Jump to content
  • Español
    Español

    El Covid y la marca de la Bestia

    Con todo el respeto, pienso que algunos tradicionalistas se la cogen con papel de fumar. Le preguntan a monseñor Schneider en una entrevista:

    En 4/9/2021 a las 20:00, Hispanorromano dijo:

    LSN: ¿Se podría considerar el código QR utilizado como prueba de vacunación una modalidad de la marca de la Bestia?

    MS: Sí. Ese código contiene toda la información referente a la salud personal que ya está en manos del Estado. Según entiendo, el código en cuestión está relacionado con la vacuna. La vacuna contiene al menos algunos rastros de abortos, por muy lejano que esté el terrible asesinato de de niños, que ya de por sí es un acto satánico. La utilización de sus cuerpos, de sus tejidos, es también de por sí satánica, porque supone rebelión contra Dios, el Dador de la vida. En este caso, las vacunas manchadas de aborto tienen también sus huellas satánicas, aunque sean remotas, huellas de la Bestia. Así pues, la vacuna, con su correspondiente número de código, es un precursor de la marca de la Bestia. No digo que sea la marca misma de la Bestia, quede claro, pero en parte podría ser ya un adelanto de esa marca, y por ello hay que evitarla también. En cierto modo ese código es inmoral porque, repito, las autoridades ya se están adueñando totalmente del cuerpo de las personas.

    Esta teoría la he escuchado mucho últimamente, pero hasta ahora nunca en boca de un obispo católico. Con vuestro permiso voy a tratar de responder a esto con otro planteamiento del mismo corte, ya que es un tema sobre el que he reflexionado en bastantes ocasiones a raíz de buscar respuestas con las que contestar las interpelaciones de algunos evangélicos y protestantes, que suelen utilizar este tema en su proselitismo:

    Si damos por supuesto en este caso, que el código QR de la vacunación es una modalidad de la marca de la bestia por los motivos que aduce monseñor ¿qué podríamos decir entonces del DNI o de los distintos documentos de identificación nacional de los estados, donde se asocia el nombre de cada ciudadano a una cifra, y son imprescindibles ya no solo para poder vender y comprar, tal como aparece en la Biblia, sino para cualquier relación, profesión u oficio dentro de la legalidad?

    Apo. 13. 16-17: "Y hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se hagan una marca en la mano derecha o en la frente, y que nadie pueda comprar nada ni vender, sino el que lleve la marca con el nombre de la Bestia o con la cifra de su nombre."

    ¿Alguien puede hoy comprar o vender nada, siquiera ser legal y por tanto atendido por los demás, si no tiene "la cifra de su nombre en su mente o en su mano"? Y ¿acaso los estados propietarios de esos documentos, de los códigos y cifras que estos llevan, están libres de leyes y políticas anticristianas, que por lo general se oponen a la voluntad de Dios y a menudo consideran y hacen del hombre una bestia de carga, un animal de trabajo? ¿Somos acaso propiedad de esos estados por tener un documento con la cifra de nuestro nombre, o es la fe y voluntad de cada persona la que determina a quién pertenece su alma?

    Hay precisamente en la Biblia, en el primer libro de las Crónicas, un episodio en el que el Rey David, al objeto de construir el templo, manda hacer el censo de Israel por inspiración de Satán, y Dios se lo reprocha con un castigo. Que yo sepa, es el único episodio del A.T. que de alguna forma puede tener alguna correlación con esas palabras de Juan en el libro del Apocalipsis del N.T., y sin embargo todo, nadie dice que nuestro Documento Nacional de Identidad pueda ser la marca de la bestia, siendo como es mucho más semejante a esa descripción de Juan, que la cartilla de vacunación del Covid.

    A mi entender, esto ya se está yendo de madre por lo que cada vez con mayor frecuencia, vamos a ir asistiendo a declaraciones y discursos de personas con alta responsabilidad en la sociedad, que sin embargo se están situando en extremos completamente alejados de lo que debiera ser una sana búsqueda del bien común. Con cada día que pasa, unos y otros se encastillan más en sus posiciones, y no faltan ya, como hemos visto, quienes predican la rebelión o incluso el uso de la violencia si llegara el caso, o se afanan en señalar y denunciar al vecino, a mayor gloria todo del diablo, con tal de hacer valer lo que supuestamente consideran "lo suyo".

    Pues sí, es posible que las vacunas tengan efectos secundarios graves, incluso muy graves, como centenares de otros medicamentos y sustancias químicas que ingerimos a diario y de los que nadie habla en los mismos términos. Por no mencionar las enfermedades sobre las que no se habla ni investiga, mientras se deja sufrir y morir a las personas afectadas indignamente, al no resultarles rentables a la industria farmacéutica, a los estados o a la industria en general. O tantas otras cosas semejantes e injustas de las que podríamos hablar.

    Y no dudo tampoco de que detrás de todo este tema de las vacunas hay un inmenso negocio, que no será todo lo limpio que debiera. Como tampoco dudo de que muchos estén aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, para emprender dinámicas sociales e implantar políticas y medidas económicas, que a la larga van a ser muy perjudiciales para todos. Ya no por la pérdida de supuestas libertades y derechos positivos, sino incluso de los reales.

    Pero no nos equivoquemos, todo esto no es algo nuevo que nos venga con el Covid y las vacunas, sino que si se quiere y como consecuencia de la epidemia, se están evidenciando muchas cosas injustas del mundo que dejan desnudo al emperador, como en el cuento, y algunos parece que se escandalizan de ello, como si a ellos mismos no "les colgasen" los mismos atributos. Así que, si vamos a ponernos rebeldes por defender la justicia y la verdad, hagámoslo con todo, pero lo que no está bien es que nos pongamos exquisitamente rebeldes con el tema de las vacunas, mientras en el mundo seguimos tapándonos los ojos y los oídos ante tantísima injusticia y falsedad como hay, o aún peor, esparciendo el odio y el egoísmo mientras denunciamos que se sigue conculcando la Ley de Dios, es decir, la falta de Amor.

