Jump to content

Leaderboard


Popular Content

Showing content with the highest reputation on 04/03/2019 in all areas

  1. 16 points
    ¿Nos creemos de verdad lo de la Hispanidad? Si la respuesta es afirmativa, hemos de constatar que el actual Papa es español. Por lo tanto, aunque en algunos aspectos no nos guste del todo, es claro que el actual Papa será más favorable a los intereses de España que, por ejemplo, un papa alemán o un papa polaco. Y esto por el simple hecho de ser español o hispano, al margen de la orientación sociopolítica que pueda tener. En Yanquilandia lo han captado desde el principio y por eso perciben a este Papa como una amenaza y le acusan de peronista*, que vale tanto como decir antiberal, prohispánico y opuesto al imperialismo angloamericano. El problema viene cuando toda esa propaganda que viene de Yanquilandia, de algunas naciones menores que se sienten agraviadas (como italianos y polacos), y también de Rusia, copa toda la internet hasta el punto de hacernos creer a los españoles que este Papa es malísimo y que debemos derribarlo a toda costa, con lo que al final consiguen una vez más que los españoles vayamos contra nuestros propios intereses de forma inconsciente. Al principio yo también me dejé llevar por la corriente de críticas al Papa. Algunas críticas las mantengo y las encuadro en el contexto más amplio de crisis de la Iglesia en el último siglo. Pero poco a poco me di cuenta de que la campaña contra Francisco I es parte de una guerra muy seria contra España y —todavía más grave— contra la misma Iglesia católica. Pensemos que, por mucho que se pueda equivocar en algún momento, el nivel de ataque al Papa hace mucho tiempo que ha sobrepasado lo admisible, por faltar a la verdad y por resultar en cualquier caso contraproducente. Llega un momento en que no sólo daña a Francisco; daña también al papado, como institución perdurable, a la Iglesia y al catolicismo. Nos están llevando por una senda que nos perjudica como españoles y como católicos. * Peronista en el insulto más habitual contra el Papa dentro del catolicismo yanqui; pero algunas veces son más explícitos y se han referido al Papa como antiliberal, antimoderno, nacionalcatólico e incluso fascista. Creo que es evidente la herida por la que respiran estos críticos conservadores. No nos dejemos contaminar por esta marea de propaganda extranjera.
  2. 15 points
    Bueno, supongo que tendremos que hacer algún comentario sobre Ocasio-Cortez. Dejo una noticia abajo, pero podéis buscar análisis por cualquier sitio. Su perfil encuadra en el progresismo "estándar". Me gusta ver hispanos en los dos partidos por aquello de "a las duras y a las maduras", pero me temo que no cambiará mucho el estado de cosas. Lo bueno es que pueden verse apellidos españoles por lo más alto y eso puede evitar esa necesidad de esconderse de los hispanos, es un primer paso. ¿Puede ser la primera vez que la máxima autoridad del planeta lleve un apellido español? Recordemos que los nuestros eran Habsburg y Bourbon.
  3. 11 points
    Pues me vas a disculpar, BGA pero debo decirte que veo en tu mensaje un tono de catastrofismo algo insano que no se ajusta a la realidad, y que presumo se debe quizás a una sobrexposición a ambientes y dialécticas bastante hostiles como son los de BBJ. En primer lugar, yo no veo dónde están esas naciones que quieren destruir a España y que el Papa está supuestamente bendiciendo en su proyecto destructivo, según entiendo se desprende de tu mensaje. Desde luego sí es una idea que he visto muchas veces entre los "identis" y cismaticos de BBJ, y veo también que cada día se propaga más en la sociedad, proyectándose en ataques más o menos velados o abiertos contra la Iglesia, que supongo buscan su dominio o incluso destrucción, según quienes los encabecen. Y de otro lado también hay que tener en cuenta esa misma realidad altamente secularizada, hipócrita, apóstata o criptocismática de buena parte del catolicismo patrio actual, que supongo no hará ver con los mejores ojos a nuestro país, al Papa y a muchos católicos de fuera de España. Nosotros ya no somos el martillo de Trento. En el orbe católico comenzamos a parecernos más a aquellos príncipes alemanes que jaleaban las diatribas de Lutero, que aquella vieja España que se batía el cobre y desangraba por toda Europa por defender a Roma y el Reino de los Cielos. Que desde Roma no nos tengan en primera página, tampoco debería extrañarnos, sobre todo teniendo en cuenta que la última cruzada se proclamó para defender a España, y ésta está agradeciendo hoy el favor con un desprecio importante y un utilitarismo de la religión, bastante inaceptables y sin ánimo de reconciliación. El mayor pecado es creer que Dios nos debe algo. Eso es la esencia misma de la soberbia, que siempre acaba destruyendo a las personas. Dios quiso encarnarse en la Iglesia. Somos nosotros los que le debemos todo lo que somos. Quizás seria conveniente dejar de vernos como el hijo mayor de la parábola y comenzar a vernos como el pequeño, que en vista de sus miserias por abandonar la casa del padre, decidió volver y pedir perdón por sus fracasos en solitario. Eso sería interpretar correctamente la parábola según la enseña la tradición.
