Jump to content

Leaderboard


Popular Content

Showing content with the highest reputation on 09/05/2019 in all areas

  1. 100 points
    Geniales vuestras respuestas. En todas encuentro reflexiones de gran provecho. La distinción entre letras y ciencias se me antoja un poco artificial. No sé cuándo se adoptó. Pero supongo que será por la época en que se empezaron a minusvalorar los saberes no empíricos. Creo que de alguna forma al segregar las "letras" se las mete en un gueto. Generalmente tiran por ese camino los estudiantes que sacan peores notas. En mi época se decía que ser ingeniero te abría todas las puertas: un ingeniero puede hacer cualquier trabajo mientras que el resto de profesiones no podrán hacer nunca el trabajo del ingeniero. Quizá sea cierto en las ingenierías más clásicas, como caminos, industriales o minas, pero en informática es más bien lo contrario. Cualquiera puede hacer el trabajo del informático si demuestra talento. ¿Por qué no se adoptan números clausus para las diferentes carreras? Creo que evitaría gran parte de la insatisfacción laboral, de gente que no encuentra trabajo "de lo suyo" o que ve defraudadas sus expectativas. La especialización es necesaria para que avance el conocimiento, pero demasiada especialización puede crear personas que saben mucho de una parcela muy pequeña pero muy poco sabias. No se debería perder cierto enfoque general. No sabría decir quién manda el mundo, si los de letras, los de ciencias o los ingenieros. O quizá manden los que tienen "inteligencia emocional". Pero el caso es que flota como la idea de que la teología, la filosofía y las letras son paparruchas que deben subordinarse siempre a la ciencia y a la técnica. Así pues, las grandes decisiones, las que atañen a los fines, deberían tomarlas siempre los científicos y los técnicos, y los demás sólo pueden asentir o callar. Por otra parte, hay un sector muy reducido de ingenieros -aunque tienen poco que ver con los ingenieros clásicos- que sí que disfrutan de un inmenso poder y que, movidos por ideas claramente misántropas, están haciendo y deshaciendo en la sociedad sin que nadie se atreva a toserles. Me refiero a lo que se mueve en Google y otros gigantes de Silicon Valley. Cito un párrafo de una noticia reciente: Es un simple botón de muestra de las delirantes ideas que albergan unos pocos ingenieros que ahora mismo tienen más poder que muchos jefes de Estado. En realidad, tienen ideas más peligrosas que éstas. Con lo que quizá deberíamos procurar que esta gente no decida sobre el rumbo que debe tomar la sociedad.
  2. 10 points
    Vanu, te leí algo en otro foro sobre los "ingenieritos". ¿Podrías desarrollarlo? Creo que conoces el ramo, como también lo conozco yo, aunque en mi caso en la parte más débil, la informática, que algunos ponen en duda -y sospecho que con razón- que sea una ingeniería. Temas interesantes: * el desprecio por los estudios de letras ("carreras de pinta y colorea"); * el desprecio por cualquier conocimiento que no tenga una aplicación práctica; * el desprecio incluso por las ciencias y los científicos; * poco espíritu crítico; * visión de la realidad muy limitada; * ausencia de preocupación por los fines: todo vale si es técnicamente posible; * propensión al fanatismo que resulta compatible con una visión utilitaria de la vida; * ningún interés por la lectura; * soberbia de creerse la élite profesional cuando, en la práctica, cobran menos y están más explotados que muchos curritos y que mucha gente de letras.
  3. 10 points
    Probablemente lo mejor del hilo sea la advertencia de Javier--> una cosa es tener el titulillo y otra ejercer de... La titulitis viene a ser el afán por el título, como sucedía en otros tiempos con el título nobiliario con el que algunos pretendían patente para echarse a dormir. Nos recuerdan nuestros pensadores que la frase del famoso "nadie es más que nadie" tiene una parte que la completa y da sentido... "si no hace más que nadie". A otra escala, volvemos a ver el mismo esquema con los racistillas que pretenden elevar su color de piel a prebenda nobiliaria, "sin haber demostrado previamente". Ese es el sentido de su afición a supuestos estudios infalibles que demuestran la superioridad intelectual de nosequé raza sobre la otra... a través de los cuales yo, como individuo perteneciente a la "buena"raza no tengo que demostrar más capacidad sobre un individuo de la raza "mala", bastando solo con esgrimir el color que me identifica con la primera... sin hacer nada más. Pues esos son los "ingenieritos" de los que hablábamos. Y luego, pues están los "ingenieros" de los que nos habla Javier, faltaría más. La generalización nos ha llevado un poco a ser injustos tomando al todo por una parte, como suele pasar.