    Recientemente, un amigo en el foro me sugería si era posible que el escritor español, Juan Manuel de Prada, actuase movido en sincronía con las palabras de este monseñor, dado el reciente artículo que el autor publicaba en su tribuna del ABC, bajo el título de "La marca de la Bestia".

    Y yo le respondía que ignoro si toda esta confabulación antipapal la dirige Schneider -entiendo que no-, o si este solo es un danzante más del tenebroso espectáculo al que estamos asistiendo. Pero lo que a estas alturas parece que va quedando bastante claro, es que, dentro de la Iglesia Universal hay una grave corriente cismática contra el Papa Francisco, que posiblemente a mi entender, tenga su germen fundamental en la simbiosis formada por el liberalismo y la teología de la prosperidad. Una forma de entender la fe surgida originalmente en América, que se ha extendido y ha contaminado a gran número de fieles y prelados en todo el mundo a través de la influencia que ejercen las redes, la prensa y el pensamiento liberal. Y que dadas las consecuencias de la pandemia sobre la economía, y dada también la pastoral social del Santo Padre, entre los sectores socialmente más prósperos y acomodados de la Iglesia, y por lo general más contaminados de dicha teología, se ha extendido la idea de que este Papa pueda ser el mismísimo demonio, pues a su modo de ver las cosas, éste estaría contribuyendo a consolidar ideas y políticas socialistas que les son contrarias, y que gracias en parte a la pandemia están viviendo un momento álgido, después de años de declive tras la caída del comunismo y posterior hegemonía de la ideología liberal.

    Que este u otros monseñores eminentemente críticos contra el Papa, estén contaminados de dicha teología o sus motivos sean otros, no podemos saberlo con certeza. Pero lo que si podemos suponer es que dicha corriente sea el principal vector de contagio, de un modo de pensar esencialmente opuesto a lo que predica el Papa. Y sea como fuere, es ya una obviedad que estos prelados están alentando a los fieles a posicionarse contra él, llevando a muchos católicos a perderse por las sendas del cisma e incluso de la apostasía, al tomar muchos de ellos posiciones que por lo general no se quedan en la corrección fraterna o la crítica, sino que de facto y forma beligerante suponen una abjuración de la verdadera fe, al fundamentarse en gran medida en el odio, la inmisericordia y la falta de caridad.

    Si Prada obra de motu propio en sincronía con las cabezas visibles de esa corriente cismática, o si simplemente se está viendo arrastrado por ella, tampoco podemos saberlo, aunque de buena fe presumo que pueda ser lo segundo dada su trayectoria. Pero resulta evidente que se está moviendo en buena medida empujado por esta, a tenor de lo escrito en ese artículo u otras cosas en sentido similar que viene diciendo últimamente, contribuyendo así a extender el cisma.

    Lo de Bill Gates y la vacuna como marca de la bestia no es nuevo, ya lo señalaban al comienzo de esta historia los habituales "círculos conspiranoicos", cuando comenzó a hablarse de la naturaleza del virus y de la investigación de las entonces posibles vacunas. Pero al parecer y como ocurre con el virus del Covid, también este de la conspiranoia parece haber mutado, haciéndose ahora más grave, ya que afecta incluso a las mentes más preparadas y en teoría también a las más devotas. Es decir, a las teóricamente mejor vacunadas.

    En cualquier caso y más allá del ámbito de las suposiciones, pienso que el mero hecho de pretender establecer en la conciencia de cualquier católico, y no me refiero solo a obispos o intelectuales, sino en la de toda persona sencilla y de buena voluntad, independientemente de su formación o condición, el terrible y falso dilema de verse obligado a elegir entre Cristo o las vacunas, es decir, entre salvar su alma o la vida de sus hijos y familias, me parece una aberración de lo más abyecta y retorcida, marca esta sí de la bestia, el demonio y todo el elenco de terribles villanos que desde antaño militan en las filas del mal, por decirlo de algún modo gracioso para quitarle hierro al asunto.

    Que sepamos no existe ningún gobierno o autoridad internacional en todo el mundo, que esté obligando a la gente a apostatar de su fe para recibir atención sanitaria frente a la pandemia. Si acaso podría denunciarse que están primando sobre todo y como siempre, los motivos económicos, pero eso es otra cosa.  Sin embargo, estos "pseudo tradicionalistas partisanos" de nuevo cuño, que por lo general utilizan la religión para defender su liberal modo de vida y su holgada economía, sí que están pretendiendo obligar a la gente a tomar esa terrible decisión en su conciencia, a fuerza de amenazar con las terribles penas del infierno a quienes se dejen, según ellos, seducir por los engaños del "Papa comunista". Algo que para mi evidencia de manera clara y distintiva la distorsión de la fe y la contaminación ideológica en la que se mueven, a la vez que una falta de caridad tremenda y una terrible mala voluntad para con el prójimo. Nada que ver todo esto con lo que debiera ser la prédica de un buen católico o nos enseña la Santa Tradición.

