Jump to content
  • Hispanorromano
    Hispanorromano

    Las crónicas del falangista Eugenio Montes desde la Alemania nazi

    Doy a conocer una serie de crónicas que el escritor falangista Eugenio Montes escribió desde Alemania para ABC. No sigo un orden cronológico, pues en verdad los artículos toman como pretexto alguna noticia de Alemania para reflexionar sobre cuestiones morales y políticas de gran calado. Por ejemplo, este artículo que traigo hoy trata de cuestiones religiosas y de filosofía política.

    ¿Quién fue Eugenio Montes? Muchos neofalangistas ni lo conocen, pero fue uno de los fundadores de la Falange y un íntimo colaborador de José Antonio, además de un escritor, periodista, intelectual y ensayista muy reconocido antes de la Guerra Civil. En la Wikipedia se puede leer una escueta biografía, aunque contiene alguna inexactitud. No tuvo ningún cargo político en la Falange pero sí contribuyó a elaborar su marco teórico, como nos recuerda esta columnista gallega que protesta por la retirada de un busto dedicado a Eugenio Montes en su localidad natal:

    Cita

    Y es que Montes tuvo la suerte de ser muchas cosas. Fue el autor del ensayo más moderno que se escribió en gallego en su tiempo, titulado “Estética da muiñeira”. Fue el intelectual más culto de su generación y el único incluido en el movimiento Ultraísta. Juan Ramón Jiménez dijo de él que era “uno de los jóvenes en donde se expresa de mejor modo la cultura inteligente”. Apasionado de Europa, periodista, ensayista, poeta, dandy, orador, catedrático de Literatura. Colaboró con José Antonio en la fundación de la Falange como mero teórico. No tuvo cargos políticos. No mató a nadie, nadie le debe su desgracia y paso la guerra pronunciando discursos. Fue un hombre singular, complejo, rico en matices, con una personalidad marcada por su tiempo. 

    A vueltas con Eugenio Montes - Maribel Outeiriño - La Región | Diario de Ourense y su provincia, fundado en 1910.

    Se desilusionó pronto del nuevo régimen, pero a diferencia de otros no abdicó de su ideal falangista y tradicionalista. No se unió a ningún grupo de falangistas disidentes y colaboró en lo que se le pidió desde arriba, pero fue progresivamente marginado y yo diría olvidado. En los años cincuenta escribió el guion de la película Surcos, la que algunos dicen que fue la única película falangista rodada durante el franquismo. En la película se plantea una crítica al éxodo rural hacia las grandes ciudades, con el desarraigo y la corrupción de costumbres que ello conlleva. Un tema muy falangista, como ya he comentado aquí alguna vez, aunque los neofalangistas ni han oído hablar del asunto.

    En sus memorias, Dionisio Ridruejo se refiere en estos términos a Eugenio Montes:

    Cita

    En una de sus notas, Pla cita a Eugenio Montes para dar testimonio de su constante disposición –durante la guerra y después de ella- a echar una mano al semejante o el enemigo perseguido o amenazado. Rojo o blanco. Montes ha sido uno de los observantes más estrictos de la máxima: “Al prójimo como a ti mismo”. Indulgente consigo mismo, lo ha sido siempre con los demás. En hora muy temprana de la guerra civil, le vi preocupado y dolido por las cosas crueles que sucedían. Se mataba. Montes no dejó de moverse para aliviar la suerte de cuantos conocidos suyos estuvieron en peligro o tuvieron dificultades, acudiendo a cualquier poderoso que tuviera a mano sin reparo de ser tachado de condescendiente o dudoso. Montes representó, en el equipo de los escritores que sirvieron la causa falangista, uno de los ejemplares más fríos, independientes, refinados y desprovistos de mesianismo… Hizo el bien que pudo, conquistó una vida apropiada a sus gustos. 

    A vueltas con Eugenio Montes - Maribel Outeiriño - La Región | Diario de Ourense y su provincia, fundado en 1910.

