Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'ecologismo'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Main forums
    • Current debate
    • The pending Spain
    • Memory of the Spains
    • Controversial issues
    • Spanish coffee
    • Community support
  • Spanish heart
  • Corazón Montañés's Temas nuevos
  • English-speaking community's English-speaking forum
  • Coração Brasileiro e Luso's · Fórum do Brasil e a Lusofonia
  • Corazón Mexicano's · Foro de México
  • Corazón Puertorriqueño's Foro de Puerto Rico
  • Corazón Argentino's · Foro de Argentina
  • Fuero de las Alemanias.'s Foro Hispano-Alemán
  • Corazón Católico's Foro Católico

Categories

  • Opinión
  • España
  • Hispanoamérica
  • Internacional
  • Historia y patrimonio
  • Política
  • Religión e Iglesia
  • Geopolítica y estrategia
  • Pensamiento y filosofía
  • Ciencia y tecnología
  • Naturaleza y medioambiente
  • Artes y cultura
  • Web information

Categories

  • Spanishness and contemporary world
    • News and contemporary world
    • The future of the Spanishness
    • Memory of the Spanishness
  • Talk and entertainment
    • Art and culture
    • Science and Technology
    • Faith and religion
    • Education and formation
    • Thought and philosophy
    • Nature and environment
    • Travel and tourism
    • Music and movies
    • Sports and shows
    • Data and curiosities
  • Fuero de las Alemanias.'s Videos
  • Corazón Católico's Videos

Blogs

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Found 4 results

  1. Vanu Gómez

    El discurso conservacionista

    Digan lo que digan los "conservacionistas" acerca de la famosa desertización y degradación natural... lo cierto es que llevamos décadas de crecimiento continuo de la masa forestal en España -y en otros lugares, pero me centro en nuestro país- asociada a la despoblación rural. Hay lobbies o movimientos que pretenden favorecer este proceso e invierten todo lo que pueden en propaganda para influenciar las políticas. No creo que exista una voluntad decidida de revertir este proceso porque se busca la resilvestrización del campo español. Es el concepto que los anglos han venido a acuñar con la palabra "rewilding". Existen asociaciones piloto que buscan promover este "movimiento" y colaboran con otras que vienen actuando en otros frentes, como por ejemplo la recolonización de lobos, osos, etc, el veganismo, la criminalización de la ganadería, incluída la extensiva, el adoctrinamiento en los colegios de estas ideas, etc, etc... Mirad ejemplos como estos, bastante recientes por cierto, a no mucha distancia de la villa de Potes: Episodios como estos se vienen repitiendo con mayor frecuencia... alguien cree que cualquier población humana puede vivir tranquila en estas circunstancias? qué sucederá cuando la percepción de peligro de la gente lleve a intentar controlar estas poblaciones? efectivamente... surgirán movimientos de urbanitas oponiéndose a la "autodefensa" de las poblaciones locales... podríamos llegar al límite de que la opinión pública acabe presionando para que aún más familias abandonen su entorno. Todos son mensajes enternecedores y de complicidad: https://www.elcomercio.es/asturias/video-enternecedoras-imagenes-oso-rescatado-santo-adriano-20190601013521-nt.html A los niños de zonas urbanas y también en los colegios de las zonas afectadas se las adoctrina sin reparos y sin mostrar la otra cara de las monedas: https://www.europapress.es/cantabria/canabria-sostenible-00437/noticia-fundacion-oso-pardo-pone-marcha-programa-educativo-huella-20190430165146.html Yo llevo años notando además el enquistamiento y radicalización del discurso de los movimientos "conservacionistas" contra los paisanos, a los que criminalizan de la forma más despectiva, la difamación está siendo brutal. El célebre chaval asturiano que está viralizando vídeos es uno de las pocas voces de expresión que se está viendo desde el punto de vista local a este fenómeno. Hay un verdadero sentimiento de persecución y de que hay voluntad de barrer su forma de vida del mapa. A los que acusan a esta gente de quemabosques... les diría que echen un vistazo a las estadísticas del IFN (inventario forestal nacional) para ver la evolución de las masas forestales... igual ahí vemos un poco mejor el cuadro de lo que está sucediendo. Por cierto, por mal camino van todos esos "patriotas" que han comprado el discurso conservacionista si se olvidan lo fundamental que es para la estrategia nacional el garantizarse un mínimo de capacidad en autarquía alimentaria de cercanía.
