Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'separatismo'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Staff
  • Main forums
    • Current debate
    • The pending Spain
    • Memory of the Spains
    • Spanish coffee
    • Information and support
  • Corazón Montañés's Temas nuevos
  • English-speaking community's English-speaking forum
  • Coração Brasileiro e Luso's · Fórum do Brasil e a Lusofonia
  • Corazón Mexicano's · Foro de México
  • Corazón Puertorriqueño's Foro de Puerto Rico
  • Corazón Argentino's · Foro de Argentina
  • Fuero de las Alemanias.'s Foro Hispano-Alemán
  • Corazón Católico's Foro Católico
  • Mundo Republiqueto's Foro de la comunidad MR

Categories

  • Opinión
  • España
  • Hispanoamérica
  • Internacional
  • Historia y patrimonio
  • Política
  • Religión e Iglesia
  • Geopolítica y estrategia
  • Pensamiento y filosofía
  • Ciencia y tecnología
  • Naturaleza y medioambiente
  • Artes y cultura
  • Web information

Blogs

There are no results to display.

There are no results to display.

Categories

  • Spanishness and contemporary world
    • News and contemporary world
    • The future of the Spanishness
    • Memory of the Spanishness
  • Talk and entertainment
    • Art and culture
    • Science and Technology
    • Faith and religion
    • Education and formation
    • Thought and philosophy
    • Nature and environment
    • Travel and tourism
    • Music and movies
    • Sports and shows
    • Data and curiosities
  • Fuero de las Alemanias.'s Videos
  • Corazón Católico's Videos

Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Found 4 results

  1. Leyendo un libro reciente sobre la formación de la nación española, encuentro unas referencias al P. Feijoo que me han parecido de gran provecho en relación con el problema separatista en Cataluña. El P. Feijoo advierte contra toda pasión nacional irracional o desordenada, pero se refiere muy especialmente al particularismo regional, que él denomina paisanismo, cuando se pone por encima de la patria española. Considera que este amor a la patria chica es especialmente propicio para dividir los ánimos y fomentar la revuelta contra el soberano, con lo que conviene meterlo en cintura o será germen de guerras civiles. Cito el párrafo del P Feijoo y señalo en negrita los pasajes a los que más me adhiero: Concuerdo con la visión del P. Feijoo. Ninguna pasión desordenada es buena, pero el amor a la patria chica propende al desorden y puede resultar especialmente dañino para la república, por ser germen seguro de discordias. Ahora bien, no tengo claro si esta visión resultaría ortodoxa para los carlistas. Es posible que la consideren un poco jacobina, pues, en lo que siempre me ha parecido entender de ellos, consideran que no hay posible contradicción entre la patria grande y la patria chica, con lo que todo afecto por esta última siempre será beneficioso. ¿Qué os parece lo que dice el P. Feijoo? ¿Le veis alguna pega a su planteamiento? ¿Os parece una concepción excesivamente moderna de España?
  2. Hispanorromano

