la herejía pues? No es lo mismo castidad que celibato pues lo primero es ordenar el don de la sexualidad a la santificación de la vida, y lo segundo prescindir de ella para atender mejor dicha santificación en la vida de los demás, es decir, un sacrificio de lo propio en beneficio de lo común pero, si en aquella región fuese hoy necesario establecer la figura de los Viri Probati para asegurar la permanencia de Cristo en aquellas gentes y el desarrollo de la Iglesia en sus comunidades, como en su día ocurrió en los orígenes de la cristiandad ¿No sería eso preferible a que desapareciese todo? ¿Cuáles son realmente los intereses que hay detrás de impedir el desarrollo de la Iglesia en todas esas tierras vírgenes? ¿Alguna cuestión geopolítica? ¿Cuáles son los intereses que se esconden tras toda esa gente que pretende desacralizar la creación e impedir la evangelización del ecologismo o el indigenismo, para convertirlos de ideologías paganas que son, en ideales de santidad, tal cual obró la Iglesia y España en los siglos de la conquista? ¿Quién es el que emporca la historia de la Conquista española, el Papa por pedir perdón por los abusos cometidos en nombre de la Iglesia o aquellos que quieren impedir hoy que la Iglesia vuelva a civilizar y hacer santo lo que los hombres hemos pervertido a causa del pecado? No sé cuando se publicarán los resultados de este sínodo. El borrador del documento final se presentó el día 21 y tienen cinco días para reflexionarlo y debatirlo. Imagino que en acabar sabremos algo pero desde luego, lo que sí sé es que el sínodo está dejando claras las intenciones de mucha gente que usa de la Iglesia para hacer de este un mundo sin Dios a beneficio propio. Y lo mismo me atrevería a decir de todos esos que aquí en España utilizan ahora la polémica con Franco para difamar a la Iglesia y hacer del Caudillo un ídolo más importante casi que Dios. Es más, pienso que son unos hipócritas que ni siquiera veneran la figura y el ideal del propio Caudillo, a quién personalmente, con todas sus faltas y aciertos, tengo por un buen católico al que no se le ocurriría hacer lo que estos hacen en su nombre contra la propia Iglesia que él defendió con su alzamiento. Vivimos un tiempo de hipocresía en grandes letras mayúsculas.
  12. 220 points
    Todos los días Telecinco abre sus telediarios con noticias de asesinatos conyugales y de violaciones grupales. Casi todo el telediario está ocupado por sucesos que antes estaban reservados a publicaciones subversivas o de baja estofa como El Caso. Y ocurre casi lo mismo con el resto de la prensa. Poco a poco las informaciones se han convertido en una crónica de sucesos escabrosos. Lo de bombardear todos los días con noticias de asesinatos conyugales y de violencia de género no es nuevo. Fue la táctica que se siguió hace unas décadas para aprobar una legislación que criminalizaba al varón por el hecho de serlo. Los telediarios abrían siempre con estas noticias truculentas y elaboraban listados periódicos: 5 mujeres asesinadas en lo que va de mes, 25 mujeres asesinadas en lo que va de año... Parecía que estaba teniendo lugar un holocausto de mujeres a manos de sus maridos. La prensa sigue con esta música pero últimamente ha incorporado una nueva melodía. Ahora también bombardea con noticias de violaciones grupales y de menas. Hubo una época en que eran los manteros, que un poco más y podrían ser los responsables de la muerte de Manolete, y ahora son más bien los menas que, cuando no roban, matan o violan. Lo de las violaciones grupales empezó con la famosa Manada de sevillanos aficionados a recibir por la retambufa. No se les puso ese mote sino que ellos, algunos miembros de las cuerpos de seguridad del Estado, se denominaban así en sus chats. La prensa estaba hablando a todas horas de aquella Manada, dando así un mal ejemplo a admiradores e imitadores. Se entabló una lucha entre feministas y jueces y desde entonces la prensa tiene a bien informar en primera plana de todas las manadas, con particular atención al origen nacional de sus integrantes. Vox y ADÑ han encontrado un gran filón en esta nueva melodía que tocan los medios. O quizá sea al revés y Vox haya subido porque los medios tocan esa melodía. El caso es que desde hace bastante tiempo las cuentas en Twitter de Vox y ADÑ son básicamente recopilaciones de sucesos protagonizados por inmigrantes, algunos reales, otros falseados y otros inventados. Si hace falta, también nos informan de sucesos en Oklahoma y en Kuala Lumpur. De repente el mundo es un pañuelo. Y de repente, a raíz de la condena a la Manada sevillana, los inmigrantes moronegrohispanos no paran de violar en grupo. Se confirma, pues, que estos moronegrohispanos son malos por naturaleza y que llevan en sus genes lo de violar y matar, incluso cuando son niños. Pero estas relaciones de sucesos que suben a la red Vox y ADÑ tienen excepciones. Por ejemplo, ayer los medios informaron de una manada de franceses que había violado en grupo a dos noruegas. En BBJ, Alerta Digital, Caso Aislado y otros medios del ramo enseguida empezaron con las bromitas de siempre: ¡ya, ya, "franceses" como los de la selección de fútbol! Porque, claro, un blanco es incapaz de violar. En esos medios abonados a la mentira llegaron a publicar que eran moros los violadores, pero que lo ocultaba la prensa como parte la conspiración de Kalergi. Pero en las cuentas oficiales de Vox, ADÑ y otros partidos patrióticos no informaron de esta violación grupal. ¡Que raro —pensé— , se les habrá pasado! ¡Con lo metódicos que son! Al abrir esta noche las noticias he descubierto la verdadera razón por la que no informaron ni van a informar de esta violación grupal: Los violadores no dan el aspecto de moronegrohispanos. Son franceses de raza blanca, son verdaderos franceses según el ADN. Por lo tanto, no sirven a nuestro fin de demostrar que la maldad está codificada en los genes. No sirven a nuestro fin de hostigar y expulsar a los moronegrohispanos. Porque no estamos contra los extranjeros que delinquen. Solamente estamos contra los no blancos (los que delinquen y los que no delinquen). No es una lucha nacional: es una lucha racial. En otras ocasiones, como los violadores eran españoles y no eran tan rubitos, funcionó aquello de decir que en realidad eran moros. Por ejemplo, en aquel caso de unos autóctonos viciosos que manosearon a una mujer en una playa nudista. En esta ocasión, como los franceses de Benidorm son demasiado rubitos, el truco no podía funcionar. Así que mejor no informar del suceso. ¡Sólo informamos de delitos que se puedan asociar a moronegrohispanos! ¡Pero luego vamos llorando por las esquinas porque nos llaman racistas! Manual de instrucciones identitario Ante cualquier suceso, los identitarios siguen más o menos este manual de instrucciones: ¿El delincuente es moronegrohispano o marrón? a. SI ==> utilizar en la propaganda y repetirlo dentro de unos meses. b. NO ==> Estrategias alternativas: 1. Si no consta la nacionalidad, diremos que se debe a que es extranjero y marrón pero lo quieren ocultar. 2. Si consta la nacionalidad, diremos que la nacionalidad es sólo un papel que no representa la raza, que es lo único que importa. 3. Por tanto, mientras no exista un análisis de ADN que certifique la raza, se ha de interpretar que todo delincuente es moronegrohispano o marrón, salvo que haya una foto que nos deje con el culo al aire, en cuyo caso prescindiremos de incorporarlo a nuestras listas de delincuentes marrones. Si no existiesen sucesos suficientes: a) siempre se pueden inventar; b) se pueden reciclar de fechas anteriores; c) podemos informar de sucesos de todo el mundo. El caso es demostrar que esos delitos están asociados a la raza y no a otras variables. Vox antes no seguía este manual de instrucciones. Su cuenta de Twitter no era una recopilación de sucesos en clave racial. Algo ha pasado para que esto sea así. Quizá sólo han copiado a ADÑ o quizá hay algo más. O quizá sea verdad, como me dijo un amigo, que España está sucumbiendo por la delincuencia inmigrante (mejor no salir a la calle porque te violan o te matan) y que estamos en una guerra racial de la que sólo nos puede salvar Putin. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  13. 220 points
    Acabo de ver el vídeo de aquella entrevista que le hizo un provocador inglés a Borrell -en la que el Ministro de Exteriores español amagó con largarse- y eso me ha llevado a varios planteamientos sobre el Ministerio de Exterior como institución que quisiera someter a debate en el Foro. En primer lugar, considero que el Ministro de Exteriores no debería recibir, por parte de la oposición (sea política, mediática o intelectual), el mismo trato que el resto de ministros. Siendo esta figura ministerial la encargada de representar a España en el exterior, lo que correspondería es que todos los partidos en bloque (exceptuando Podemos y separatistas, que naturalmente no accederían) respaldaran al Ministro en sus acciones exteriores. En los tiempos que corren, y con lo que ha sucedido en Cataluña, el Ministro de Exteriores debería sentir el aliento de la Nación cuando se dirige al extranjero. El Ministerio de Exteriores es quien debe coordinar toda la acción exterior de España, algo que no puede hacer correctamente si su acción está condicionada por reproches internos. Esta última oración resumiría mi visión del asunto. Hablando claro, no creo que haciendo una crítica corrosiva a Borrell (aunque no guste y con razón) se derive nada bueno para España. En segundo lugar, para que la medida anterior tenga más sentido, quizá habría que introducir algunas modificaciones de más calado para que el Ministerio de Exteriores lo fuera menos del Gobierno en cuestión y más de España. Estas modificaciones podrían ir desde un pacto tácito entre los partidos que asegure una tendencia a elegir ministros de carácter más independiente y menos significados políticamente, a cambios de más calado como la obligación nombrar al Ministro de entre los diplomáticos de carrera, por poner un ejemplo. El Ministro de Exteriores podría plantearse como un "primus inter pares" con respecto a los embajadores. Como digo son sólo algunas ideas no muy meditadas y quizá algunas absurdas. En cualquier caso, abro el debate.
