Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'leyenda negra'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Main forums
    • Current debate
    • The pending Spain
    • Memory of the Spains
    • Controversial issues
    • Spanish coffee
    • Community support
  • Spanish heart
  • Corazón Montañés's Temas nuevos
  • English-speaking community's English-speaking forum
  • Coração Brasileiro e Luso's · Fórum do Brasil e a Lusofonia
  • Corazón Mexicano's · Foro de México
  • Corazón Puertorriqueño's Foro de Puerto Rico
  • Corazón Argentino's · Foro de Argentina
  • Fuero de las Alemanias.'s Foro Hispano-Alemán
  • Corazón Católico's Foro Católico

Categories

  • Opinión
  • España
  • Hispanoamérica
  • Internacional
  • Historia y patrimonio
  • Política
  • Religión e Iglesia
  • Geopolítica y estrategia
  • Pensamiento y filosofía
  • Ciencia y tecnología
  • Naturaleza y medioambiente
  • Artes y cultura
  • Web information

Categories

  • Spanishness and contemporary world
    • News and contemporary world
    • The future of the Spanishness
    • Memory of the Spanishness
  • Talk and entertainment
    • Art and culture
    • Science and Technology
    • Faith and religion
    • Education and formation
    • Thought and philosophy
    • Nature and environment
    • Travel and tourism
    • Music and movies
    • Sports and shows
    • Data and curiosities
  • Fuero de las Alemanias.'s Videos
  • Corazón Católico's Videos

Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Found 5 results

  1. Aparte de Francisco solo ha habido cuatro Papas hispanos en la historia. Y casi todos ellos han sido protagonistas de momentos muy convulsos de la cristiandad. Como si la Providencia misma hubiera dispuesto que la idiosincrasia hispana estuviera presente en los momentos más críticos. El primero fue san Dámaso I, un excelso gallego y gran estratega, mentor de san Jerónimo, que fue elegido Papa en el año 366 y murió en el 384. Fue el primer Papa del imperio romano tras el decreto del emperador Teodosio, y el único que ha llegado a subir a los altares por su tesón en consolidar la primacía de la Iglesia, mantenerla unida y erradicar múltiples herejías de su época. Hizo lo imposible también por evitar el gran cisma entre Oriente y Occidente que ya se vislumbraba, aunque fueron tantas las intrigas contra él que no pudo evitarse que ocurriera años después. Entre aquellas intrigas destaca la que le vino desde el luciferismo (ojo a este dato porque la historia de los Papas hispanos estará marcada siempre por la controversia), acusándole de adúltero para evitar su pontificado, pero consiguió vencer a sus enemigos. Está considerado como uno de los grandes Papas de la Historia. A él le debemos entre otras cosas el rezo del "gloria", la traducción de la biblia en latín o el canto del "Aleluya", en la tradición católica. Más de mil años después, en 1394, accedió a la silla de San Pedro otro Papa español, Benedicto XIII, el Papa Luna o antipapa. Lo hace en medio de otro de los episodios más oscuros de la Iglesia, el Cisma de Occidente, que se había producido a consecuencia de las intrigas francesas e italianas por controlar la Iglesia. Benedicto XIII forma parte de la facción francesa que tenía la sede papal en Avignon, y lo hace como sucesor de Clemente VII, pero al ser un súbdito de la Corona de Aragón, los franceses comienzan a desconfiar de él porque iban a perder la obediencia papal al dictado del Rey de Francia y en favor de las coronas españolas. Entonces le retiran el apoyo político y económico, llegando a sitiar el palacio de Avignon para derrocarle. Francia, Navarra y Portugal le declaran ilegítimo y solo Castilla, Aragón, Sicilia y Escocia lo reconocen como el legítimo Papa de la Iglesia Universal, pues era el único de los que en ese momento se disputaban la legitimidad para gobernar la Iglesia, que ya era cardenal cuando se produjo el cisma y por tanto era el único que legalmente podía ser Papa. Pero al final murió injustamente desterrado en el castillo de Peñíscola con el único apoyo de los reinos españoles de Castilla y Aragón, y al amparo del rey Alfonso V. Para la historia popular ha quedado la frase "mantenerse en sus trece" por su empecinamiento en defender su legitimidad hasta su muerte. A continuación vino Calixto III, el primero de los Borja (Borgia). Su pontificado transcurrió entre 1455 y 1458. Hizo su carrera eclesial a raíz de su apoyo a la causa de Benedicto XIII y el favor de Alfonso V de Aragón, liderando las negociaciones que pusieron fin al Cisma de Occidente y logrando la reconciliación entre el Reino de Aragón y Roma. Aunque se le conoce por ser el Papa que trasladó la típica austeridad española a Roma, cosa que le granjeó enemistades con los humanistas italianos acostumbrados al mecenazgo Papal, y por ser un hombre de gran justicia que llegó a anular el juicio a Juana de Arco, lamentablemente es más conocido por su nepotismo al otorgar importantes cargos eclesiales a sus sobrinos, uno de los cuales llegaría a ser Papa. Pero esto ocurrió por las intrigas que había contra él entre los prelados italianos que veían con malos ojos que un español gobernase la Iglesia. Su labor fue fundamental para guardar el equilibrio en la guerra contra los turcos, y para mantener también la paz en Italia, que por aquel entonces era en gran medida posesión española. Además decretó una bula de cruzada para recuperar Constantinopla y llegó a vender todas sus pertenencias para pagarla, aunque este objetivo finalmente no lo pudo alcanzar. Podría decirse que el comienzo de la Leyenda negra antiespañola comenzó a germinar durante su papado, de manos de los italianos, que entre otros muchos infundios contra él, llegaron incluso a difundir el bulo de que había ordenado supersticiosamente que las campanas tocasen a diario para exorcizar al cometa Halley, que era visible por aquel entonces, y demonizar así a los científicos humanistas que lo estudiaban, aunque la realidad era que había ordenado la bula de las campanas para recordarle diariamente a los cristianos la necesidad de emprender la cruzada contra los turcos. En general se le recuerda gravemente por haber sido un Papa que logró su cargo a base de intrigas, pero lejos de ser así, fue en realidad fue uno de los que puso paz en la Iglesia y entre las naciones católicas, a pesar de las numerosísimas intrigas y difamaciones que se vertieron contra él. Finalmente vino el controvertido Alejandro IV, entre 1492 y 1503, que era sobrino de Calisto III. Se le considera el Papa de las Américas por haber otorgado mediante las Bulas Alejandrinas, la condición de Reyes Católicos a Isabel de Castilla y Fernando II de Aragón, es decir la Monarquía Católica, y por haber promovido igualmente el Tratado de Tordesillas, por el que España y Portugal se repartieron el mundo tras el descubrimiento de América. Con 20 años ya era cardenal de la Iglesia y Obispo de Valencia, con el favor de su tío, y a los 22 fue nombrado Vice Canciller de Roma hasta su elección como Papa en 1492. Su pontificado tuvo un marcado signo político que benefició a España enormemente, y se le ha criticado mucho por el mundo de intrigas y conspiraciones en el que se movía, aunque esto es en gran medida a raíz de la "Leyenda negra de los Borgia", lanzada originalmente por franceses y sobre todo italianos, que fue el prototipo de la española, pero lo cierto es que no puede entenderse la historia posterior de España, y la evangelización de las Américas, sin la figura de este Papa y de su obra. De no haber sido por él, seguramente la historia de Occidente hubiera sido muy diferente a la que hoy es. Hay un quinto Papa que, si bien no era español, sí que procedía de la estirpe de los Borgia y cuyo pontificado estuvo claramente marcado por su apoyo a España. Se trata de Inocencio X, tataranieto de Juan Borgia y conocido por su condena del Jansenismo, su negativa a reconocer la independencia de Portugal, o su ferrea oposición al tratado de Westfalia. También fue victima de las intrigas italianas y Francesas, sobre todo de estas últimas, hasta el punto que Francia llegó a amenazarle con enviar sus ejercitos a conquistar Roma. Y pasaron los siglos hasta que llegó S.S. Francisco, que también, y como buen hispano que es, desde el primer momento de su proclamación está siendo objeto de las mayores intrigas y conspiraciones contra él que se recuerdan en la Iglesia, desde el tiempo de los papados españoles ¿Casualidad?
