Jump to content
  • Vanu Gómez
    Vanu Gómez

    "Los españoles en América". Texto imprescindible de don Ramiro de Maeztu.

    Recomiendo aplicarle la óptica pragmática a la idea de "estudiar el secreto de las instituciones prósperas y desentrañar sus principios". Es perfectamente posible abandonar el derrotismo y aprender de los principios que otros emplearon con éxito.

    En realidad, la ruptura definitiva de España con América no se dio con las independencias sino con el corte del flujo de las últimas cadenas de comerciantes españoles en aquellas tierras. Si bien aquella constituyó el punto que marcó el que como nación política apartásemos nuestros ojos a otro lado, sobre el terreno esto no terminó por consumarse hasta más o menos los años sesenta del pasado siglo, en que aún todavía se mantenían algunos flujos.

    Recomiendo leer este artículo una y otra vez porque creo que uno de los grandes errores de España ha sido abandonar este frente, quizás porque nuestros dirigentes proceden del extracto aludido por el autor en el artículo, de esa clase española "más culta pero menos educada".

    Atención a esto, porque uno de los grandes problemas velados de la despoblación rural en nuestro país es que ha hecho desaparecer de un plumazo ese semillero de "gente inculta pero educada", que es probablemente la mayor carencia que tendremos al abordar la misión de recuperar España. Los cultos siguen careciendo de buena educación, y los hijos de los que eran solo educados ahora son más cultos pero fueron rebajándole grados a la educación de sus mayores, pasando a engrosar la masa de cultos, con cierta educación pero sin pedigrí. que es el perfil mayoritario de los modernos emigrantes españoles en Europa, los jóvenes a los que Felipe González entusiasmó con el ideal europeo mientras él hacía sus Américas particulares, muy dudosas ellas.

    Me atrevo a sentenciar que el único gran éxito empresarial español de nuestros tiempos, no surgido de la acumulación estatal del monopolio del régiment anterior y posterior privatización al gusto de la élite de pedigrí,  -me refiero al éxito de Inditex-  procede de un entorno de aquella mentalidad. Es falso que España carezca de tradición empresarial y comercial.

    Bueno, para no hacer muy duro el tostón paso a poner el texto... una vez más:

    Cita

    Los españoles de América

    Es curioso que la revolución actual de Cuba haya anunciado la adopción de medidas contra los comerciantes españoles. No será la primera vez que una revolución americana persiga a nuestros compatriotas. Tampoco será la última. El comercio español en América es una de las cosas más florecientes del nuevo mundo, y las revoluciones suelen ser enemigas de las instituciones que prosperan. Tampoco son afectas a las órdenes religiosas, que en América suelen estar constituidas por españoles, y que también progresan lo bastante para afilar los dientes de la envidia. Si la gobernación de los pueblos hispánicos estuviera dirigida por pensadores políticos de altura, lo que se haría es estudiar con toda diligencia el secreto de las instituciones prósperas y desentrañar sus principios, a fin de aplicarlos y adoptarlos a las otras: al ejército y a la enseñanza pública, al régimen de la propiedad territorial y al de la dirección del Estado. El lector puede estar seguro de que no hay en América instituciones de estructura más sólida que el pequeño comercio español y las congregaciones religiosas. El día en que el espíritu de conservación de nuestra América se sobreponga al instinto revolucionario, no cesarán las prensas de estampar libros que estudien uno y otras.

    Entre tanto estoy cierto de que la clase más indefensa de la tierra, en punto a buena fama, la constituyen los comerciantes españoles de América. En España no se acuerdan de ellos más que sus familiares, beneficiados por sus giros. Lo que aquí suele [114] preocuparnos, y no mucho, es el comercio español con América, que es cosa bien distinta, y que no ofrece porvenir muy seguro, porque España nunca pudo competir en los países americanos con los grandes países manufactureros, y mucho menos podrá hacerlo cuando estos pueblos se ven derrotados por la competencia japonesa, que es una de las razones de que todos tiendan actualmente a la «autarquía» o economía cerrada. De otra parte, los vinos y las frutas que España puede exportar en gran escala se producen cada día en América en mayores cantidades. Tampoco los hispanoamericanos pueden simpatizar demasiado con el patriotismo español de nuestros compatriotas establecidos en sus territorios, porque preferirían que se nacionalizaran en ellos y renunciaran para siempre al sueño de acumular un pequeño capital, que les permita regresar a su patria. Y los españoles educados que emigran a América tampoco suelen ser amigos de nuestros comerciantes, porque no les perdonan que progresen más que ellos, a pesar de su mayor cultura, y esta es una de las maravillas que nadie suele explicarse satisfactoriamente, a pesar de que no hay cosa más fácil de entender.

    Es hecho sorprendente que en América prosperen más, salvo excepciones, los españoles procedentes de aldeas que los que van al nuevo mundo de nuestras ciudades, y más los menos educados que los cultos.