  14. 216 points
    El sector del taxi siempre ha sido muy proclive a la derecha. Con el tema de Uber, VOX podría haber aprovechado para ganarse a los taxistas, pero inexplicablemente se ha situado a favor de Uber, muy posiblemente por influencia de Espinosa de los Monteros. Resultado: le he regalado miles de votos a la izquierda: El sector del taxi se vende a Podemos y celebra eufórico "la derrota de la derecha" - Libre Mercado El resultado de VOX no es malo: ha entrado en el Congreso con 24 diputados. El problema es que han bajado con respecto a las elecciones andaluzas y eso supone, como mínimo, un estancamiento que preludia un descenso. UPyD se quemó en pocos años. Podemos va camino de quemarse. Y con VOX puede que se acelere el ciclo si no toman medidas a tiempo. Yo voté a VOX el domingo y logré convencer a dos personas (un abstencionista y un antiguo votante del PP) para que los votase. Creo que esas dos personas no volverán a votar a VOX en las elecciones que tenemos dentro de tres semanas. Y aquí puede venir el bajón y la desesperanza. Mucha gente que abandonó el "voto útil" para votar a VOX, volverá al PP en las próximas elecciones. Y los desencantados del sistema que votaron a VOX quizá vuelvan a la abstención por haberse alimentado expectativas desmesuradas. VOX se ha equivocado en muchas cosas y creo que conviene decírselo para que las subsanen. Un error claro es su ausencia deliberada de los medios y su encastillamiento en la repugnante Intereconomía. Según mis informaciones, han rechazado intervenciones en 13TV, El País, Canal Sur, Cuatro y La Sexta. Vamos, que ha sido una decisión estratégica la de no acudir a los medios tradicionales. Abascal se vanagloriaba de que no necesitaban "intermediarios", pues se dirigían directamente a sus seguidores a través de las redes sociales. Grave error. Además, a mí, que también sigo las redes sociales, me da muy mala impresión que VOX rechace entrevistas o que prefiera no participar en el debate oficial. Me indica cobardía y posible falta de honradez. Es muy fácil participar sólo en los foros donde sabes que vas a ser aclamado. En 13TV, Abascal podría habernos explicado a los católicos que en realidad no odia al Papa Francisco (como se trasluce del libró de Dragó y de otros detalles) y que su postura sobre la inmigración no desecha los principios de la caridad cristiana. En El País o en La Sexta, Abascal le podría haber explicado a los progres que en realidad no es la amenaza contra las libertades que ellos le suponen o que su patriotismo no pretende excluir a una parte de la nación. Pero Abascal ha preferido ausentarse de esos foros y fiarlo todo a una campaña de internet, con memes y con gilipolleces para retrasados. En los que han votado al PSOE o en los que se han abstenido no hay que suponer enemigos de España. Yo he votado a VOX a pesar de que me repugnan algunas partes de su programa y de su actuación pública. Me da asco su liberalismo económico y moral. No me gusta su enfoque de la inmigración y detesto especialmente la parte en la que plantean una guerra contra el islam en nombre de valores que en el fondo son masónicos aunque adopten una retórica cruzada. Me repugna su sionismo descarado, con Iván Espinosa haciéndose eco de una felicitación del Likud en las horas previas a la contienda electoral, y me preocupa su poca claridad con el tema ruso y estadounidense. Me disgustó profundamente que apoyasen a Uber frente a los taxistas. Me dio arcadas que varios líderes de VOX dijesen que el incendio de Notre Dame había sido un atentado y que semanas antes mostrasen simpatía por la matanza identitaria de Nueva Zelanda. Sólo eso me parece motivo suficiente para no votarlos, lo mismo que sus insultos al Papa. Me repugnan muchas cosas de VOX, pero pese a todo hice de tripas corazón y decidí votarlos en la creencia de que serían la opción menos mala para España. ¿Por qué no concebimos que algunas personas habrán votado al PSOE, no por sus pactos con los separatistas catalanes o por su feminismo, sino porque veían amenazadas las conquistas sociales o por otras muchas razones? Desde el principio VOX ha adoptado un enfoque divisivo. Esto le ha permitido crecer muy rápido a costa de buscar un enfrentamiento sistemático con la gente que no es de derechas. Pero este enfoque se revela insuficiente a largo plazo. Si se dedican a publicar memes como aquel según el cual Abascal se alimentaba de las lágrimas de los progres, era de esperar que los progres —y mucha gente que no es progre pero que no es de derechas o que teme una guerra civil— se movilizase en contra de VOX. ¿Acaso se podía esperar otra cosa con ese tipo de mensajes? Lo que ha valido para conquistar un hueco en el parlamento andaluz no te vale ahora para expandirte en el resto de España. Es posible que no nos lea nadie de VOX. Pero yo creo que es nuestro deber proponer soluciones para rectificar este pequeño fracaso que supone afianzar a Pedro Sánchez y conseguir sólo 24 diputados cuando se había alimentado la expectativa de ser el partido de derechas más votado. Las elecciones que tendrán lugar dentro de tres semanas van a resultar fundamentales. Si VOX baja en esas elecciones —cosa bastante posible— puede iniciar una línea descendente que termine con todas las esperanzas de un cambio real. Así que yo creo que es bueno que, desde el respeto a VOX que hemos acreditado y que incluso nos ha llevado a votarlo, propongamos remedios para superar este bache.