  4. 10 points
    Está claro que 1492 inaugura un período geopolítico de fin del eurasiacentrismo, en aquella época representado por el Islam que ocupaba el centro del Viejo Mundo, y la entrada en el "oceanocentrismo", u "occidentocentrismo". España "le da la vuelta al vaso", lo construye, las naciones protestantes y revolucionarias lo depredan, se autodestruyen en las guerras mundiales, y la última en llegar, EEUU, recoge los pedazos en 1945. No creo sin embargo que "Eurasia" a la manera que la entiendne los rusos y con centro en Rusia, sea el nuevo centro del mundo. Por población el centro del mundo será China + India, "las Indias", como siempre, y de ahí se lanzan ejes a Europa y América por donde se pueda.
  5. 10 points
    Delirio hispanófobo esta vez por parte del Gobierno. Recordemos: 1. Magallanes se naturaliza español. 2. Capital y tecnología española. 3. Objetivos españoles (viaje al Oeste, ruta castellana; frente a la ruta de África, portuguesa). 4. Portugal no sólo colabora: torpedea todo lo que puede para hacer fracasar la expedición. 5. Es Elcano quien decide venir por el Índico y así completar la Vuelta en vez de dar la vuelta por el Pacífico, que era la voluntad de Magallanes. ¿Por qué deberíamos empeñarnos en decir que la llegada de Vasco da Gama a la India es algo castellano? No es cierto, fue un logro portugués. ¿Por qué, en este caso, se desea destruir nuestra memoria? Traición, incultura, maldad.
  6. 10 points
    Yo diría que lo tiene bastante difícil. Mi apuesta es que Trump volverá a ser elegido.
  7. 6 points
    Me has leído el pensamiento Español. Creemé que tuve en mente la parábola del Hijo Pródigo y en cierto modo asumía yo mismo, en mi enfado, el papel del hijo que no se fue... Pero me quedé parado, porque al mismo tiempo que he entendido del Papa -y justificado no pocas veces en el otro foro- ese abrir los brazos a "los pródigos" mientras con nosotros no tiene el mismo perfil amable, entendí también que muchos de esos pródigos, que no son el pueblo o lo pueblos del mundo, no quieren volver a casa y si lo hacen me pongo a temblar. Ningún pródigo puede ni debe querer destruir España y ningún Padre aceptaría que el regreso de los perdidos supusiera el desastre de quien se mantuvo fiel. Como español, el resto de naciones y sus pueblos los considero mis iguales pero ni ellos son nosotros ni nosotros somos ellos. Las luchas "humanas" están en nuestra condición y desde esa perspectiva sería capaz de admitir un Papado que trate de llevar a acuerdos a las naciones enfrentadas antes que favorecer injustamente a alguna de ellas, ni siquiera a la nuestra. Comprendo esos niveles de los que hablé antes conviene no perderlos nunca de vista. Las aspiraciones de un país deben ser justas como justa su convivencia entre el resto de naciones, pero no todos piensan lo mismo, ni mucho menos quienes pueden ver en nuestro país un competidor que despierta de su letargo. Ocupar el lugar que nos corresponde por tantas cosas ya dichas y con la Gracia de Dios, no debería ser motivo para que quieran acaban con nosotros, como españoles y como católicos. Esos no son hijos pródigos y el Papa lo sabe. Entiendo su mano izquierda porque mantener los equilibrios entre las hienas debe ser tremendo. Por ello entiendo el diálogo interreligioso una vez se constata que el verdadero enemigo de las religiones no son sus "competidoras", sino quienes las usan para provocar su enfrentamiento. Hay un "ellos" y un "nosotros" multinivel y espero haber dejado clara mi postura. España debe ser salvada. Rezo por ello. Muy bueno y tranquilizador tu mensaje, Hispanorromano.
