Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'gnosticismo'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Staff
  • Main forums
    • Current debate
    • The pending Spain
    • Memory of the Spains
    • Spanish coffee
    • Information and support
  • Corazón Montañés's Temas nuevos
  • English-speaking community's English-speaking forum
  • Coração Brasileiro e Luso's · Fórum do Brasil e a Lusofonia
  • Corazón Mexicano's · Foro de México
  • Corazón Puertorriqueño's Foro de Puerto Rico
  • Corazón Argentino's · Foro de Argentina
  • Fuero de las Alemanias.'s Foro Hispano-Alemán
  • Corazón Católico's Foro Católico
  • Mundo Republiqueto's Foro de la comunidad MR
  • Corazón Peruano's Foro del Perú

Categories

  • Opinión
  • España
  • Hispanoamérica
  • Internacional
  • Historia y patrimonio
  • Política
  • Religión e Iglesia
  • Geopolítica y estrategia
  • Pensamiento y filosofía
  • Ciencia y tecnología
  • Naturaleza y medioambiente
  • Artes y cultura
  • Web information

Blogs

There are no results to display.

There are no results to display.

Categories

  • Spanishness and contemporary world
    • News and contemporary world
    • The future of the Spanishness
    • Memory of the Spanishness
  • Talk and entertainment
    • Art and culture
    • Science and Technology
    • Faith and religion
    • Education and formation
    • Thought and philosophy
    • Nature and environment
    • Travel and tourism
    • Music and movies
    • Sports and shows
    • Data and curiosities
  • Fuero de las Alemanias.'s Videos
  • Corazón Católico's Videos

Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Found 4 results

  1. Recojo un interesante artículo que publica ABC donde se da cuenta de las mentiras que informan el mito fundacional del Día Internacional de la Mujer para ocultar el origen comunista de la reivindicación. Aparte de la mentira de la fábrica incendiada con las mujeres dentro para que no protestaran, resulta también curioso constatar que, en realidad las primeras celebraciones de este día se iniciaron en la Europa protestante un 19 de Marzo, de alguna forma buscando suplantar la celebración de la solemnidad de San José, que desde el S. XV conmemora en el orbe católico al esposo de la Virgen María, considerado patrono de la Iglesia a partir del S.XVIII y con mucha devoción entre las clases obreras del S. XIX, cuya celebración se convertiría posteriormente en la del Día del Padre a partir del S.XX. Vivimos bajo infinitas capas de mentiras que sostienen los mitos fundacionales modernos que permiten las alternancias izquierdas-derechas en el poder, como este del día de los derechos de la mujer. Por cierto, una pequeña apostilla. La celebración del día del Padre el 19 de marzo en los países católicos, se establece por ser San José el buen esposo, padre y protector de la Sagrada Familia durante la infancia de Jesús. Sin embargo, el origen de la celebración surge en Estados Unidos donde se celebra el tercer domingo de junio, debido a que la Sra. Sonora Dodd propuso la idea en 1909 para honrar la memoria de su padre, un veterano de la guerra civil estadounidense que enviudó al morir su esposa en el parto de su sexto hijo. La devoción de la hija hacia su padre por el gran esfuerzo y sacrificio que había tenido que realizar en solitario para sacar adelante a su familia tras el fallecimiento de la madre, le llevó a proponer la celebración de un día dedicado a la memoria de los padres que comenzó a celebrarse en junio de 1910 en Washington, extendiéndose durante los siguientes años a otras ciudades y estados norteamericanos hasta que en 1924, el presidente Calvin Coolidge declaró la celebración de carácter nacional y el presidente Lyndon Johnson la fijó en el tercer domingo de junio en el año 1966. En cambio, en muchos países con gran tradición católica como España, se prefirió celebrar el día del padre el 19 de marzo, curiosamente en nuestro caso a raíz de que en el año 1948, la profesora madrileña Manuela Vicenta Ferrero, pidiese establecer ese día debido a las constantes peticiones que algunos grupos de padres pedían en las escuelas para igualarse con las madres que ya contaban con su "Día" desde mucho tiempo atrás pues, por aquel entonces se celebraba la maternidad el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción. Así y siguiendo con la estela anglosajona, la maestra Ferrero escribió un artículo donde animaba a las escuelas españolas a conmemorar el Día del Padre que, por ser nuestra nación oficialmente católica en aquellos años, se propuso celebrar el 19 de marzo día de San José. También es curioso conocer como en Rusia, el Día del Padre comenzó a celebrarse el 23 de febrero del calendario juliano que, como se dice en ese artículo, en aquel tiempo se correspondía con nuestro 8 de marzo del calendario gregoriano, aunque posteriormente al hacer la transición de calendarios en aquel país, siguió celebrándose igualmente el 23 de febrero. Pero el dato más curioso es que, tanto con el viejo como con el nuevo calendario, a ese día en Rusia se le conoce como el “Día del Defensor de la Patria”, en memoria de los miles de padres que se sacrificaron por la madre patria en los frentes de batalla de la Segunda Guerra Mundial. Es decir, por donde uno mire no ve más que intentos de socavar el fundamento y la noción patriarcal de la sociedad para suplantarla por una impostada ideología feminista, que además aborrece de la idea de maternidad como complemento inseparable de la paternidad. Una ideología que por lo demás, como en el caso del satanismo, busca en último término destruir el vínculo con lo trascendente, "Dios Padre, creador y dador de vida", que ha dado origen y forma a nuestra cultura y modo de vida occidental, para imponer una falsa cultura de autodeterminación vital en la que uno mismo se erige en creador y ejecutor de la propia vida y la de los demás. No está demás recordar que uno de los principios fundamentales del satanismo, defiende específicamente el derecho inviolable de la mujer sobre su propio cuerpo. En esta entrevista al fundador de la organización "El Templo de Satán", se pueden encontrar numerosas similitudes entre los postulados del satanismo y las ideas que predica la nueva corriente feminista y laica que hoy recorre buena parte de las naciones occidentales: https://www.elmundo.es/sociedad/2016/08/18/57a9ec27e5fdea8e088b4681.html Por ejemplo, cuando le preguntan al fundador por las mujeres, éste reposnde: "¿Por qué la mujeres son tan importantes para la comunidad satanista? Pienso, por ejemplo, en la Iglesia de Satán (organización religiosa oficial fundada en 1966 por Anton Szandor LaVey [el Papa Negro]) que fue la primera en tener a mujeres al frente. Sí que estamos por la igualdad de derechos para las mujeres y somos muy activos en el tema del derecho a elegir. Uno de nuestros principios defiende específicamente el derecho de la mujer sobre su propio cuerpo, y que este derecho es inviolable. En estos momentos estamos implicados en dos juicios para garantizar ese derecho