  15. 210 points
    Recojo en este hilo uno de los temas que se debatieron el pasado año en un congreso realizado por la Diócesis Complutense de Alcalá de Henares, con motivo de la celebración del cincuenta aniversario de la encíclica "Humanae Vitae" sobre la regulación de la natalidad, y los veinticinco años de la "Veritatis Splendor" sobre cuestiones fundamentales relacionadas con la Enseñanza Moral de la Iglesia . El congreso se definió con el título "El triunfo de la vida y la verdad del amor humano", congregando a varios participantes que, desde diferentes perspectivas y disciplinas, trataron de poner en evidencia la actualidad y urgencia de los contenidos abordados por dichas encíclicas, en el marco moral de la Doctrina Social de la Iglesia. El punto al que me refiero, y que he querido traer a debate por haberlo abordado ya en otras ocasiones en el foro, es el que se refiere al suicidio demográfico de Europa, concretamente y por centrarnos, el caso español que, desde la ponencia realizada por el Dr. Javier Ros Codoñer, presenta sin duda un panorama absolutamente desolador, si nuestra sociedad no comienza ya a dar un giro importante a sus políticas y modos de entender la vida y la sociedad. La ponencia de D. Javier Ros, que puede verse en el video adjunto, junto a la de otros ponentes, se titula: "EUROPA, HACIA EL COLPASO DEMOGRÁFICO Y CULTURAL", y aborda más o menos pormenorizadamente, el declive demográfico de nuestra sociedad y los interrogantes de presente y futuro que esta realidad plantea. Trato a continuación de resumir y comentar un poco los datos e ideas que se presentn, aunque aconsejo ver el video pues la conferencia, y en general todo el congreso, resulta bastante interesante e ilustrativa. Creo que he puesto bien el enlace al video, de todas formas, si comenzara desde el principio, podéis ir al minuto 1:07:48 La ponencia comienza exponiendo que, desde comienzos del S.XX (curiosa coincidencia con el desaste del 98), España ha seguido una tendencia demográfica continuada de carácter negativo, que ha tenido tres momentos de especial preocupación por haberse situado la cifra de defunciones por encima de la de los nacimientos. El primer momento fue el de los años de la llamada Gripe Española por motivos obvios, luego vinieron los años de la Guerra Civil también por motivos evidentes (ambas causas pueden entenderse como catastróficas), pero el tercer momento es el actual en el que, desde 2015 y sin existir causa catastrófica que lo justifique, nuestro país vuelve a tener un saldo negativo en su crecimiento vegetativo, que va aumentando parejamente al descenso en el número de matrimonios, lo que revela que en esta ocasión se trata de un fenómeno puramente socio cultural motivado por las ideologías, o casi me atrevería yo a decir por la pérdida de los ideales de nuestra cultura. Un dato que no conocía es que, incluso la época del Baby Boom, como se conoció a los años sesenta y principios de los setenta, fue en realidad un repunte de la natalidad dentro de una misma tendencia negativa que venía dándose desde comienzos de siglo con respecto a la natalidad tradicional española. Según datos del INE, el numero de nacimientos, desde 2008 hasta el 2016, que son los datos manejados en la ponencia, se ha reducido en más de un 21% hasta situarse por debajo del índice de fecundidad necesario para el equilibrio estable de la población, y la tendencia no parece haber cambiado. De otro lado, la tasa de mortalidad, sobre todo a causa del envejecimiento, se ha situado por encima de la de países subdesarrollados o en vías de desarrollo. Actualmente estamos entre los diez países del mundo con una tasa de población más envejecida y se espera que de aquí a una década, de seguir la tendencia, seamos el segundo país más viejo del mundo, solo por detrás de Japón. Por otra parte se apunta también un importantísimo desequilibrio en cuanto a lo que se refiere a la densidad de población que, en 2017 se situó para toda España en una media de 92 habitantes por Km2 pero con enormes desequilibrios distributivos ya que, provincias como Madrid o Barcelona cuentan con tasas entre 700 y 800 habitantes, frente a otras como Teruel o Soria cuyas medias son de apenas 9 habitantes, por citar los puntos extremos. Todo ello sin mencionar que se trata de medias que no observan que, en cualquiera de los casos la población se centra en las capitales, dejando el mundo rural, en ocasiones completamente despoblado. Las regiones más afectadas por la pérdida de población, llegando en algunos casos a unas pérdidas del 75% con respecto a los años 90, son las regiones de Galicia, Castilla y León, norte de Extremadura y sur de Aragón; en general las zonas del interior y de la fachada atlántica. Y las más pósperas en cuanto a población, con incrementos que llegan a superar el 300% con respecto a la citada década de los 90, las regiones de Madrid, algunos puntos de norte cantábrico, Cataluña, Baleares, Valencia, Murcia y Andalucía; en general la capital, las zonas industriales y la España mediterránea. Entre las causas de dicho envejecimiento y pérdida de población, se pueden distinguir cuatro grandes motivos. Por una parte las causas económicas relacionadas con las dificultades que atraviesan los jóvenes a la hora de emanciparse, casarse y formar una familia. Por ejemplo, la caída de los contratos fijos o indefinidos a jornada completa en un 30% respecto a la primera década del siglo, mientras que de otro lado ha aumentado la contratación eventual o por horas en más de un 80%, cifras que si bien señalan a priori un aumento del empleo, sin embargo esconden un aumento significativo de la precariedad laboral.También se señalan en este grupo de causas económicas, el coste de mantener a los hijos que, según los datos presentados, se sitúa en torno a los 15.000 euros por año, los primeros años, lo que supone más del 80% del salario medio de un trabajador, dificultando enormemente así la tarea de emprender o aumentar la familia. Se añaden a estas las causas relacionadas con los estilos de vida propios de la modernidad, como la competitividad y la eficiencia que obligan a prolongar la vida académica y la entrada en el mundo laboral, causando un importante retraso de la edad para contraer matrimonio y procrear. De estas resulta que, los jóvenes con mayores estudios, y por tanto con mayor recorrido académico, son los que tienen mayores posibilidades de encontrar trabajo, encontrándose al final de sus carreras con tasas de empleo en torno al 50%. Mientras que los jóvenes con menos estudios tienen que enfrentarse a tasas cercanas al 70%, lo que les lleva igualmente a tener que esperar años antes de poder emprender la creación de una familia. La situación es directamente desquiciante ya que retrasa actualmente la edad del matrimonio por encima de los 35 años, cuando en los años 70 del pasado siglo era de 25 años, con la consecuencia evidente de un retraso en la edad media de la maternidad, que es de las más altas del mundo, con todos los problemas de salud y reproductividad que conlleva emprender la concepción y crianza a partir de determinada edad. Por encima de los 30 años ya se considera embarazo de riesgo, cosa que desmotiva evidentemente a muchas parejas a la hora de procrear. A todo lo anterior o como consecuencia de ello, hay que sumar la enorme caída en el número de matrimonios que, desde los años 90 ha descendido en un 25% mientras que se ha triplicado el número de parejas de hecho, con lo que esto conlleva de falta de compromiso frente a la procreación. También se apunta a un descenso demográfico por causas técnicas, es decir a aquellas que apuntan al control demográfico. Al reducirse la población y aumentar la edad de la maternidad, tambien se reduce el número de mujeres en edad de procrear y su miedo a procrear, lo que conlleva una espiral dificil atajar. Según los datos ofrecidos en la ponencia, todos provenientes de fuentes oficiales, más del 70% de las parejas utilizan siempre métodos anticonceptivos en sus relaciones, alrededor de un 12 % los utiliza eventualmente y solo un 17% más o menos no los utilizan nunca, siendo el preservativo y la píldora los principales métodos empleados. Además hay que sumar el aborto que, desde su despenalización hasta 2017, se han practicado más de dos millones de interrupciones voluntarias por medios mecánicos, a los que se tendrían que añadir los incontables abortos provocados por la ingesta de la píldora del día después que, si bien su uso es legal, no deja de tratarse igualmente de una forma ilegal de aborto libre en las primeras instancias de la concepción. El control de la natalidad se convierte así en el verdadero gran genocidio que ha conocido la propia humanidad, muy lejos en cifras de esos otros, aunque no menos gravosos, con los que unos y otros se señalan históricamente para justificar así sus propios métodos genocidas. Esto último es un apunte mio. Finalmente se apuntan también, como causas del colapso demográfico, elementos estructurales de la cultura occidental moderna, es decir, causas culturales como es la lógica individualista motivada por “el consagrado derecho a la libertad”, que se ha apoderado del discurso cotidiano llevando así a despreciar a "las masas", o lo que siempre se ha entendido como "el pueblo", dotándo a las nuevas generaciones de una tremenda superficialidad a la hora de abordar los problemas comunes. Superficialidad que se ve acrecentada por el discurso del odio y el consumo en las redes sociales que invitan a despreciar al prójimo y a satisfacer con inmediatez cualquier deseo. En definitiva se denuncia una realidad generada en gran medida a través de los medios de comunicación social, que han invadido lo existencial hasta la esfera de lo intimamente privado, llevándonos hacia un modelo de sociedad narcisista en la que el individuo tan solo se relaciona consigo mismo y sus deseos, quedando así la corporalidad