  2. Es un tema interesante, a la vez que complejo. No puede negarse que en los siglos XVII y XVIII, los más cruciales para la física y las matemáticas, España estuvo ausente de los grandes descubrimientos ocurridos en Europa en esas materias. No obstante, lejos de ver este hecho como una tragedia como hace tradicionalmente el autoflagelante regeneracionismo español, hay ciertos factores que lo relativizan: - En los siglos XVII y XVIII, España realizó las más importantes gestas humanísticas, religiosas y mantuvo una formidable hegemonía militar. Por lo que no es en absoluto justo considerar ese período como "tiempo perdido" ni mucho menos deducir una inferioridad de España frente al resto de Europa. No se trata de caer en el extremo del "que inventen ellos" de Unamuno, pero sí valorar los campos tan o más importantes que la física y las matemáticas en los que España ha sido excelente. - La brillantez humanística, artística y literaria de España, especialmente durante el siglo XVII, sin duda deslumbró a la mayoría de los intelectuales españoles y explica el hecho que hubiera menos interesados en matemáticas. Del mismo modo, simplificando mucho y salvando las distancias, que en la época actual a la inmensa mayoría de los niños y jóvenes españoles les interesa el fútbol muy por encima de los otros deportes. - Al estar enfrentada a la mayoría de países europeos, España decidió con buen criterio poner en cuarentena lo que se enseñaba en las universidades del resto de Europa, en el momento álgido de la "post-Reforma" protestante. El clima de aquella época es complicado y a veces difícil de imaginar para nosotros, pero sin duda (como hoy) la propaganda era un factor crucial. Además, por aquel entonces los campos del conocimiento no estaban, ni mucho menos, tan deslindados como lo están hoy -recordemos que Newton y Leibniz escribieron mucha más teología que matemáticas y solían mezclar ambas cosas en sus discursos- por lo que era más difícil discernir lo beneficioso de lo perjudicial. - Por otro lado, nuestros filósofos, sin duda muy influenciados por la escuela jesuita, rechazaron el concepto de "infinitesimal", esto es, de cantidad infinitamente pequeña e indivisible, por considerarlo, en la línea de Aristóteles, un absurdo filosófico. Si bien seguramente les asistía buena razón en sus consideraciones filosóficas -de hecho el concepto de infinitesimal ha sido ya superado por la matemática contemporánea, precisamente por ser en el fondo un concepto absurdo que no puede pasar el filtro de rigor de la matemática actual- ésta fue en su momento una idea operativa, funcional y sobretodo clave que llevó a Newton y a Leibniz a desarrollar el cálculo llamado precisamente infinitesimal, que supone, sin ninguna duda, el verdadero punto de inflexión de la ciencia físico-matemática moderna. Es decir, que en España se eligió -sin poder saberlo de antemano y con razones justificadas- la vía equivocada, considerando que Euclides siempre iba a ser la piedra angular de la ciencia físico-matemática. Estos fracasos y equivocaciones ocurren infinidad de veces en la historia humana, generalmente debidos al azar y la mala suerte, y ni mucho menos deben ser motivo de fustigación. Seguramente mucho más podría decirse. De momento lo dejo aquí.
  3. Hace tiempo que quería plantear una tesis que ahora encuentro respaldada por un artículo. Al hilo de la retirada de la estatua de Colón en EEUU, mi tesis es que Colón realmente no tiene tanta importancia y fue más bien un gol que nos coló la propaganda antiespañola. El verdadero mérito no está en el descubrimiento de América, sino en la conquista, colonización y sobre todo la evangelización, que corresponde a los Reyes Católicos y sus sucesores. Lo importante es que incorporásemos aquellos territorios a España y a la catolicidad. Al ponerse tanto peso en Colón, al mitificarse su figura, lo que se busca es desacreditar la obra de los Reyes Católicos y en general de España, pues además se juega con el origen genovés de Colón. En EEUU el Día de Colón era una cosa que estaba más bien dedicada a los italianos y no tenía un signo hispánico. Por lo tanto, que dejen de celebrar ese día o que retiren la estatua de Colón en principio no nos debería importar demasiado, ya que aquello estaba concebido para ocultar y minusvalorar la obra de España. En definitiva, el mito de Colón sería parte de la leyenda negra. Dejo el artículo (ya me diréis qué opináis):
  4. Vanu Gómez

    Libro Elvira Roca Varea

    Quizás no sea lo más elegante o más currado pero, lo advertí, es una de las fuentes que quisiera utilizar para reclutar vuestros puntos de vista. Este tipo de hilos en burbuja dan resultados bastante interesantes. Prácticamente este caso da una descripción de Pérez Reverte que firmaría de pe a pa. Incluso pareciera recopilación y mejora de comentarios hechos por mí durante años sobre un tipo, a mí parecer, siniestro como pocos en su escenificación actualizada del viejo vicio de denigrar el nombre y la obra de España, con el agravante de hacerlo desde dentro. http://www.burbuja.info/inmobiliaria/temas-calientes/975231-apuntes-del-libro-de-m-elvira-roca-barea-se-refiere-al-bocachancla-arturo-perez-reverte.html Quería aprovechar para entrarle a uno de los caballos de batalla de este foro. Nada menos que la leyenda negra.
×