    Dice Prada:

    Cita

    La apariencia material de la ‘marca de la Bestia’ podemos imaginarla de mil maneras, según los adelantos tecnológicos de cada época. Pero esto no nos servirá para penetrar en su auténtica naturaleza. Pues, según se nos narra en el Apocalipsis, esta ‘marca de la Bestia’ no la imprime la Bestia del Mar, sino la Bestia de la Tierra. Todos los exegetas del Apocalipsis coinciden en identificar a la Bestia del Mar (con sus siete cabezas que simbolizan una coalición mundial) con un Anticristo de naturaleza política; y coinciden en identificar a la Bestia de la Tierra (que tiene «dos cuernos como de cordero», remedando a Cristo, pero habla «como una serpiente») con un poder religioso corrompido que falsifica la religión y la pone al servicio del Anticristo político, empujando a los hombres suave y melosamente (como lo haría un corderito) a la apostasía. Así que esta ‘marca de la Bestia’, independientemente de su naturaleza material, debe incorporar una profesión de apostasía religiosa. Dicha profesión puede ser neta y expresa (abjurando de Dios) o bien mediante la participación (a sabiendas) en acciones horrendas que la denotan (una misa negra o ceremonia en la que se descuarticen fetos, por ejemplo). Y esta ‘marca de la Bestia’ se llevará en la frente y en las manos (donde la frente simboliza el modo de pensar y las manos el modo de obrar); es decir, incorporada a nuestra propia vida, a nuestro propio cuerpo, con publicidad y descaro, libre y voluntariamente, con orgulloso afán de proselitismo.

    Y me pregunto yo, ¿no es acaso eso mismo remarcado en negritas, lo que podría representar esa supuesta "nouvelle résistance", comandada por algunos obispos y extendida entre muchos católicos, contra la autoridad del Papa y la unidad de la Iglesia?

    Porque ¿no es acaso el modernismo liberal, el que ha establecido las nuevas reglas por las que se rigen las naciones, obligando a todos a censarse y aceptar el derecho positivo y las políticas anticristianas que surgen de él para poder vivir? Esto es, haciendo que todos lleven en su mano o en su mente el documento que les acredita como ciudadanos partícipes de una nación que ampara y promulga el mal, y que impide a nadie que no lo haga "comprar ni vender", tal como señala el texto del Apocalipsis de Juan.

    ¿No es acaso ese mismo liberalismo perverso que a menudo utiliza la religión para servir a sus intereses políticos y económicos, el que se puede estar viendo gravemente afectado por las medidas sociales contra la Covid y también por la prédica social del papa, viéndose obligado a hacerles frente en un todo común?

    ¿No es acaso esa corriente pseudo tradicional que se opone al Papa, cismática y confluyente en dicho sentido con el liberalismo más radical, y con el de la modernista teología de la prosperidad, surgida originalmente en el seno del pentecostalismo americano aunque extendida ahora a buena parte de la feligresía católica liberal, las que en su conjunto militan en un frente común contra el papa Francisco en nombre de la supuesta libertad?

    ¿No se podría concluir de todo ello, que la batalla que presentan estos pseudo tradicionalistas contrarios al Papa, lejos de ser una batalla por la fe, lo que tratan es de conservar o establecer cierta hegemonía ideológica liberal en el gobierno de la Iglesia?

    ¿Y no sería esto último, por tanto, "un poder religioso corrompido que falsifica la religión y la pone al servicio del Anticristo político, empujando a los hombres suave y melosamente (como lo haría un corderito) a la apostasía", en palabras de Juan Manuel de Prada?

     