  4. 10 points
    Javier, Español sabe como el resto que no se puede imponer ni se debe intentar imponer la Fe a nadie. El trasfondo es otro. Es más, la dirección del intento de imposición parece ir más bien en otra dirección. A mí me parece que se intenta convencer de que la cabeza visible de la Iglesia y buena parte de su jerarquía está en su mayor parte podrida. Como mínimo creo que es comprensible que algunos nos pongamos en guardia ante semejantes acusaciones. Que eso, que por mí puede seguir aportando cosas. De hecho ha dejado cosas muy interesantes en todo este tiempo. Saludos.
  5. 10 points
    Tengo la misma impresión que vosotros con respecto a lo que decís de los ingenieros, aunque no conozco el sector desde dentro y me guio por referencias de familiares y conocidos. Lo del desprecio a las carreras de letras es bastante típico, aunque en justicia eso no sólo es atribuíble a ingenieros y por lo general la mayoría de científicos también comparten esa misma sensación de superioridad. A su vez, los científicos suelen despreciar a los ingenieros por considerarlos personas que aplican procedimientos sin entender el fenómeno de fondo, y los ingenieros consideran que la ciencia teórica no merece la pena por sí misma por no tener utilidad inmediata. Luego ya se podría entrar en otros "piques" entre los científicos, los físicos frente a los matemáticos, los químicos frente a los biólogos, etc. Por lo general, en todos los sectores hay personas que tienden a creer que su ocupación es la más excelsa que uno puede hacer. Sin embargo, en una época tan utilitarista como la nuestra este efecto se ve enormemente amplificado entre los ingenieros y, en menor medida, en algunas disciplinas científicas.
  6. 10 points
    Hombre el sector de obra pública en España era colosal y eso alimentaba mucho a esas empresas, generando mucho trabajo en caminos. Con la crisis muchas empresas han tenido que internacionalizarse y la demanda de ing. De caminos ha caído mucho, siendo de las ingenierías con mas paro al salir actualmente. También ayuda que hay buenas facultades reconocidas internacionalmente (UPM caminos, la 4 o 5 a nivel mundial). Como ya se ha comentado en BBJ y aquí, la universidad deberá adaptarse a las necesidades del país de forma muy dolorosa a su pesar, en especial las facultades de ciencia e ingeniería. Y a los médicos, siendo unos grandes profesionales sin lugar a dudas, lo que les salva son los números Clausus restrictivos a las plazas de MIR disponibles. Así todos los egresados de medicina tienen su plaza MIR al salir, aunque sea de médico de familia. A finales de los 70 y en los 80 no hubo control en los egresados, saliendo médicos a paladas que luego no podían ejercer en el mercado laboral. Se diría que se daba una situación análoga a las ciencias e ingeniería de hoy en día con la consiguiente devaluación de la profesión. Médico? Pa que sirve eso ? Si en mi restaurante tengo a 3!!! Y comentarios así, hasta que se decidió poner coto a los egresados, con el resultado que en pocos años volvió a ser una profesión valorada y respetada por la sociedad.
  7. 10 points
    bfff... no me extraña que seamos una página tan poco popular, repartimos estopa patós, pero qué le vamos a hacer... ¿disimular para caer bien?
  8. 10 points
    Os doy la razón palabra por palabra a todo lo que comentáis. Los ingenieros (yo lo soy) son muy muy soberbios, y desprecian todos los demás conocimientos. Lo más sangrante del desprecio por las letras es la cantidad de compañeros que tenía (algunos de matrícula de honor) que escribían con faltas de ortografía, o sin poner las tildes. Nulo o bajo sentido crítico. Cuando más industrial es la carrera más se acentúan estás características. Apenas tenían apego por la política, la filosofía o los grandes escritores. Quizás las carreras de informática y teleco (las famosas tic) son un poco más humildes, y por eso mismo los industriales o camineros las tienen como ingenieros de segunda (informática no es una ingeniería, son unos frikazos todos). Si acaso medio respetan a los médicos, y aún así con reticencias. Médicos que en mi opinión son lo que mejor están de los titulados universitarios, pues hay unos números Clausus mínimamente razonables y una formación más holística. Suelen tener interés por otras ramas del saber, incluso alguno peca de pedante. Pero ya a un enfermero lo ven como a un pardillo. También es cierto que este país tiene la industria que tiene, y que la malísima planificación de las universidades ha creado una horda de ingenieros y arquitectos que nunca van a ejercer de lo suyo y te los encuentras de camareros, en cualquier tienda u opositando, como se comenta día a día en burbuja.