humana sometida a un discurso hedonista desprovisto de trascendencia, donde difícilmente tienen cabida la concepción de la vida, la procreación de los hijos, el atento cuidado familiar de los ancianos y desposeídos o simplemente cualquiera que se encuentre alejado de las modas, modernismos y tendencias actuales. Todo esto ha generado una sociedad caracterizada en gran medida por el nihilismo y la desilusión, pero sobre todo por una gran pérdida de la esperanza o confianza en el futuro, frente a las promesas que sembró la modernidad. Los grandes discursos ideológicos del pasado siglo XX han ido cayendo uno tras otro, sin que ninguno de ellos haya sido capaz de lograr ningún avance moral de la sociedad, más allá de lo que falsamente preconizan los eslóganes políticos, ni mucho menos han sido capaces de proporcionar el bienestar social que prometieron. Una realidad a la que además hay que sumar ahora los anuncios catastrofistas del cambio climático y la supuesta necesidad ecológica del control demográfico para prevenir la superpoblación, que van generando poco a poco una conciencia social de “injusticia” ante la posibilidad de traer hijos al mundo. Idea que se ve reforzada además por la proliferación incesante de una creación cultural basada en la distopía, como las afamadas series de "Los juegos del hambre", "El corredor del laberinto", etc, planteándose así un futuro en clave catastrófica por culpa del ser humano, que en definitiva resulta aterrador y mueve a la conciendcia a concluir que el futuro de la humanidad no es un buen lugar para tener hijos. Es decir, ingeniería social de primer orden. Todo lo señalado hace que el matrimonio y la familia tradicional se sitúen en las periferias culturales de la sociedad moderna, que poco a poco se va viendo cada vez más marginada por la fuerza de los medios de comunicación, estudios sociales y políticas públicas ideologizados, que se encargan de difundir a cambio del modelo tradicional, conceptos como la monogamia sucesiva, el amor confluyente, el amor líquido, las relaciones abiertas o poliamor y las relaciones dentro del abierto abanico de multi identidades queer. A lo que hay que añadir que, en numerosas ocasiones, el niño ya no es, socialmente hablando, un fin en sí mismo ni tiene un valor incondicional. Incluso en el peor de los casos empieza a dejar de ser una "inversión" humana más o menos accesible al matrimonio para convertirse en un simple objeto de deseo o satisfacción individual de uno de los miembros con independencia del otro. De este modo, la persona, antes incluso de nacer, pasa a formar parte del catálogo de gustos, deseos y propiedades que la modernidad consumista ofrece al individuo. De esta forma y aunque se siga procreando, actualmente el niño es el gran ausente ya que, aunque las parejas sigan organizándose y esforzándose por el niño, en gran medida lo hacen desde su propio y particular punto de vista sin tener en cuenta el desarrollo integral y objetivo del niño como sujeto individual. Las consecuencias que se señalan de todo esto son numerosas y de distinto calado, con una caída demográfica que puede situar a nuestro país, a mediados de este siglo en torno a los cuarenta millones de habitantes, con una población de más de 65 años superior al 35%, el doble que en la actualidad, frente a un escaso 50% en edad laboral avanzada. Esto conlleva cambios importantes en las políticas de jubilación, donde ya comienzan a aparecer propuestas para prolongar la vida laboral, los periodos de cotización o dualizar el sistema de pensiones de forma que el Estado solo cubra parte de las necesidades, ante la imposibilidad futura de mantener un presupuesto cada vez más elevado y con menores ingresos. Cosa que a su vez incide en la espiral del ánimo antinatalista en la sociedad. De igual forma y con el envejecimiento de la población, que conlleva el aumento de patologías relacionadas con la ancianidad, aumentará el gasto sanitario y el dedicado a cuidados de larga duración, que se calcula puede crecer en torno a los seis mil millones de euros por década. En cuanto a la despoblación de las áreas rurales por fallecimiento de las generaciones ancianas y éxodo de los jóvenes a las ciudades, debido a las causas citadas, se prevé que seguirá aumentando ante la falta de posibilidades para el desarrollo familiar, produciéndose así el abandono cada vez mayor de tierras de labor y pastoreo, que aumentarán de esta forma la desertización en algunas zonas y el asalvajamiento de otras con el consiguiente riesgo y coste ecológico, antropológico y económico que esto conlleva, produciéndose de esta forma en aras de una modernidad sin sentido, la pérdida definitiva de un inmenso, rico e histórico patrimonio rural y cultural, especialmente en el norte por ser una de las zonas más afectadas por la despoblación y la difícil orografía. Una de las pocas consecuencias positivas que puede tener este proceso demográfico, será la que seguramente ocurra con el mercado de la vivienda, salvo intervenciones de parte que yo no descarto, pues se prevé una verosímil caída de precios a medio plazo dada la saturación de fincas construidas y el excendente fruto de las herencias, a medida que vayan muriendo los actuales propietarios. No obstante, esto también afectará al coste de los mantenimientos pues al haber una gran demanda subirán los precios. Otra de las consecuencias que se prevén por el envejecimiento poblacional y la caída de la natalidad será la reducción significativa del número de alumnos en las escuelas y universidades a mediados de siglo, con una considerable una pérdida de la oferta laboral en dicho ámbito, una reducción de costes en el área de la enseñanza, y un deterioro igualmente de la oferta educativa. Finalmente se considera que a medio plazo será inevitable también, un aumento y primacía de "nuevos" valores conservadores debido al envejecimiento poblacional, cosa que el autor pone en comparativa con la gerontocracia en la extinta Unión Soviética y países comunistas de los años 80 que llevaron finalmente al derrumbre del Telón de Acero, entiendo que augurando un posible derrumbre igualmente de nuestro modelo actual, sin otro orden tradicional que lo sustituya, tal como ha ocurrido en esos paises. Ante este panorama y como única respuesta institucional, empeñada de otro lado en mantener las políticas sociales actuales, se menciona aquel informe de la ONU titulado "Migraciones de Reemplazo: ¿Una Solución ante la Disminución y el Envejecimiento de las Poblaciones?" que llamaba a sustituir a la población europea con inmigrantes de reemplazo y se sugería la necesidad de que España recibiera 12 millones de inmigrantes hasta 2050 para equilibrar la población y mantener la fuerza de trabajo. Ante esta situación se plantea la pregunta de ¿por qué se busca la solución en la inmigración y no en el apoyo a la familia? y ¿qué motivos puede haber para apostar por la vía migratoria y no por un cambio de políticas que promuevan el crecimiento de la natalidad nacional? Ante esta situación se exponen tres líneas estratégicas a fin de lograr una mejora de la natalidad en España. La primera y de forma urgente, sería la puesta en marcha de políticas familiares, donde el compromiso fiel del hombre y la mujer abiertos a la vida, sea verdaderamente protegido por las leyes y actualizado en todo su potencial generador de desarrollo social. Pero cuidando mucho de que dichas políticas no tengan una simple finalidad natalista como ocurre en los países nórdicos donde el único fin es la procreación como sea, ya que la familia es el "ecosistema propio de la vida humana" y por tanto una verdadera política, debe ser aquella que defienda integralmente la dignidad humana y los valores de la "institución familiar tradicional", no como un mero sujeto pasivo receptor de ayudas sino como un agente activo y primordial de la sociedad. En segundo lugar y a largo plazo, emprender un replanteamiento cultural serio y efectivo, de forma que el valor de la persona humana vuelva a ser puesto en el centro de la sociedad frente a la constante ruptura actual entre lo humano y lo no humano. Es decir, plantear desde ya mismo con la vista puesta en el medio y largo plazo, una regeneración social que debe partir desde el análisis profundo de la realidad en la que vivimos y las consecuencias hacia las que nos aboca la posmodernidad: animalismo, transhumanismo, etc. Para finalizar y en este caso ya desde una perspectiva puramente católica y eclesial, se plantea la necesidad imperante de una "Nueva Evangelización" como modo de llegar al hombre actual, exclavo de la soledad existencial que causa la sociedad de consumo, la tecnologízación y las redes sociales, y que a pesar de todo sigue pidiendo ayuda e interrogándose ante las cuestiones existenciales. Concluye citando a Pablo VI en la encíclica Humanae Vitae que da origen a la ponencia: "esto supone, como sabéis, una acción pastoral, coordinada en todos los campos de la actividad humana, económica, cultural y social; en efecto, solo mejorando simultáneamente todos estos sectores, se podrá hacer no sólo tolerable sino más fácil y feliz la vida de los padres y de los hijos en el seno de la familia, más fraterna y pacífica la convivencia en la sociedad humana, respetando fielmente el designio de Dios sobre el mundo". Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  16. 210 points