  2. El Animalismo se puede entender con una ideología con varios objetivos: 1. Desviar el canal de afectividad de las familias, hombres y mujeres hacia los animales en vez de hacia sus semejantes y sus hijos. Tirando así por la borda este importante motor afectivo vital y destruyendo los vínculos de la sociedad, además de reducir la demografía. 2. Reducir nuestra confianza como especie. Obligarnos a seguir así un perfil "bajo" frente a otras especies, limitando de forma general, filosófica incluso, nuestra capacidad de proyección en su más amplio sentido. Esto se representa como una vuelta al Neolítico y a los dioses con cabeza de animal. 3. Destruir la capacidad productiva (agroganadera) de las Naciones. Se me ocurre que este es un ataque especialmente grave contra países con grandes cabañas de ganado como Argentina o Brasil. 4. Plantear una moral degenerada. Si el animal es la norma, los comportamientos irracionales, tribales (la jauría) y sanguinarios serán la norma y así está justificada la depredación de todo tipo. 5. Plantear también una corporeidad degenerada. Con la norma estética animal, los cuernos, los rabos, los cerebros de pequeño tamaño, y en general las cualidades no humanas se presentan como opcionales o incluso superiores. Esto me recuerda a la Máquina del Tiempo de Wells y la conversión del hombre en dos especies degeneradas; una inteligente pero físicamente animaloide y monstruosa; otra físicamente humana pero intelectual, moral y culturalmente reducida a algo peor que roedores.
  3. En una de las publicaciones de la cuenta prorrusa de la que informó Jara y Sedal, publicitan un artículo de ESDIARIO donde se habla de las posibilidades de que el PACMA saque algún eurodiputado y representantes en las próximas elecciones. A la publicación responde un usuario, un tal Manuel Rodríguez, diciéndoles lo siguiente: "Por qué apoyáis a Pacma desde esta página? Sigue siendo un partido de izquierdas y abierto a todas las mafias del globo homo. Y sobre su defensa de los animales quedó bastante clarito que les importa 3 cominos cuando montan en cólera por el toro de la Vega y sudan a cuatro manos de los miles de corderos degollados cruelmente en las fiestas musulmanas oficiales de Ceuta y Melilla. No me fío un pelo de esa gente." La contestación que da el administrador de la página Despierta España - Despierta Europa al usuario que les interroga acerca del apoyo al PACMA, es la siguiente: Apoyamos al PACMA porque apoyamos la causa animalista. Lo que dices es mentira. PACMA denuncia TODAS las formas de maltrato animal sin excepciones, y ha denunciado el Halal en su web, en su perfil de facebook, y en comunicados públicos en numerosas ocasiones, pidiendo su prohibición. Es al revés, son otros los que atacan al Halal sólo por ser una fiesta musulmana y no por el maltrato animal pues callan ante otros festejos igualmente dañinos y reprobables. Pero no se trata de una respuesta ilógica ya que en el mundillo identitario, también existe una cierta conciencia animalista, heredada de la concepción naturalista del nacional-socialismo, contando incluso con organizaciones similares al PACMA, que difunden esa ideología y llevan años intentando recuperar las posiciones que, históricamente habían perdido en la sociedad, como consecuencia del surgimiento del ambientalismo moderno a partir de los pasados años 70. En España, organizaciones como PECTA (Patriotas Españoles Contra la Tortura Animal), de inspiración nacionalsocialista, o DANR (Defensa Animal Nacional Revolucionaria) que se definen como “Cristianos Tradicionalistas”, y están vinculadas con la Nueva Derecha, serían las más activas actualmente aunque no sean las únicas, por ejemplo, esa misma cuenta de Facebook que da origen a este hilo, lleva en su avatar el logotipo de una de esas organizaciones, montada sobre una bandera rusa. Dicha organización es "Resurgir", de corte nacionalista carpetano (http://terracarpetana.blogspot.com/). En Europa existe igualmente un nutrido grupo de organizaciones animalistas de ultraderecha. Aunque el naturalismo tenga