  9. 10 points
    Creo que finalmente el último punto es la clave de todo. Viene a ser un poco el mecanismo que utilizaron en su día los nazis y siguen utilizando hoy los nacionalistas de otorgar u arrogarse una superioridad sobre el resto, utilizando un prestigio preexistente. Ensoberbecimiento y vanidad. Al final con esas alabanzas lo que haces es crear falsas expectativas o incluso atontar a dicho colectivo. En el caso de los nazis sí es verdad que consiguieron imantar a toda una nación tras la creencia arrogante de superioridad. Algo así posibilita logros que en "estado normal" no son posibles por las resistencias internas naturales inherentes a cualquier colectivo. Pero, si lo miramos con un poco de perspectiva, lo que logró el nazismo fue agilipollar a toda una nación. Con los ingenieritos, a otra escala, pasa algo similar. El prestigio previo procede de épocas pasadas en que escaseaban los titulados, los pocos que había solían pertenecer a familias bien posicionadas, etc, y automáticamente alcanzaban un estatus. Cuando Felipe González "democratizó" las universidades y abrió puertas a amplios sectores que antes no habían accedido pues... como que esa idea influyó mucho a la hora de encauzar a la chavalería por el título de ingenierito. Pero lo que no se democratizó fue un poco fue la mentalidad elitista, que parece siguió impregnando a cada título expendido y firmado por el Rey. La realidad del mercado laboral español no permitió llevar a la realidad estas expectativas y, más que favorecer un salto espectacular en la aplicación ingenieril de las empresas, prácticamente lo que se dió fue el clásico reequilibrio oferta/demanda... dando lugar a sueldos bastante más modestos de los que se suponía el recién licenciado. Automáticamente vienen las frustraciones, con estas las búsquedas de culpables, etc., pero como que no queremos readaptar la actitud elitista originaria. Creo que el desprecio por las letras entre los ingenieritos viene por ahí. Además de la necesidad del frustrado de encontrar otro que sea más pringado que ellos... en esto me recuerda a los identitarios encantados de tener razas supuestamente de menos capacidad que ellos. No es original lo que estoy escribiendo pero viene un poco a ser mi percepción. En cualquier caso, a día de hoy, pongo jerárquicamente por encima a las letras o humanidades que a las técnicas, ya ni siquiera al mismo nivel. Al final, diría que el buen ingeniero lo que hace es aplicar esquemas lingüísticos a la hora de acometer los problemas. Una cosa que llama la atención de los ingenieros alemanes, por ejemplo, es su gran nivel retórico -en el buen sentido, no en el de charlatanería- su capacidad de expresión verbal, de comunicación y estructuración en las reuniones de trabajo. No solo de los ingenieros, sino de cualquier persona de un mínimo de estudios.
  10. 10 points
    Si la conspiración se basa en el engaño, la conspiranoia se basa en el engaño sobre el engaño. Y en este caso concreto, menos multiplicado por menos no es igual a más... La Gran Conspiración y todos sus sucedaneos adaptados a personalidades de todo tipo y circunstancia, es contra Cristo. Dios, o una idea de Dios, se libra de algún modo, precisamente en el modo en que nunca sabremos de Dios y esa es precisamente la figura de Cristo. La "idea" más concreta y viable racionalmente hablando de Dios, resulta ser Cristo. Ahí están reflejados todas las ideas, religiones y conspiraciones que tratan de eliminar a Cristo como idea concreta de Dios.
  11. 10 points
    Ah, sí, se me ocurre una cosa. Que es una lección a aprender para quienes en su día hemos coqueteado un poco más o un poco menos con el conspiraicionismo... ahora vemos cómo el centro de la diana es la cabeza visible de la Iglesia, a la que tratan de alcanzar con fuego supuestamente amigo. Dejando a un lado el que haya más o menos cosas que podamos compartir con el proceder del actual Papa. Que las conspiraciones existen... sí, la gran conspiración también, la del Malo. Pero resulta que la actitud vital que podemos denominar "conspiracionismo" es en sí mismo una conspiración, un arma de aquel pues sirve de utilidad a la Discordia, que es la principal motivación de ese ser.