    Edited by Español





  • Últimas publicaciones en los temas a debate

    • A lo mejor puede valorarse lo que sigue: ¿podemos decir que la sociedad (o las sociedades) es mejor gracias a las rrss? No que haya algunas cosas adecuadas o no en las rrss, sino una valoración completa desde que se extendieron hará quince años. Por ejemplo, podemos decir que el desarrollo de vacunas mejora las condiciones de las personas, objetivamente. O lo mismo para la implementación de medidas higiénicas y su extensión al abastecimiento. Igual, para el desarrollo de la agricultura intensiva, que permite producir alimentos en zonas naturalmente poco o nada productivas, o que permite producirlos durante todo el año o reducir el impacto de las plagas y las hambrunas consiguientes. Pero ¿se puede decir lo mismo de las rrss? Y extiendo: ¿de la tv? ¿de los periódicos? Los incluyo porque tienen mucho en común. ¿La gente es más feliz? ¿Tiende más al bien? ¿Discierne mejor? ¿Vive con más amor? ¿Tiene más conocimiento y éste es más profundo? Por otro lado, si los gobernantes -si es que lo que hacen es gobernar, que no lo parece, si nos atenemos a la definición estricta del término- estuvieran en contra de las rrss,  ¿lo usarían permanentemente para sus fines ideológicos? ¿para sembrar sus simientes de malas hierbas en las mentes de sus compatriotas? ¿para lanzar mentira tras mentira aderezada con media verdad? El buen gobernante sí estaría en contra por todo lo expuesto, porque su intención es buena, busca el bien. Pero que los que están en los gobiernos busquen el bien de sus ciudadanos, debe ser demostrado con pruebas definitivas que yo no veo por ningún lado, ni en esta época ni en las anteriores -salvo alguna mínima excepción-.  Finalmente, ellos usan las rrss igual que las televisiones, radios y periódicos, porque, como apuntaba Latino, su tendencia innata es fusionarse con quienes puedan favorecer a sus fines, cuando no, directamente, a quienes rinden pleitesía -sean multinacionales, partidos, ideologías, etc.-. En las democracias, los gobernantes dirigen naciones porque hay una masa que los apoya, y esa masa está compuesta de votantes y de empresas especialistas en influencia que, con su actividad nos siembran lo que quieren que pensemos. Esencialmente, no parece haber -o yo no la veo- mucha diferencia entre el lavado de cerebro que busca la multinacional y el que realiza un partido y su líder temporal junto a sus seguidores. La diferencia, quizá, sea más de grado que de cualidad. Un cordial saludo.
    • Parece que el tema antivacunas está llegando a altos cargos del Ejército: Un coronel pide a Robles que pare la vacunación contra la covid en el Ejército He leído el escrito, que se puede consultar en esa página, y veo que habla del grafeno, que es un tema que desechan, por absurdo, los conspiracionistas menos alocados. El coronel Baños últimamente está incorporando el tema de las vacunas a su discurso. Hay gente de derechas con miles de seguidores que está publicando esta clase de mensajes: Mensajes que yo ya he escuchado en la calle, por increíble que pueda parecer. Hay otros que hablan claramente de "fusilar" a los provacunas y a los mismos vacunados. Enrique de Diego vaticina con fruición una muerte dolorosa de los vacunados. Según ellos, todo esto del coronavirus es para meternos miedo y así manipularnos mejor. Pero no veo a nadie más asustado que los antivacunas. Mientras, en Rusia, principal promotora de la propaganda antivacunas en occidente, no se andan con chiquitas: Tribunal ruso condena a tres años y medio de cárcel a ex-abad ortodoxo por su oposición a las medidas sobre la pandemia Resident of Nizhny Novgorod Region faces trial on coronavirus fake charges | Russian Legal Information Agency (RAPSI). Abren sesenta casos penales en Rusia por noticias falsas sobre covid-19 - SWI swissinfo.ch
    • No lo sé, pero tampoco creo que las críticas de Juan Manuel de Prada al papa (me refiero a las vertidas en el pasado, no en este artículo) se puedan encuadrar en el mismo plano que las procedentes de sectores sedicentes (Viganò) o liberales (Vox, Herman Tersch, Dragó, Jiménez Losantos, etc.), las cuales constituyen ataques irracionales y errados, producto de las ideologías averiadas de sus emisores.  En principio, es cierto que criticar de una manera justa las decisiones del papa no constituye en sí un acto de desacato o desobediencia. Por otro lado, no he leído el libro ni el artículo de Juan Manuel de Prada, por lo que tampoco puedo opinar al respecto con conocimiento de causa. 
    • Interesante el coloquio entre Miguel Ayuso y Juan Manuel de Prada con motivo de la publicación del último libro del escritor. Tocan muchos temas que a menudo se tratan en este foro, como la crítica al liberalismo conservador, el tema de la independencia de Cataluña, o las críticas al papa Francisco desde ambientes neoliberales.  https://www.youtube.com/watch?v=3CHH8Lh-vPI     
    • La analogía de la fe nos ayuda a evitar contradicciones a la hora de entender las Escrituras. Principio de unicidad.   https://www.youtube.com/watch?v=7L6UNGN7sfQ Y, en definitiva, nada es importante si no existe la vida eterna. Hablemos del sentido anagógico de las Escrituras: El sentido anagógico.
    • No puedo estar más de acuerdo.