su origen histórico en la Grecia clásica y vuelva a resurgir en el Renacimiento, no es hasta la interpretación que se le da al en el ámbito de la ilustración, que comienza a tomar la forma que tiene actualmente. En España concretamente en tiempos de Carlos III, cuyo legado más importante en ese sentido es el Real Jardín Botánico de Madrid. Y desde entonces ha sufrido varios cambios y evoluciones que han llegado hasta nuestros días en la forma actual que conocemos. Hay que entender que, actualmente, la mayor parte de estas organizaciones surgen como reacción al liderazgo que las organizaciones de inspiración progresista, le dan a la ecología ambientalista a partir de los años sesenta y setenta del pasado siglo, cuando se funda el Club de Roma, y posteriormente se celebra "La Cumbre de la Tierra" en la Conferencia de las Naciones Unidas de Estocolmo en 1972, dando inicio al ecologismo moderno y sentando las bases del neomalthusianismo actual. En aquellos años surgen tres corrientes de pensamiento ambiental: Los conservacionistas, los institucionalistas y los radicales. Esencialmente, los primeros son los más cercanos al conservadurismo político y defienden la idea de que debe existir un equilibrio entre ecologismo y capitalismo, asumiendo la necesidad de proteger la naturaleza por motivos éticos y estéticos, y estableciendo para ello principalmente y desde los propios gobiernos, reservas naturales y medidas económicas, que impidan el desequilibrio ambiental. Los segundos, es decir los institucionalistas, tienen una orientación política de carácter más progresista y son la fuente principal del ecologismo moderno. Defienden la idea de que, para proteger la naturaleza, hacen falta instituciones independientes que operen por encima de los intereses económicos y políticos de poder, que de alguna forma la desequilibran. Su objetivo es defender y proteger el medio ambiente, realizando campañas de concienciación social que obliguen a adoptar políticas de protección medioambiental. De ellos nace lo que posteriormente sería todo el mundo de las ONG´s ecologistas que hoy conocemos: Greenpeace, Ecologistas en Acción, SEO Birdlife, Amigos de la Tierra, WWF, etc. En España, esta corriente es la que coge las riendas del ambientalismo, gracias a un movimiento de oposición a un proyecto franquista de finales de los 60, que pretendía convertir Doñana en un inmenso arrozal para fomentar el desarrollo económico de Andalucía. Es entonces cuando surge ADENA, que inicialmente se compone de reconocidos naturalistas, científicos y empresarios de la época quienes, ayudados y promovidos por el WWF, logran finalmente detener el proyecto y reconducirlo hasta convertir Doñana en un Parque Nacional. Poco a poco, tras la muerte del dictador y gracias también al apoyo que reciben de la Corona en época socialista, WWF/Adena irá asumiendo un papel protagonista en España y adoptando posiciones cada vez más progresistas, aunque se trata de la institución que mejor ha logrado posicionarse a caballo entre el conservacionismo y el institucionalismo, derecha e izquierda. No obstante el propio WWF tiene su origen entre las élites y la nobleza anglo-holandesa y hay teorías que apuntan a que se trata de una institución, que dichas élites crean para proteger sus intereses en los países donde opera. Hablamos, como no, de la Corona de Inglaterra ya que el príncipe Felipe de Edimburgo fue uno de los socios fundadores. De la dinastía de los Oranje-Nassau, pues el Príncipe Bernardo de Holanda fue otro socio fundador del WWF, además de fundar también el Rotary International o el Club Bilderberg. De la mismísima familia Rockefeller pues, el propio Godfrey Anderson Rockefeller estaba igualmente entre los fundadores del Fondo Mundial para la Naturaleza. Además de otros personajes curiosos como el reconocido eugenista británico Julian Huxley, hermano de Aldous Huxley; Del también hermano del explorador de la Antartida Sir Robert F. Scott, que fue el creador del conocido logotipo del oso panda, Peter Scott; O de los ornitólogos británicos Edward Max