  8. 6 points
    Si no entiendes que la Iglesia es algo más que la curia, entonces no puedes entenderla ni comprender el motivo de su realidad. Pero es sencillo de entender. La Iglesia es el conjunto de hombres y mujeres que han sido convocados por Cristo para hacerles partícipes de su fe y de su reino, en todo lugar y tiempo. Y la curia es la jerarquía que administra dicho legado, ocupada por tanto en las cosas de Dios y también en las de los hombres, como hombres consagrados que son. Y eso es así porque todos vivimos en este mundo, aunque aspiremos al otro o como mínimo a una realidad mejor. Ocuparse de las cosas de Dios también es ocuparse de lo humano y tratar de entenderlo. Que haya sacerdotes, obispos y papas, que a veces se dejen guiar más por los intereses del mundo que por los de Dios, no se discute, pero eso no significa que la Iglesia en su conjunto se guíe por los intereses de este mundo. Por encima de esos hombres, incluso del Papa, está Dios actuando constantemente en las vidas de todos, y es en él en quien hay que depositar la confianza, aunque a veces nos cueste o no entendamos mucho lo que ocurre. En eso se basa la fe y la convivencia, en la confianza. Por lo que respecta a España o la Hispanidad, si bien éstas fundamentan el hecho de su existencia en la fe católica, también hay que entender que la Iglesia no puede dejar de lado a sus otras hijas, las naciones cristianas y aun las extranjeras, como nos recuerda la parábola del hijo pródigo. Esta parábola, fundamental para entender todo el evangelio y la persona de Cristo encarnado en su Iglesia, es bastante descriptiva de la realidad que denunciáis. España, otrora el hijo pródigo nacido y criado al amparo de la Iglesia, ve como ahora el Padre, es decir esa misma Iglesia, colma de abrazos y bendiciones al hijo menor descarriado, que son las demás naciones que algún día dieron cuerpo a la cristiandad o mantienen algún deseo de Dios. Y por eso el hijo se irrita y reprocha al padre, es normal, pero en la parábola el padre le responde «Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo...» Por eso hay que reflexionar, que como españoles siempre hemos estado junto a la Iglesia y todo lo que ha tenido y tiene la Iglesia, nada menos que el legado de Cristo, es también nuestro legado y como tal debemos conservarlo y fomentarlo, sin llegar a perderle el amor y el respeto a ese padre que nos ha inspirado a través de su Iglesia, tal como ordena el cuarto mandamiento. La parábola del Hijo prodigo termina con el padre diciéndole al hijo: «pero convenía celebrar una fiesta y alegrarse, porque este hermano tuyo había muerto y ha vuelto a la vida, se había perdido y ha sido hallado.”» Y en esta imagen debemos entender las intenciones de la Iglesia cuando abre sus brazos a otros pueblos e incluso confesiones, quizás olvidándose un poco de España pero desde luego buscando propiciar la conversión y acercamiento al seno de la Iglesia de todos esos pueblos. Pues no solo España ha sido convocada a disfrutar de ese legado de Dios, sino todos los hombres de todos los pueblos y naciones. Eso es el espíritu universal, católico, que inspiró un día los designios y gestas de España y sigue hoy inspirando a la Iglesia, a pesar de todo y aunque no nos lo parezca, pues por encima de ella está Dios actuando constantemente, y no va a dejar que se pierda. Por eso los agnósticos, los tibios, los hipócritas, las confesiones no católicas o incluso los ateos, no pueden evitar criticar constantemente al Papa o la Iglesia, por que no creen ni entienden que por encima de ella haya ni exista un Dios orientando sus pasos. Su fe acaba en si mismos y por eso solo ven en los demás, obras humanas como las propias, para bien o para mal. La fe es un don de Dios, que se obtiene mediante un acto de la voluntad: desear creer y abrir el paso a ese Dios en nuestra vida. Pero también se puede perder, si se pierde la confianza y se rellena ese espacio con nuestras propias ideas y juicios, es decir, cuando la voluntad se opone a la de Dios.
  9. 5 points
    No no, si el razonamiento no va para quien está ya poseso con el indigenismo -es una cosa similar a los separatas abducidos completamente e inaccesible a la razón- o a los dirigentes que manipulan esos sentimientos sino a la gente que todavía no esté desquiciada pero tenga sus dudas debido a la propaganda. A esos hay que darles pequeñas ayuditas, de eso trata el tema de ir soltando desmitificaciones y desmontes de falacias. Además todo esto refuerza la idea de que la Hispanidad no es una raza, aunque sea por la contraparte.