    • Sí, si lo entiendo perfectamente, y lo acepto. Las cosas son como son. De todos modos yo no me refería a aceptar otras religiones como iguales a la católica, sino a la falta de Dios en ellas, incluida la nuestra. Ni siquiera a la mera intención de ser buenos, pues sin un orden moral, lo bueno pasa a ser una percepción subjetiva de cada individuo, donde ser verdaderamente bueno se convierte casi en una lotería. Cada vez vamos más hacia un mundo sin Dios, o mejor dicho, a un mundo donde lo dejamos de lado para erigir nosotros nuestras propias deidades. Y eso no ocurre solo con otras culturas o religiones, donde por desconocimiento, tradición, intereses o fanatismo, pueden no conocer al verdadero Dios, sino que también nos ocurre entre los católicos. No hay más que darse un paseo por las redes para contemplar la innumerable cantidad de los que se dicen católicos, y en su quehacer no parece haber otros dioses que ellos mismos. A Dios se le ha convertido en un adorno, en un símbolo de identidad grupal para unos, en una excusa para medrar para otros, o en otra para dominar al prójimo para otros tantos. Al final, nada que tenga que ver con la vida que supuestamente debiera prevalecer en una comunidad católica. Y si a eso le añadimos el relativismo que señalaba antes, pues difícilmente veo que, por las obras, "muchos" se salven. Personalmente tiendo a creer que la mayoría de pecados son en el fondo por debilidad, ignorancia o forzamiento, y que verdaderamente malas, solo debe haber algunas pocas almas en el infierno, que por supuesto no me atrevería a señalar ni juzgar. Pero también veo que nuestras obras, por lo general, no suelen ser meritorias de tal premio como es la vida eterna, sino que más bien somos todos pecadores merecedores de condena, por lo que también tiendo a creer, que finalmente será la misericordia de Dios, más que nuestras obras, la que nos dará la vida eterna, seguramente no sin antes sufrir un largo purgatorio, pues largo es el dolor cuándo nos damos cuenta de la verdad de Dios y de nuestros actos con respecto a Él. Pienso también, por ejemplo, en el relato del "Buen Ladrón", quien posiblemente pocas obras buenas tendría en su haber, y cuyo único mérito fue creer finalmente en Cristo, cuando la cosa no le daba para mucho más. Y veo que la vida nos lleva a todos a un mismo punto final, semejante al de ese buen ladrón, por lo que me abrazo a la esperanza de que cuando llegue ese momento, muchos, católicos y no católicos, reconoceremos la verdad y por la misericordia de Cristo, nos salvaremos. Y confío también en la esperanza de que Dios, en su infinito poder y amor, algo más podrá hacer por aquellos que fueron incluso privados de ese momento último de conocimiento. No sé si esta confianza mía en el espíritu del amor, se ciñe también al espíritu de la tradición, pero creo que el legado de esta última, para mi no tendría sentido sino estuviera fundado en la esperanza sobre el primero.
    • Os enlazo la entrevista que Javier Navascués me ha realizado para Infocatólica, sobre la obra del P. Meinvielle, "De Lamennais a Maritain" https://www.infocatolica.com/blog/caballeropilar.php/2111280534-javier-de-miguel-analiza-los Original source: https://www.infocatolica.com/blog/caballeropilar.php/2111280534-javier-de-miguel-analiza-los
    • Hola Dani TTT. En nombre de la comunidad de foros independiente Corazón Español y como administrador del sitio, quisiera darte la bienvenida y desearte una feliz estancia entre nosotros. Corazón Español es una comunidad de usuarios de foros y redes sociales sin ánimo de lucro, orientada a promover la concordia y el bien común, desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica, impulsando para ello el conocimiento, la reflexión y el debate acerca de la realidad social, religiosa, política y económica de la sociedad. La participación en esta comunidad está regulada por unas normas básicas de convivencia y contenido que es recomendable conocer. Igualmente y aunque esto no sea algo obligatorio, la buena educación sugiere que nos presentemos todos antes de participar en los debates, pues de esta forma abundamos en el conocimiento mutuo y la confianza entre personas que debe prevalecer en una buena comunidad. Si lo deseas, puedes emplear este mismo hilo de bienvenida para presentarte. Finalmente me gustaría añadir una breve reflexión que de alguna forma nos une a todos un poco más. Hoy tenemos la oportunidad de participar en la conquista de este nuevo mundo que se abre en el océano digital, y sentar las bases para el desarrollo de las generaciones futuras que mañana poblarán las nuevas redes digitales. Como herederos de la noble tradición hispana, tenemos la experiencia, las herramientas y el sentido histórico de cómo hacerlo, por tanto quizás sea la hora de darle una nueva oportunidad a ese espíritu universal que todos los hispanos llevamos en el corazón, apostando unidos por ese desafío. Como administrador solo me resta ponerme a tu servicio para lo que puedas necesitar y decir que espero estar a la altura de este desafío. Y por supuesto saludarte y agradecerte personalmente tu confianza puesta en esta comunidad. Gracias y bienvenido a Corazón Español
    • Este usuario ha sido expulsado por incumplimiento reiterado de las normas del foro en materia de spam, y todos sus contenidos han sido consecuentemente eliminados. Para cualquier duda o aclaración al respecto, los interesados pueden ponerse en contacto con la administración a través de la mensajería privada o el formulario de contacto de la web. Gracias por su atención y disculpen las molestias.
    • Buenos días, Reinaldo. Ante todo quisiera decirle que estoy encantado de conocerle y conocer también su canal de video. En respuesta a su solicitud, decirle también que tiene usted a su disposición esta plataforma de foros, para publicar cualquier contenido que considere pertinente, siempre que se cumplan en todo caso las normas del sitio y los contenidos se ajusten a su finalidad general, esto es: "Corazón Español es una comunidad independiente de usuarios de foros y redes sociales sin ánimo de lucro, orientada a promover la concordia y el bien común, desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica, impulsando para ello el conocimiento, la reflexión y el debate acerca de la realidad social, religiosa, política y económica de la sociedad." Para ello dispone Usted del apartado de videos, o si considera que sus contenidos pueden motivar alguna reflexión, debate o comentario, puede incluirlos también en los foros generales. De otro lado me gustaría comentarle también que, en este sitio no admitimos ni hacemos publicidad comercial de ningún tipo, por lo que todo contenido publicado en dichos términos, se considera spam y por lo tanto es eliminado. Las referencias a otros sitios web o canales de video que aparecen enlazados en la web, han sido incluidas por voluntad de los usuarios al haber considerado en su momento, que dichos sitios ofrecen algún tipo de contenido que enriquece la finalidad de esta plataforma.  