    En parte se acierta cuando ello se atribuye a que los campesinos están acostumbrados a mayores privaciones y soportan mejor la vida de trabajo y de ahorro, indispensable en los primeros años, como base de posible prosperidad ulterior. Digo en parte, porque una buena educación debe enseñar, sobre todo, a sufrir, como lo enseñaba la de nuestros hidalgos del siglo XVI, con sus diez o doce horas diarias de latín en los primeros años, a las que seguían otras tantas de ejercicio con las armas, en los años de juventud. Entonces no era frecuente que los palurdos prosperasen más que los hidalgos, ni que realizaran más proezas que éstos. Al contrario, la epopeya española en América es obra casi exclusiva de los hidalgos y de los misioneros, que eran también hombres educados. Sólo que la educación de aquel tiempo era buena. Se inspiraba en los mismos principios, por los cuales se alaba generalmente en Alemania la influencia del antiguo servicio militar obligatorio para endurecimiento de los cuerpos y [115] disciplina de las almas, y como preparatorio para la lucha por la vida. La educación actual, en cambio, es radicalmente mala, porque no enseña a sufrir, sino a gozar. La ventaja que tienen nuestros emigrantes campesinos sobre los urbanos y educados, consiste principalmente en no haberla recibido. El indiano Quirós, de la Sinfonía Pastoral, de Palacio Valdés, se encuentra con que su hija, criada en medio de todos los lujos, es tan endeble, que puede enfermar de tisis cualquier día. La medicina que necesita y que la cura es la pobreza y el trabajo. Tan extraño remedio no se le había ocurrido jamás a su buen padre. Era, sin embargo, el mismo sistema educativo que él había recibido en su aldea y al que debió en América el éxito y la fortuna.

    Pero además ocurre que aquellas provincias que dan el mayor contingente emigratorio: Galicia, Asturias, la Montaña, las Vascongadas, León, Burgos y Soria, no son países sin cultura. No lo serían aunque no se cuidaran, como lo hacen, de la enseñanza popular, ni aunque fueran totalmente analfabetos, porque la Iglesia, las costumbres y el refranero popular se bastarían para mantener un tipo de civilización muy superior al que producen, por punto general, las escuelas laicas y la prensa barata.

    Es curioso, al efecto, que España no fue país de alta cultura sino cuando carecía de Ministerio y de presupuesto de Instrucción Pública. Pero si los hijos de las regiones y clases sociales menos afectadas por las nuevas ideas son los que se desenvuelven con más éxito en América, la razón no es solamente la negativa de ser las menos contaminadas de los falsos valores de la modernidad, sino la positiva de conservar, por eso mismo, con mayor pureza, los principios de vida de la España tradicional histórica. Mientras la educación moderna, con su carácter enciclopédico en los grados primarios y secundario y especializado en el superior, no parece proponerse otro objeto que desplegar ante los ojos admirados del alumno los productos de la cultura, con lo que no forma sino almas apocadas, que necesitarán la sopa boba del Estado para no morir de hambre, la educación antigua se empeñaba en obtener de cada hombre el rendimiento máximo. Parece que sus principios se conservaran vivos en nuestro pueblo campesino, y que por ello han organizado de tal modo sus comercios los españoles de América, que pueden esperar de cada dependiente el esfuerzo mayor y más perseverante de que es capaz. [115]

    La perfecta compenetración de intereses y de espíritu entre el principal y sus empleados, que caracteriza al sistema comanditario del comercio español en América, y que es el secreto de su éxito, se obtiene mediante la confianza que tiene cada dependiente de que, si muestra actividad e inteligencia en su trabajo, llegará día en que se le interesará en el negocio, y otro en que su mismo principal le ayudará a establecerse por su cuenta, con lo cual le será posible el ascenso a una clase social superior a la suya. El que empieza barriendo una tienda a los trece o catorce años de edad, puede concebir la esperanza de ser dependiente de mostrador antes de los veinte, y habilitado antes de los treinta, y socio industrial antes de los cuarenta, y patrono algo después. En el fondo no se trata sino de la aplicación al comercio del antiguo sistema gremial, con su jerarquía de aprendices, oficiales y maestros, en la que sólo llegaba a la suprema dignidad de su arte quien hubiera producido una obra maestra, sin la cual no se le permitía dar trabajo a otros hombres o desempeñar cargo alguno en el gremio o cofradía de su oficio. Pero entonces se le abrían las dignidades de la ciudad. Si el albañil o carpintero, podía encargarse de la construcción de alguna abadía o catedral, y aún llegar a ser miembro de la real casa, en calidad de maestro de obras del Rey, era porque la Edad Media, que fue una edad cristiana, fundaba sus instituciones en la necesidad que tiene el hombre de que no se le muera la esperanza, virtud que no subsiste tampoco sin la base de la fe y sin el remate de la caridad, pero que se alimentaba con la persuasión de que mejoraría la posición de cada operario, según la excelencia de sus obras, lo que explica, de otra parte, que fueran tan maravillosos los edificios de aquella época.