    En diciembre del pasado año, el Papa Francisco nombró como director editorial del Dicasterio para la Comunicación al historiador, periodista y escritor Andrea Tornielli. Tornielli es un vaticanista que tiene una notable colección de libros publicados sobre materia religiosa en varios idiomas, pero de entre ellos y por su actualidad y contenido, destaca sin duda uno que publicó en noviembre de 2018, casi coincidiendo con su nombramiento y en comandita con otro historiador y periodista italiano llamado Gianni Valente, titulado "Il Giorno del Giudizio" (El día del juicio). En el libro se da cuenta de una investigación periodística realizada por los autores en la que, mediante abundante documentación y testimonios internos hasta la fecha desconocidos, ponen de manifiesto las tramas de poder en la iglesia norteamericana y el brutal asalto al pontificado del papa Francisco, llevado a cabo por parte de las fuerzas y élites neocon. Los que los autores denominan en el libro como "El Cisma americano", es en realidad una fuente de división y desencuentro que está poniendo en grave riesgo la continuidad de la Iglesia Universal. Con una guerra abierta entre liberales (progres aquí) y neoconservadores que, a través de iniciativas coordinadas y ataques contra el Papa, están tratando de imponer en la Iglesia la "Teología del capitalismo", convirtiendo de esta forma al cristianismo en una ideología. En la introducción del libro se adelanta: “Lo que estamos presenciando no es solamente el surgimiento del ‘mysterium iniquitatis‘, del misterio del mal y del pecado que la ataca desde dentro y que siempre ha existido. La novedad de nuestros tiempos es que falta, precisamente en la Iglesia y también en algunos de sus pastores, la conciencia de lo que es la Iglesia […] Es una mezcla auto-referencial y destructora. Las páginas siguientes pretenden ayudar al lector a que distinga entre la verdad, verdades a medias y la desinformación divulgada por varios autoproclamados ‘medios católicos’, acompañándolo en la comprensión de lo que verdaderamente está sucediendo”. Desde que salió el libro he estado esperando a ver si editan alguna versión en español que, hasta la fecha no he encontrado, pero recientemente si he podido encontrar la traducción de algunos capítulos y fragmentos que he ido recogiendo, y de los que me gustaría dejar aquí el siguiente capítulo, pues sin duda puede ayudar a desentrañar mejor el oscuro asunto de los ataques al Papa y la procedencia de la guerra interna en la que de facto está inmersa la Iglesia. Una guerra que es considerada por los autores como un cisma, pero que yo me atrevo a sugerir la categoría de apostasía, en la medida que está causando el abandono formal e informal de la fe a millones de católicos. Es algo largo de leer pero sin duda merece la pena para entender lo que ocurre, además que nos permite distinguir sin ambages las consecuencias de utilizar a la Iglesia para fines ideológicos (las negritas son mías): Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  17. 210 points
    Seguramente habéis leído en internet sobre una supuesta "Guía de la buena esposa" que se viene atribuyendo con persistencia a la Falange, con la intención de ridiculizarla y también de hacer avanzar la causa feminista. El bulo es de tales dimensiones que ha pasado a numerosos libros editados en España y en el extranjero. Desde que me conecté a internet he visto circular este bulo y, aunque me he esforzado en explicar que ese texto no es de España sino de los idolatrados Estados Unidos, no he conseguido que me hagan mucho caso. Pero dejo que lo explique MALDITO BULO y al final añadiré una breve reflexión: Vergüenza para los izquierdistas que inicialmente difundieron este bulo con la intención que es fácil adivinar. Con especial mención a los autores, incluso del ámbito académico, que lo recogieron en su libros. Más valdría tirar a la basura esos libros. Pero todavía mayor vergüenza para los fachas imbéciles que, no sólo se tragaron el bulo, sino que se sintieron identificados con el repugnante texto y se dedicaron a difundirlo incluso con mayor vigor que los izquierdistas antes mencionados. Con eso demuestran que no son más que una caricatura que han elaborado otros. Nada que ver con la Falange original ni con el fascismo: son caricaturas andantes, sectas y tribus urbanas que florecen en el mundo capitalista. Son de la Falange como podían ser de Apple o de Adidas. Honor a MALDITO BULO por tener la honradez y la gallardía de desmontar un bulo que beneficia a sus posiciones ideológicas, pero también por hacer una excelente labor desmontando otros muchos bulos en esta internet de la mentira. En alguna ocasión he visto alguna cosa de MB (por ejemplo, en relación con la homosexualidad) en la que me pareció que se dejaban arrastrar por sus posturas ideológicas. ¿Pero quién no se deja arrastrar por su ideología en algún momento? Nadie es perfecto. El caso es que ellos se esfuerzan en ser objetivos y en buscar la verdad, a diferencia de muchos derechistas que están entregados a la mentira con pasión demoníaca. No es la primera vez que MB desmonta bulos que afectan negativamente a la derecha; también ha rebatido bulos sobre Vox y sobre otros asuntos que perjudican a ese ámbito ideológico, así que me parece que han acreditado su independencia de juicio. Muchos fachas enloquecidos, de estos que son un subproducto del capitalismo, le tienen particular manía a MB porque también rebate sus asquerosos bulos, y hasta han montado varias cuentas específicas en Twtter desde las que se dedican a difamarlos. A ese tipo de derecha, que se enorgullece de la mentira y que prospera gracias la estupidez cibernética, hay que combatirla sin cuartel, lo mismo que a los izquierdistas que mientan, aunque yo diría que hay que ser más severos con los derechistas mentirosos, porque además de falsear la realidad hunden en el descrédito a unas ideas dignas. Como dijo Manuel Hedilla: "Todos sabemos que en muchos pueblos había (y hay) derechistas que eran peores que los rojos". En internet la cosa ha ido todavía a peor. Hay que aplaudir al honrado y al que procura ceñirse a la verdad, sea de derechas o de izquierdas. Otra cosa es pura modernidad disolvente, del tipo que le gusta al Padre de la Mentira. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  18. 210 points
    @elprotegido, me ha gustado mucho tu mensaje y lo comparto al cien por cien. Te lo has currado. La verdad es que lo de Oriente Próximo es un tema complejo que no se presta a visiones maniqueas. Yo tampoco creo tener la verdad absoluta, pero me sorprende la visión fanática y maniquea que manejan los "alternativos" de izquierda y de derecha, que generalmente no han leído un solo libro sobre este complejo asunto y toman toda su información de internet. Se ha vendido como la película de que los árabes, especialmente si están constituidos en monarquía, son los grandes perseguidores de los cristianos, mientras que los chíies y los iraníes serían sus protectores. O que los árabes serían los grandes promotores del terrorismo, mientras que los iraníes serían un eficaz freno. Pero nada más lejos de la realidad si uno desciende a los ejemplos reales: 1. Palestina.- Por un lado, la Autoridad Nacional Palestina, de tendencia laica y que incorpora a cristianos en su seno, es apoyada por Arabia Saudí. Por otra lado hay una serie de grupos integristas y con frecuencia terroristas, como Hamás y Yihad Islámica, que en cambio son apoyados por Irán. 2. Egipto.- Ahora gobierna el general Sisi, suní laico que se esfuerza en proteger a los cristianos y que fue apoyado desde el principio por Arabia Saudí. Antes gobernaba Mohammed Morsi, un integrista de la Hermandad Musulmana que perseguía a los cristianos, con el apoyo de Irán. Son sólo dos ejemplos entre muchos que muestran que el tema no se presta a las visiones maniqueas que quieren imponer los "alternativos" que simpatizan con Irán y con Rusia. Pero ya no es sólo un tema de los "alternativos". Cada vez que España tiene alguna interacción política o comercial con Arabia Saudí o con el mundo árabe, en la prensa española se levanta una enorme polvareda para criminalizar estas interacciones, mientras por otro lado Rusia y otros países se frotan las manos conforme van firmando nuevos contratos con los árabes. Los pocos mercados receptivos a nuestra gran industria nos los quieren hundir. Y nos quieren enemistar con el mundo árabe-suní, que es el que tenemos al otro lado del Mediterráneo, para favorecer a los iraníes y a los turcos. Ya que mencionas las relaciones de Irán con Israel, quisiera dejar dos noticias que descubrí hace poco por casualidad. Thierry Meyssan, comentarista geopolítico proiraní que reside en Siria, enjuiciaba así los recientes sucesos: Más adelante, encuentro la siguiente confesión: Que me lleva a esta noticia de 2018 que no vi en su momento: ¡Vaya, vaya, qué calladito se lo tenían! De esto no suelen informar los medios "alternativos" pero tampoco los "oficiales". Dos artículos de hemeroteca que muestran las peculiares relaciones de Israel con Irán durante la guerra que enfrentó a este último país con Irak: Vuelvo a la actualidad del reciente ataque de EEUU en el que murieron Soleimaini y Abu Mahdi al-Muhandis. He aquí el fragmento subtitulado, procedente de un documental para la televisión pública de Irán, en el que este líder miliciano explica sus prioridades en Oriente Próximo: Llama la atención que, antes que contra Israel y EEUU, conceda prioridad a la lucha contra Arabia Saudí. Llama también la atención que considere a Trump como el providencial destructor de América. ¿Se lo habrá soplado Putin? Pero más que todo eso, llama la atención la frialdad maquiavélica con la que se refieren a las "operaciones de martirio", con las que engañan y cosifican a pobres diablos para que practiquen un terrorismo suicida que -ya lo estamos viendo- es pura política más que religión, pues de hecho el islam condena el suicidio. Me parece bien que se condene el asesinato de este miliciano y del general Soleimani por un dron estadounidese, pues los EEUU no deben ejercer de "policía mundial" mediante asesinatos a distancia que contravienen la moral tradicional católica sobre la guerra. ¡Mal por Estados Unidos! Pero también es escandaloso que algunos líderes patriotas apoyen a Irán (a cambio de visibilidad en HispanTV) y minimicen o justifiquen el derribo de un avión de pasajeros ucraniano por parte de Irán.