    La Colau, Valls y Ciudadanos

    En el estupendo hilo de Vanu Gómez sobre el patriotismo español, leía esta opinión de El guerrillero: Mi opinión es muy similar a la de El guerrillero. En el Ayuntamiento de Barcelona había dos opciones, o la roja Colau o las ratas separatistas de ERC. En este contexto tan particular, me parece lo más urgente impedir el gobierno separatista, con lo que la opción menos mala para España sería la Colau, pese a que también tenga veleidades raras en cuanto a la independencia de Cataluña. El denostado Valls ha apoyado a Colau, en lo que me ha parecido un gesto de responsabilidad y de patriotismo desacostumbrado en nuestros políticos. Pero parece que el gesto de Valls no ha gustado a Ciudadanos, que ha anunciado que se separa de Valls. Un conocido columnista ha alabado el gesto de Valls y ha criticado la postura infantil de Ciudadanos: Nunca llegarás a presidente Si a los de Ciudadanos no les ha gustado el gesto, mejor ni preguntar a los de VOX. En este tema no entiendo la postura de Ciudadanos ni la de VOX y me parece de una irresponsabilidad monstruosa, de las que incapacitan para gobernar un país. Abro el hilo para sondear vuestra opinión. Como decía, en este tema coincido con lo que ha expresado El guerrillero. Pero quisiera consultar vuestra opinión no sea que se me esté escapando algo, y por otra parte, creo que es una discusión de actualidad interesante, que también entra en el terreno de la estrategia a seguir con el separatismo catalán. Los separatistas abuchearon y tiraron una botella a Colau en su proclamación: Tensión entre independentistas y comunes en Sant Jaume: "La Colau es un fraude" Parece, pues, que están molestos con la jugada y la ven como un retroceso para sus intereses. ¿Este odio irracional de los separatistas podría servir para "nacionalizar" a la izquierda? Es otro debate interesante. De momento, la Colau parece que ha dicho que no retirará los lazos amarillos, con lo que esa nacionalización se antoja lejana.
  3. En otros hilos hablábamos sobre el problema separatista en España. Creo que estábamos de acuerdo en que el modelo autonómico no favorece una solución del problema. Ahora bien, ¿cómo reestructuraríamos España? Se me ocurren varias posibilidades, que incluyo en una encuesta por si queréis votar: 4 niveles (Estado central, comunidades autónomas, diputaciones provinciales, municipios) 3 niveles (Estado central, comunidades autónomas, municipios) 3 niveles (Estado central, provincias, municipios) 3 niveles (Estado central, comarcas o cualquier otra entidad diferente de la provincia, municipios) 2 niveles (Estado central, municipios) Mi opción ideal sería la que he marcado en verde: Estado central, comarcas o cualquier otra entidad diferente de la provincia, municipios. Ahora bien, la opción que he marcado en amarillo también me parece aceptable (lo mismo pero basado en provincias). Y hasta puede necesaria esta opción para salir del paso, pues de otro modo nos enfrascaríamos ya de partida en interminables disputas identitarias que podrían dar al traste con el proyecto. La opción que he marcado en rojo me parece con diferencia la más peligrosa. Yo creo que sería la última puntilla a España, pues entonces las comunidades autónomas se erigirían en verdaderas naciones. Curiosamente, hace tiempo Ciudadanos defendía esta opción con el pretexto de ahorrar. Pero la comunidad autónoma, al estar basada en fronteras históricas de reinos, es un polvorín identitario, mientras que a nivel administrativo es muy poco operativa, pues está muy lejos del ciudadano. Tiene mucho más sentido eliminar las comunidades autónomas y quedarse con las diputaciones provinciales. Copio un texto leído en Twitter que me ha parecido bastante acertado, aunque posiblemente tiene algún aspecto problemático: Nota: el autor es identitario y rusófilo, pero en los últimos tiempos criticó la injerencia rusa en Cataluña, lo que le valió ser despreciado por sus antiguos camaradas. Aunque el hombre sigue aquejado de parecidos vicios, parece que por lo menos antepone el interés de España al de otras naciones. ¿Qué os parece ese breve texto? ¿Os parece demasiado "jacobino" o demasiado centralista? ¿Compartís la solución? También podéis votar en la encuesta, aunque se agradecería que os explayéis.