    En el fondo, el principio que anima al comercio español en América es el mismo que constituía la quinta esencia de nuestro Siglo de Oro: la firme creencia en la posibilidad de salvación de todos los hombres de la tierra. Se trata de proveer a cada uno de la coyuntura que le permitan alzar su posición en el mundo. Con ello no se dice que habrán de aprovecharla todos, porque muchos son los llamados y pocos los elegidos. Lo que se hace es aplicar a las cosas de tejas abajo la parábola del padre Diego Laínez en el Concilio de Trento. Se concede a cuantos aspiran a vencer en el torneo un caballo magnífico y armas excelentes, [117] ya que la gracia de Dios es asequible a todos, pero después se espera que cada candidato luchará desesperadamente por el triunfo. También ha de poner toda su alma el dependiente que aspire a ganarse la confianza de su principal. Ha de cifrar sus ilusiones en la prosperidad del negocio. Pero cuenta con la esperanza firme de mejorar de posición, al cabo de su largo esfuerzo, y el español de alma previsora prefiere optar a un premio que valga la pena, aunque solo lo obtenga después de muchos años, con lo que sacrifica el día de hoy al de mañana, que ocuparse en uno de esos grandes comercios extranjeros de América, donde probablemente se le pagará mejor con menos trabajo, pero donde no tiene la menor esperanza de que se le llegue a interesar en el negocio, por lo que renuncia a sacrificar el porvenir al día de hoy.

    Con el señuelo del ascenso futuro a cada empleado logra el comercio español de América la perfecta identificación del principal y los dependientes, que es lo que le permite afrontar con buen ánimo la concurrencia de otros comerciantes y los malos tiempos. Es un comercio que carece de capitales iniciales propios y que trabaja a crédito y, sin embargo, prospera y se difunde, hasta en competencia con el de los chinos, que viven con nada, y con los sirios, descendientes de los fenicios de Sidón y Tiro y aptos como ellos para el tráfico. En el Centro de Almaceneros, de Buenos Aires, hube de preguntar si prosperaban los españoles en el comercio de comestibles al por menor, que es lo que se llaman «almacenes» en la Argentina, y me encontré con la sorpresa de que hace cincuenta años dominaban el ramo los italianos en la capital, pero que han tenido que ceder el puesto a los españoles. Y es que los italianos no han podido lograr identificar los intereses de los principales con los de los dependientes, porque no aciertan a desprenderse de sus comercios, en beneficio de sus empleados, tan fácilmente como los españoles, sino que los suelen conservar hasta última hora, y entonces son sus hijos los que los heredan.

    En los pequeños comercios españoles vive el principal con sus dependientes en una relación de intimidad que no es obstáculo para que se mantengan escrupulosamente los respetos debidos a la jerarquía y a la edad. En los malos tiempos se reducen y encogen los gastos. En el campo de Cuba el principal y sus dependientes suelen tender el catre en el mostrador y vivir en la tienda, [118] comen juntos, trabajan todos dieciocho horas al día y ello todo el año, domingos inclusive, porque la molienda no suele interrumpirse en los ingenios ni en los días festivos, y apenas si tienen ocasión de visitar la villa una o dos veces al año. Por eso cuando los americanos entraron en Cuba a raíz de la guerra de 1898 e intentaron abrir toda clase de establecimientos, no tardaron en batirse en retirada ante la competencia del comercio español, que se contentaba con menores beneficios y conocía mejor a sus clientes, para negarles o concederles crédito. Y es que los norteamericanos se habían enfrentado con un principio espiritual superior al suyo. Ellos lo fiaban todo al mayor capital y a la posibilidad de pagar a la dependencia con mayores salarios. El comercio español, en cambio, se basaba en principios de solidaridad y de justicia y en la virtud de la esperanza.

    Es verdad que al sistema comanditario del comercio español pueden oponérseles consideraciones de orden familiar, que le han creado muchos enemigos en los países de América. El español cree justo que la tienda pase al dependiente que más se ha interesado en su prosperidad, con lo cual es posible que se perjudiquen los hijos del principal. En muchos casos no hay tal perjuicio, porque esos hijos suelen preferir las carreras liberales al comercio y son pocos los padres que se deciden a hacer sufrir a sus hijos los trabajos y penalidades que implica la profesión de tendero en sus grados inferiores. De otra parte, hay que considerar que los dependientes no se hubieran sacrificado tantos años por la tienda, pudiendo acaso ganar mejores sueldos en otra ocupación, sino con la mira de que no se les defraude en su esperanza de llegar algún día a habilitados y socios industriales. En todo caso, el orgullo de los comerciantes españoles de América consiste en facilitar el avance de sus antiguos dependientes y entre las colectividades españolas alcanza mayor fama el que ha dado medio de establecerse por su cuenta al mayor número de dependientes. Hay casos de hombres que, por haber pasado del comercio al detalle al comercio al por mayor y haber vivido tiempos prósperos, han podido establecer a veinte y aun a treinta dependientes antiguos, y estos próceres gozan en nuestras colectividades de una aureola que envidiarían nuestros grandes de España. [119]