  19. 210 points
    Traduzco para el foro una impactante carta que hace unas semanas dirigió a sus seguidores Márton Gyöngyösi, vicepresidente del partido húngaro Jobbik*. * Jobbik es un partido de extrema derecha que siempre ha contado con una importante representación en el Parlamento de Hungría. Tradicionalmente ha sido un partido antiinmigración y no ha dejado de serlo, pero la inmigración es sólo uno de los muchos ejes de su programa nacionalista y, por otra parte, están escandalizados con la demagogia y las malas artes de Víktor Orbán, con lo que han adoptado una postura más moderada y muchos de los extremistas que había en el partido se han ido a Fidesz. Han perdido el apoyo de Rusia y consideran que Orbán es un pelele ruso. No estoy seguro de que sea un partido fiable el cien por cien, más que nada porque es un poco difícil para un occidental comprender lo de Hungría, pero me ha parecido que la carta es muy correcta y merecía ser conocida por nuestros lectores y en general por los católicos españoles. También es muy interesante lo que comenta Márton Gyöngyösi de los ataques al Papa Francisco por parte de los lacayos de Orbán, así como la disyuntiva que plantea de cristianos frente a cristianistas. No se entiende que en su día la ACdP invitase al calvinista Orbán en calidad de caudillo católico o que en los portales de información religiosa le presenten como un modelo a imitar. Tampoco se entiende muy bien que hace años en la ultraderecha española estuviesen todo el día dando la vara con Jobbik y que de repente se haya hecho sobre ellos el más absoluto de los silencios. O quizá se entiende demasiado bien la razón de esas conductas. La carta me parece digna de aplauso, si es sincera, y por lo demás coincide con muchas de las cosas que veníamos comentando por aquí. Así que vale la pena conocerla y difundirla. Abre también un debate muy interesante que no entiendo por qué no ha llegado a la derecha española. Me perdonaréis que la traducción no sea muy brillante. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  20. 210 points
    Tenéis mucha razón en lo que señaláis en los dos últimos comentarios. La tentación de dejarse llevar por el peso de las ideas e intereses privados en temas, por ejemplo como los relacionados con la fe y la religión, ha sido siempre una constante en la vida de la Iglesia, que ha ocasionado entre otras cosas que hoy existan miles de iglesias separadas. Por su carácter universal y su capacidad para establecer los límites entre el bien y el mal, nadie puede escapar por si mismo al hecho de querer interpretar la voluntad de Dios a conveniencia, para así trazar y delimitar el propio rumbo y orden moral de nuestros pensamientos y obras. Todos en algún momento pretendemos ser dioses, por eso mismo consideramos que existe una sola y auténtica Iglesia universal y un único y verdadero Magisterio, que sirven de orientación a nuestros actos y garantizan la continuidad -tradición- de la obra emprendida por Jesucristo y sus primeros apóstoles, semilla de la civilización occidental que arraigó en los campos de la cultura mediterránea y más tarde se universalizó de la mano sobre todo de nuestros antepasados. Todos queremos de alguna forma cambiar el mundo para mejorar tantas cosas que observamos torcidas o, en el peor de los casos, ponerlo a nuestro servicio. La democracia se basa precisamente en pretender unificar todos esos deseos a través de la suma de voluntades, cosa que en principio sería la más perfecta forma de gobierno, si todos aceptásemos subordinarlos a un único orden moral establecido, relacionado con el bien común de las personas y naciones. Pero desgraciadamente eso está lejos de la realidad porque, la perversión de las democracias liberales, se basa precisamente en pretender redefinir ese orden moral original, a través de la fuerza de los intereses de parte, como si el bien y el mal dependiesen de nuestros gustos y caprichos. De esta manera, todo aquello que defina el orden moral, hoy es objeto de una constante manipulación, que se da tanto en el ámbito de la "formación" como en el de la "información", pues todo ello "forma" el entendimiento y voluntad de la persona. Y en esa guerra por la manipulación del orden, que no es otra cosa que una lucha por la manipulación y el dominio de las almas, los medios de formación e información religiosa son los más expuestos a sufrir los ataques y manipulaciones de quienes pretenden ponerlo a su servicio, ya que actúan sobre la base misma de la conciencia. Como muy bien habéis señalado, hoy "las redes" de comunicación se han convertido en algo semejante a "medios de captura" de voluntades ya que, propician que las personas que acuden a ellos para informarse y reforzar así sus vínculos comunitarios, se comporten en realidad como "peces atrapados en piscifactorías humanas", donde les resulta difícil alimentarse y desarrollar su espíritu con todo aquello que queda al margen de los contenidos de dichas redes, que discriminan a conciencia todo lo que no sirve a sus intereses. De alguna forma, se trata de una especie de sustitución virtual de los pueblos y naciones tradicionales, cuyos nuevos regímenes y gobernantes a menudo se sitúan al margen del orden moral tradicional y actúan tratando de manipular la conciencia y voluntad de sus seguidores, que de esta forma pasan así a expresarse en la vida real a través del acto efectivo de las democracias liberales. Por lo general resulta bastante difícil abstraerse completamente de las corrientes de opinión que se generan en esas "factorías del pensamiento", por eso es bueno como dice Hispanorromano, tratar de informarse un poco de todo lo que ocurre en ellas, tanto a un lado como a otro del pensamiento pues eso nos permite tener una visión más completa del mundo. Pero además de eso, sobre todo es importante intentar formarse e informarse acudiendo a las fuentes originales de la tradición y el orden que, en el caso de los católicos no son otras que el propio evangelio y la interpretación que a diario hace la Iglesia, y no la de aquellos que tratan de interpretar a la Iglesia para torcer así la interpretación del evangelio. Personalmente intento leer el pasaje del evangelio correspondiente a cada día y en materia religiosa, acudir a las páginas que informan directamente de las enseñanzas de la Iglesia pues, eso me permite contrastar después, el contenido de las informaciones que se difunden en las redes con la verdad contenida en la enseñanza católica. A poco que se siga esa dinámica, si uno sigue a diario el evangelio y las homilías del Santo Padre y los pastores de la Iglesia, se dará cuenta de que ésta no anda descarrilada como muchos pretenden hacer ver y que lejos de eso, lo que sí anda bastante descarrilado son los medios, informaciones e interpretaciones que se ofrecen en muchos sitios, supuestamente religiosos donde sin embargo, la Palabra de Dios suele brillar bastante por su ausencia. Algo significativo tratándose de información religiosa. Páginas como Evangeliodeldia.org que publican todos los días las lecturas diarias de la Iglesia con breves y muy buenos comentarios, o Vaticannews.va, Zenit.org, Fides.org y Agenciasic.es que se encargan de difundir información católica y relacionada con la vida de la Iglesia, o igualmente la web de La Santa Sede que recoge pormenorizadamente todo lo que divulga y publica el Vaticano, tanto el Papa como los diferentes organismos eclesiales dependientes de Roma, u otras páginas católicas más generalistas como Aleteia.org o la Enciclopedia Hispano-Católica Universal Mercaba.org , que es una iniciativa española que lleva desde los primeros años de internet recogiendo y ofreciendo un extensísimo compendio de textos sobre religión y cultura para laicos y consagrados, o también las diferentes Webs que cada Diócesis mantiene para informar a sus fieles, entre muchas otras, sin duda permiten mantenerse informado en materia religiosa, aumentar la fe personal de cada uno y obtener en general una imagen de la Iglesia, mucho más santa, universal y distante de esas otras que ofrecen todos esos supuestos medios religiosos y partidistas, dedicados a mayormente a la confrontación de parte, la evangelización del odio o la deformación de opinión en uno u otro sentido. Así como mantener bien alimentado el cuerpo, es necesario para no coger enfermedades y debilidades, mantener bien alimentada el alma es imprescindible para no caer enfermos del espíritu y sucumbir de esta forma a las tentaciones y tropiezos que constantemente se nos ponen en el camino.