    En las crónicas que Eugenio Montes publicó desde Alemania se puede ver su franco recelo ante el régimen nazi y ante la doctrina racista, de cuyo carácter pagano advertía a los lectores. Se expresa siempre de forma muy correcta y en ocasiones dice cosas positivas de aquella Alemania, lo que también es de justicia, pero se adivina su preocupación ante lo que se estaba gestando en ese país. Y ¡ojo!, las críticas que realiza a las concepciones nazis las publica en un momento (años 30) y en un lugar (ABC) donde más bien lo políticamente correcto era hablar bien de Hitler por su lucha contra la amenaza bolchevique. Así que Eugenio Montes no decía lo que decía para quedar bien con la sociedad de su época. Eugenio Montes conoció el nacionalsocialismo en la propia Alemania y su visión no estaba contaminada por la propaganda posterior a la Segunda Guerra Mundial. Además, Eugenio Montes no era ningún rojo que tuviese un interés especial en dejar mal a los nazis. Eugenio Montes era asiduo de la revista Acción Española, participó en la fundación de la Falange y tenía una gran simpatía por el régimen fascista de Mussolini. Y, sin embargo, se muestra crítico con el nacionalsocialismo y avisa del peligro que se está gestando.

    Eugenio Montes era muy apreciado por los carlistas y algunas de estas crónicas para ABC fueron republicadas, acompañadas de grandes elogios, en la prensa tradicionalista.

    En este artículo toca varias cuestiones muy interesantes: 1) la patria no se puede someter a plebiscito; 2) el nacionalismo excluyente, que reniega de la universalidad, empequeñece a la patria; 3) el carácter herético y anticristiano del racismo; 4) la desesperación no es virtud cristiana y no es correcto ese «catolicismo desesperado» que se muestra indiferente ante la propia patria y ante su ruptura si no tiene como oficial la Religión católica. En este último punto se refiere al plebiscito de la región del Sarre, pero tiene todavía mayor aplicación a España, donde no es raro que algunos católicos tradicionalistas (o eso dicen ellos) muestren indiferencia ante la ruptura de España o ante su desgraciada suerte con el pretexto de que ha dejado de ser católica. Craso error que ya hemos comentado aquí en algún momento y que este artículo rebate a la perfección.

    Creo interesante y necesario rescatar estas crónicas de Eugenio Montes por varias razones:

    1) por el valor literario de estas crónicas;

    2) por reivindicar a un «gran olvidado» y a un escritor al que no se le ha hecho justicia en España;

    3) por su especial interés histórico, al mostrarnos un retrato de la Alemania nacionalsocialista que no está sesgado por la ideología izquierdista o por las vicisitudes posteriores de la Guerra Civil y de la Segunda Guerra Mundial;

    4) porque ilustra muchas cuestiones del presente, entre ellas la del racismo que parece florecer hoy en algunos sectores patrióticos y católicos por influencias extranjeras, pero también otros muchos asuntos relacionados con la religión, la moral, la política o la cultura;

    5) para estudiar el pensamiento de la derecha tradicional sobre un gran número de cuestiones que se han visto oscurecidas con el paso de los años y la degradación progresiva de Occidente;

    6) por el carácter genuinamente católico e hispánico de Eugenio Montes, que pienso que cuadra muy bien con los principios que defiende este foro.

    Disculpad esta larga introducción, que he entendido que era necesaria para el primer artículo de la serie. Os dejo con la prosa de Eugenio Montes.