    En cierto modo es explicable que los Gobiernos criollos procuren evitar este desarrollo del comercio español con toda clase de medidas, como el cierre dominical de los comercios, la imposición de horas de descanso para la dependencia y aún la obligación a los patronos de emplear a dependientes del país, por lo menos en cierta proporción. Hay países de América donde la pobreza ha resuelto el problema, porque los principales se ven obligados a emplear a sus hijos en la tienda casi desde su infancia, con lo que los comercios pasan, naturalmente, a manos suyas. El problema no surge sino donde la prosperidad es suficiente para evitar a los hijos los trabajos más duros, y no sería justo privar de su recompensa al dependiente que apechuga con ellos. Los antiguos gremios solían resolverlo con los años de aprendizaje, en que el hijo del maestro salía a correr tierras, y a aprender el oficio bajo la disciplina de otros maestros; años de correrías y de amores, los «Wanderjahre», que cantan todavía los poetas de Alemania. Es posible que toda la América española se empobrezca a tal punto, que desaparezca la cuestión. Pero con ello no perderá su validez el principio en que se inspiran nuestros comerciantes. Las almas bajas rinden su mayor esfuerzo por un estímulo inmediato, pero las almas superiores prefieren sacrificar el presente al porvenir. Todas las instituciones deberían organizarse de tal modo, que las dignidades supremas correspondieran a los sacrificios más perseverantes, para que todos los hombres puedan esperar que, si se esfuerzan por lograrla, les aguarda, como premio de sus trabajos, una vejez honrosa y respetada. Y no es pequeña maravilla esta de que, en pleno siglo XX, el principio central de la Hispanidad: la fe en el hombre, la confianza en que pueda salvarse, si se esfuerza con energía y perseverancia en ello, actúe con el mismo éxito entre la prosaica economía del comercio americano, que entre los graves teólogos del Concilio de Trento.

    Ramiro de Maeztu

     




    User Feedback

    Recommended Comments

    There are no comments to display.



    Create an account or sign in to comment

    You need to be a member in order to leave a comment

    Create an account

    Sign up for a new account in our community. It's easy!

    Register a new account

    Sign in

    Already have an account? Sign in here.