En relación a esto, si considera Usted que su canal es merecedor de aparecer también mencionado en la web, y carece de ánimo lucrativo, puede abrir una consulta petitoria en los foros, y si la respuesta fuese mayoritariamente positiva, no habría inconveniente en incluir un enlace permanente a su canal, en esta web. Espero haber podido responder a su solicitud. Si tiene alguna otra duda o cuestión relacionada, no dude en comentarla. Gracias por su atención y reciba un cordial saludo. La administración.  
    • Tomás de Aquino y Beethoven: el movimiento del mundo: http://www.rtve.es/a/6228032 Santo Tomás de Aquino con Beethoven. 
        Merece la pena descargarse la aplicación de RNE. Te van explicando sobre el bello canto, la música clásica. Mientras lo disfrutas. 
       La otra tarde, los cogí en el coche, que me tocó viajar. Y mientras ponían a Verdi. Rigoletto.  La locutora desgranaba varias arias, explicando tales infamias de esta ópera. Para los que nos gusta, y no entendemos. Se agradece.  Es de gran belleza y acomodo esta música para el alma. 
      Saludos con Cristo y su Madre.
    • ¿A quién creer? Este hombre dice lo que dice, pero si las acusaciones fuesen falsas, y no estuviera permitido realizar esas ofertas de eutanasia a los enfermos como él, no dudo que alguien lo hubiera desmentido. Sin embargo, nadie de la sanidad pública ha desmentido nada. Para mí eso ya es respuesta suficiente acerca de lo que ocurre. Y todo ello por supuesto, al margen de las afinidades políticas que pueda o no tener ese hombre, que es algo sobre lo que no entro ni soy quien para juzgar. Sea como sea, el hecho cierto e indiscutible es que en España, la sanidad pública está matando a los enfermos que así lo quieren, por obra y gracia del gobierno actual. Ese y no otro es el tema que el muchacho denuncia, por mucho que se lo quiera presentar de otro modo.
    • https://ec.aciprensa.com/wiki/Católico
       Aquí da para lectura interesante. Yo lo había leído en la vida de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando. Una carta papal, que les otorgaba ese nombre, por su extensión del reinado Católico. Pero esta denominación parece que es más antigua, como apunta usted, español. https://es.m.wikipedia.org/wiki/Breve_Inter_caetera_de_1493  Creo que esta fue la Bula Alejandrina.
    • Y qué decían a grosso modo. ¿Filosofía con Cristo o sin Dios?.
    • Es de locos lo que comentas, Español. Esto de introducir especies así, por las buenas, puede ser un atentado contra la naturaleza similar al de eliminarlas deliberadamente. Y lo de introducir el bisonte ya es de camisa de fuerza. Como no tienen suficientes problemas las gentes del campo, vamos a introducirles el bisonte. Ya puestos, que introduzcan también el león y otros grandes felinos, para que se coman a los campesinos, y para que así ya nos extingamos todos de una vez. ¡Vaya maneras más raras que tenemos los europeos de suicidarnos!
    • Es muy interesante el enlace. Lo he estado leyendo un par de veces, porque resulta algo espeso, y me ha gustado mucho. Pienso que es muy posible, efectivamente podría pensarse que Francisco esté fundamentado muchos de sus comentarios y enseñanzas sociales en el concepto de pueblo que desarrolló Suárez. Al fin y al cabo tiene que haberlo estudiado a fondo pues se trata de uno de los pilares de La Compañía. Es un tema cuanto menos complejo, pero es cierto que cuando el Papa habla del pueblo, sobre todo cuando se refiere a "la familia humana", o cuando crítica el formato neoliberal de la globalización, no suele hacerlo en términos que lleven aparejado el cásico esencialismo autoritario y excluyente, propio de la concepción católica nacionalista. Es más tiende a hablar en cambio de Iglesia en salida, de fraternidad, acogida, misericordia... es decir, de relaciones humanas que necesitan un vínculo fundamental más profundo y natural para darse, que el puramente organizativo o institucional. En ese sentido su discurso puede parecerse en cierto modo al progresista, y desde luego sus detractores parece que así lo ven y por eso han hecho de él una diana. En cambio, lo que realmente estaría haciendo, sería devolverle la dimensión sagrada a ese pueblo de la familia humana, que el progresismo y las diferentes derivadas del marxismo, le habrían hurtado para lograr su dominio. Una concepción social que habría fundamentado además, buena parte de la obra de la Hispanidad. Son impresiones que se me ocurren un poco a vuela pluma tras leer el artículo citado, aunque la cosa da para reflexionar en profundidad sobre ello. En cualquier caso, el hecho en sí de que hubiera un vínculo vivo entre Suárez y Francisco, nos permitiría comprender mejor las cosas que están pasando y el por qué de ciertas críticas, que no nos olvidemos vienen sobre todo del sector católico angloamericano, fuertemente influenciado a la fuerza, de una concepción social ligada al mundo protestante, frente al que se erige históricamente la Compañía de Jesús. Además, aunque esto sea ya cosa menor, reforzaría también el planteamiento que hemos venido realizando en el foro durante estos años, de ser un Papa que estaría devolviendo la concepción hispánica al catolicismo, al contrario de lo que muchos piensan.
    • ¡Gracias por la aportación, Español! Yo mismo desconocía muchos de los datos que aportas. ¡Excelente!
  • Últimos videos a debate