  21. 210 points
    Comparto la crítica que hace Hispanorromano, de hecho y si se piensa, Internet es la mejor forma que ha encontrado el imperio para alienar conciencias y tener controlada cualquier tipo de disidencia. Las corrientes de opinión no las genera un bloguero ni un grupo de foristas en una web de internet. A lo sumo, estos solo pueden aspirar a visibilizar determinada afinidad o disidencia frente a dichas corrientes, pero estas se generan en los "laboratorios y fábricas de opinión" que fecundan las publicaciones de las redes y grandes medios informativos, o subyacen previamente a las mismas, es decir, ya existen con anterioridad a la red y por tanto dependen de sus principios. Es el caso por ejemplo del catolicismo. Un propagandista católico, ya sea mediante blogs, videos o el medio que elija, no va a poder difundir nada que previamente no haya difundido ya la Iglesia a través de los medios disponibles con anterioridad. Si la Iglesia, como Institución, no ha podido derribar al imperio con todo el poder de que dispone, de hecho esa no es su misión, difícilmente un católico particular, que no dispone de otros medios que nos sean los mismos de la Iglesia, va a poder hacerlo por más que se esfuerce en ser creativo. El martillo no es más fuerte que la mano que lo sustenta. Sin embargo, el imperio sí que puede utilizar la creatividad de ese propagandista para conocer las fuerzas de sus enemigos y poder fabricar así las contramedidas necesarias. Esto lo vemos por ejemplo en la forma en que están cayendo una tras otra, infinidad de voluntades que antaño operaban en la red al servicio de la Iglesia y hoy, debido a las corrientes de opinión que generan ciertos medios, están virando hacia posiciones cismáticas o cuanto menos controvertidas, y con ellos arrastrando a otros que buenamente se fiaron en su día de esta gente. ¿Cuantos de esos blogueros que hace unos años comenzaron su actividad con la noble intención de servir a la Iglesia, hoy están emitiendo juicios y opiniones perjudiciales o directamente contrarias al evangelio? La fuerza de la corriente es capaz de arrastrar hasta los árboles más firmes. La única utilidad que, como católico, yo le veo a operar en Internet, es la de poder complementar con la palabra, la evangelización con las obras que debiéramos obrar e nuestras vidas. Y si acaso construir refugios que sirvan de descanso a aquellos que anden buscando algún consuelo o fortaleza donde avituallar o reponerse. Pero el mundo no lo vamos a cambiar en las redes sociales ni el imperio va a caer porque ningún David internauta esgrima su onda poderosa en la red de redes, de hecho son eso, redes, es decir, medios donde la gente caemos como pececillos incautos, la mayoría de veces en manos de desaprensivos y en cierta menor medida también de buena gente o al servicio de causas nobles preexistentes pero, las redes sirven para pescar, es decir, para sacar a la gente de su realidad, y no para derribar imperios.
  22. 210 points
    A casi 48 horas del atentado dirigido contra nuestros compatriotas hispanos, la única reacción positiva que he observado ha sido ésta: Pero Falange Auténtica es un grupo muy minoritario (no creo que pase de 50-100 afiliados en toda España) y por lo demás no suele ser muy ortodoxo en sus planteamientos. En el resto de grupos falangistas, carlistas, piñaristas e identitarios no he observado ninguna reacción dentro de sus medios oficiales. Tampoco en VOX. Parece que no hubiera tenido lugar el atentado. Insisto en que se trata de un asunto muy grave: es un atentado terrorista dirigido contra nuestros compatriotas hispanos (el mayor de este tipo en los últimos cien años) y de alguna manera ha sido inspirado por las personas que ocupan el poder en Estados Unidos. Porque decir que que esto no tiene nada que ver con Trump sería como decir que la Noche de los Cristales Rotos no tiene ninguna relación con Adolf Hitler. Este tipo de atentados hay que combatirlos desde nuestras convicciones católicas: sean quienes sean los asesinados, no está bien matar a gente de forma indiscriminada. Pero en este caso a las consideraciones católicas se unen las patrióticas: han ido a por los nuestros (si el hispanismo es algo más que retórica) y no de forma aleatoria, sino siguiendo orientaciones propagandísticas muy precisas. Es un atentado contra España que en otros tiempos más viriles habría sido considerado casus belli por la mayoría de españoles. Por tanto, sorprende poderosamente que no haya habido ninguna reacción ni en Vox ni el resto de partidos que se consideran patriotas. La única explicación que se me ocurre a esta ausencia de reacciones es que de alguna manera simpaticen con el asesino antiespañol, como simpatizaron abiertamente con el asesino antimusulmán de Nueva Zelanda y como simpatizan con el trumpismo identitario de cuño moscovita que viene inspirando estas acciones. Y esto es casi más grave que el propio atentado. Porque algo muy grave ha tenido que suceder en nuestra psique española para que unas personas que se proclaman patriotas apoyen a la basura yanqui que asesina a nuestros compatriotas en Tejas y que niega la españolidad de Tejas. Si Vázquez de Mella o José Antonio viesen este espectáculo, sacarían el látigo y quizá algo más. Una aberración de estas características sólo puede explicarse por una dirección internacional que impone a los patriotas ideologías y estrategias que van contra los intereses españoles. Una cuestión todavía más grave que la ausencia de reacciones es la existencia de reacciones que de algún modo banalizan, justifican o apoyan el atentado contra nuestros compatriotas hispanos. Desde las primeras horas, uno de los que ha jugado a ese juego ha sido el Coronel Pakez sobre el que abrí un hilo crítico hace unas semanas. Pakez además pone en copia a dos políticos anglosajones. Puede parecer un brote aleatorio de conspiranoia, pero lo cierto es que Pakez considera que el pueblo tiene derecho a tomarse la justicia por su mano con los inmigrantes: Y dice que el atentado es una campaña contra Trump o para desarmar al "noble pueblo de los USA": En el artículo que critiqué, Pakez daba a entender que su hondo amor hacia España y sus esencias católicas le llevaba a cierta indiferencia ante la suerte de Cataluña, dado que España, según él, era eterna y por tanto indestructible. ¡Qué bonitos pensamientos! Pero ya se ve que ese hondo amor hacia España no le llega para lamentar la muerte de unos compatriotas hispanos asesinados por un bastardo yanqui; no le llega ni siquiera para respetar a los muertos y a los que son perseguidos por su condición de hispanos. Sí para hacer un canto al "noble pueblo de los USA". Uno de los que retuitea las majaderías de Pakez es un tal American Requeté: En este otro mensaje cita a un agente ruso para afirmar que el atentado es obra de la Red Gladio con la colaboración del Vaticano: No es un cualquiera este American Requeté. Es una cuenta muy citada por cuentas oficiales de la CT, como se puede comprobar en la sección de cuentas sugeridas por Twitter, a la derecha. Verdaderamente, internet está produciendo una demencia generalizada en sectores políticos que antes parecían cuerdos. Javier Villamor, miembro del HSM y de Hazte Oír, también juega a lo mismo: Son unos pocos ejemplos. Me parece extremadamente grave todo esto y confío en que también os lo parecerá a vosotros. Es grave que se produzcan atentados terroristas contra nuestros compatriotas, pero es casi más grave que la reacción de algunos españoles, en particular de los que se consideran patriotas y católicos, sea de apoyo al terrorista a nivel extraoficial y de una indiferencia cómplice a nivel oficial. Algo ha cambiado, para mal, en la derecha y en el patriotismo. Sea cual sea el origen de este comportamiento traidor y anticristiano, debemos poner todo nuestro empeño en combatirlo.