Nicholson y Guy Mountfort. Como puede verse, todo entronca directamente con el pensamiento eugenista y con un "ambiente" que nada tiene que ver con el "perroflautismo melenudo" actual del movimiento ecologista de calle, que todos más o menos conocemos. Si hiciéramos una exposición del origen y composición de los grupos ecologistas de mayor renombre internacional, nos quedaríamos sorprendidos, aunque basta con citar a este para hacernos una idea. Finalmente existe una tercera corriente de pensamiento que surge en aquellos años, y son los radicales. Tienen su origen básicamente en grupos anarquistas y de la izquierda radical, que comienzan a organizarse en grupos, en principio para realizar acciones de protesta, aunque poco a poco van tomando derroteros paramilitares, casi siempre con objetivos de sabotaje y acciones violentas contra intereses capitalistas. Fue la base de lo que comúnmente se conocen como grupos ecoterroristas, que sobre todo en EEUU han tenido mucha actividad y de la que Earth First fue uno de los más conocidos e importantes. De estos inicios surgieron posteriormente varias corrientes, de entre las que destacaría el Movimiento por la Liberación Animal, que es la base sobre la que se sustentan los diferentes grupos y partidos animalistas que hoy conocemos, algunos radicalizados y otros institucionalizados como el caso de PACMA. En definitiva, el vínculo que une todo esto es el eugenismo capitalista, capaz de articular, si se quiere, una pinza roji-parda en la que aparentemente confluyen intereses divergentes de ultraizquierda y ultraderecha, aunque curiosamente con la meta última de "conservar" el status quo que está ocasionando la destrucción de la Creación, es decir, la continua destrucción de los valores morales sobre los que el hombre se arma de fuerza para dominar la tierra y mantener el equilibrio natural de las cosas. * * * El feminismo es junto al ecologismo, una de las dos teorías desde la que toman fuerza todas esas corrientes críticas en la sociedad de los años sesenta, década en la que despunta también el "género" como teoría social de la izquierda. Si el ecologismo bebe de conservacionistas e institucionalistas, que a su vez representan a conservadores y socialistas en el campo de la política, el animalismo por su parte bebe de los radicales, que representan a anarquistas y movimientos anticapitalistas de derechas e izquierdas, pero ambas concepciones tienen una base común y tienden a su vez a una sola teoría unificadora llamada ecofeminismo, cuyo objetivo principal es el control del capital. El ecologismo actual, como movimiento social, nace alrededor de la segunda mitad de los sesenta, cuando el superpetrolero de la British Petroleum, Torrey Canyon, encalla frente las costas del sur de Inglaterra y provoca un desastre natural sin precedentes que afectó a también a Francia. Es en ese momento cuando, divulgada la catástrofe por los cada vez más poderosos medios de comunicación, surge la necesidad de articular una necesaria respuesta ante el riesgo de posibles catástrofes ulteriores, provocadas por el fuerte desarrollo industrial que estaban teniendo los dos modelos económicos en pugna por aquella época, libre mercado y comunismo. La izquierda política, auspiciada entonces por la URSS, vio en aquel desastre un filón y se puso a trabajar a marchas forzadas para instrumentalizar políticamente el naturalismo. Puede decirse que si el nacional-socialismo fue el padre ideológico, la URSS fue la madre que parió al ecologismo actual, al ser la fuente de las corrientes de pensamiento que trataban de demonizar la tecnología nuclear para frenar el desarrollo de occidente y crear así un nuevo orden de dependencia energética, especialmente en Europa, que saciara a su vez las necesidades de financiación soviéticas. Como consecuencia de este nuevo ataque ideológico de procedencia soviética, Occidente responde fundando el Club de Roma, del que ya he hablado anteriormente, y que básicamente consistía en una organización no gubernamental, cuyo supuesto objetivo era el de mejorar a largo