para las mujeres." En este otro artículo publicado originalmente en una revista italiana, se ofrece una reseña del estudio académico "Feminismo satánico", realizado por un investigador sueco que analiza el origen satanista de la ideología de género y el entronque histórico e ideológico del satanismo con buena parte de los postulados y posiciones que encarna el feminismo moderno: Parafraseando al Papa Francisco cuando aún era cardenal, hoy miles de mujeres saldrán a la calle a manifestarse por sus derechos, siguiendo las consignas de sus líderes políticos, confundidas por una mentira acerca del origen de este día y animadas en gran medida por la astucia de "el padre de la mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios". O como dice también la tradición católica, engañadas por Satanás cuyo mayor triunfo es "hacernos creer que no existe".
  2. Puesto que en algún hilo surgió el tema del gnosticismo, he pensado que sería bueno escanear algunos fragmentos de un libro de Eric Voegelin. Él explica las ideologías modernas como movimientos gnósticos de masas. No estoy del todo de acuerdo con esta teoría, aunque sin duda las ideologías tienen algo de sucedáneo religioso. Me parece que su definición de gnosticismo es demasiado amplia. Creo que para considerar a alguien gnóstico habría que verificar si sostiene las tradicionales ideas de estas sectas sobre el demiurgo como creador del mundo material. No obstante, la tesis de Voegelin me parece bien encaminada y creo que merece estudiarse con atención. Escaneo una parte en la que enumera las seis características que, según él, reúnen los movimientos gnósticos: Más adelante escanearé otros fragmentos. Pero perfectamente podéis ir comentando lo que os parece. Quizá no consideréis acertada la teoría de Voegelin y lo entiendo. Ya digo que no estoy del todo de acuerdo con Voegelin. Pero me parece interesante conocer sus teorías y debatirlas. Aprovecho para preguntar una cosa: esta clase de hilos, en los que se debate sobre ideas, ¿en qué subforo deberían ir?
  3. Las raíces gnósticas de la ideología de género El fundamento de la ideología de género no es ni laico ni científico. En efecto, la absolutización de la autonomía del “yo” y el consiguiente desprecio de los condicionamientos de la corporeidad humana, se originan en creencias religiosas que provienen de los albores de la historia. La realidad pluricultural de nuestra sociedad, en la que tanto se ha insistido, conlleva la exigencia de evitar la imposición de cualquier uniformidad en lo que respecta a los contenidos y metodologías concretos de la educación sexual escolar. La educación sexual escolar se mencionó reiteradamente durante el debate de la ley de aborto -desde ambos sectores contendientes- como una acción posible dirigida a prevenir abortos. Sin embargo no todos entendemos lo mismo por educación sexual “integral”, ni coincidimos con la orientación ideológica que se pretende imponer bajo el pretexto de que es “laica” y “científica” y que por lo tanto debe ser obligatoria, aún con la oposición de sus padres “por el interés superior del niño”. Pero el fundamento de la ideología de género no es ni laico ni científico. En efecto, la absolutización de la autonomía del “yo” y el consiguiente desprecio de los condicionamientos de la corporeidad humana, se originan en creencias religiosas que provienen de los albores de la historia. En honor a la brevedad voy a referirme a aquellas que recibieron el nombre genérico de “gnosticismo” alrededor de los primeros años de nuestra era. En realidad, se trataba de diversas tradiciones “gnósticas” que proliferaron en los albores del Imperio Romano en toda la cuenca del Mediterráneo, así como en el antiguo Irán, la Mesopotamia y, por cierto, en la India. De acuerdo a Mircea Eliade, se trataba de creencias religiosas que predominaron en la cultura e inclusive incidieron con suerte dispar en las grandes religiones monoteístas. En síntesis, las tradiciones gnósticas coinciden en calificar la creación del universo material como algo esencialmente malo, incluyéndose en tal categoría la corporeidad del ser humano. Esta creencia sostiene que el alma, en forma previa a su existencia corpórea, existe como parte de un todo divino. La encarnación supone un desprendimiento y caída de una “partícula” o chispa de divinidad y el olvido de aquella dignidad primordial, para ser encerrada en la “cárcel” del cuerpo. De ello resulta una antropología dualista: cuerpo y espíritu no forman una unidad sustancial sino que se escinden, sometiéndose el primero en forma incondicionada a los designios del espíritu. “Detrás de las leyes sobre los nuevos derechos hay una nueva religión”. Tal es el título de un comentario de Stéfano Fontana sobre una comunicación de Michel Pillon empero, de inmediato aclara: “Bien visto, esta religión no es nueva, pues ya habían pensado en ella los Cátaros en la Edad Media. La que ha sido llamada herejía albigense tenía por dogma fundamental la separación del espíritu, por esencia bueno y puro, del cuerpo, con el que podías hacer lo que quisieras, incluido suprimirlo con el suicidio (acto que recibía grandes alabanzas) o extenuarlo en los placeres más variados, con excepción de la procreación, juzgada malvada en sí misma”. El artículo hace un interesante repaso del proceso de los cambios legislativos en Francia e Italia, similares a los que se gestionan en esta parte del mundo. Respecto de la ley de matrimonio entre personas del mismo sexo, manifiesta: “(.) las investigaciones demuestran que son más favorables al matrimonio homosexual quienes se declaran “no creyentes”, aunque en realidad se remiten a una creencia colectiva: «Esta consiste en afirmar que en el matrimonio los cuerpos no tienen ninguna importancia». Se trata de una “verdad” que no es en absoluto evidente y que tampoco puede ser demostrada. ¿De dónde procede esta creencia colectiva?”