  23. 210 points
    La frase es para enmarcarla: Al margen de que no nos gusten algunos aspectos de este Papa, no hay duda de que es el Papa y de que no hay un "papa alternativo". Laminar la autoridad del Papa en función de sentimientos personales con escasa relación con la realidad, sin ofrecer además ninguna alternativa, como hacen los conservadores, es trabajar para la destrucción de la Iglesia. A la hora de juzgar a un papa, sería un un grave error guiarse por lo que publican trapisondistas como Ariza, Fernández de la Cigoña y Bustamante*, a los que la democrática internet ha concedido la posibilidad de presentar sus detritos de perros rabiosos como si fueran juicios fundamentados. Sería un error guiarse por estos opinadores maliciosos que, además, tienen una dirección internacional cada vez más clara. Una dirección que no es nada favorable a los intereses españoles ni en general a la Iglesia católica. En Francisco veo a un Papa cuyas formas no me gustan exceso y que ha cometido algunas equivocaciones, pero no más que sus predecesores. Veo a un Papa que está animado de una buena voluntad que, en algunos aspectos, me parece más limpia que la de algunos predecesores. Veo a un Papa bueno que trata de sacar la Iglesia adelante en medio de enormes dificultades, pero al que desde el principio la derecha amoral y apátrida ha tratado de boicotear de forma salvaje, negándole el más elemental respeto que se le debe a un padre, a un papa, sólo por el hecho de serlo. Al principio de su papado yo era crítico, como lo he sido con papas anteriores, pero cuando he comprendido el juego sucio que se traen entre manos sus detractores, no me ha quedado más remedio que tomar partido por este Papa, por un deber elemental de justicia y por el deber católico de defender a la Iglesia amenazada. ----- *Por cierto, la CTC ha decidido premiar la febril actividad cismática de Luis Fernando Pérez Bustamante concediéndole una columna en su publicación oficial, Ahora Desinformación, desde la que seguir vomitando su odio antipapista de criptoprotestante: Luis Fernando Pérez – Ahora Información
  24. 210 points
    Un episodio con tintes parusíacos, muy espeluznante. Aunque considero siempre que el culpable de los crímenes cometidos no es otro que el criminal, las redes sociales y, en general, la sociedad de la información contemporánea tienen su parte responsabilidad sobre estos actos. El enorme mal que supone la libertad de prensa, siempre certeramente condenada por la Iglesia, ha llegado a su paroxismo en un mundo en el que Internet es un lugar en el que la información se distribuye de manera inmediata... sin control real ninguno. Sin negar que Internet ha supuesto un gran avance en la transmisión de conocimiento, su difusión de hábitos insalubres e ideas perniciosas ha transformado a las sociedades hasta un punto en el que algunos hacemos balance negativo, o muy negativo, del mismo. En este caso, como en muchos otros, tenemos a una persona seriamente perturbada que en Internet ha encontrado un pozo sin fondo en el que inspirar a su cerebro retorcido. Los detalles de esta vil masacre dejan claro que semejante acto atroz no se explica sin entender los usos y costumbres de la sociedad de la información. La inspiración del acto terrorista nace con inquietante precisión de la naturaleza de Internet y de la forma en la que lo utilizanos. Como solemos decir, habría que exigir un sometimiento del contenido de las redes al control estatal, pues aún estamos a tiempo de revertir parte de los daños causados. Y no sólo por el ya poderoso motivo de la necesidad de control del terrorismo: muchos otros podemos dar. El problema es que tal medida supondría una cierta restricción de libertades y comodidades proporcionadas por la estructura actual de Internet, por lo que soy pesimista a que una propuesta de esta índole tenga buena acogida en una sociedad democrática. Por otro lado, tampoco vinculo el atentado al ascenso de los movimientos identitarios, del mismo modo que -hasta donde llegan mis conocimientos- no considero que el yihadismo sea una consecuencia necesaria del Islam. Lo digo aún siendo crítico con el identitarismo y rechazando la postura de confrontación total con el Islam que defienden esos grupos políticos. Simplemente creo que el factor de Internet y las redes sociales son, con mucho, la principal causa "externa" o "exógena" de parte de los actos terroristas actuales de los que, reitero, sólo considero culpable al terrorista.
  25. 200 points
    Vaya por delante que quien escribe el artículo traducido en El País es alguien más cualificado que yo, desde el punto de vista académico, para hablar del tema del cambio climático. Sin embargo, me permito decir que no estoy completamente de acuerdo con el artículo, esencialmente por la conclusión que se da al mismo. Tras exponer, acertadamente, muchos de los problemas e inconvenientes importantes que surgen al tratar de predecir el clima, el autor concluye, en el párrafo final y sin proporcionar ningún argumento sólido, que, a pesar de todo ello, las predicciones que se manejan actualmente sobre el cambio climático y sus causas son correctas. Es decir, no parece haber argumento de más peso que el consenso de los expertos, que si bien es algo que no debemos desdeñar (a priori, es juicioso tomar en consideración la opinión del que sabe más que uno mismo), algunas personas podrían considerarlo insuficiente o incluso poco honesto intelectualmente. Está claro que el estudio físico-matemático del clima es un problema extremadamente complicado, como bien señala el articulista en el inicio de su escrito. Sin ir más lejos, las citadas ecuaciones de Navier-Stokes (fundamentales en la mecánica de fluidos) están muy lejos de ser completamente comprendidas matemáticamente, incluso en versiones bastante simplificadas, aunque sean utilizadas diariamente en simulaciones numéricas por los ingenieros. La posible existencia, a largo tiempo, de "singularidades" o "explosiones" en las soluciones de la ecuación es un problema extremadamente complejo, y con indudable relevancia física, considerado uno de los siete "problemas del Milenio" por el Instituto Clay. Y aún suponiendo que se llegue algún día a resolver esta cuestión, presumiblemente los especialistas deberían enfrentarse posteriormente a muchas otras incógnitas, quizá de dificultad aún mayor, impidiendo esa comprensión más o menos precisa de la ecuación de Navier-Stokes. Es decir, no sólo hay limitaciones técnicas a la hora de hacer cálculos: en realidad nuestro conocimiento teórico de los modelos de mecánica de fluidos (de los modelos climáticos en definitiva) no es del todo satisfactorio, y desde luego no lo será en muchos años (o nunca). Aún así, hay que reconocerle al artículo que señale las dificultades presentes en el estudio de la evolución climática. Se echa en falta esa humildad entre los especialistas científicos de todas las áreas, muchas veces empeñados en dar respuestas tajantes y rotundas a cuestiones peliagudas para contentar a sectores políticos determinados o para poder dejar una cierta impronta. Hay una tendencia en la actual sociedad apóstata a considerar las ciencias naturales como una especie de verdad revelada, sustitutiva de las religiones, con respuestas para todo. La labor de los científicos (aún de los ateos) honestos debería ser la de explicar las numerosas limitaciones de su campo, delimitar el tipo de cuestiones que pueden responder o no, así como detallar el grado de fiabilidad de sus estudios. Para concluir, debo decir que cuando más estudio este asunto más me reafirmo en mi escepticismo, en particular por lo que respecta a la supuesta influencia humana en la evolución del clima. Pienso que el problema es tan complejo que realmente es muy difícil poder cuantificar correctamente la influencia del hombre sobre la evolución climática.
This leaderboard is set to Madrid/GMT+02:00
×