    Sign In Now

  • Últimas publicaciones

    • Y no solo los seguidores de J.A. Quien se identifique con lo de "hispanocatólico" se sentirá bien aquí. De hecho antójaseme que el espíritu del foro es propiciar un espacio para toda aquella gente que de corazón busca el bien de la Patria y es consciente que fuera del catolicismo el error impera. Y estoy seguro de que somos muchos más de lo que se nos quiere hacer creer. Adelante, Párvulo, aquí tienes tu foro. Ancha es Castilla.
    • por supuesto sin conocer la trastienda, tengo una impresión del Rey nada negativa puede que le estén subestimando todos lo que preocupa es precisamente eso, que si demasiados lo subestiman puede andar algo flojo de apoyo... aunque lo importante es que el pueblo lo acabe haciendo en caso de que el temporal arrecie contra la institución.
    • ¿Conocías de Eugenio Montes y de esta visión, muy similar a la expresada por José Antonio, sobre el nacionalsocialismo? La prensa falangista y tradicionalista de la época está llena de juicios similares, pero parece que se ha corrido un tupido velo sobre ellos. Me parece buena idea rescatar estos artículos que han caído en el olvido y que ni siquiera conocen los falangistas actuales. Pensamos en vosotros antes de publicar este hilo. Comentamos que quizá sería buena idea mandaros como colaboración lo que hemos publicado aquí, pero al final no sabíamos si encajaría con la línea de MR.
    • En un tuit comentabas esto: Aunque no me extrañaría nada que los orígenes del sedevacantismo estuvieran en Yanquilandia, no supe a qué te referías exactamente. ¿Quiénes fueron los que empezaron con el sedevacantismo en EEUU?
    • el economicismo se ha demostrado bastante hostil a la cohesión hispánica, las secesiones de la Monarquía se dieron escasos lustros posterior el culmen histórico de podería económico y de "eficiencia" tras las reformas borbónicas, hay que tener un poco de cuidado entorno a qué basamos los pilares de futuros proyectos hispánicos, cien por cien de acuerdo contigo
    • Ha salido hace unos días la noticia que tiene buena pinta. Pero viendo entradas similares de otros años me pregunto por qué en la isla salen continuamente reediciones periódicas de la misma noticia. Es como si se hiciese de cara a la galería.  A ver si algún isleño nos lo aclara.  https://www.google.com/amp/s/www.cope.es/actualidad/internacional/amp/noticias/puerto-rico-convierte-espanol-primer-idioma-oficial-por-delante-del-ingles-20200921_904884
    • mi idea era más bien otra, considero que es o debe ser un acto íntimo con el confesor como únicas orejas humanas presentes/instrumento de Dios podrías desarrollarnos eso, Javier?
    • Me temo que el impacto está siendo tan fuerte en el país que ni los lectores/participantes de allí están de humor para comentarlo. Muchos ánimos desde este lado del charco, amigos.
    • Este es un muy buen tema y me gusta que es un ejercicio de pensamiento critico, en el cual las respuestas no son "cientificas" pero igual pueden ser razonables y nos podemos valer de la etica y moral cristiana como base. Creo que hay que hacer diferencia entre nuestra tendencia al mal y entre trabajos malos (en el sentido moral y cristiano). Digamos que la prostitución es un trabajo malo moral y cristianamente hablando. Un sicario, un ladrón (no es un "trabajo" pero hay gente que ha vivido exclusivamente de robar, hacen de robar su profesión), un narcotraficante, etc. Todos estos son trabajos criminales y objetivamente malos. Ahora, la medicina en si, es un trabajo muy noble, pero por nuestra tendencia al pecado, podemos hacer mal en vez del bien, incluso en profesiones muy nobles. A la mente se me viene San Giuseppe Moscati, excelente doctor y santo. También hoy en día hay un doctor católico que se llama Tom Catena quien hace una labor increible en un lugar del mundo totalmente pobre y abandonado. Entonces, creo que el punto es que los trabajos honestos en si, no son malos porque tengan el potencial de hacer el mal, sino que son trabajos buenos donde el humano tiene el potencial de elegir hacer el mal. Creo que lo mismo pasa con los policias. Para mi es una noble profesión. Pero hay abusos porque no todos los policias son buenos, no porque la profesión en si sea mala. Pienso que lo mismo se aplica a muchisimos trabajos. Incluso el trabajo de publicista es el que menos entiendo (espero no ofender a ningún publicista), porque a comparación de un médico o un policía, siento que no hay muchas oportunidades de hacer el bien en el entorno de la publicidad, es como una area que trata de manipular. Pero incluso en esa profesión, hay gente de bien y ese conocimiento puede no usarse para la manipulación sino para atraer a otros a cosas realmente buenas. Por ejemplo, la actuación hoy en día "obliga" a los actores a participar en producciones terribles. Pero todos podemos elegir. Eduardo Verastegui y Amada Rosa Perez ambos dejaron la actuación en el mundo secular cuando renacieron en la fe. Eduardo ha hecho peliculas con temas congruentes con su fe católica y Amada Rosa eligió una vida más simple (pero más rica). En la mayoría de las profesiones tenemos la libertad de elegir si queremos hacer el bien o el mal.