  10. 5 points
    Me ha parecido muy interesante esta noticia que publica una de las terminales en internet de la propaganda rusa: Aunque se ilustra la noticia con una bandera yanqui, para generar un reflejo pavloviano en el lector, es claro que el ministro Lavrov no se refiere sólo a los Estados Unidos, pues la dominación de este país sólo data de los últimos 80 años. Lavrov se refiere a una dominación occidental que dura 500 años. ¿A qué país o países creéis que se puede referir?
  11. 5 points
    Importante declaración china que puede marcar el futuro para nuestra América. ¿Pueden, por fin, empezar a tomar forma las viejas tesis de Manuel Ugarte? Recordemos: planteaba que lo mejor que podía pasar era ser "cortejados entre varios Nortes". Problema: podemos también ser fragmentados, como una pieza de caza entre varios perros.
  12. 5 points
    No sé a qué te refieres con no salir en defensa de los restos del imperio, pero de cualquier modo, todo es mucho más sencillo que lo que propones: La espiritualidad crea la materialidad y desde ésta se genera la realidad. Por tanto, pretender que el asunto se debata entre elegir una cosa o la otra no es más que dividir la unidad fundamental e impedir así su recuperación, por mucho que nos aferremos al hecho espiritual o a las ruinas del imperio. No somos gnósticos ni paganos, sino católicos. El ser humano es espíritu y materia, por ese orden ya que una encarna al otro, y desde esta complementariedad construye su realidad. A la inversa no funciona. Cuando la materia quiere "dominar" el espíritu, deja entonces de encarnarlo y lo creado comienza a descomponerse. Guardar el orden natural de los seres y las cosas es crucial para que todo funcione. La Hispanidad no está acabada ni es necesario que venga nadie de fuera a reconstruirla. Lo hemos dicho muchas veces, la Hispanidad se fundamenta en la fe católica y en la concepción que desde ésta el hombre le da al mundo, generándola en su día. Por tanto, es desde la resurrección de la fe católica, en el seno de la propia comunidad hispana, que puede resucitar la Hispanidad. Pero no en nuestra interpretación personal del significado de la fe católica, ya que eso es protestantismo puro y duro, sino en la observancia y seguimiento de las enseñanzas y promesas del evangelio que custodia la Iglesia Católica. En su momento, las comunidades del futuro seguirán basándose en aquellas que fundamenten su pasado, y ese pasado de los que vendrán, no es otra cosa que nuestro presente. Tal como hoy el presente de la Hispanidad, se fundamenta en nuestro pasado católico, si queremos que mañana siga existiendo una Hispanidad, unida y fuerte, hoy debemos procurar la unidad de la fe y de los pueblos desde el mismo ideal católico que antaño forjó nuestra historia. Y siento ser tan franco pero, el ateísmo no es una solución, ni siquiera intermedia, para recomponer la Hispanidad. Es en cambio el alfa y la omega de su proceso destructivo, por mucho que se quiera fundamentar en una cultura o en otra. Sin el Espíritu de Dios es imposible encarnar su obra. Dios debe estar presente en nuestras vidas para que se manifieste su obra. Todo lo que se haga desde otro plano es en gran medida vanidad y tiempo perdido que a la larga no produce sino sufrimiento. Encarnar a Dios es hacer realidad su vida en esta tierra, en las Españas ibéricas, las americanas o las que vengan. Ese es el proyecto de la Hispanidad y solo desde esa encarnación de Dios, puede acometerse. No hay más.