  • Categories

  • Current Donation Goals

  • Debates más activos en los últimos 7 días

    • 10
      Básicamente, la inflación económica es el fenómeno que describe el aumento desordenado de precios, de los bienes y servicios que se comercian en los mercados, por un periodo de tiempo prolongado. Cuando esto ocurre, el presupuesto de las familias y empresas deja de cubrir las mismas necesidades que antes, especialmente entre quienes disponen de menor capacidad económica. Aunque existen diferentes causas que pueden ocasionar inflación, las más comunes son dos. Por un lado, el exceso de demanda de bienes y servicios, por lo general motivado a su vez por un exceso de dinero circulante, que hace que la gente gaste más de lo necesario. Y, por otro lado, la escasez de determinadas materias primas necesarias para la producción o distribución. En cualquiera de los casos, esto ocasiona una falta de capacidad productiva o distributiva suficiente para cubrir la demanda, cosa que lleva a un aumento de los precios. Cuantas más personas requieran de un producto, más aumenta su valor, y cuanto más difícil sea de producir o distribuir, igualmente más aumenta su valor, lo que significa que el valor que tiene el dinero del que se dispone, disminuye conforme aumenta la inflación. La forma en cómo los estados controlan estos acontecimientos, suele ser a través de los índices nacionales de precios y los bancos centrales, midiendo, por una parte, el precio y la demanda de los bienes y servicios, y regulando por otra la cantidad de dinero del que dispone la sociedad, a fin de encontrar el equilibrio. Cuando el estado detecta un fenómeno inflacionario, generalmente opta por emprender una política monetaria restrictiva, que suele darse en forma de subida de los tipos de interés, aumento de los coeficientes de caja de los bancos, y venta de deuda pública, de manera que con todo ello se reduzca la cantidad de dinero circulante y de esta forma se frene el consumo y disminuyan los precios. Hasta aquí estamos hablando de los conceptos más o menos básicos del funcionamiento de las economías actuales, pero ¿qué ocurre cuando en lugar de hablar de dinero, hablamos de personas? ¿Qué ocurre cuando la propia persona humana es tomada como dinero con el que comerciar? En el nuevo paradigma social en el que vivimos, en este siglo XXI, dominado por la omnipresencia de las comunicaciones digitales y las redes sociales, las personas nos hemos convertido poco a poco en mercancía para las corporaciones detrás de dichas redes, como también para los usuarios de las propias redes. Cada cuenta de usuario es un valor, y a su vez, una mercancía. Hoy pueden encontrarse miles de páginas web donde se venden seguidores, likes, etc, con objeto de alimentar las cuentas de usuario de las empresas y particulares que se promocionan en redes. Si uno tiene, por ejemplo, una pequeña empresa de viajes, por unos pocos euros puede comprarse mil, dos mil o diez mil seguidores orgánicos en Twitter, Instagram o Facebook, por citar las más conocidas, que le asegurarán miles de likes o comentarios, lo que a su vez atraerá la atención de una mayor cantidad de público, potencialmente interesado este sí, en adquirir los viajes que ofrezca dicha empresa. Otro ejemplo frecuente es el de los comunicadores sociales. Para una institución pública, un agente social, un político, un periodista o un medio informativo, cuanto mayor sea el número de seguidores que tenga, mayor es la importancia y alcance de sus comunicaciones, y por tanto, más repercusión social alcanza. De ahí que incluso en estos casos, sea frecuente el uso de bots o cuentas falsas, programadas para interactuar con las publicaciones del emisor, pues a mayor número de seguidores, mayor es también el interés que despierta el comunicador y el efecto marea que genera en la sociedad. En el ámbito de las redes sociales en sí mismas, ocurre algo similar. Cuanto mayor sea el número de usuarios e interacciones que se producen en una red, mayor es la cantidad de información que puede extraerse de dicha actividad, por parte de los gestores y propietarios de la red, que luego es utilizada para realizar estudios sociales, de mercado, etc. Una información que luego es vendida a empresas e instituciones interesadas en disponer de esa información, o es usada por la propia red para implementar estrategias de mercado y en definitiva lograr un mayor dominio sobre la voluntad de sus usuarios. De igual manera, cuanto mayor es la presencia y actividad de una red en una determinada región geográfica, mayor es también el valor en bolsa de la empresa titular de la red. En definitiva, no resulta difícil entender que siendo así las cosas, las personas nos hayamos convertido, en el nuevo mundo digital, en vulgar moneda y mercancía con la que comerciar. "He comprado diez mil seguidores" ó "esta red vale mil millones de seguidores frente a la otra que solo vale quinientos". Y aquí es donde el tema enlaza con lo que comentábamos antes acerca de la inflación, pues si a mayor cantidad de dinero en los mercados, mayor es el riesgo de inflación, igualmente, a mayor cantidad de personas en las redes, menor será el valor de su dignidad y relaciones.   Hace décadas, para un pequeño comerciante de provincias, disponer de una pequeña cartera de clientes podía asegurarle mantener su actividad, empresa y puestos de trabajo. Una hoja parroquial podía mantenerse con unas pocas decenas de suscriptores; un diario local, sobrevivir con unos pocos cientos o miles de lectores, y una publicación oficial, no necesitaba apenas publicidad, pues sus usuarios estaban restringidos a los pocos profesionales o funcionarios locales interesados en su contenido. Hoy, todo eso no vale casi nada. Frente a la marea global de las comunicaciones y el comercio, todas esas actividades han pasado a ser despreciables, casi por la mayoría de sus antiguos usuarios. Muchas de esas empresas han tenido que cerrar y despedir a sus trabajadores, o en el mejor de los casos hipotecarse o vender su labor e identidad a grandes franquicias, con la consecuente pérdida de empleo, emprendimiento y riqueza humana que eso supone. Y lo que se mantiene, lo hace mayormente gracias a ayudas y subvenciones, que a la postre castigan al contribuyente y obligan al interesado a sumarse a los dictados del fenómeno globalizador. Por otra parte, el valor de los bienes y servicios que estos profesionales y empresas producían y ofrecían, ha disminuido considerablemente, disminuyendo así su propio valor profesional.   