  12. 10 points
    Buen hilo y excelentes participaciones. Confieso que yo he tenido esa tendencia conspiranoica que desarrollé en los primeros años de BBJ coincidiendo con la crisis que fue mi propia crisis de manera extraordinaria. Poco leído -me maravilla en muchos de vosotros el manejo de libros que tenéis- y a la vez curioso, el tiempo libre y la avalancha de "información", fueron los ingredientes de abrir mis ojos como platos ante tantos datos y secretos pregonados como si efectivamente "algo" distinto estuviera pasando. Distinto y extraordinario pues venía en auxilio de aquellas dudas, fracasos y frustraciones para cuya explicación en mi fuero interno, no encontraba nada que no fuera: qué mundo más hi de pu nos toca vivir. Pero esa conclusión te dejaba postrado, incapaz, sin esperanza. Estocnsn todas esas teorías venían a explicar la razón de ser de las cosas. Precisamente, nuestra mente estructurada (alienada, controlada, aborregada.... que tanto se decía y se dice) era la responsable de no detenerse en el efecto caótico en que se había convertido la realidad como es... Tenía que haber una explicación, si no para todo, si para lo más acuciante. Y además, tenía que haber un voluntad expresa detrás de todo, pues era yo incapaz de desprenderme de la idea de que había una inteligencia finísima detrás de todo. Finísima y tenaz, de "larga data", en la que "algo", movido por "algo" había sido capaz de pergeñar "algo" a lo largo de siglos y que por fin había empezado a dar señales claras de éxito y premio a esa voluntad pétrea, al mismo tiempo que "otros" conseguían traernos la explicación adecuada. Desde la antigüedad (muy variable según el caso), pasando por sucesos históricos a los largo de siglos, se habían ido gestando lo mismo grandes venganzas que grandes resistencias. Un mundo "mítico" de sociedades, dragones de diferente color, que siguiendo la largura de sus raíces nos llevan a las edades védicas, a las deidades paganas tansmutadas en seres de otras galaxias, a Yavé, a los judíos y a Egipto pasando por Babilonia... Todo apuntaba a que había, efectivamente, una explicación "racional" a los eventos nuevos para los dormido, pero que los despiertos habían estado predicando milenios como quien grita en el desierto. En cierto modo estábamos adorando a nuestros ídolos de oro haciendo caso omiso a la "inteligencia", a la consciencia cósmica, a los "hermanos ascendidos".... Moisés había bajado del monte y comprobando cuán fácil es para las masas caer en la idolatría del dinero, de la vida sin más que el horizonte pequeño y personal, rompió furioso de nuestra flojera las tablas de la Ley que debían orientar nuestras vidas más acá de que las comprendiéramos. Pero bajó -descendió- con otras palabras que Yavé le había dicho y que nos parece razonable fueran secretas, pues si tan fácil fuera dejarnos llevar por la materialización inmediata en aquellos ídolos dando respuesta a nuestra inclinación transcendente en su modo tanrústico, no hubiéramos sido capaces de comprender los códigos tras la exigencia de cumplirlos sin hacer preguntas. Y aquí encuentro el meollo de todo ésto: "no quiere que comáis de este árbol porque sabe que seréis como Él". Destripar esta frase tiene su aquel: ¿Puede una criatura ser igual a su creador?. ¿Podría Dios ser capaz de crear a otros dioses idénticos -clónicos- a Él sin tener en cuenta ninguna consideración al margen de querer hacerlo?. ¿Podría la Causa incausada dar origen a entidades clónicas que no serían sino causas "causadas"?. ¿Cómo podrían "Ser" lo mismo si no hay en ellos "la primera voluntad"?. Preguntas -ejemplos- que ponen de manifiesto la necesidad humana de ir al fondo de las cosas pero inspirados por una voluntad que no se detendrá en respuestas "insatisfactorias" que acoten la libertad de llegar al fondo de las cosas... De hecho, cuanto más complejas las respuestas, y más contradictorias, más estimulantes nos resultan como modo de eludir una realidad que nos aplasta