    • Pues tienes más razón que un santo. Me precio de leer todos los días varios periódicos digitales de los serios y también varios medios alternativos. Y en ninguno de ellos he visto que se mencione esto de la peste porcina en Alemania, que me parece un asunto lo suficientemente grave como para ocupar titulares. Y pasa también con otros asuntos: en medios extranjeros se publican noticias importantes de las que luego no llega ni rastro a medios españoles. Por ejemplo, no se ha informado en España de que hace unos días se ha descubierto que en algunos centros de detención de inmigrantes de EEUU se estaba esterilizando a mujeres hispanas como en los viejos tiempos. Pero pasa con muy diversos temas: a pesar de que en teoría internet ha hecho que fluya libremente la información, en los medios digitales españoles queda muchísima información importante sin cubrir, mientras que por otra parte se bombardea hasta el hartazgo con informaciones intrascendentes pero que cautivan la atención del público. De alguna manera, en vez ampliarse la cobertura de informaciones, como parecía sugerir la era de internet, se ido concentrado en unos pocos temas que se consideran rentables o que aportan visitas. Hasta el punto de que yo creo que estamos cada vez peor informados. Es más espectáculo que información. ¿Por qué no se ha cubierto el tema de la peste porcina en Alemania? Intuyo varias razones: 1) La prensa seria casi ha desaparecido con internet. Ser periodista no es rentable. Y la prensa puramente digital o amateur no es capaz de cubrir todos los temas y, aunque fuese capaz, tampoco le interesa cubrirlos si el tema no resulta rentable o no atrae visitas. Así que se quedan muchos temas sin cubrir. 2) En internet impera el criterio económico. La prensa digital, incluida la seria, sabe que le reportará más visitas e ingresos un artículo sobre las habituales puñaladas traperas en la política española, o sobre la última patera que ha desembarcado en España, que un artículo serio sobre la peste porcina. En la prensa anterior a internet el criterio económico no era tan importante y se cubrían algunos temas porque era obligación cubrirlos o porque aportaban prestigio al periódico aunque no aportasen dinero. 3) Informar con seriedad requiere tiempo y dedicación plena. Pero para dedicarse plenamente a esa labor te tienen que pagar un sueldo fijo, porque del aire no se vive. No creo que queden muchos periodistas con sueldo fijo en la economía del bolo ("gig economy") que ha instaurado Google. Si nadie está dispuesto a pagar por la información o por el trabajo periodístico como antes, la consecuencia inevitable es que recibiremos información de peor calidad y una elevada proporción de propaganda. 4) En el caso concreto de la peste porcina, me atrevo a aventurar que ha influido en que no se cubra la buena opinión y la  sobreprotección de la que goza Alemania en España (por ejemplo, nadie se ha enterado en España de que se han descubierto redes muy peligrosas en la policía alemana y pocos saben del Nord Stream 2); la centralidad del coronavirus en las informaciones, entremezcladas con el cainismo de la política nacional, y el hecho de que estemos siempre obsesivamente centrados en nuestros problemas. Estamos tan enfrascados en nuestras riñas intestinas que no nos queda tiempo para observar lo que pasa en el mundo.
    • Es triste, pero cierto lo que dices. Esta semana no he podido participar mucho en el foro porque me atrasé en el trabajo, pero la verdad me ha gustado mucho este medio, la gente participando, y los temas se que comparten. Yo estaba acostumbrada a trabajar en equipos y siempre había gente hablando a todas hora, y ahora por la pandemia me hace falta escuchar una conversación de fondo. Ahora lo que hago en casa es que voy escuchando videos y reportajes que encuentro en YouTube mientras hago mis labores y hoy justo encontré el video de una reportera hablando de la censura que hacen las redes sociales. Entonces no es solo triste que la gente se vaya a las redes sociales por su contenido tan superficial, sino también porque son redes donde no hay una verdadera libertad de expresión. Aquí dejo el reportaje: https://youtu.be/gDkOzT2kUYs Totalmente de acuerdo. Gracias, yo también estoy muy contenta de haber encontrado el foro. Sé que mi conversión podría ser un retorno a los ojos de muchos, y en cuestión técnica, pues si era bautizada en la iglesia católica. Pero, en mi corazón, yo siento que fue una verdadera conversión pues yo no conocía la fe. Antes de mi conversión no me confesaba desde los 10 años; una vez cuando hice mi primera comunión y a los pocos meses despues, cuando unos amigos del colegio me invitaron a un pueblo y entramos a misa, ni recuerdo porqué, y me confesé. La primera comunión la hice solo porque la hacían en el colegio. No era un colegio religioso, pero era lo normal en esa epoca que ofrecieran la primera comunión, porque muchas personas eran tradicionalmente católicas. Antes de eso, pues aunque fuí a misa algunas veces en mi vida, fueron muy pocas veces y a la fuerza. Y si no era católica en Colombia, pues cuando llegué a EEUU si que menos! Llevaba 22 años sin confesarme. Por primera vez fuí a misa porque realmente quería. Y ademas que mi mamá se haya convertido al mismo tiempo fue una cosa bien importante porque no sé como hubiera podido llevar la conversión a solas, pero al lado de mi mamá se nos hizo como más facil a las dos. Mi bisabuelita y una tía abuela si eran muy católicas, pero hasta ahí. Digamos que aunque la iglesia no me era un misterio, pues tampoco la conocía y poco me interesaba conocerla, aunque quería tener una relación con Dios. ¡Y por favor si! ¡Animo! Es muy bonito poder compartir nuestra fe. Sea que recemos por otros, que les hablemos cuando haya una oportunidad, o con el ejemplo. Yo no sé como más agradecerle a Dios si no es compartiendo con otros el tesoro que ahora tengo.