. De la nueva religión, el “neocatarismo”, sostiene el autor. Del mismo modo “la PMA (reproducción asistida) y la GPA (útero de alquiler) empiezan a ser aprobadas. Se adivina que detrás de estas dos manipulaciones del cuerpo humano por un capricho del espíritu intenta imponerse un nuevo artículo de fe: que el cuerpo humano pueda ser vendido y comprado según su valor comercial”. En definitiva “la idea de que el cuerpo es un instrumento tiene por resultado, por ejemplo, la indiferencia a su sexualidad, (…) o el rechazo del propio cuerpo, con el derecho a cambiar de sexo o a elegir cuando morir; o incluso el rechazo de la vida autónoma del cuerpo, base de la interrupción voluntaria del embarazo”. Mircea Eliade afirma que el gnóstico puede derivar tanto en un ascetismo extremo como en una liberación de lo concupiscible, que recorre también un arco desde las técnicas sexuales y los ritos orgiásticos de las escuelas tántricas de la India a las orgías de las sectas gnósticas libertinas. Cabe aclarar que las creencias de cátaros y albigenses son las proyecciones medioevales más conocidas, junto a la alquimia, al hermetismo, y al teosofismo, de la gran matriz del pensamiento gnóstico, el que en sus líneas esenciales ha llegado a nuestros días con renovado vigor. En realidad, podría decirse que en la Posmodernidad está en proceso de constituirse en el pensamiento hegemónico, precisamente por la influencia de la ideología de género, de las “nuevas espiritualidades” y de diversas sociedades como las masónicas, que reivindican una tradición gnóstica. Aunque mucha gente no sepa que sus bases ideológicas son gnósticas, parafraseando a Monsieur Jourdain, el personaje de Moliére, muchos podrían exclamar “¡Por vida de Dios! ¡Más de cuarenta años que soy gnóstico sin saberlo! …”. La realidad pluricultural de nuestra sociedad, en la que tanto se ha insistido, conlleva la exigencia de evitar la imposición de cualquier uniformidad en lo que respecta a los contenidos y metodologías concretos de la educación sexual escolar, más cuando se basa en la arbitraria y científicamente insostenible afirmación de que la sexualidad es una construcción meramente cultural donde la corporeidad no tiene un papel fundamental. Autor: José Durand Mendioroz Fuente: La Prensa https://www.oropel.org/las-raices-gnosticas-de-la-ideologia-de-genero/1190/
  4. Ahora que se habla de legalizar la eutanasia, rescato un artículo de Juan Aparicio, político y periodista muy importante en la Falange, jonsista de primera de hora que acuñó el yugo y la flechas. Destaco en negrita algunas frases y enlazo algunos nombres propios que pueden suscitar las dudas del lector. Remarco algunas ideas del texto que me parecen interesantes y hago un pequeño desarrollo: ‒ La eugenesia y la eutanasia son aberraciones racionalistas. La ilustración y la guillotina suelen funcionar juntas. ‒ La eugenesia se propone acabar con las proles «defectuosas» pero al final acaba también con las proles sanas. Es un poco lo que está ocurriendo en nuestra época. ‒ Lo mejor es enemigo de lo bueno. En el fondo de la eugenesia, la eutanasia y el malthusianismo late una obsesión por la perfección, por la calidad, que acaba provocando la muerte cuando no se alcanza el listón. Dentro del ámbito contrarrevolucionario se ha convertido en un lugar común decir que preferimos la calidad a la cantidad. Como norma general puede ser correcta, pero no es aplicable a todos los casos y lo cristiano es buscar un equilibrio entre calidad y cantidad. Antes de preocuparse por la calidad, hay que preocuparse por la cantidad, pues es condición necesaria de la existencia. Esto es muy aplicable a las políticas de población y al drama que estamos viviendo con la ausencia de reemplazos generacionales desde hace varias décadas. La eugenesia es una obsesión por la calidad de la estirpe que, paradójicamente, acaba produciendo la muerte de la estirpe. Esto suele ocurrir cuando se le concede a la calidad un valor absoluto frente a la cantidad, o cuando se desprecia por completo lo material en nombre de lo espiritual. El cristianismo quiere que lo espiritual tenga amplia primacía sobre lo material, pero no desprecia las cuestiones materiales; antes bien, procura resolverlas para que podamos dedicarnos a lo espiritual. El desprecio absoluto por la materia y por la cantidad es típicamente gnóstico. En el fondo, el antinatalismo es una reformulación de aquella vieja idea gnóstica de que el mundo material fue creado por el Demonio, con lo que sería mejor no traer descendientes al mundo. Es sabido que los gnósticos evitaban tener descendencia y practicaban métodos anticonceptivos, en especial aquellos que hoy se denominan eufemísticamente «planificación familiar natural» en ciertos ambientes católicos. Hemos metido el enemigo en casa. ‒ La eutanasia es una extensión del mismo razonamiento que concede un valor absoluto a la calidad: si una vida no cumple determinados requisitos de calidad, es indigna de ser vivida, con lo que conviene acelerar la muerte.
×