como bota indiferente pisando un hormiguero. Estoy convencido de que la "intención" de todo es "romper" la estructura de la civilización cristiana identificada ya en la "Matrix" (matriz, estructura, filas y columnas, planos "acotados"). Tal vez tenga que ver con las "meditaciones" de un "pueblo" que tampoco quiso aceptar la realidad de aquel Mesías que no cumplía con su interpretación de lo que habría de ser el Mesías, y como niño frustrado por no ver entre los regalos aquel de su máxima preferencia, elucubra que los reyes magos le estaban gastando una broma y busca, revuelve en lugares raros, aquello que de ninguna manera habría de serle negado... Ingenuidades infantiles (y no tanto) que en tantos casos duran toda la vida resistiéndose a la realidad buscando explicaciones "alternativas" que dejan a Dios fuera del centro ahora ocupado por nosotros y nuestras "necesidades", convirtiéndolo en un "bromista" que juega al escondite o a los dados... Antes que todo ésto había tenido "contactos" con el Mal. Nunca se trató de temas complejos ni elaborados sino de cosas sencillas y de "miradas". Mis casos "diabólicos", en lo que atañe al caso concreto, son cosas muy ordinarias. Lo extraordinario era "la sensación" de estar frente a algo súbitamente negro y desconcertante por sí mismo y por el hecho de que escapaba completamente del ámbito del hecho. Por eso digo "sensación" y no reacción más o menos iracunda ante un hecho vulgar y predecible. Cinco años "interno" en colegios de curas de los que renegué en cierto modo sin llegar a ningún drama hasta la "crisis", pasando por el Zen y la vida sana y natural, me libraron de caer en la red anti-matrix... Si había experimentado el mal de manera tan viva -y subjetiva siendo sinceros- debía por fuerza existir el Bien. Y si existe el Bien -o el mal personificado, no como mera tragedia o dolor- , éste debía ser "racionalmente" también personal. Una vaga idea de Dios sostenida "a mi manera" en mis años de Zen pero que venía de mi adolescencia, volvía así a tomar un protagonismo primero en mi mente con hecho racional, y luego permeando poco a poco mi corazón... Inescrutables son los caminos de Señor. Al caso que nos ocupa El Español ha vuelto a dar con las claves adecuadas. El mal y sus efectos "domésticos" ha estado y siempre estará en la Ciudad del Mundo por mucho que insistamos en convertirlo en la Ciudad de Dios. La buena noticia es que la Ciudad de Dios triunfará cuando Cristo regrese y la otra buena noticia en que la Ciudad de Dios "ya está" en nuestros corazones. Todas las teorías conspirativas, ciertas o no, son un reflejo de los afanes por lograr el poder a costa de todo y de todos; de sembrar cizaña y desorientación; de romper la relación entre causas y efectos proponiendo idealidad misteriosas que están más allá, intocables, de las causas y sus efectos. Así como tuve aquellas experiencias "malignas" en circunstancias del todo ordinarias, hoy veo que se ponen de manifiesto en las circunstancias extraordinarias. Si era necesario un "sexto sentido" -o locura- para apreciar a la entidad perversa en medio de lo cotidiano, no es apenas necesario para justificar los sucesos extraordinarios. Confundir o procurar confundir la naturaleza real de los "entes implicados" en este mundo tan confuso, forma parte de lo mismo: la mentira es muy poderosa porque consigue destruirlo todo, y la verdad que nos aproxima a Dios, tomada como simple hecho racional, dejando al margen la Revelación, es un camino tortuoso lleno de incertidumbres y de fracasos. Destruir es más fácil que construir y la "cama" de subjetividad y al final siempre de sospecha, se abre camino entre las murallas frágiles del sentido común y de la reflexión orientada por la Fe, la cual no es obra nuestra y por ello es tan repudiada por quienes sin saberlo han interiorizado que los "dioses" creados por Dios, son igual de poderosos y además comprensivos con nuestra naturaleza imperfecta frente a un Dios justiciero y celoso...