    Cita

    El catolicismo y la patria

    Un día, en el Colegio de Francia, Ernesto Renán, dulce gaitero, se atrevió a definir el concepto de nación. Una nación —dijo— es un plebiscito de todos los días. Ernesto Renán era lo que, en el vago idioma de la época, solía llamarse un filósofo. Hoy nos parece, mucho más que un filósofo, un poeta. En él hasta la erudición se hace melodía íntima, pudorosa, entrañable, con trinos de gaita gallega y redoble de tamboril bajo el orballo, donde ya no se sabe si nueve de arriba a abajo o de abajo a arriba, porque ya no se sabe si la tierra se empapa o el cielo llora. Pero, infiel a su verdadero ser, ese día del Colegio de Francia, Renán no fue ni lo uno ni lo otro. Porque ni hay idea más falsa filosóficamente que esa definición plebiscitaria de la patria ni tampoco la hay más ausente de esa emoción radical, de ese temblor de alma que estremece incluso el propio nombre de la poesía. No, una nación no es un plebiscito, no es un escrutinio electorero que nazca en medio de calenturas comiciales con recuento de votos. Nada más opuesto al sentir patriótico que esa contabilidad aritmética de balance comercial por partida doble. No se elige la patria como no se eligen los padres. La patria, la paternidad, no es, pues, objeto de desalmada elección, sino de almada herencia. Lo único que cabe elegir es el mejor modo de servirla y perfeccionarla porque todo cuanto en el mundo existe puede hacerse o perfecto o imperfecto. Una nación es más o menos perfecta según la medida en que participe de aquellos valores del espíritu que definen y cifran la civilización. Y como estos valores, son, por su índole, universales, claro está que la patria se enriquece y eleva conforme incorpora bienes excelsos entrañados de espiritualidad y humanidad, degradándose, en cambio, cuando excluye la esencia misma de lo universal, del universo humano. Por ello todo nacionalismo naturalmente exclusivo, todo nacionalismo que excluya por consideraciones somáticas o antropológicas ajenas a lo espiritual, es un nacionalismo torpe, fatalmente condenado a empequeñecer, menguar y abatir la nación misma que se quiere alta. Así, tanto desde el punto de vista de la excelsitud teórica como desde el punto de vista práctico, constituye una absoluta torpeza quitarle universalidad y espiritualidad a la patria concibiéndola como raza o tribu.

    Ese error de negar la universalidad de la nación, ese error de reducir y empequeñecer el mundo ligándolo al crudo y atávico hecho tribal, el nacional-socialismo lo ha cometido en teoría, y el gobierno de Adolfo Hitler lo comete reiteradamente en la práctica, hasta el punto de declarar como fundamento de la educación del pueblo alemán, como filosofía del Estado, aquella herejía étnica de la que Jesucristo vino a rescatar al hombre para siempre.

    La incompatibilidad entré el dogma racista y el dogma cristiano está revelada en los propios textos evangélicos y confirmada por la inquebrantable tradición de los concilios. Recientemente la recordó el Pontífice, razonándola, en fin, las más bellas mentes del catolicismo actual, desde Pablo Luis Landsberg hasta Chesterton, desde Maritain a Papini. Y esa misma contradicción la siente, de un modo más o menos claro u obscuro, toda conciencia educada en la tradición de Cristo.

    Enraizado en la cristiandad de la vieja Alemania está el país del Sarre, país de abadías carolingias, donde los pueblos tienen nombres de santos, que han resistido impávidos el vendabal de la Reforma. Y por eso algunas conciencias se han planteado un problema que antes no existía.

    Sólo que ese problema se lo han planteado mal. Si ahora se tratase de elegir teóricamente entre una doctrina anticristiana y la fidelidad a los dogmas católicos, entonces toda angustia sería comprensible. Pero el plebiscito no obliga a preferir doctrinas, sino a retornar a la patria, o a abandonarla para siempre. La doctrina a la cual, imprudentemente a mi juicio, se adhirió el régimen, es inaceptable, pero una doctrina puede rectificarse, el régimen mismo puede rectificarla y abandonarla, y en último término, si se empecina en el error, Alemania puede abandonar el régimen. ¡Pero abandonar una patria por los días de los días, decirla adiós así, con una papeleta en la mano cómo húmedo pañuelo de despedida!

    Incluso para una conciencia profundamente católica tiene que ser valedero, en postrer trance, un argumento cuya evidencia me parece irresistible. Y es que, abandonando por razones de índole religiosa la patria que se cree a merced de un régimen adverso, se abandona, no sólo a los demás compatriotas, sino a aquellos con los cuales se coincide en haber nacido en el seno de la misma patria y de la misma religión.

    Yo, en el caso de esos sarrenses, pensaría en esta forma: Si hay que corregir, a corregir en común. Si hay que luchar, pues a luchar en común. Y si no se puede ni corregir ni luchar, si hay que sufrir, pues a luchar en común, en comunidad de desgracias. Que acaso una patria sea, sobre todo, eso: un penar juntos las comunes penas. Pero, además los obispos de Tréveris y Maguncia tienen razón cuando insinúan que ese catolicismo desesperado no puede serle grato a los ojos del Señor. La desesperación no es nunca una virtud cristiana, sino, como el propio racismo —doctrina desesperada— un fatal recaer en la paganía. Enseñaban los paganos a esperar cuando el horizonte era de rosa, y a desesperar cuando el horizonte era muy negro. Y lo que el dulce Cristo nos enseña es a no desesperar nunca, a esperar siempre, incluso cuando no hay esperanza alguna.