    • Gracias por informar del tema. Había visto la noticia hace unos días, pero pensé que no guardaba relación con BBJ. Ahora veo que el figura ese llegó a abrir un hilo en BBJ en el que exponía su intención subversiva y su cosmovisión profundamente anticristiana. Lo leí en su día y pensé que iba a traer problemas. Anoche, en las redes sociales, mucha gente del sector patriótico e incluso de Vox protestaban por la detención de esos tronados. En esas estamos. Se están multiplicando los incidentes (o tentativas de incidentes) de este tipo hasta el punto de que sería imposible recogerlos todos en este hilo. Por ejemplo, en EEUU la saga QAnon ha dado lugar a numerosas acciones violentas, como secuestros o atropellamiento de transeúntes, directamente derivadas de esas teorías conspiranoicas. Hace tiempo que se abrió la caja de Pandora y ya no es posible cerrarla, aunque tampoco hay nadie dispuesto a cerrarla.
    • No acabo de ver claro el tema de las criptomonedas, aunque por otra parte reconozco que tengo importantes lagunas en el campo económico. Para el usuario final, ¿en que se diferenciarían esas criptomonedas del uso que viene haciendo del 'dinero virtual' a través de banca por internet, tarjetas, etcétera? ¿Qué ventajas me aporta a mí, como usuario final, y a la sociedad en su conjunto la adopción de estas criptomonedas? ¿Esas ventajas compensan los posibles inconvenientes que pudieran tener?
    • Yo también creo que es bueno respaldar la fe con argumentos racionales. La moral católica es la que nos revela Dios a través de los Evangelios, pero hay poderosas razones para pensar que esa moral es la única que garantiza el reemplazo generacional y la buena marcha de las civilizaciones. Y tampoco sería un argumento nuevo el de J. D. Unwin. Ya otras civilizaciones presintieron su caída por la inmoralidad sexual reinante. Si la Iglesia le presta atención a ese tema, no es porque tenga un afán de reprimir, sino porque sabe que las costumbres sexuales tienen un importante impacto en la psique del individuo y en la sociedad, hasta el punto de que pueden hacer inviable esta última. En el foro hemos rescatado algunos textos antiguos, incluso de autores paganos, que hablaban de cómo la corrupción de costumbres estaba llevando al desplome de la civilización; por ejemplo: Sobre la baja natalidad. Dos textos clásicos que sorprenden por su vigencia Un párrafo de Plutarco sobre la natalidad que recuerda mucho a nuestra época Una Francia despoblada sustituye a los niños por perritos (Jacinto Miquelarena, 1939) Hacia un mundo de viejos (Agustín de Foxá, 1948) Europa: Hacia el colapso demográfico - Un análisis desde el catolicismo La historia secreta de la píldora anticonceptiva Tengo pendiente leer el libro de J. D. Unwin. El libro completo se puede encontrar en internet, pero ese tipo de cosas prefiero leerlas en papel. El caso es que encargué un ejemplar a una librería de la India (aunque en realidad es una reimpresión, pues todos los ejemplares están agotados), pero entre que se me amontonan los libros pendientes y que soy algo perezoso a la hora de leer en inglés, todavía no lo he leído :(
    • Por si a alguien le interesa, el libro del que hablaba, en el que se habla sobre la implicación de Charles Malato en importantes atentados terroristas por toda Europa, es el siguiente: Juan Avilés (Editor), Ángel Herrerín López (Editor). El nacimiento del terrorismo en Occidente. Anarquía, nihilismo y violencia revolucionaria. Es un libro breve y que no tiene un enfoque exhaustivo y sistemático, pero tampoco lo pretende, ya que reúne estudios de diversos autores. Está bastante bien para entender el terrorismo anarquista. El libro tiene ya sus años (2008), pero todavía te lo traen si lo pides en las librerías. Se puede echar un vistazo a una versión PDF en internet.
    • Gracias Inés, Español, elprotegido, Vanu Gómez e Hispanorromano!! Un abrazo en Cristo Jesús Redentor y en María Santísima Corredentora de todo אליהו
    • pues nada, aquí ya tenemos un ataque en pleno centro del pueblo... https://www.eldiariomontanes.es/region/occidental/lobos-atacan-vaca-20180921212706-ntvo.html#vca=modulos&vso=eldiariomontanes&vmc=lo-mas-leido&vli=region%2Foccidental ... esto es gravísimo pero es como si en esta Espanna nuestra ya todo diese igual. 
    • @Inés, como veo que has hecho referencias musicales varias aprovecho para enlazarte este hilo dedicado a la fusión musical hispana donde, sin menospreciarlo, tratamos de ir algo más allá del fenómeno relativamente reciente de la "latin music"  
    • Muchas gracias por estas recomendaciones, @Inés. No conocía a Juan Manuel Cotelo a pesar de que es compatriota mío. En la Wikipedia he visto que participó en series que tuvieron mucho éxito en España, como Compañeros o El comisario, series que vi en su día; pero desconocía que este hombre hubiese desarrollado una carrera como director y productor de cine católico. Así que te agradezco que me hayas descubierto a Juan Manuel Cotelo.
    • Desde luego se traen un lío en los laboratorios chinos que da para sospechar. Tiene razón el Español en que estás plagas siempre han venido del extremo oriente. Y no siempre se han extendido de manera fortuita: Cuando los mongoles trataron de conquistar Caffa lanzando cadáveres infectados de Peste Negra
  • Últimos videos a debate