En mi caso por ejemplo, en los años noventa, en casa podíamos pasar el mes holgadamente con lo que recibía de realizar un reportaje gráfico para alguna publicación. Actualmente, hay veces que tienes que regalar las imágenes, solo para evitar que prescindan de ti en el futuro, pues no falta material gratuito y abundante en las redes, aunque sea de peor calidad. Y cuando lo pagan, no tienes ni para pasar la semana,  a pesar de que la calidad y el esfuerzo se hayan multiplicado exponencialmente con respecto al de aquellos años, por la aparición de las nuevas tecnologías. Pero esa devaluación ocurre de manera similar en el ámbito de las redes. Cuando Internet comenzó a ser popular, una pequeña web o foro con algunos cientos de seguidores, tenía un valor determinado capaz de trasladar a la sociedad una serie de inquietudes, valores o ideas, y aunque en algunos casos fuesen cuestionables, también eran rebatibles. Se competía en calidad más que en cantidad. Sin embargo, hoy todo eso resulta despreciable frente a la mil millonaria multitud que abunda en las grandes redes sociales y se mueve por ellas como cardúmenes. Un pequeño foro como este, por ejemplo, hoy apenas tiene repercusión ni importancia social y si la tuviera, en términos cuantitativos resulta despreciable, resultando de esta manera despreciable también, el trabajo o el empeño en el quehacer que sus promotores hayan puesto para llevarlo adelante, por más nobles que sean los fines. Lo que cuenta ahora, en definitiva, es la cantidad, pero como esta es inflacionaria, a medida que pasa el tiempo y las redes se hacen cada vez más grandes e influyentes, el valor de las personas en las redes, y de las pequeñas cosas valiosas que hace la gente, dentro o fuera de las redes, disminuye o se hace más y más efímero e insignificante. Esta dinámica tiene a su vez su repercusión en la vida real, pues no obstante, la realidad virtual no deja de ser un espejo donde nos miramos o reflejamos lo que llevamos en nuestro interior. Esto puede observarse muy bien en la política, por ejemplo, donde cada vez parece importar menos el desprecio por la dignidad de las personas y la mentira generalizada de la que hacen gala los políticos. ¿Para qué ser honesto si a fin de cuentas todo es efímero y desechable? ¿Para qué mirar por el bien común si revaluar lo mío va primero? Pero, qué decir de las empresas, ahí tenemos a muchas especulando con el valor de las cosas, sin importarles siquiera si las gentes van a poder acceder a ellas, aunque sean esenciales. O qué mencionar igualmente del trato que reciben muchos trabajadores, donde a pesar de las innumerables leyes laborales existentes, su valor como personas está cada vez más devaluado, asemejándose así a piezas o máquinas sustituibles. Por no hablar del que reciben los consumidores, sobre los que se opera como el pescador de altura opera con las redes de arrastre en el fondo del océano, sin importar mucho su condición y situación humana, pues lo importante es arrastrarlos a la cubierta del beneficio inversor. La globalización tiene estas cosas, que no solo afecta a la economía y las relaciones entre naciones, sino que también diluye en ese inmenso mercado el propio valor de las personas. Ante todo esto, el liberalismo propone esa suerte de individualismo, donde el que más tiene es el que más vale y, por tanto, la persona nunca deja de ser un valor de cambio subordinado al mercado, pero el socialismo intenta resolver el problema sancionando leyes e imponiendo obligaciones, que acaban devaluando aún más a las personas como individuos. Por eso, la pregunta que finalmente me hago es la siguiente: Al igual que ocurre en economía, además de elevar la calidad de nuestros actos ¿no sería también una solución eficiente, el empezar a tomar políticas restrictivas, en lo que respecta a nuestras relaciones políticas, sociales y por supuesto virtuales, de manera que comenzase a revaluarse y apreciarse nuestro valor como personas? ¿Qué otra solución le veis a este fenómeno?
    • 5
      Este es un error condenado por el Syllabus: Ahora bien: La redacción es importante: Mira lo que se condena  y no se condena en esta declaración: Condenado: Es bien por lo menos esperar la eterna salvación de todos aquellos que no están en la verdadera Iglesia de Cristo. No condenado: Puede albergarse la débil esperanza de la eterna salvación de algunos que no están en la verdadera Iglesia de Cristo. Por tanto, parece que el Syllabus no descarta que tengamos alguna esperanza de que algunos que no están en la Iglesia se salven, simplemente dice que no podemos tener una buena esperanza para todos ellos. Seguramente, si no pudiésemos tener ninguna esperanza para ninguno de ellos, la palabra "todos", sería redundante, y la proposición condenada no la incluiría, pero lo hace, y probablemente por una buena razón.
    • 0
      Hola Dani TTT. En nombre de la comunidad de foros independiente Corazón Español y como administrador del sitio, quisiera darte la bienvenida y desearte una feliz estancia entre nosotros. Corazón Español es una comunidad de usuarios de foros y redes sociales sin ánimo de lucro, orientada a promover la concordia y el bien común, desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica, impulsando para ello el conocimiento, la reflexión y el debate acerca de la realidad social, religiosa, política y económica de la sociedad. La participación en esta comunidad está regulada por unas normas básicas de convivencia y contenido que es recomendable conocer. Igualmente y aunque esto no sea algo obligatorio, la buena educación sugiere que nos presentemos todos antes de participar en los debates, pues de esta forma abundamos en el conocimiento mutuo y la confianza entre personas que debe prevalecer en una buena comunidad. Si lo deseas, puedes emplear este mismo hilo de bienvenida para presentarte. Finalmente me gustaría añadir una breve reflexión que de alguna forma nos une a todos un poco más. Hoy tenemos la oportunidad de participar en la conquista de este nuevo mundo que se abre en el océano digital, y sentar las bases para el desarrollo de las generaciones futuras que mañana poblarán las nuevas redes digitales. Como herederos de la noble tradición hispana, tenemos la experiencia, las herramientas y el sentido histórico de cómo hacerlo, por tanto quizás sea la hora de darle una nueva oportunidad a ese espíritu universal que todos los hispanos llevamos en el corazón, apostando unidos por ese desafío. Como administrador solo me resta ponerme a tu servicio para lo que puedas necesitar y decir que espero estar a la altura de este desafío. Y por supuesto saludarte y agradecerte personalmente tu confianza puesta en esta comunidad. Gracias y bienvenido a Corazón Español
    • 0
      Os enlazo la entrevista que Javier Navascués me ha realizado para Infocatólica, sobre la obra del P. Meinvielle, "De Lamennais a Maritain" https://www.infocatolica.com/blog/caballeropilar.php/2111280534-javier-de-miguel-analiza-los Original source: https://www.infocatolica.com/blog/caballeropilar.php/2111280534-javier-de-miguel-analiza-los
  • WEBS AMIGAS

    ICTHYS.png

    Avatar_Cuadrado@2x.jpg

    Comunidad-Hispanista.png

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 105 replies
    • Una crítica a "La opción benedictina"
      Lo mismo que señalo algunas cosas que me disgustan de Prada, no tengo inconveniente en reconocer sus aciertos. Publica una interesante crítica a la "La opción benedictina", libro de un converso a la ortodoxia y militante del Partido Republicano que extrañamente se viene promocionando en ambientes católicos. La crítica de Prada está muy inspirada en argumentos desarrollados previamente por el profesor Miguel Ayuso.
        • Thank you (1 positive)
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 15 replies
×