  13. 10 points
    Se me pasó ponerle en el hilo dedicado al "asiatismo" de Nietzsche, pero total, aquí también puede caber el mensaje. Adolf Hitler explicó en su libelo carcelario de forma abierta la pulsión expansionista germana y argumentó que su única dirección posible, por falta de espacio en occidente, es hacia la despoblada Rusia. Hasta la fecha este empuje sólo ha dado lugar a conflictos y guerras pero solo es cuestión de tiempo el que le encuentren un encaje de forma pacífica. En realidad, las américas de los alemanes son las rusias, Asia. Las líneas del gurú ruso Duguin, para colmo, se alinean con ese imaginario. Mi impresión es que uno de los intereses rusos por desestabilizar Europa tendría como objetivo el atraer Alemania a su órbita. Una vez logrado eso, le habría comido torreno a los USanos en el continente, que quedaría prácticamente convertido en un patio trasero. Mirad, os pongo un ejemplo puntual de lo que bien podría ser un día una realidad proyectada, teóricamente factible si las oligarquías rusas y alemanas llegasen a entenderse. Y ojo, que llevamos años de movimientos geoestratégicos en Austria y Alemania en esa dirección (Schöder sería la punta del iceberg, la línea del Nordstream una consecuencia de todo esto...). Solo os resumo a grandes rasgos la historia de este tipo de personajes, cada vez más habituales en la Europa del Este. El tipo ha conseguido en Rusia: * espacio. * no restricciones a la producción. * mayor pago por litro. *subvenciones estatales (sobre corrupción rehusa hablar ante las cámaras). A la parte rusa le interesa de él: * iniciativa, buen saber hacer. * paga bien y de forma regular a los locales, también hace obra social (le tienen como a una especie de "semidios", cualgan sus cuadros en las guarderías que levanta en los pueblos donde se asienta). El tipo asesora, dicen, al gobierno putiniano en política agraria. Salió del sur alemán en los 90 de una ganadería con 14 hectáreas de terreno, ahí ha alcanzado 130.000 hectáreas de terreno, que le sostienen más de 20.000 cabezas de ganado. Es el caso más impactante pero hay más. En Rumanía ya os comenté cómo cada vez más alemanes están apropiándose de ingentes cantidades de terreno, apoyados en la degeneración del tejido político y productivo local. Europa del Este y Asia pueden ser el plato perfecto para saciar ese ímpetu expansivo de un sector empresarial alemán con ambición desmedida. No descartaría futuras alianzas, esta vez sin guerra entre ellos. La cuestión para nosotros, es a qué papel aún más reducido quedaría el papel de nuestro país en el escenario de semejante Europa. Yo quiero Hispanidad, no solo por el Corazón y de las tripas sino también por la cabeza.
  14. 10 points
    Se ha publicado un estudio psicológico sobre los rumores falsos y el complotismo que el psiquiatra Pablo Malo resume así en español: Conozco a una persona que cuadra perfectamente con este perfil, y en internet hay cientos de ejemplos a la vista, pero me parece que existen otros perfiles diferentes. El problema de la psiquiatría y de otras ciencias es que lo intentan llevar todo a su terreno, lo mismo que el sociólogo le busca explicaciones sociológicas y el politólogo le busca explicaciones políticas. Haría falta un enfoque más generalista o "multidisciplinar", como dicen ahora.
  15. 10 points
    En otro hilo os comenté que Macron habló recientemente de una Europa unida desde Lisboa a Vladivostok. El General De Gaulle hablaba de una Europa unida desde Lisboa hasta los Urales, con lo que excluía a la parte más asiática de Rusia. Desde que Macron pronunció esas palabras, la prensa rusa está hablando de Marcon en términos elogiosos y hace todo lo posible por publicitar sus palabras. Por ejemplo, en RT: En estas últimas semanas han tenido lugar cuatro noticias de importancia: Trump quiere a Rusia en el G7 Alemania reitera su deseo de que Rusia construya el NordStream2 Alemania y Francia quieren a Rusia en el Consejo de Europa Macron quiere reanudar las relaciones con Rusia En el caso de Europa, no sé si se trata de una táctica para apaciguar a Putin o de un verdadero viraje hacia Rusia. ¿Qué pensáis?
  16. 10 points
    Un caso de americanofilia en la izquierda que no se suele recordar: los revolucionarios del cantón de Cartagena pidieron unirse a Estados Unidos. Cartagena se independizó de España, empezó una revolución y casi acaba formando parte de los Estados Unidos - VICE Creo recordar que debatía con Gerión sobre el alcance que tenía la posición favorable a Alemania en las dos guerras mundiales por parte de sectores derechistas. Yo sostenía que era una decisión coyuntural que no implicaba una germanofilia de fondo. En referencia a la postura de los carlistas en la Primera Guerra Mundial, este blog tradicionalista quizá puede aclarar la cuestión: Sobre la latinofilia del carlismo (que entiendo natural en España) es interesante leer los dos enlaces que van en el texto. Era sobre todo en clave antiinglesa y antigermánica, como señala este pasaje del Acta de Loredán:
  17. 5 points