  • Categories

  • Debates más activos en los últimos 7 días

    • 18
      Hola Parvulo. En nombre de la comunidad de foros independiente Corazón Español y como administrador del sitio, quisiera darte la bienvenida y desearte una feliz estancia entre nosotros. Corazón Español es una comunidad de usuarios de foros y redes sociales sin ánimo de lucro, orientada a promover la concordia y el bien común, desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica, impulsando para ello el conocimiento, la reflexión y el debate acerca de la realidad social, religiosa, política y económica de la sociedad. La participación en esta comunidad está regulada por unas normas básicas de convivencia y contenido que es recomendable conocer. Igualmente, aunque esto no sea algo obligatorio, la buena educación sugiere que nos presentemos todos antes de participar en los debates, pues de esta forma abundamos en el respeto mutuo y la confianza entre personas que debe prevalecer en una buena comunidad. Si lo deseas, puedes emplear este mismo tema de bienvenida para presentarte. Finalmente me gustaría añadir una breve reflexión que de alguna forma nos une a todos un poco más. Hoy tenemos la oportunidad de participar en la conquista de ese nuevo mundo que se abre ante el océano digital, y sentar las bases para el desarrollo de las generaciones futuras que mañana poblarán las nuevas redes digitales. Como herederos de la noble tradición hispana, tenemos la experiencia, las herramientas y el sentido histórico de cómo hacerlo, por tanto quizás sea la hora de darle una nueva oportunidad a ese espíritu universal que todos los hispanos llevamos en el corazón, apostando unidos por ese desafío. Como administrador solo me resta ponerme a tu servicio para lo que puedas necesitar y decir que espero estar a la altura de este desafío. Y por supuesto saludarte y agradecerte personalmente tu confianza puesta en esta comunidad. Gracias y bienvenido a Corazón Español
    • 6
      Sé que este hilo puede parecer una estupidez, tal vez lo sea, pero es un tema que me tiene dudando: Me refiero a trabajos como policía, militar,  inspector o técnico de Hacienda, médico, farmacéutico, etcétera. En los que tienes que cumplir órdenes que no siempre son justas o no estás de acuerdo con ellas. Por ejemplo un policía aplicando leyes injustas, un militar que participa en una guerra a un país que no considera justa, y tal. El caso de Hacienda quizás sea el menos problemático, pues ya dijo Jesucristo que dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios, refiriéndose precisamente a los impuestos, pero no es menos cierto que hablaba de los publicanos como pecadores en varias ocasiones. Sé que un funcionario de Hacienda no es lo mismo que los publicanos de la antigüedad, que estos eran recaudadores privados y ganaban fortunas a base de corruptelas y cobrar mucho más de lo que marcaba la ley, pero aún así el gobierno podría exigir una cantidad excesiva e injusta de impuestos, y no tengo del todo claro si sería correcto colaborar en ese caso. El caso del policía y el militar igual, pueden verse en situaciones de cumplir órdenes incorrectas moralmente. Por ejemplo la ley de memoria histórica o la de violencia de género, ojo, condeno el maltrato a las mujeres, pero me refiero al uso que le hace el gobierno para cometer injusticias contra los hombres, ¿es pecado hacerlas cumplir? O en el caso del militar, por ejemplo la guerra de Irak del 2003, o la de Libia, guerras a todas luces injustas en las que nos metieron nuestros gobernantes, ¿fue pecado que los militares participaran en ellas cumpliendo órdenes?  Luego está el caso de médicos, farmacéuticos y demás, este creo que es el peor de todos, porque ya hablamos de hacer barbaridades que pervierten el noble oficio de la medicina, tales como realizar abortos, recetar medicamentos hormonales para un "cambio de sexo", entregar dichos medicamentos en el caso del farmacéutico, etcétera. Supongamos que el gobierno anticristiano que sufrimos llega a elimitar la objeción de conciencia en el caso del aborto. Bueno, el caso, ¿Qué opináis vosotros de estos oficios y ese conflicto? ¿Es pecado hacer cumplir leyes injustas, participar en guerras por intereses mundanos, cobrar una cantidad excesiva de impuestos aún cuando lo indique la ley, etcétera?
    • 4
      https://www.mundorepubliqueto.com/2020/09/26/refutacion-al-porque-los-paises-hispanos-no-pueden-unirse-de-nuevo/ otro gran artículo de Tercio, en Mundo Republiqueto.  
    • 2
      CBDC´s : monedas digitales de los bancos centrales, "todos los bancos centrales están en ello" desaparición de la actual modelo de banca, desaparición de los depósitos bancarios estandarización mundial e interoperabilidad "limitación" del dinero que llegará a particulares y empresas (trato de no hacer juicios de valor antes de que leáis los enlaces porque tiene miga la cosa)       https://www.blockchaineconomia.es/monedas-digitales-de-los-bancos-centrales-liberalizaran-banca/  
    • 1
      Es un escándalo pero la reacción europea, en especial la espannola por lo que a nuestro interés respecta, es un buen indicio del despiste que se traen tanto nuestros medios como nuestros políticos. Y digo despiste por ser benevolente. Hace dos semanas, el 10 de septiembre se detectó un brote de peste porcina en Alemania, enfermedad altamente contagiosa. Inmediatamente Corea y China vetan las importaciones -lo cual supone un importante impacto para las exportaciones alemanas- a quienes siguen Japón, Brasil y Argentina. Pues resulta que en Europa se hace mutis por el foro y se traga con aceptar un veto solo al foco de este brote. Algo que dejaría perplejo al más pintado, especialmente después del "numerito" que nos montaron precisamente en ese país con el tristemente famoso caso de los pepinos espannoles, que fueron falsamente acusados de un brote de E.coli en el país germano. Esto ha sido ratificado varios annos después de lucha judicial de dos empresas espannolas https://elpais.com/economia/2017/08/23/actualidad/1503514718_294846.html El impacto para el sector hortofrutícola espannol fue tremendo por la desvergüenza de la política alemana, curiosamente de nuevo focalizada en Hamburgo. Los miramientos fueron... cero. Ahora tenemos bien clara la ley del embudo con el asunto de la peste porcina. Lo más insultante de la situación es el silencio de la prensa y la política espannola, máxime cuando Espanna es, tras Alemania, el principal productor de carne porcina en Europa. Pues el eco es mínimo... como si aquí no sucediera nada, como si lo lógico no fuera seguir coherencia no solo con lo que han hecho los cinco países que ya han vetado importaciones alemanas y con lo que los propios alemanes hicieron con la hortaliza espannola, además basándose en falsedades. Alemania se lamenta de esta pérdida de exportacioens -de hecho está tratando de negociar el veto asiático- al mismo tiempo casi se jacta de que el 70% de sus exportaciones son dentro de la UE... que se está comiendo con papas su carne de cerdo bajo una ley de silencio pasmosa.      
    • 0
      Ha salido hace unos días la noticia que tiene buena pinta. Pero viendo entradas similares de otros años me pregunto por qué en la isla salen continuamente reediciones periódicas de la misma noticia. Es como si se hiciese de cara a la galería.  A ver si algún isleño nos lo aclara.  https://www.google.com/amp/s/www.cope.es/actualidad/internacional/amp/noticias/puerto-rico-convierte-espanol-primer-idioma-oficial-por-delante-del-ingles-20200921_904884
  • WEBS AMIGAS

    Comunidad-Hispanista.png

    Avatar_Cuadrado@2x.jpg

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 77 replies
    • Una crítica a "La opción benedictina"
      Lo mismo que señalo algunas cosas que me disgustan de Prada, no tengo inconveniente en reconocer sus aciertos. Publica una interesante crítica a la "La opción benedictina", libro de un converso a la ortodoxia y militante del Partido Republicano que extrañamente se viene promocionando en ambientes católicos. La crítica de Prada está muy inspirada en argumentos desarrollados previamente por el profesor Miguel Ayuso.
        • Thank you (1 positive)
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 15 replies
×