plazo el mundo futuro, desde una perspectiva holística e interdisciplinar, aunque ya es bien sabido que, tras ese bonito discurso, se ocultaban otros intereses no tan nobles como los de la industria energética. El Club de Roma lo fundan en la citada capital italiana, el empresario italiano gerente de la FIAT, Aurelio Peccei, y un científico escoces miembro de la Real Orden del Imperio Británico llamado Alexander King, quienes con la financiación de David Rockefeller y junto a una treintena de científicos, economistas e industriales europeos, en el marco de la política geoestratégica de los EEUU, que entendía como un problema grave el crecimiento poblacional de los países comunistas, logran poner en marcha el proyecto elaborando un primer informe que se encarga al MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), publicado en 1972 con el título "Los límites al crecimiento". La consecuencia de la publicación de aquel informe, fue la puesta en marcha ese mismo año de "La Cumbre de la Tierra”, la primera gran Conferencia de Naciones Unidas sobre medio ambiente, celebrada en Estocolmo y origen de las políticas ambientales internacionales que se han seguido hasta la actualidad. A continuación vino la primera crisis del petróleo. De los orígenes y evolución del feminismo ya hemos hablado en otras ocasiones y no creo que haga falta sobreabundar en ellos pero, como vemos hoy con sus políticas del gas y del petróleo de los que ya hemos hablado también en otros temas, los intereses de Rusia siempre andan tras las bambalinas de muchas de las ideologías que abundan y aparentemente nada tienen que ver con esa nación en Occidente.
  4. El manifiesto de la Plataforma por la Ganadería Extensiva y el Pastoralismo me parece un buen resumen de lo que hemos venido comentando en el desarrollo de todo el hilo, aunque creo que, quizás se hace poco hincapié en que, la clave del asunto es sin duda buscar soluciones capaces de devolver al entorno rural su principalidad como fundamento de la gestión territorial y la actividad social. Sin ese objetivo cualquier medida local o parcial que se acometa, tarde o temprano tiende a fracasar. No se trata solo de promover el pastoreo extensivo o subvencionar esta o aquella actividad rural, nos guste o no el ser humano es el factor equilibrante (o desequilibrante) de todos los ecosistemas. No se le puede entender como una realidad al margen pues su función es la de ser piedra angular. El hombre y la tierra están unidos entre sí como lo están el marido y la mujer pues el hombre mismo es parte de la tierra ya que estamos hechos de los mismos átomos y materia que ésta, y ha venido modelándola desde tiempo inmemorial por tanto, es imprescindible que nos demos cuenta de esa realidad cuanto antes y comencemos a reconstruir ese equilibrio perdido que ocasiona tantos problemas y desajustes a todos los niveles, ambientales y sociales. En algunas ocasiones hemos hablado de ese principio gnóstico de la dualidad, que pretende separar la materia del espíritu en la concepción de nuestras vidas. Se trata lamentablemente de una distorsión conceptual que está en la base del pensamiento moderno de nuestras sociedades, y de alguna forma ha propiciado el propio abandono del mundo rural y el éxodo a las ciudades, como ideal de prosperidad. El mundo rural ha sido abandonado porque en definitiva representa la materia finita de la que estamos hechos, imponiéndonos límites e impidiéndonos alcanzar todos esos objetivos económicos y sociales que las diferentes ideologías han interpuesto entre nuestro ser sustancial y la realidad material de nuestras vidas, por tanto, lo hemos descartado en la medida que no alcanza a producir toda esa riqueza infinita que pretendemos encontrar en el nuevo paradigma urbano construido enteramente a imagen y semejanza de nuestras propias ideas y caprichos. Se trata de la antesala de la realidad virtual hacia la que nos dirigimos. La ecología ambientalista ha tratado hasta ahora de abordar los problemas ecológicos, señalando las posibles causas, los efectos y los culpables