    EUGENIO MONTES

    (ABC, 16 de enero de 1935)




    User Feedback

    Recommended Comments

    There are no comments to display.



    Create an account or sign in to comment

    You need to be a member in order to leave a comment

    Create an account

    Sign up for a new account in our community. It's easy!

    Register a new account

    Sign in

    Already have an account? Sign in here.

    Sign In Now

  • Últimas publicaciones

    • Yo entiendo la palabra "enamoramiento" como un estado mental de ceguera transitoria en la que uno se obsesiona e idealiza de manera patológica al amado, sin poder valorar otras cosas, actuando de manera totalmente apasionada (irracional).  Si en cambio, defines enamoramiento como "un verdadero y recto amor y por un sincero afecto" entonces nuestra coincidencia no es del 99 sino del 100%. Los sentimientos y las emociones son volubles y cambiantes, y no sirven como criterio para un discernimiento prudente. Por ejemplo una esposa embarazada, debido a cambios hormonales que sufre, puede sentir repulsión hacia su marido: le molesta su voz, su andar, su  manera de comer, cualquier tonteria. También es muy común que su deseo sexual cambie por completo después del primer parto.  Si eso le lleva a pensar que ya no le quiere porque ya no siente "lo mismo", esta cometiendo un grave error. Por ello es tan importante formar rectamente la conciencia antes de casarse. 
    • Lo digo siempre, España sí tie e un problema de centralismo, que no es administrativo sino económico que ha ido concentrándose en torno a Madrid.  Alemania es criticable en muchos aspectos no materiales, pero sí ha logrado distribuir tanto los centros de poder administrativo como las sedes empresariales y centros de desarrollo-producción.  Insisto una vez más sobre el tema, ,¿qué impide distribuir los ministerios por las regiones y provincias? Me temo que razones muy prosaicas y castuciles. Alemania con eso no ha tenido problema, bien es cierto que es nación muy joven.  En vez de seguir "telarañizando" España entorno a Madrid se debería reticularizar.  Un ataque letal a Madrid descabezaría España, estamos viendo las orejas al lobo con el asunto covid. 
    • Ha tenido cierto éxito este artículo que realiza una ácida crítica a los antinatalistas con un lenguaje muy coloquial:
    • Procede de una página protestante, pero el artículo es bueno y el autor, Richard Weikart, muy a tener en cuenta:  
    • Si alguien espera que Rusia ayude a los armenios contra los azeríes, puede esperar sentado: El presidente de Azerbaiyán: "Los armenios mueren en la tierra que su Gobierno quiere mantener ocupada" - Sputnik Mundo Exclusive: Azerbaijani President Aliyev Says Armenian PM Pashinyan is a Product of George Soros - Sputnik International Rusia les vende armas tanto a los armenios como a los azaríes. Y los medios rusos se esfuerzan en vincular al Presidente de Armenia con Soros, como también se puede observar en BBJ. Ya sabemos lo que eso significa.
    • Por lo visto hay una corriente en internet que defiende el conservadurismo al viejo estilo. El conservadurismo de un Maura o de un Calvo Sotelo. No sé qué pensar. Son tres o cuatro personas a lo sumo, pero parecen tener cierta formación que en otros sectores no existe. Una de las cosas negativas que he observado es que apoyan a Trump y que están obsesionados con la política estadounidense. Pero defienden algunas cosas positivas; por ejemplo, la crítica contra los libertarios que traigo aquí está bien fundamentada y creo que merece la pena leerse con detenimiento, aunque no comparto algunos aspectos. Siempre me ha parecido que hay un error de fondo en el conservadurismo clásico, y es seguro que no me voy a hacer conservador, pero de todas formas parece que estas ideas son bastante más dignas que las que actualmente triunfan en la derecha, importadas de otras latitudes. ¿Habría que darle una oportunidad a este tipo de conservadurismo a la vieja usanza? No lo sé. De momento dejo el artículo en el que se muestran contrarios a la "ola libertaria", marcando en negrita los párrafos que me parecen más acertados.