    La noticia la da Hispanidad.com, de Eulogio López, aunque si se busca una información más neutra se puede acudir a El País: Y luego está la nota de color: en los experimentos trabaja doña Estrella Núñez nada menos que vicerrectora de la Universidad Católica de Murcia (UCAM), obra de los neocatecomunales y, por tanto, con pedigrí de católica y, encima, presuntamente progre, como los propios kikos. Y todo esto, ¿para qué? Para logra órganos humanos –producidos en monos- para transplantes –en humanos, que no en monos, como creo haber dicho antes-. Izpisúa ya participó en la gran estafa científica del siglo XXI, que en España lideró, cómo no, Zapatero: la utilización de embriones humanos como cobayas de laboratorio. Con ello se destrozaron muchos embriones humanos, provenientes de la FIV. O sea, personas con su código genético individuado, distinto del padre y de la madre, y no se curó ni un resfriado. Los embriones humanos también son ‘los demás’, es decir, son “uno de nosotros” Ahora pretenden crear fábricas de órganos para trasplantes: ¡qué filántropos! ¿Y no sería mejor seguir el curso tradicional de investigación sobre los trasplantes naturales –de hombre a hombre-, que este rocambolesco modelo Izpisúa, mas sofisticado que terapéutico, más complicado que complejo? No se trata de salvar “barreras éticas” sino de considerar las barreras que impone el sentido común y el sentido de las proporciones. No se trata de probar por probar, se pretenda o no recrear el proyecto Centauro de la antigua Unión Soviética. Ya entiendo, quiero entender, que la Católica de Murcia no puede entender tamaña aberración producto del orgullo humano llevado a sus límites. Pero es que ni la moral cristiana ni la ética ‘civil’ responden a la pregunta que se puede hacer sin incurrir en aberración, sino qué debemos y podemos hacer por los demás. Por cierto, los embriones humanos también son ‘los demás’, es decir, son “uno de nosotros”. El cientifismo confunde los términos: no se trata de lo que se puede hacer, sino de lo que se debe hacer… por los demás Por lo demás, los cientifistas modernos, parecen vivir en el espejismo de la Fórmula 1. Ya saben: para convencer a un fabricante de automóviles de que aporte el pastizal que precisa un bólido se le convence de los muchos beneficios que reportará a la fabricación de coches ‘corrientes’ en las grandes cadenas de montaje. Uno de esos argumentos de marketing que todos aceptan y ninguno se cree. Ne vaya ser que en lugar de quimeras de hombre acabemos produciendo delicias de mono. La soberbia invade la ciencia: Juan Carlos Izpisúa produc... No he estudiado la cuestión a fondo aunque a primera vista me parece monstruosa. Pero aquí lo chocante es la presencia de la Universidad privada de los kikos en estos experimentos. Eulogio López se equivoca en una cosa: los kikos no son progres. Son progres en liturgia pero políticamente suelen ser muy conservadores. El famoso juez Serrano de Vox es uno de ellos. Y en Infocatólica hay un kiko que tiene mucha influencia y que hace tiempo cogió al Papa como saco de boxeo. ¿Será por eso que Infocatólica andan publicando artículos neutralistas que parecen blanquear estas tecnologías? Bioético responde a la aprobación de Japón de la investigación híbrida humano-animal - Infocatólica Antes de emitir un juicio definitivo me gustaría escuchar más opiniones.
  18. 5 points
    Muy buenos también los comentarios de Javier y Gerión. Es verdad que sería injusto centrar las críticas en los ingenieros. En todas las profesiones cuecen habas. Los médicos también acumulan mucho poder en sus manos. Y en mi opinión, empiezan a estar muy alejados de la ética católica; no creo que sean muchos los que cuestionen la eutanasia. Javier, copio el comentario que has dejado en portada por si a alguien se le escapa (¡muy bueno!):
  19. 5 points
    Los ingenieros en España han sido destrozados por las leyes del mercado y por la pérdida del tejido industrial. Lo que vemos no son más que los lamentos de las hormigas aplastadas por la bota. También es cierto que, con sus más y sus menos, el colectivo de ingenieros suele tener cerebro, y en la situación de precariedad les ha salido una vena combativa de lo más hispánica. Así que lo valoro positivamente. Ocurre también que la ingeniería está al servicio de las Humanidades cual Sancho salvador arreglando los desaguisados de Don Quijote, o permitiéndolos. Pero ahora nuestros quijotes -políticos, escritores, artistas, "místicos"- están a por uvas. Es el desprecio por el necesario papel que tienen las Humanidades cuando se ven las vergüenzas del ingenierocentrismo o tecnocentrismo, ya que el tecnocentrismo por sí mismo no sirve de nada, al revés, tenemos hordas de ingenieros dedicados a engrandecer el proyecto europeo. Para eso, mejor que hubiera huelga de lápices y calculadoras. Ojalá tuviéramos unas Humanidades potentes (en EEUU, Rusia o Francia las tienen) para que los ingenieros encuentren su papel. Anda que no haría falta toda una industria propia, iberoamericana, para competir con Airbus, Boeing, Microsoft, Google, todos los sistemas de armamento, aeroespacial...