  13. 5 points
    Son muchas las actitudes de la curia que no puedo sino entender como meramente humanas, con sus pruritos y deseos más o menos en concordancia con la Iglesia que representan. El conflicto que pudiera derivarse de una visión global por su parte y la mía encajada en la idea de la Hispanidad, no voy a resolverlo fácilmente. Es más, me niego, y si bien es cierto que ello no podrá en riesgo mi Fe, también es cierto que los hombres se equivocan y en la Iglesia y sus aferes políticos y diplomáticos, es un hecho histórico. Tengo "dos" formas de ver las cosas: desde la Fe hasta donde la siento y entiendo, y desde el legítimo derecho a pensar también en clave española. Puedo entender discurso equidistantes acerca de las naciones pues acepto el papel arbitral del la Iglesia. Pero "se" que estos arbitrios no siempre obedecen a formulaciones estrictamente "espirituales"... Es suficiente saber que dentro de la Iglesia existen "sensibilidades" hacia el mundo que demuestran el vigor de la institución, pero también la disparidad de criterios. Franco protegió a la Iglesia y la Iglesia le olvidó en cuanto pudo. Esas cosas suceden y del mismo modo en que la política expresa ideas opuestas, en la Iglesia se expresan puntos de vista que cuesta entender desde el prisma puramente espiritual. En cuando descendemos de ese plano, todo deviene muy humano, grotescamente humano... Cuanta menos lata demos como católicos españoles, más fácil lo tendrán para trazar las líneas generales que sin embargo tendrán que tener en cuenta actitudes menos dóciles y entregadas. Se leer entre líneas y me preocupa el silencio que me advierte de que hay algo que está ocurriendo mientras espero que alguien me lo confirme, tal vez, cuando ya sea tarde. Estoy de acuerdo con Gerión en que la obra de España tiene continuidad per se. Todo quedó a medio hacer, como algunos habéis dicho en algún momento. Siendo ésto cierto, la visión globalista de las cosas claudica o se enfrenta con suma paciencia y mimo a realidades menos piadosas y casi siempre más contrarias a la propia expresión católica en el mundo. Se están empeñando en borrar a España de la Historia y del futuro y temo que dentro de la Iglesia hay mucha gente que no le importa lo más mínimo, eso si no se está dando el caso de que los haya que lo verían con buenos ojos... No puedo entenderlo.
  14. 5 points
    Más que salvar el alma, lo importante es convertirla y orientarla en el camino de Dios porque, tampoco podemos caer en el egoísmo de pretender que nuestra alma sea más importante que todo lo demás. Alma ya tenemos, pero lo importante es unirla a la de Dios, quien es donde confluyen las demás almas de su pueblo y todo cobra su sentido más pleno y universal pues, el alma Dios es la esencia pura del amor y el origen de la felicidad a la que todos aspiramos. Y aquí es donde entra en juego la patria, que no es algo secundario sino igualmente principal pues, si bien la Iglesia es el vector universal de confluencia, la patria es a su vez el lugar donde se manifiesta, y la lengua el vehículo imprescindible para alcanzarla, a través de la comunicación con nuestro prójimo. Como católicos creemos en el mandamiento único de Cristo: «Amarás a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a tí mismo». Pero amar a Dios sobre todas las cosas, no significa que ese amor sea más importante que todo lo demás, sino que no se puede amar al prójimo y a uno mismo si no se ama a sobre todo a Dios ya que, éste es el verdadero amor. Dios es amor, es decir, sin Dios no se puede amar. El amor a Dios, es decir, el amor a la vida, el bien y la verdad se manifiesta en el amor hacia el prójimo y hacia uno mismo, ya que ese amor es el Ser sustancial donde nos movemos y existimos, encarnados en la Iglesia, la Patria y la persona. A Dios se le ama sobre todo a través del amor a su Iglesia, como manifestación viva de su presencia que es; A través del amor a la Patria, que se encarna en el prójimo; Y a través también del amor a uno mismo, pues encarnamos el amor de Dios en cada tiempo de la vida. Por eso yo no defiendo al Papa porque me guste o me dejen de gustar más o menos sus ideas, sino porque por encima de eso es el cabeza visible de una común unidad a la que pertenezco y en donde existo, y se que una comunidad sin control, o con luchas intestinas que pugnen entre ellas por el dominar el mismo, finalmente acaba siendo una unidad fracturada y sin destino. La Iglesia es para mi la realidad material donde Dios se hace vida, pero España es el pueblo donde esa vida se manifiesta, y yo (cada uno) soy la persona que Dios ha escogido para manifestar su amor en el mundo, por lo que, como persona, como español y como católico, no puedo concebir una España y una Iglesia divididas pues eso supone mi propia división y mi condena. Todo es una unidad. Para recuperar la unidad de los pueblos que promovió y garantizó España, y que hoy está en tela de juicio, hay que pasar inevitablemente por amar y procurar la unidad de la fe en nuestra casa. Es decir, por amar a Dios y al prójimo a través del amor a la Iglesia y a la Patria, con todo lo que esto implica y en la misma medida que nos amamos a nosotros mismos, como fundamentos espiritual y material que son de nuestro ser.