o poniendo parches aquí y allá que no alcanzan a resolverlos sino puntualmente y de manera transitoria, hasta que se produce una nueva fractura del equilibrio que obliga a tomar nuevas medidas. Esto ha generado toda una nueva industria de la conciencia ambiental, que permite mantener sociedades urbanas cautivas de la culpa por haber provocado esas fracturas y prestas a pagar las nuevas indulgencias que les rediman la conciencia; tasas, impuestos, inversiones, etc. Por supuesto se trata de un pago que no puede realizarse sino desde el propio entorno urbano, por ser el que mayor rendimiento monetario produce, y por tanto obligando a esas sociedades a perpetuarse en ese mismo entorno, ocasionando así un mayor y más grave distanciamiento entre el hombre y el medio que debe administrar, cosa que origina nuevos desequilibrios y fracturas. Se trata de un ciclo perverso que se retroalimenta y a medida que lo hace, va destruyendo la propia naturaleza, material y espiritual, de la vida. Es necesario por tanto abandonar esa visión ecologista parcial, interesada y preñada de dualismo gnóstico, y adentrarse en otra concepción ecológica mucho más radical y profunda de carácter integral. Una concepción donde el hombre es parte integral del medio y debe ser entendido como un actor fundamental y a la vez dependiente del mismo, es decir, una concepción católica, universal. El Papa Francisco le dedica todo el capítulo 4 de su encíclica "Laudato Si" a la ecología integral, y respecto a esa visión separada que actualmente existe entre la sociedad y el medio, afirmaba concretamente en el numeral 139: "139. Cuando se habla de «medio ambiente», se indica particularmente una relación, la que existe entre la naturaleza y la sociedad que la habita. Esto nos impide entender la naturaleza como algo separado de nosotros o como un mero marco de nuestra vida. Estamos incluidos en ella, somos parte de ella y estamos interpenetrados. Las razones por las cuales un lugar se contamina exigen un análisis del funcionamiento de la sociedad, de su economía, de su comportamiento, de sus maneras de entender la realidad. Dada la magnitud de los cambios, ya no es posible encontrar una respuesta específica e independiente para cada parte del problema. Es fundamental buscar soluciones integrales que consideren las interacciones de los sistemas naturales entre sí y con los sistemas sociales. No hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental. Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza." Cualquier intento de abordar los problemas desde la óptica moderna actual, sin duda va a generar nuevos problemas en la medida que ésta descarta la presencia humana en la naturaleza como algo beneficioso, tanto para ésta como para nosotros mismos. La dualidad al fin se revela en una antítesis perversa imposible de conciliar: El hombre destruye y la naturaleza limita su deseo de progreso infinito. ¿Cómo puede esto superarse? La respuesta que ofrecen las diferentes ideologías pasan todas en definitiva por domesticar al hombre equiparándolo al animal, y convertir la naturaleza en los barrotes de una prisión conceptual que le impide tomar conciencia de su verdadero ser. Si no tomamos conciencia del verdadero problema, de la causa última que está tras las cosas aparentes, no podremos emprender una búsqueda de soluciones con garantías reales de éxito. Hay que tomar conciencia de que somos parte inseparable de la naturaleza y devolver al hombre a su medio para que pueda gobernarlo y administrarlo en beneficio del bien común. La ecología integral es algo inseparable de esa noción y debe abarcar no solo las relaciones humanas de equilibrio con el medio natural, sino también las relaciones económicas, sociales, culturales, familiares y de diaria convivencia en nuestros pueblos y ciudades. Se trata de volver a descubrir y entender la inmensa riqueza y complejidad de la Creación de la que somos parte, y ponernos manos a la obra para que el ser humano pueda prosperar y ser feliz en el medio que ha garantizado durante milenios su propia existencia.
×