    • Los identitarios deben estar de luto. 
    • Ahora que se cuestiona la Monarquía imperfecta (o, si lo preferís, seudomonarquía) que hay en España y que hay grandes fuerzas empeñadas en cambiar el régimen a una República, creo interesante dar a conocer los argumentos por los que muchas personas en el pasado consideraron que la monarquía, como forma de gobierno, era preferible a la república. Por lo general son argumentos muy poco conocidos. Lo natural es que la gente joven, de izquierdas o de derechas, crea que el régimen más razonable es una república y considere a la monarquía una institución irracional y anticuada que no tiene ninguna virtud intrínseca. En este hilo publicaré artículos que traten de explicar la razón de ser de la monarquía y cuáles son sus virtudes frente a la república. No se trata tanto de la encarnación actual de la monarquía en Felipe VI, muy imperfecta, sino de la monarquía como forma de gobierno atemporal. Creo que es necesario dar a conocer los argumentos que antaño esgrimían los monárquicos a las nuevas generaciones. Porque nadie se ha molestado en explicarles a estas nuevas generaciones por qué la monarquía puede llegar a ser un sistema más racional y eficiente que la república. Empiezo recogiendo dos artículos publicados por un columnista de Ahora Información. Aunque el director de esa publicación carlista, y otros de su misma formación política, se han mostrado favorables a la caída de la monarquía con argumentos de lo más chocarreros, hay un columnista, Iván Blanco, que viene escribiendo una serie de brillantes artículos en los que expone las virtudes de la monarquía como forma de gobierno. Reúno estos dos primero artículo y señalo en negrita los que a mi juicio son los pasajes más acertados.
    • Dejo una entrevista antigua a un historiador francés que resulta interesante, aunque contiene algunas afirmaciones cuestionables:
    • En el hilo dedicado al Presidente de México comentábamos la última salida de este personaje, que después de bajarse los pantalones con Trump insistía por enésima vez en que España y la Iglesia debían pedirle perdón: López Obrador todavía espera que el Rey o el Papa se disculpen por la Conquista de México La buena noticia es que cada vez se oyen más voces contrarias a este discurso falaz en México, incluso en el propio partido del Presidente (MORENA). En una publicación digital de esta formación (Reforma), el senador Germán Martínez Cázares escribía hace un par de días una columna que es una excelente refutación de esas tonterías de López Obrador. La columna está detrás de un muro de pago y la traigo a este foro en exclusiva, porque creo que merece la pena: Recuerdo que también los revolucionarios zapatistas del EZLN le pegaron un enorme rapapolvo a López Obrador hace unos días. Por más que citen a referentes de izquierdas y que su discurso esté un tanto lastrado por la retórica revolucionaria, sus palabras me parecen muy emotivas y estimo de gran valor que se refieran en esos términos a España y a la Iglesia, por mucho que no le haya gustado al gustavobuenista, voxiano e intereconómico Iván Velez. Vuelvo a citar las palabras del EZLN: Creo que sería un error rechazar este capote que le echan los zapatistas a España y a la Iglesia sólo porque citen a referentes progres, como Almodóvar o Serrat, que no son de nuestro agrado. De la misma forma, el artículo del senador de MORENA cita a Azaña y a otros personajes cuestionables. Pero hay que estar por encima de estas cosas. Y hay que respetar que la gente viva la Hispanidad a su manera. Cuando habla la Patria, deben callar las ideologías. ¡Viva la Hispanidad!
    • Pero si el es Andalus ajajaja.