  20. 5 points
    Bueno, pues nos estás añadiendo una perspectiva. Hispano partía del ambiente de soberbia generado en BBJ por gente que dice ser ingenieros -buen apunte lo de diferenciar entre los que tienen el titulillo y los que ejercen- y constantemente están despreciando a los de letras tildándolos despectivamente de "pinta y colorea". Yo he dicho que los médicos -algunas excelencias- han demostrado bastante en España -pensaba en buenos médicos- pero no estaba contemplando la cuestión moral... en la que tengo que darte, desgraciadamente, la razón. Me temo que es, probablemente, la profesión de mayor riesgo psíquico y destructivo hoy en día para quien la ejerce sin verdadera vocación y encima carece de principios muy fuertemente asentados. Es un ambiente muy, pero que muy propicio a la inmundicia. Una especie de BBJ en gigante y de la que no puedes desconectar con un simple "salir" sobre una pantalla.
  21. 5 points
    Gerión, esto es un foro hispanocatólico, es decir, tiene dos pilares básicos y dos líneas rojas Una de ellas, según veo, la has querido sobrepasar. Eras, como todos, consciente de que aquí pocos íbamos a ponernos de perfil ante ataque directos y profundos a la cabeza de la Iglesia...especialmente por lo poco oportunos en estas coyunturas. Yo prefiero que continúes, sinceramente. Lo que no me explico es que insistas en cuestiones teológicas de ese tipo pudiendo aprovechar todo un campo de posibilidades de esa línea roja para acá. En fin, un saludo.
  22. 5 points
    He contestado en la tribuna sin haber visto este hilo. Yo también soy ingeniero. No estoy en nada de acuerdo en que haya que valorar positivamente a los médicos. El daño social que están provocando es inmenso (aborto/eutanasia/transexualidad/estética, etc.). Por no hablar de psiquiatras/psicólogos y farmacéuticos. La mayoría de ingenieros son como el fresador o el tornero de antaño, curritos bien remunerados, pero a pesar de su ignorancia y su brutalidad, son relativamente inofensivos, atacarles me parece injusto. San José era carpintero (la ingeniería de la época), le fue simple ser santo, se limitó a "no hablar". Ver oír y callar, chitón y amén. Es decir, humildad. Es verdad que vamos hacia un capitalismo global tecno-nihilista (reig pla), donde quizás una élite de ingenieros (Google y cia) puedan hacernos daño, pero no serán de nuestra patria sino de Silicon Valley. P.D: Por otro lado, animo a considerar ingenieros solamente a los que son y ejercen, y no a los que tienen un título pero se dedican a las finanzas, la gestión o la política. Esos son intrusos, pero no ingenieros.
  23. 5 points
    Probablemente los más subiditos hace años fuesen los camineros... pero también es verdad que a ese gremio les avala, ciertamente, el hecho de que España sea una potencia mundial en construcción. Quicir... han demostrado algo como colectivo. El resto... pues parece que no tanto. Los médicos españoles creo que también han demostrado cosas.
  24. 5 points
    Pues no me fío en absoluto de estos movimientos, la verdad. Me imagino que los países bálticos, Polonia, Ucrania, etc, se deben estar temiendo lo peor. Me abstengo de comentar más porque no acabo de ver la jugada.
  25. 5 points
    El titulo del artículo de D. Eulogio creo que responde sobradamente a la naturaleza de ese proyecto: Soberbia. Aunque quizás habría que matizar el tono alarmista que le otorga porque, la soberbia no está ahora invadiendo la ciencia, sino que siempre han estado conexas. No olvidemos que el pecado de nuestros primeros padres fue comer del fruto prohibido del árbol de la ciencia. Por lo demás, no tenía noticia de esto y no podría por tanto aún opinar, pero en principio me parece otra barbaridad más de las tantas y tantas que genera esa soberbia científica que le hace al hombre creerse el Creador de la vida. De todas formas este tipo de experimentos están bastante avanzados, por lo que imagino que no tardaremos mucho en ver granjas animales de reemplazo para nuestros órganos. Hemos pasado de cuidar la naturaleza como don para simplemente usar de ella como mercancía. En otro orden de cosas es la misma idea que subyace en el constructivismo absurdo en el que vivimos. Por ejemplo, hemos dejado de valorar y cuidar nuestra naturaleza sexual, con todos los atributos y bondades que tiene, para simplemente hacer uso de ella de forma que nos proporcione placer y una más que efímera felicidad. Quizás ese primer pecado de nuestros padres, no fuese muy diferente a lo que hoy ocurre.
This leaderboard is set to Madrid/GMT+02:00
×