  15. 5 points
    Yo en mis discusiones con nuestros indigenistas -los identitarios- sí que he empleado el argumento de que los pueblos prerromanos practicaban sacrificios humanos. Algo así solo puede molestar si se parte de la idea de que hay una verdadera unión directa entre sangre o raza y la cultura de los pueblos. Los indigenistas, generalmente, tienden a vincular ambos temas. Debe quedar claro que en época precolombina había una barbarie que se resolvió gracias a la conquista. Así sí que podemos aplicar el principio de que las virtudes fueron superiores a los pecados. Si queda clara esta idea no hay problema en un perdón relativo a esos pecados que sería inferior a lo positivo. En tal caso carecería de sentido exigir perdón por un lado o agradecimiento por el otro. Sin olvidar que "un lado" y "el otro" no están claramente definidos. Si hablamos de países mestizos como México... pretender deslindar ambos actores es prácticamente imposible. De ahí que vuelva a ser un error contraargumentar "mis abuelos no salieron nunca de España, no me cuentes películas", eso es un indigenismo o particularismo que vuelve a querer desvincular a España de aquella historia, tanto para bien como para mal. Mucho cuidado con esto porque si seguimos la dialéctica de exigir perdones o agradecimientos y seguimos equivocándonos con quiénes son los supuestos deudores o acreedores... volvemos a liarnos. El tema es interesantísimo y conviene debatir serenamente sobre ello. Hay muchos traumas que han de ser superados en beneficio de ambas naciones. Los indigenismos buscan que se llegue a un buen entendimiento. México y España son los dos grandes puntales de un hipotético resurgir hispánico. Nuestro principal objetivo es el entendimiento, el de nuestros enemigos es la discordia--> con los indigenistas de lo ibérico (identitarios) indigenistas de lo amerindio como instrumento para lograrla. Es por esto que la concordia entre ambos países va a ser el más difícil de todas las naciones hispanas.
  16. 5 points
    Me parece interesante el detalle de que España reconociese a la nobleza indígena. Pese a que acabamos con las bárbaras prácticas y creencias de los indígenas, no impugnábamos todo lo anterior. Los imperios se conducen así. Por eso creo que no es buena idea utilizar como primer argumento las prácticas bárbaras de los indígenas. Por ejemplo, ante la estupidez de Obrador, la respuesta que se suele dar en las redes sociales es de este tipo: "Si no fuese por España estaríais comiendo corazones". Ante el empecinamiento del interlocutor, como último recurso puede ser necesario recordarles esa realidad, pero creo que no es conveniente utilizarlo como punto de partida. Tengamos en cuenta que en algunos países como México mucha gente tiene sangre indígena además de la española y no les ha de hacer gracia que nos refiramos así a algunos de sus antepasados. Utilizar ese argumento de forma recurrente puede servir para enajenarnos simpatías que de otra forma estarían con nosotros. Por ejemplo, a la hora de explicar por qué la conquista de la Península Ibérica por el Imperio Romano fue beneficiosa, no solemos argumentar que los celtíberos hacían sacrificios humanos. Contemplamos a los celtíberos como unos antepasados simpáticos y con ciertas virtudes pese a que quizá llevasen a cabo prácticas de este tipo. Y creo que es mejor así para nuestra "conciencia nacional". En el caso de México, yo argumentaría primero por la fe católica y la lengua que nos hermanan, mientras que el argumento de las prácticas indigenas lo reservaría para los casos más obstinados. A Obrador y a su mujercita esos argumentos no les van a hacer mella, pues en el fondo saben que no son parte de ese pasado indígena, pero a lo mejor podrían poner "en guardia" a este buen hombre que, pese ser votante de Morena, visita todos los días la tumba de Hernán Cortés: "Hernán Cortés nos salvó de nuestra barbarie" | Crónica Quede claro que la barbarie de los indígenas —y en general del paganismo— es muy real y no debe olvidarse nunca. Mi reflexión va sobre cuál sería la mejor forma de orientar la propaganda.
  17. 2 points
    Y esa agua es nuestra voluntad, unida a la roca y el esfuerzo conjunto. Pero si echas el agua por donde no va la roca, lo unico que consigues es quedarte seco y propiciar que la roca se quede inmovil.
  18. 2 points
    Yo te entiendo, El Español, digamos que la teoría "me la sé" y lo que no me sé, lo puedo perfectamente intuir. Pero el mundo es complejo, hay múltiples vericuetos, situaciones personales, caminos de regreso individuales, colectivos, caminos en paralelo, sendas muertas... sendas que parecen muertas y luego reviven, etcétera. Digamos que para que la "roca" se mueva hay que echarle un poco de agua por abajo.
This leaderboard is set to Madrid/GMT+02:00
×