    • En esencia, el indigenismo al haber adoptado un corte anglosajon ya no anti español sino anti blanco, ha forzado a los nacionalistas a estar un poco mas cercanos a nuestra posicion y defender la conquista y demas. Todavia sostienen bastante nociones negro legendarias, sobre todo del "declive" y "abusos" del imperio sobre todo en la era Borbonica, pero ahora se puede dialogar con ellos. Algunos hasta me han espetado que Bolivar al final rechazo la masoneria, se arrepintio de sus tonterias y queria que el Catolicismo fuera la religion de la Gran Colombia. Estoy en proceso de verificaicon de esas aseveraciones, pero por ahi podemos ver que reconocen el enemigo comun de la hispanidad.
    • Buena entrada de Mujndo Republiqueto apelando a que no dejemos que indigenistas de uno y otro ámbito -cobricista o blanquicista- se apoderen o despojen a Espanna y a ltodos los hispanos del acontecimiento que celebramos, el Descubrimiento va más allá del hecho de que unos tipos lleguen a unas tierras, llegasen desde Asia como se supone de los amerindios o de norteuropa, como suponen algunos; https://www.mundorepubliqueto.com/2020/10/12/leif-erikson-no-descubrio-nada/
    • Terrible historia la de tus familiares. En mi caso, en mi familia eran o bien simpatizantes del bando nacional o bien indiferentes/apolíticos. En cualquier caso, estuvieron en zona nacional durante todo el conflicto y no sufrieron represalias. Una suerte, sin duda.  Una guerra civil es sin duda algo trágico y que en ningún caso fortalece a la Nación, sino que la debilita. Desear un conflicto civil para poder ganar influencia y poder es profundamente maquiavélico y hasta nihilista; todo lo contrario de lo que debería guiar al que quiere servir a España. Con esto no digo que cuando se llega a un punto de no retorno no sea lícito (y hasta una obligación) tomar las armas. Pero el quid de la cuestión es que hay que intentar evitar a toda costa llegar a ese punto en el que la guerra intestina y el conflicto civil son inevitables. 
    • Bravo, Michael, ahí vamos andando paso a paso. En el foro también, pasito a pasito, vamos  recibiendo nuevos amigos. Incluída otra persona  también desde la Florida, de lo cual nos alegramos.
    • Considero bueno que tratemos el tema, pues está clarísimo que la tendencia va al establecimiento de este tipo de monedas. Estoy de acuerdo contigo en que parece que el bitcoin lleva camino de convertirse en una especie de réplica digital del oro, con la diferencia de que sobre este último se desconoce a ciencia cierta cuánto hay en el mundo.
    • `Bien conocéis mis ciertos recelos a los vecinos europeos al norte, pero es que pienso que tampoco tiene mucha desventaja estar sometido en este asunto al buscador francés que al angloamericano. tenéis alguna opinión formada al respecto? usáis habitualmente otros buscadores distintos del que ahora rige la internet? https://www.xataka.com/empresas-y-economia/ee-uu-rompe-negociaciones-europa-para-tasa-google-provocacion-que-alarga-batalla-valioso-impuesto
    • seguro que acabarían ya de tildarnos completaente el foro de izquierdista y tal pero igual no estaría mal indagar un poco sobre el asunto, a lo mejor tenemos una idea distorsionada acerca de esa teología, que seguro tuvo ramificaciones negativas pero otras igual no tanto, puede que el disgusto de los EE.UU. haya tenido mucho que ver en la propaganda furibunda en su contra yo, para ser sincero, no puedo evitar un ramalazo de admiración cuando escucho algunos discursos de p.e. el asesinado jesuíta Ellacuría
    • Me ha parecido interesante esta reseña sobre las redes sociales y el comportamiento de las nuevas masas digitales, que se apoya en el clásico La psicología de las masas de Gustave Le Bon:
    • y aquí vemos que, en principio, el Cigala tampoco es que anduviera caminos intransitados, aquí un tango argentino por bulerías, del mismo Vallejo:  
  • Últimos videos a debate