  4. Una interesante ponencia de Jesús Laínz, ensayista, sobre el "Pasado, presente y futuro del separatismo catalán". El vídeo es largo pero el grueso de la ponencia e ideas dura los primeros 50 minutos. Especialmente recomendable, por lo repugnante, es la colección de citas racistas y supremacistas que aporta a partir del minuto 30. Básicamente dibuja varias fases. 1. Constatación del triunfo económico catalán. En torno a 1840, Barcelona es una ciudad industrializada junto con sus alrededores, el resto de España no. Balmes hace notar esta distinción, subrayando que el centro del país no tiene la vitalidad económica que sí tiene la periferia. 2. Cataluña como la región "más española de España". Entre 1840 y 1898, la Cataluña colonialista fue la región más implicada en la industria y el comercio colonial con Cuba y Filipinas. Fue también la región más belicista, más antiseparatista, la que más alentó el reclutamiento para someter las rebeliones cubanas. En la despedida a los voluntarios catalanes embarcándose a Cuba, hay enfervorecidas muestras de apoyo a España y una multitud de banderas de España, contra los separatistas (cubanos). La prensa catalana se queja de que el Arco de Triunfo de recepción de las tropas que viajan a Cuba no es "lo bastante español", porque se parece a la Puerta de Alcalá madrileña, "que es italiana". Obtuvo además importantes protecciones económicas que fomentaron su industria textil, hasta el punto de propiciar el que los Estados Unidos (con importante industria algodonera e intereses en Cuba, pero alejados con aranceles) dieran el paso de atacar a España. 3. Comienzo de la fase del odio. Tras el desastre del 1898 y la pérdida de Cuba tras el ataque americano, hay un giro de 180 grados: sólo siete días después de la última batalla, los periódicos describen a Cataluña como "anclada a un barco que se hunde". Hasta entonces, el catalanismo era mínimo. Los payeses no se tomaban en serio a los catalanistas, sólo una persona por comarca se interesaba. Pero comienza la agitación antiespañola en los 1900. Hacen suya la Leyenda Negra de la vieja propaganda retomada por los EEUU en la guerra. Empiezan a afirmar que "los catalanes y los vascos" no tienen nada que ver con lo ocurrido en América (cuando en realidad, España acababa de ser el último país en abolir la esclavitud por los intereses de las plantaciones de los industriales catalanes). 4. Supremacismo racial. En el primer tercio del XX, Pompeyo Gener y otros empiezan a asegurar que los catalanes son racialmente superiores a los españoles. El argumento es múltiple: los catalanes son arios, europeos, germánicos, francos, "en el camino del Superhombre", frente a los semíticos españoles, donde sólo se adivina "la cruel bestia africana". Aseguran que la altitud, la bioquímica y los aires de la Meseta, por su baja presión y la rareza de algunos elementos, impiden el desarrollo del cerebro. Daniel Cardona afirma que "un cráneo de Ávila jamás será como un cráneo del valle de Vic". Aparece un editorial en el 1926 que recomienda a las catalanas que no mezclen su sangre con los castellanos/españoles, por "impurificar la raza catalana". Se consideran "anticatalanas" dichas uniones. 5. Supremacismo lingüístico. Tras la caída de la Alemania nazi, el argumento racial se deja de lado y se vira a un discurso centrado en la lengua. Ahora, catalán es quien habla la lengua catalana. Se toma toda la ingeniería romántica de que una lengua es el constituyente básico de una nación. 6. Apoyo del socialismo. En torno a 1970. La izquierda española, enferma de Leyenda Negra, comulga con el nacionalismo catalán, empieza a trasladar su discurso de proletarios oprimidos y burgueses opresores, a un discurso de "naciones oprimidas" y "naciones opresoras". Los socialistas se hacen antinacionalistas españoles, pronacionalistas catalanes y federalistas, cambian el nombre del comité estatal de "Comité Nacional" a "Comité Federal". 7. Viraje al nacionalismo cívico. Surge en torno a 1990-2000, les sirve para integrar a los charnegos. Constituye la etapa posmoderna del nacionalismo catalán. Ahora es catalán "quien se siente catalán", dejando de lado el origen biológico e incluso la lengua. Por tanto, un catalán de sangre y habla catalana, pero que no es nacionalista, es "menos catalán" que un charnego o incluso que los "nou catalans" (pakistaníes, magrebíes) que se adhieran al nacionalismo catalán. 8. "La pela" o nacionalismo económico. Es la última vuelta de tuerca, y vuelve a los orígenes. Nos encontramos en una fase en la que se intenta decir a la gente que aunque no sean catalanes de sangre, ni se sientan catalanes, ni hablen catalán, "les conviene" apoyar la independencia porque les va a rentar económicamente a su bolsillo (su negocio, inversión, etc.). Hasta tal punto, que se pone el ejemplo de Irlanda, que abandona el fomento del gaélico justo cuando se independiza, por el interés económico del uso de la lengua inglesa.
×