  • Categories

  • Debates más activos en los últimos 7 días

    • 0
      En el hilo dedicado al Presidente de México comentábamos la última salida de este personaje, que después de bajarse los pantalones con Trump insistía por enésima vez en que España y la Iglesia debían pedirle perdón: López Obrador todavía espera que el Rey o el Papa se disculpen por la Conquista de México La buena noticia es que cada vez se oyen más voces contrarias a este discurso falaz en México, incluso en el propio partido del Presidente (MORENA). En una publicación digital de esta formación (Reforma), el senador Germán Martínez Cázares escribía hace un par de días una columna que es una excelente refutación de esas tonterías de López Obrador. La columna está detrás de un muro de pago y la traigo a este foro en exclusiva, porque creo que merece la pena: Recuerdo que también los revolucionarios zapatistas del EZLN le pegaron un enorme rapapolvo a López Obrador hace unos días. Por más que citen a referentes de izquierdas y que su discurso esté un tanto lastrado por la retórica revolucionaria, sus palabras me parecen muy emotivas y estimo de gran valor que se refieran en esos términos a España y a la Iglesia, por mucho que no le haya gustado al gustavobuenista, voxiano e intereconómico Iván Velez. Vuelvo a citar las palabras del EZLN: Creo que sería un error rechazar este capote que le echan los zapatistas a España y a la Iglesia sólo porque citen a referentes progres, como Almodóvar o Serrat, que no son de nuestro agrado. De la misma forma, el artículo del senador de MORENA cita a Azaña y a otros personajes cuestionables. Pero hay que estar por encima de estas cosas. Y hay que respetar que la gente viva la Hispanidad a su manera. Cuando habla la Patria, deben callar las ideologías. ¡Viva la Hispanidad!
    • 0
      Ahora que se cuestiona la Monarquía imperfecta (o, si lo preferís, seudomonarquía) que hay en España y que hay grandes fuerzas empeñadas en cambiar el régimen a una República, creo interesante dar a conocer los argumentos por los que muchas personas en el pasado consideraron que la monarquía, como forma de gobierno, era preferible a la república. Por lo general son argumentos muy poco conocidos. Lo natural es que la gente joven, de izquierdas o de derechas, crea que el régimen más razonable es una república y considere a la monarquía una institución irracional y anticuada que no tiene ninguna virtud intrínseca. En este hilo publicaré artículos que traten de explicar la razón de ser de la monarquía y cuáles son sus virtudes frente a la república. No se trata tanto de la encarnación actual de la monarquía en Felipe VI, muy imperfecta, sino de la monarquía como forma de gobierno atemporal. Creo que es necesario dar a conocer los argumentos que antaño esgrimían los monárquicos a las nuevas generaciones. Porque nadie se ha molestado en explicarles a estas nuevas generaciones por qué la monarquía puede llegar a ser un sistema más racional y eficiente que la república. Empiezo recogiendo dos artículos publicados por un columnista de Ahora Información. Aunque el director de esa publicación carlista, y otros de su misma formación política, se han mostrado favorables a la caída de la monarquía con argumentos de lo más chocarreros, hay un columnista, Iván Blanco, que viene escribiendo una serie de brillantes artículos en los que expone las virtudes de la monarquía como forma de gobierno. Reúno estos dos primero artículo y señalo en negrita los que a mi juicio son los pasajes más acertados.
    • 0
      Por lo visto hay una corriente en internet que defiende el conservadurismo al viejo estilo. El conservadurismo de un Maura o de un Calvo Sotelo. No sé qué pensar. Son tres o cuatro personas a lo sumo, pero parecen tener cierta formación que en otros sectores no existe. Una de las cosas negativas que he observado es que apoyan a Trump y que están obsesionados con la política estadounidense. Pero defienden algunas cosas positivas; por ejemplo, la crítica contra los libertarios que traigo aquí está bien fundamentada y creo que merece la pena leerse con detenimiento, aunque no comparto algunos aspectos. Siempre me ha parecido que hay un error de fondo en el conservadurismo clásico, y es seguro que no me voy a hacer conservador, pero de todas formas parece que estas ideas son bastante más dignas que las que actualmente triunfan en la derecha, importadas de otras latitudes. ¿Habría que darle una oportunidad a este tipo de conservadurismo a la vieja usanza? No lo sé. De momento dejo el artículo en el que se muestran contrarios a la "ola libertaria", marcando en negrita los párrafos que me parecen más acertados.
  • WEBS AMIGAS

    Comunidad-Hispanista.png

    Avatar_Cuadrado@2x.jpg

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 77 replies
    • Una crítica a "La opción benedictina"
      Lo mismo que señalo algunas cosas que me disgustan de Prada, no tengo inconveniente en reconocer sus aciertos. Publica una interesante crítica a la "La opción benedictina", libro de un converso a la ortodoxia y militante del Partido Republicano que extrañamente se viene promocionando en ambientes católicos. La crítica de Prada está muy inspirada en argumentos desarrollados previamente por el profesor Miguel Ayuso.
        • Thank you (1 positive)
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 15 replies
×